Posteado por: Javier | octubre 25, 2010

Sí, sí había armas de destrucción masiva

Wikileaks, la web ensalzada por el dictador cubano Fidel Castro por sus filtraciones sobre la guerra de Afganistán, asegurando que habría que “hacer una estatua” a la iniciativa, pese a que organizaciones tan poco sospechosas de apoyar al Ejército de Estados Unidos como Amnistía Internacional o la organización financiada por George Soros Open Society Institute expresaron su preocupación por la publicación de los nombres de afganos que han colaborado con los militares estadounidenses, lo que podría provocar represalias por parte de los talibán, nos ha deparado varias sorpresas este fin de semana.

Esto no lo miren en El Plural, ni en otros medios españoles, no encontrarán nada.

Según se ha hecho eco el blog Barcepundit y se puede observar en la web wired.com, los archivos secretos destapados por Wikileaks sobre Irak certifican que desde 2004 los soldados norteamericanos descubrieron y documentaron armas de destrucción masiva pertenecientes al régimen de Sadam Hussein.

Tras la caída de Sadam, las tropas norteamericanas continuaron encontrando armas químicas, laboratorios y miembros de la insurgencia especializados en toxinas. Estos documentos no muestran evidencia alguna de la existencia de un programa de armas de destrucción masiva por parte del régimen de Sadam, pero las armas químicas no habían desaparecido en ningún momento de Irak.

Buena parte de los arsenales de Sadam fueron destruidos tras la guerra de 1991, pero el resto permaneció en el país. La información de Wikileaks señala que terroristas, muy probablemente de Irán, han acudido a estas reservas durante el conflicto iraquí para preparar sus propios agentes letales.

En agosto de 2004, las fuerzas norteamericanas compraron en el mercado negro unos contenedores que contenían armas químicas como gas mostaza, azufre líquido y otros tóxicos. Las tropas testaron el líquido e informaron de los “resultados positivos“. A continuación, los documentos señalan que procedieron al “triple sellado de los contenedores y su posterior transporte a un lugar seguro fuera de la base“. Tres meses después, mientras la batalla de Faluya estaba en pleno fragor, en el norte de Irak, exploradores del ejército norteamericano descubrieron que alguien había intentado saltarse el triple sellado de los complejos de almacenamiento de armas químicas. El sellado parece intacto, pero alguien ha intentado entrar en los bunkers”, aparece escrito en los documentos de Wikileaks. Precisamente en Faluya, en uno de los barrios del sureste de la ciudad, los soldados norteamericanos informan de que han pasado por “una casa con un laboratorio químico. Las sustancias encontradas son similares” a las encontradas en un laboratorio químico anteriormente desmantelado.

Tres años después, en 2007, las tropas de EEUU continuaron encontrando armas de destrucción masiva en la ciudad. Un informe de un vehículo blindado Buffalo reportaba la siguiente transcripción: “Hay cartuchos de 155mm llenos de un líquido desconocido, varios de los cuales tienen una fuga de una sustancia que parece alquitrán negro“. Tras unas pruebas iniciales poco concluyentes, más tarde “los cartuchos dieron positivo para gas mostaza“.

En los cientos de miles de registros que Wikileaks tiene sobre la guerra de Irak hay cientos de referencias a las armas químicas y biológicas. La mayoría son informes de inteligencia o sospechas iniciales de armas de destrucción masiva que no resultaron ser tales. Pero los informes señalan que incluso ahora, tras el final de la guerra, las armas de destrucción masiva siguen siendo desenterradas. Otro de los documentos de Wikileaks dice que las tropas estadounidenses se encontraron al menos 10 cartuchos que dieron positivo por agentes químicos. “Estos cartuchos pertenecen al régimen de Sadam, debido a la ubicación pueden ser de AQI (de Al Qaeda en Irak). Sin embargo, los cartuchos están en muy mal estado y no parece que se hayan movido durante mucho tiempo“, dice el informe.

By late 2003, even the Bush White House’s staunchest defenders were starting to give up on the idea that there were weapons of mass destruction in Iraq.

But for years afterward, WikiLeaks’ newly-released Iraq war documents reveal, U.S. troops continued to find chemical weapons labs, encounter insurgent specialists in toxins, and uncover weapons of mass destruction.

An initial glance at the WikiLeaks war logs doesn’t reveal evidence of some massive WMD program by the Saddam Hussein regime — the Bush administration’s most (in)famous rationale for invading Iraq. But chemical weapons, especially, did not vanish from the Iraqi battlefield. Remnants of Saddam’s toxic arsenal, largely destroyed after the Gulf War, remained. Jihadists, insurgents and foreign (possibly Iranian) agitators turned to these stockpiles during the Iraq conflict — and may have brewed up their own deadly agents.

In August 2004, for instance, American forces surreptitiously purchased what they believed to be containers of liquid sulfur mustard, a toxic “blister agent” used as a chemical weapon since World War I. The troops tested the liquid, and “reported two positive results for blister.” The chemical was then “triple-sealed and transported to a secure site” outside their base.

Three months later, in northern Iraq, U.S. scouts went to look in on a “chemical weapons” complex. “One of the bunkers has been tampered with,” they write. “The integrity of the seal [around the complex] appears intact, but it seems someone is interesting in trying to get into the bunkers.”

Meanwhile, the second battle of Fallujah was raging in Anbar province. In the southeastern corner of the city, American forces came across a “house with a chemical lab … substances found are similar to ones (in lesser quantities located a previous chemical lab.” The following day, there’s a call in another part of the city for explosive experts to dispose of a “chemical cache.”

Nearly three years later, American troops were still finding WMD in the region. An armored Buffalo vehicle unearthed a cache of artillery shells “that was covered by sacks and leaves under an Iraqi Community Watch checkpoint. “The 155mm rounds are filled with an unknown liquid, and several of which are leaking a black tar-like substance.” Initial tests were inconclusive. But later, “the rounds tested positive for mustard.”

Bien, entonces, si el Ejército de Estados Unidos tenía constancia de la existencia de armas de destrucción masiva en Irak, ¿por qué nunca lo hizo público? Según wired.com, la cantidad encontrada no permitiría a la Administración Bush acallar las sonoras críticas internacionales sobre este particular.

Dicho sea de paso, ahora, en el diario digital progre de Sopena, aparte de omitir esto, se llevan las manos a la cabeza por la muerte de 109.032 personas, 66.000 de ellos civiles, pero ¿dónde queda el millón y medio del que se ha hablado durante años? Aparte de la poca pena que causa la muerte de varios miles de esbirros de Sadam, en cuanto a los estrictamente civiles, porqué no decir que los documentos demuestran que cerca de 30.000 han muerto en atentados islamistas, muchos de ellos a manos de otros iraquíes, o que esas cifras incluyen fallecidos en incidentes no bélicos, o que los detenidos que sufrieron torturas, a manos de iraquíes, se alegraban cuando eran transferidos a la custodia de fuerzas estadounidenses, o, incluso, que prueban la participación de Irán en el conflicto (incluyendo el suministro de armas químicas) junto con la de Siria, algo que lo críticos siempre habían dicho que no era más que una excusa de los Estados Unidos. Por cierto, esto último pone aún más en relieve la soberana estupidez de pretender entablar una Alianza de las Civilizaciones con estas tiranías, cuyos objetivos, en no pocas ocasiones, coinciden con los de Al Qaeda, una gran patraña para engañar a Occidente.

¿Será que, el, hasta ahora, encumbrado y glorificado como icono de la libertad de expresión, Julian Assange, fundador de Wikileaks, finalmente, ha resultado ser un agente encubierto de George Walker Bush y los neocon?

En todo caso, el sesgo marcadamente ideológico, omitiendo todo esto último, con el que se han analizado y tratado las filtraciones, muestran que con esto se sobrepasa lo que es la investigación periodística hasta caer casi en lo que podría considerarse una estrategia para debilitar la política norteamericana (y occidental, por extensión) de defensa y seguridad. Que a más de un paniaguado y tonto útil esto le parezca muy bien no quita seriedad al asunto.

Anuncios

Responses

  1. Jeje, ¡qué bueno Javier! Vamos recuperando la normalidad – ¡esta es nuestra batalla! No comento mucho de la sustancia del artículo porque ya lo había leído en otros sitios – lo que sí quiero comentarle es que ahora tenemos que ser duros con esta batalla y exigir que se tomen medidas contra wikileaks. Barcepundit sí que tiene una buena bitácora de la línea auténticamente derechista de los nuestros.

    Hay que frenar a wikileaks – tome nota caballero:

    Wikileaks NO ES una organización periodística – es una empresa criminal. Su razón de ser es obtener documentos secretos de la seguridad nacional de los EEUU y diseminarlas a los enemigos de la OTAN.

    Esas acciones violan la ley contra el espionaje de los EEUU y ofrecen apoyo material a los terroristas. Hay que cerrar la página web y enjuiciar a llevar a sus fundadores a la justicia inmediatamente.

    EEUU y sus aliados deben dejar BIEN CLARO que NO SE TOLERARÁ que NINGÚN país, sobre todo dentro de la OTAN como Bélgica e Islandia ofrezcan cobertura a estos criminales comunes que ponen la vida de las tropas en peligro.

    Más allá de que puede morir gente inocente, es más que probable que tengamos menos aliados si saben que se filtrará información.

    Assange tiene una culpa moral y Obama tiene una responsabilidad moral a la hora de frenarle antes de que haga más daño.

    Assange no es ciudadano de EEUU y está operando fuera de ese territorio.

    Por lo tanto, el gobierno americano tiene muchísimas opciones sobre la mesa.

    Puede utilizar los servicios de inteligencia y las FFAA para capturar a Assange, procesarle, y clausurar su organización criminal.

    Lo primero que hay que hacer es imputarle pero sin que él lo sepa y así es más fácil capturarle.

    Assange cree que no le pueden detener fuera de los EEUU. Es medio “gitano”, circula mucho.

    Además, el FBI ha determinado que una detención en suelo extranjero, que viole el “derecho internacional” no es una violación de la 4a Enmienda. EEUU no necesita pedir permiso a Europa para nada.

    No sólo vale con detener a Assange – hay que recuperar todos los documentos que ellos poseen de forma ilegal y desactivar esa web que él ha construido ilegalmente para repartir información clasificada.

    Perdón por el comentario largo pero es así — sumémosno a esta batalla.

    saludos

  2. Al Assange, en lugar del “holandés errante”, pudieran ponerle el “australiano errante” y sí lo de este friki he dicho que es una estrategia de debilitamiento pero es un delincuente común, el enemigo desde dentro que se presenta como “adalid del periodismo combativo”.

    Hoy ha resultado y dado la casualidad de que lo filtrado ha confirmado que había armas de destrucción masiva en Irak pero es que, incluso eso, eran DOCUMENTOS CONFIDENCIALES, cada minuto que esa web siga abierta es una posibilidad más de que los terroristas tengan su hoja de ruta para atentar contra las tropas no solo americanas, sino de todos los países. Si no se recuperan los documentos, otro listillo vendrá que los colgará en una Wokileaks o Wakileaks que cree al efecto.

    “Barcepundit”, sí, está bastante bien, además, allí se encuentran muchas noticias y enlaces, al actualizar a diario.

  3. Javier – tenemos que seguir esta historia de cerca y “ensañarnos” hasta su captura y enjuiciamiento. Yo quisiera que hubiése usted visto algunos hilos de sus seguidores: terroristas en potencia, quintacolumnistas ¡y no pueden ganar esto! Ahora toca preguntarse que hará Bobama: ¿seguir sentado o por una vez hacer su trabajo?

    EEUU debe convocar a sus aliados YA y si hace falta, sanciones a Islandia y bloqueo a acuerdos con la UE. Yo me siento muy orgulloso de haber apoyado la guerra en Irak – no pierdo el sueño – hicimos lo correcto y tenemos razón. ¡Hay que darles una lección ejemplar!

    Por cierto, he encontrado un vídeo GENIAL de la Dama de Hierro defendiendo al Estado (en lo que tiene que funcionar, ojo) y defendiendo reducir la inflación, los sindicatos, el monetarismo, y el ORDEN PÚBLICO así como las Malvinas. Qué envidia me da no tener una mujer así en España. Ah pero no, Thatcher era socialista por defender que el gobierno sí tiene funciones legítimas como la defensa, controlar la inmigración, mantener la inflación bajo control y reducir el gasto público así como los impuestos a los empresarios.

  4. Me imagino que sus fans serán no solo terroristas en potencia, verdaderos criminales quintacolumnistas también, aparte, habrá bastante atontado, de esos cretinos que se emocionan pensando en que están descubriendo y desvelando la enésima conspiración judeo-masónico-capitalista-fundamentalista-cristiana que mueve, en la sombra, los hilos de este mundo.

    Lo de Islandia no tiene nombre, como suele ser habitual en los gobiernos nórdicos, siempre buscando lo políticamente correcto. Es un miembro de la OTAN que es más una carga que una ayuda.

  5. Sin embargo hoy tenemos a un pepero barato diciendo que wikileaks debe investigar a Rubalcaba y eso es “libertad de la información” – eso le demuestra lo asquerosos que son en el PP – un patriota jamás pediría que una empresa EXTRANJERA investigue a un político de su país – eso le corresponde a los ciudadanos y a los tribunales, no a Wikileaks y a terroristas informáticos.

    Dicen que Rubalcaba no va a generar empleo. Vale, ¿y ellos sí?

    Qué asco estoy sintiendo hacia el PP cada vez más.

  6. ¡Dios mío! Pero en qué estado está la derecha (si es que se le puede llamar así) política en España. Es un ignorante de tomo y lomo, y eso sí, no hay que pensar que este tipo de atontados que he dicho están solo en la izquierda: en la derecha abundan muchísimo.

    Y veo que es González Pons, con lo que hay poco más que añadir. Dice el paniaguado que esos maleantes investigan “aquello que el poder no quiere que sea desvelado” y que “Rubalcaba es el candidato a la siguiente investigación de Wikileaks si apostamos por la libertad de información y por el esclarecimiento de todas las verdades allí donde hay una democracia”.

    Desvelar y esclarecer a los terroristas los datos y los movimientos de nuestras tropas en Afganistán, por ejemplo.

    He estado mirando la IV Enmienda y sí, el sentido parece ser residentes en EEUU sean de la nacionalidad que sea. Y este es el australiano errante.

  7. No le entiendo el sentido a este artículo. La filtración solo demuestra que la única razón por la que se invadió Iraq fue para hacerse con el control de sus reservas petrolíferas. Porque, evidentemente, unas armas de IGM son un mero matacucarachas (con todo el respeto a las victimas de Sadam) comparadas con el armamento estadounidense, por lo que, desde luego, EEUU no intervino xq se sintiese “amenazada” por Iraq.

  8. Francisco:

    Aunque con un poco de retraso, ahora que he reparado en que su comentario se me había quedado sin responder: suponiendo que lo del petróleo, como se ha repetido una y otra vez tan machaconamente en estos años, fuera cierto, primero, los recursos naturales siempre son de alguien y un genocida tirano como Saddam Hussein no tendría legitimidad alguna para considerar el petróleo como de “su propiedad”.

    Segundo, esos yacimientos y pozos, como los de otros países del Medio Oriente, habían sido de propiedad privada de compañías occidentales, que los habían explotado. Si no llega a ser por esas compañías, que permitieron la explotación del petróleo, en esos países, esos moros aún estarían ejerciendo el oficio de camelleros y comiendo dátiles, en la mayoría de los casos, porque lo que está claro es que sin la tecnología occidental, ¿qué habrían hecho? ¿un boquete en el suelo y a sacar petróleo para envasarlo en botijos y venderlos? A Saddam le permitieron nacionalizarlo en 1972, pero después del chuleo que empleó, terminaron dejándole casi regalado algo que era de propiedad privada de la BP, Shell y Exxon.

    Eso suponiendo que la intervención en Irak hubiese sido para “robar petróleo”.

    Pero es que no, antes de 2003, Irak estaba fuera del mercado del petróleo, para rebajar los precios lo mejor hubiera sido normalizar relaciones con el sátrapa, no embarcarse en una costosísima e impopular guerra, si eso hubiera sido así. Era más barato comprárselo que pretender “robarselo”.

    Lo que sí explica el petróleo es la oposición de algunos países y de la ONU a la guerra, por los beneficios del programa de “petróleo por alimentos” y sus chalaneos con el dictador, con un comercio fraudulento que enmascaraba exportaciones que estaban prohibidas por ¡las propias resoluciones de la ONU! Y parece ser que el propio hijo de Kofi Annan, o sea, el hijo del secretario general de la ONU, contraviniendo las resoluciones del organismo que él mismo dirigía, aparte de Rusia, Francia y Alemania, era quien se beneficiaba de ello.

  9. Cobardes, como todos los judios.
    Mentirosos como buenas ratas que son.
    Las mentiras de sus adinerados patrones, con sus mercenarios medios de propaganda nazi, no taparan jamas lo que hicieron en irak, lo que hicieron en libia, y lo que trataron y no pudieron en siria.
    Cobardes, takfiries de mierda, wahabistas de mierda, gallegos de mierda.
    Gorilas de mierda.
    Busquen que estoy esperando por ustedes, cobardes…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: