Posteado por: Javier | noviembre 19, 2010

A qué no hay que temer y qué hay que evitar (II)

¿EN QUÉ NO HAY QUE CEDER?:

Al final, entro en otros extremismos, más a la derecha y anarquismos, pero aquí empiezo hablando de la izquierda.

No hay que rechazar sistemáticamente todo lo que proponga la izquierda, a aquello que pueda suponer un progreso real (no confundir con el “progresismo” absurdo o falso) no hay que estar cerrado. Pero, efectivamente, hay que rechazar lo que, actualmente, se vende como “progresismo”

El falso “progresismo” necesita un Estado y un gobierno enorme, al contrario del ideal liberal de un gobierno pequeño pero fuerte en lo que tiene que ser fuerte y con capacidad de proteger la vida, la libertad y la propiedad de sus ciudadanos frente a las agresiones de terceros (estas son contempladas como obligaciones “menores” del gobierno por parte de este progresismo), en beneficio de su supuesta “felicidad” (aunque a la persona no se le haya preguntado nunca si desea que intervengan para garantizársela). El concepto de esa supuesta “felicidad”, por supuesto, lo define ese enorme Estado: los individuos, o son incapaces de saberlo por sí mismos, o, si lo saben, son totalmente irresponsables y elegirán siempre la peor opción. Este progresismo entiende que el hombre, por naturaleza, es un ser irresponsable al que no se puede dejar decidir por sí mismo puesto que casi siempre lo hará causándose un mal a sí mismo, convirtiéndose en un “infeliz”, o a otros, porque el egoísmo del ser humano debe ser domado y sometido a control desde una instancia superior. Está claro que, a lo largo de la historia, moldear los reconocidos o “crear” nuevos por los parlamentos es una constante y, si es algo que no nos parezca bien, para eso están los procesos democráticos. Habiendo sido democráticamente elegido, existe un beneplácito general que le autoriza a hacerlo. Contra lo establecido como “políticamente correcto”, articulado a través de un consenso administrado por el Estado, toca luchar a través de todas las vías legítimas.

El hombre sería materia biológica, asimilable al resto de la existente en la biosfera, y cuya naturaleza se puede definir a capricho del ideólogo de turno que ocupe el poder. Centrándonos un poco en nuestro país, lo que era totalmente surrealista en 2004, ahora, en 2010 tiene casi rango de ley. ¿Puede extrañar a alguien que desde que el progresismo, encarnado en Zapatero, accedió al poder en España el Congreso de los Diputados haya llegado a debatir extender los derechos humanos a los simios, que la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, diga sin ruborizarse que el nasciturus no es humano o que un sujeto como Paul Ehrlich, que presenta al hombre poco menos que como un parasito para el planeta Tierra, recibiera, hace más o menos un año, un sustancioso premio en metálico de la Generalitat catalana?

Esa “cosificación” o “animalización” del hombre, despojándolo de su dignidad y convirtiéndolo en un ser vivo más, es también esencial para este progresismo y su visión de los derechos como una “creación” o concesión de quien ocupa el poder. Los derechos no son inherentes a la persona y reconocidos por el poder, quien tiene la obligación de salvaguardarlos, sino que existen porque el Estado decide que los tiene. Por tanto, el ingeniero social que, circunstancialmente, tenga el poder los define y rediseña a su medida.

La elevada carga fiscal y el gasto público disparado es algo también fundamental. El progresismo necesita dinero, mucho dinero, para mantenerse en el poder. Hay que subvencionar a una serie de clientes políticos que administren la propaganda de cara al gran público. Hay que mantener a una cierta capa de la población en una situación de pobreza controlada y unida al Estado mediante un cordón umbilical a través del cual se le suministran subsidios, llamados “gasto social” o “redistribución”, que les cree la impresión de que desde el Estado se está atendiendo sus necesidades. Distintos gobernantes, socialistas de todos los partidos, pretenden asegurarse así su voto con la amenaza, más o menos velada, de que, en caso de ser desalojados del poder, estos subsidios desaparecerán, azuzando, de paso, la envidia hacia aquellos que sí han conseguido prosperar. La realidad es que van “medio tirando”, como se diría en el lenguaje coloquial, sin posibilidad alguna de mejorar y en una situación de empobrecimiento tanto material, como intelectual y moral.

Para resistir a este progresismo los principios por los que hay que luchar están muy claros: capitalismo y libertad. Libertad individual, propiedad privada, libre empresa, injerencia del Estado en los asuntos y negocios de las personas solo cuando sea necesario para salvaguardar las leyes y el orden público, rebajas fiscales, políticas antiinflacionistas, rendición de cuentas de los gobernantes a los ciudadanos, revisión de los subsidios que empobrecen a unos y encadenan a otros y seguridad jurídica.

NO AL ANARQUISMO, FASCISMO Y OTROS EXTREMISMOS:

ANARQUISMO: debemos tener el cuidado de no ser confundidos con anarquismo. Una cosa ha de quedar clara: el liberalismo no es anarquismo, no persigue la abolición del Estado. Todo lo contrario, el liberalismo defiende como principios irrenunciables la libertad y la propiedad privadas, unidas a la responsabilidad individual, la cual es imposible sin un marco legal en que se desarrollen. En una sociedad anarquista, ambos, libertad y propiedad, junto con la vida, el otro derecho inherente a la persona, estarían amenazados constantemente por la actuación de otros miembros de la sociedad, quienes no encontrarían obstáculo alguno para violarlas. El anarquismo de libre mercado propone el contrato privado como fuente de leyes en la sociedad, sin más coacción que la que ejerzan bilateralmente las partes al compelerse al cumplimiento de dichos contratos. Pero, en esta sociedad, ¿quién obliga forzosamente a cumplir los contratos privados si a una de las dos partes no le da la real gana de cumplir sus obligaciones?

Es lógica, pues, la necesidad de un Estado que ejerza la protección de la vida, la libertad y la propiedad privada a través de un sistema legal que los garantice y del monopolio legítimo de la fuerza, que tenga la capacidad suficiente para articular los medios para que las libertades se ejerzan sin abusar de las de terceros. El individuo debe poder actuar siempre hasta donde la ley le permita. En este sentido, el Estado no sólo debe existir, sin que, por sistema, haya que demonizarlo, sino que, es más debe ser fuerte, tener el vigor suficiente para evitar que algunos individuos sobrepasen los límites de su libertad individual atacando la propia libertad de otros, así como su vida y su propiedad privada.

Igualmente, debe garantizar unas prestaciones mínimas (educación, sanidad, etc.), siempre habrá individuos que no tendrán la capacidad económica para acceder a la oferta que el mercado realice de esos servicios. Por más que la libre competencia entre entidades privadas que ofrezcan estos servicios los haga asequibles para la mayoría de la población (el Estado, es más, no sólo no debe poner trabas innecesarias al libre mercado, sino que, además, debe favorecerlo), siempre existirán miembros de la misma que no podrán acceder a los mismos, viendo mermada su libertad al no poder cubrir algunas necesidades esenciales.

Lo cual no implica, obviamente, defender una invasión estatal en ámbitos de la vida de los individuos en que ésta sea innecesaria, una tentación que siempre irá unida al poder. Para evitar que el Estado emplee la excusa de la protección y la seguridad de sus ciudadanos para expandirse hasta el último rincón de su vida es necesario marcarle unos líneas que no deben traspasarse. El gobierno debe ser fuerte, como dije, antes, es cierto. Fuerte pero pequeño, limitado por una Constitución que reconozca los derechos que pertenecen a la persona, sus derechos inalienables, y que establezca un principio de legalidad y una división entre los poderes del Estado, de tal forma que cada uno actúe como contrapeso de los otros. Las personas, al igual que necesitan un Estado que evite los abusos de otros contra sus libertades, deben estar protegidas, tener una serie de mecanismos de defensa a su disposición, cuando quien pretenda cometer los abusos sea el propio Estado, quien, al contrario que los individuos, sólo podrá actuar donde la ley se lo permita.

No es, por tanto, la anarquía, la abolición de todo gobierno o autoridad (el famoso “ni Dios ni amo”), ya sea inmediata o como fin último tras una fase de dictadura del proletariado, como postula el marxismo, ni mucho menos la “ley de la selva”, o la “ley del más fuerte”, en el sentido de que el más poderoso se exceda arbitrariamente de su propio ámbito de libertad personal, atentando contra la vida, la libertad o la propiedad de otros, sin que el Estado, como titular del monopolio legítimo de la fuerza, intervenga en su defensa, la idea del liberalismo.

FASCISMO: no soy de esos idiotas que van llamando “fascismo” casi a cualquier cosa. Pero sí es cierto que hay muchas actitudes fascistas, quizás muchos expresamente no serán fascistas, pero tienen bastantes ramalazos totalitarios (más de uno en el PP y en el PSOE procede del franquismo y, hasta cierto punto, eso es natural). En el resto de Europa, Sarkozy y Berlusconi son buenos ejemplos, como los hermanitos Kaczynski, en Polonia, por no hablar de los Le Pen o el finado Haider. Por supuesto, me refiero a tintes fascistas, no a que en todo sean unos fascistas redomados.

Pero lo cierto es que, dejando al lado estos ejemplos, a la larga, aceptar en nuestras filas a elementos que, en cualquier momento, en cuanto se radicalicen un poco más, pueden caer en el fascismo, finalmente, terminará haciendo más daño al liberalismo que la propia izquierda. La izquierda, ni la comunista ni la socialdemócrata, nunca va a intentar mezclarse con nosotros ni diluirse con el liberalismo; en cambio, el fascismo sí puede intentarlo y eso nos perjudica porque hace que, sin preguntar siquiera, nos identifiquen con fascismo y que tengamos que estar gastando tiempo y esfuerzo en demostrar que no, que no somos “fachas”, aunque pasemos un poco de ciertas imputaciones.

Hay que tener claras algunas cosas:

– NO a la inmigración ilegal, pero NO al racismo en la política: todos deben cumplir los requisitos para estar aquí o a casa, y a la mayor brevedad, a ser posible, pero legislar en función de la raza es totalitario. Igualmente, es totalitario expulsar a alguien de un país en función de su raza. Una gran parte de los delincuentes son extranjeros pero no todos los extranjeros son unos delincuentes por el mero hecho de ser extranjeros. Muchos tenemos un enorme apego a nuestro país (no como los imbéciles de “no hay más patria que la humanidad” y demás gansadas) y un cierto recelo a lo de fuera. Eso no es nada malo de por sí, lo malo es el odio irracional e injustificado y lo fascista es pretender llevar eso a la política.

– NO a los lobbies y la discriminación positiva pero NO a la desigualdad ante la ley. La discriminación privada y el derecho de asociación son libertades de todos pero es vergonzoso que algunas minorías religiosas tengan que rogar al Estado el respeto a su libertad confesional, aunque haya sido limitada por gobiernos elegidos democráticamente o mediante consultas populares.

– NO a pretender moralizar forzosamente a través de las leyes. Para lo que estamos es para limitar el Estado y restablecer el respeto al estado de derecho y el orden público. ¿Nos han hecho más morales algunas leyes?

————————-

Un pequeño apunte. No es racista, en absoluto, decir que estos elementos son asquerosos y la consecuencia de regalar la nacionalidad al algunos y fabricar “españoles de carnet”. El enlace a este repugnante y vomitivo rap lo puso Alfredo hace unos días. Yo, como liberal, tampoco lo censuraría, por supuesto (como tampoco censuraría esta otra basura). La pena son las leyes que obsequian con la nacionalidad española a estos tipos, como si ya no hubiera suficiente morralla y bazofia autóctona.

Este es el tema:

Punto de inflexión

Atención, a partir del minuto 1:43 y del 2:55 y su mofa del himno de España.

Pero, como he dicho, con esa porquería debe primar la libertad de expresión, como con esta de la que antes he colocado el enlace:

Trae ese ron

¡Menudo comienzo!: “Vengo del mejor grupo que parió una p… llamada España, p… España, ¿OK? Me c… en el Rey”.

La Constitución Española garantiza la libertad de expresión pero un cierto cuidado hay que tener con lo que se dice. Sobre las injurias a España o la Corona, o cosas como quemar la bandera pues está claro que, por ejemplo, es indignante cada vez que salen en televisión los abertzales quemándola en sus mítines o podrán parecer zafias y groseras otras como la portada de “El Jueves” mofándose de los Príncipes, de hace unos años, pero creo que es totalmente excesivo incluirlas entre los tipos del Título XXI del Código Penal (Delitos contra la Constitución), aunque la pena sea una multa. La verdad es que este título contiene varios tipos delictivos que tienen bastante peligro.

Con la Corona, por ejemplo, creo que, por la propia igualdad ante la ley, las calumnias e injurias habrían de reconducirse al tipo aplicable al resto de ciudadanos. Con las mofas y burlas que puedan dañar el prestigio de las personas afectadas, es verdad que el 18.1 de la CE pone como límite a la libertad de expresión el derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen, pero esto es algo que pienso que debieran dirimirlo siempre los tribunales civiles, si se ha menoscabado el honor o la intimidad, con cualquier ciudadano, nunca los penales.

Yo estoy a favor del sistema de monarquía parlamentaria para España pero no de privilegios que, subrepticiamente, burlen el principio de igualdad ante la ley, ya sea en la propia CE como en otras leyes que no sean la norma fundamental. El artículo 9.1 dice: “Los ciudadanos y los poderes públicos están sujetos a la Constitución y al resto del ordenamiento jurídico”, teóricamente todos sin excepción y luego, sin embargo, la propia Constitución dice en el 56.3: “La persona del Rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad”.

Muchas veces nos calentamos mucho discutiendo y en los debates pero la verdad es que, cuando lees a fondo el Código Penal ves que en España, en efecto, debemos tener cuidado con que no se nos vaya la lengua al mentar algunas cosas. En ese aspecto, esto no es Reino Unido, donde no es ilegal mofarse de la Corona, o EEUU, donde no es delito ni siquiera quemar la bandera.

Anuncios

Responses

  1. Hola,

    Largo e interesante tema, que quiero rebatir en su punto principal sobre la izquierda, para ver si acabamos con ciertos prejuicios de una vez.

    “El falso “progresismo” necesita un Estado y un gobierno enorme”

    Bien, yo no sé que es el falso progresismo, pero la izquierda, como concepto, no necesita un gobierno enorme. El gobierno enorme es algo propio del estatalismo, que puede ser a su vez de derechas o de izquierdas. Pero puede existir y hay muchas corrientes izquierdistas que defienden un estado pequeño.
    Generalmente yo sí acepto una presencia relativa del estado, y la acepto en tanto en cuanto su ausencia provoca una concentración de renta en pocas manos. Si no fuese así, es decir, si realmente con un marco legal o unas condiciones determinadas la dispersión de renta fuese alta, el estado dejaria de tener la necesidad de ser grande y llegar a todas partes.

    “El concepto de esa supuesta “felicidad”, por supuesto, lo define ese enorme Estado: los individuos, o son incapaces de saberlo por sí mismos, o, si lo saben, son totalmente irresponsables y elegirán siempre la peor opción”

    Esto es un prejuicio absurdo. El estado izquierdistas no se dedica a buscar “felicidad” de nadie. Esto lo hacen los estados totalitarios de todos los signos. La izquierda en el poder no ofrece felicidad, quiere ofrecer condiciones objetivas para poder desarrollar la felicidad que es algo muy distinto.

    “Este progresismo entiende que el hombre, por naturaleza, es un ser irresponsable al que no se puede dejar decidir por sí mismo puesto que casi siempre lo hará causándose un mal a sí mismo, convirtiéndose en un “infeliz”, o a otros, porque el egoísmo del ser humano debe ser domado y sometido a control desde una instancia superior”

    La primera parte es falsa por la misma argumentación que he hecho antes. La segunda, que el ser humano por su egoísmo va a hacer infeliz a otros, es parcialmente cierta. Igual que se necesita un estado y un marco lagal para no permitir el abuso de los fuertes contra los débiles y que todo el mundo tenga las mismas armas, una economía totalmente desregulada crea burbujismos y concentraciones de renta como las que hemos visto en estos tiempos, generando problemas generales a la sociedad y ,sobre todo, al que no ha sido partícipe de esta situación.
    La burbuja inmobiliaria es un claro ejemplo de esto. El endeudamiento masivo ha sido producto de la ambición humana, y en el momento en que esto se ha destruido no sólo ha afectado a los que han caído ahí, si no que ha afectado a toda la sociedad en su conjunto, pues la economía es algo que funciona en red.
    Que los instintos humanos pueden generar infelicidad al prójimo es algo cierto, igual que lo contrario. Y ahí está la necesidad de un poder político y unas normas claras.

    “la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, diga sin ruborizarse que el nasciturus no es humano”

    …Es que obviamente no es humano, peor bueno eso es otro tema.

    ” Los derechos no son inherentes a la persona y reconocidos por el poder, quien tiene la obligación de salvaguardarlos, sino que existen porque el Estado decide que los tiene”

    Esto no es verdad. Nadie en el campo de la izquierda sostiene esta afrmación tendenciosa de que los derechos no son inherentes al ser humano. Nadie le defenderá, por ejemplo, que la libertad de expresión no es inherente al ser humano. Si acaso el problema que puede tener usted es que le sostengan que hay más derechos de los que usted está dispuesto a aceptar.
    Nadie dice que los derechos los de el estado, lo que pasa es que desde la concepción laica de la izquieda no se puede especular con que los derechos vienen de dios ni nada así. Y como usted bien sabe, sean los derechos inherentes o no, la existencia de un poder represivo en la gobernación del estado puede de facto anularlos.

    “Por tanto, el ingeniero social que, circunstancialmente, tenga el poder los define y rediseña a su medida”

    Falso, porque para eso están las consituciones. Ningún gobierno izquierdista democrático ha negado derechos constitucionalmente existentes ni aceptados.

    “El progresismo necesita dinero, mucho dinero, para mantenerse en el poder. Hay que subvencionar a una serie de clientes políticos que administren la propaganda de cara al gran público”

    Cuando un estado favorece a una determinada compañia que subvenciona al partido que lo sostiene también está actuando a favor de su cliente político.
    Esta tendencia, existente e innegable, es compartida por la derecha y la izquierda en el poder. Los partidos americanos son expertos en estas cosas, sobre todo el partido republicano.

    “Hay que mantener a una cierta capa de la población en una situación de pobreza controlada y unida al Estado mediante un cordón umbilical a través del cual se le suministran subsidios, llamados “gasto social” o “redistribución”, que les cree la impresión de que desde el Estado se está atendiendo sus necesidades”

    Demagogia. Cualquier planteamiento izquierdista se basa, técnicamente, en la eliminación de la pobreza. Cuando se usa al estado para cubrir las necesidades básicas se hace porque se acepta el principio demostrado de que el mercado no puede eliminar la pobreza ni crear cohesion social, como usted mismo ha reconocido después.
    Que estos hechos luego se deformen de la mano de los partidos en el poder es una cosa distinta, pero es exactamente lo mismo que hacela derecha. La izquierda puede venderle a la población que su sanidad, por ejemplo, depende de ellos, pero por la misma razón la derecha puede venderle, como hace habitualmente, que su seguridad física depende de sus leyes y su dureza legal.
    Usted está reiteradamente creando equívocos y concentrando los vicios del poder en la izquierda cuando son compartidos a partes iguales.

    “Libertad individual, propiedad privada, libre empresa”

    Ok

    “injerencia del Estado en los asuntos y negocios de las personas solo cuando sea necesario para salvaguardar las leyes y el orden público”

    Defina injerencia, ¿Es injerencia exigir un porcentaje de beneficios, obligar a complir leyes laborales y no permitir actividades ilícitas? Si eso no es injerencia para usted, como nolo es para mi, estoy de acuerdo también.

    ” rebajas fiscales, políticas antiinflacionistas”

    No, ahí no. La rabeja fiscal porque sí no es más que lo mismo que ha denunciado usted antes y le ha achacado a la izquierda: Es pura compra de votos.
    La rebaja fiscal debe tener un objetivo y una razón de ser, y debe estar destinada a una mejora general. Si eso no se cumple la rebaja no debe hacerse, incluso si es necesario y/o conveniente debe hacerse lo contrario.

    “rendición de cuentas de los gobernantes a los ciudadanos”

    Ok

    “revisión de los subsidios que empobrecen a unos y encadenan a otros”

    ….Me gustaría saber a qué se refiere con esto. ¿Cual es la alternativa del subsidio que “encadena”? ¿Vivir entre cartones en la calle? En ese caso obviamente prefiero el subsidio.
    ¿A quien empobrece el subsidio?

    “y seguridad jurídica”

    Siempre que no sea estrictamente necesario no mantenerla, por supuesto.

    Con el resto estoy esencialmente de acuerdo, excepto por una cosa. En mi opinión prefiero una república parlamentaria para España.

    Saludos,

  2. Hola, Pedro.

    Sí, evidentemente, no toda la izquierda defiende esas cosas, como no toda la derecha es fascista o no toda busca abolir el Estado y sustituirlo por un entramado de empresas privadas que sean las que se ocupen de todos los servicios o dejar los impuestos a cero, al igual que sí hay alguna derecha incluso más estatista que algunos en la izquierda. Pero sí es cierto que no toda pero parte de la izquierda (usted no y por ello veo interesantes sus puntualizaciones) y de la derecha sí defiende eso. Más bien, es un conjunto de cosas a evitar y a combatir por los liberales, vengan de la izquierda o la derecha.

    Muchas veces, por ejemplo, se dice que el PSOE, en realidad, no es de izquierdas, pero el PSOE sí es de izquierda, como el PP sí es de derechas, ambos con sus deficiencias.

    “Bien, yo no sé que es el falso progresismo, pero la izquierda, como concepto, no necesita un gobierno enorme. El gobierno enorme es algo propio del estatalismo, que puede ser a su vez de derechas o de izquierdas”.

    Falso progresismo, por ejemplo, es que yo mañana pueda ir al Registro Civil y cambiarme el género, ¿qué “progreso” es ese? Más o menos, cosas de ese estilo.
    Sí, pero históricamente es la izquierda quien más habitualmente ha defendido el expansionismo del gobierno.

    ” Pero puede existir y hay muchas corrientes izquierdistas que defienden un estado pequeño.”

    Bueno, el anarquismo tradicionalmente se ha identificado asimismo con la izquierda. Incluso Francisco, como anarcocapitalista, creo que alguna vez se ha identificado como de izquierdas (de todas formas, si lee esto nos lo puede confirmar o corregirme si me equivoco).

    ” Generalmente yo sí acepto una presencia relativa del estado, y la acepto en tanto en cuanto su ausencia provoca una concentración de renta en pocas manos. Si no fuese así, es decir, si realmente con un marco legal o unas condiciones determinadas la dispersión de renta fuese alta, el estado dejaria de tener la necesidad de ser grande y llegar a todas partes”.

    Pero es que esto es el eterno debate. ¿Qué nivel de acumulación de renta en una persona es “excesivo” o “injusto”? ¿Dónde ponemos el tope? ¿Cómo solucionamos eso sin caer en el totalitarismo? Yo mismo, ¿en qué me baso para considerar que es injusto o intolerable que alguien tenga más riqueza que yo?

    Yo, en principio, no creo en la suma cero, en que unos tienen más riqueza a costa de que otros tengan menos. Pero OJO: para mí eso no es un dogma de fe, algunos lo consideran un dogma, pero no creo que verlo así sea liberal. Tampoco creo en el otro extremo, en que la capacidad de generar riqueza sea algo casi ilimitado.

    ” Esto lo hacen los estados totalitarios de todos los signos”.

    Sí es cierto que totalitarismos de izquierda o de derecha lo han hecho durante décadas.

    ” La izquierda en el poder no ofrece felicidad, quiere ofrecer condiciones objetivas para poder desarrollar la felicidad que es algo muy distinto.”

    ¡Pero si llevamos seis años de leyes que pretenden “la felicidad”, según la visión que tiene el gobernante de lo que es la “felicidad”! La propia De la Vega ha dicho recientemente que, desde el Consejo de Estado, va a trabajar para “la felicidad de España”.

    ” La segunda, que el ser humano por su egoísmo va a hacer infeliz a otros, es parcialmente cierta. Igual que se necesita un estado y un marco lagal para no permitir el abuso de los fuertes contra los débiles y que todo el mundo tenga las mismas armas ”

    Evidentemente, si tengo una empresa y va bien, en parte estoy actuando en base a mi egoísmo. Y marcha mucho mejor que la de la competencia, el dueño de esta será bastante más infeliz de lo que hubiera sido si la situación hubiera sido la contraria. El egoísmo está en la naturaleza humana y con lo que si estoy de acuerdo es en que hay que evitar abusos, pero de los fuertes hacia los débiles y de los débiles hacia los fuertes (si la fortaleza o debilidad se define por lo económico habrá muchas situaciones en que será difícil concretar quién es el fuerte y quién el débil), también, para eso está la igualdad ante la ley. De todas formas, en la segunda parte del escrito hablo de esa cuestión, pretender que no exista el Estado y un marco de leyes o que este sea raquítico no es liberal.

    “una economía totalmente desregulada crea burbujismos y concentraciones de renta como las que hemos visto en estos tiempos, generando problemas generales a la sociedad y ,sobre todo, al que no ha sido partícipe de esta situación.

    La burbuja inmobiliaria es un claro ejemplo de esto. El endeudamiento masivo ha sido producto de la ambición humana, y en el momento en que esto se ha destruido no sólo ha afectado a los que han caído ahí, si no que ha afectado a toda la sociedad en su conjunto, pues la economía es algo que funciona en red.
    Que los instintos humanos pueden generar infelicidad al prójimo es algo cierto, igual que lo contrario. Y ahí está la necesidad de un poder político y unas normas claras”.

    Bueno, yo no soy “laissez fairez”, en el sentido de que no creo en la “mano invisible” sin ningún control sobre las prácticas económicas, aunque sí en que la libertad económica no garantiza pero sí facilita la libertad individual, o de que determinadas medidas arancelarias haya que demonizarlas, por salirse del “dogma liberal”, si nos la realidad es que nos puedan convenir puntualmente y en un momento determinado como país. La economía debe regirse también por un marco de normas.

    Sí que es cierto que ha habido mucha irresponsabilidad individual y mucho confiar en el “España va bien” y en el “estamos en la Champions League”, muchos han comprado esas tonterías. Pero las irresponsabilidades se pagan y ahora es el momento de subsanar esos errores.

    “Si acaso el problema que puede tener usted es que le sostengan que hay más derechos de los que usted está dispuesto a aceptar.”

    No tengo ningún problema con eso, cualquiera puede defender que cualquier cosa es un derecho, para eso están la libertad de expresión o de participación, presentarse a unas elecciones, llevándolo en el programa, faltaría más. Pero la cuestión es que yo no soy nadie para aceptar o no derechos.

    “Nadie dice que los derechos los de el estado, lo que pasa es que desde la concepción laica de la izquieda no se puede especular con que los derechos vienen de dios ni nada así. Y como usted bien sabe, sean los derechos inherentes o no, la existencia de un poder represivo en la gobernación del estado puede de facto anularlos”.

    Primero un apunte, porque me ha hecho ver el gazapo. Realmente, más que inherentes, prefiero el término inalienables, es más exacto. Si fueran inherentes es que me pertenecen absolutamente y sería imposible cualquier limitación, por ejemplo, podría hacer negocios sobre mi propio cuerpo o negarme a pagar una multa o a que me cobrasen impuestos porque estarían violando mi propiedad. O quemar todos los pastos de una finca de mi propiedad por decir que es mía y hago con ella lo que me da la real gana.

    Bueno, independientemente de que a Dios le dan exactamente igual los debates y especulaciones que se monten entre ellos los mundanos sobre si los derechos, efectivamente, los ha otorgado Él o no, los ha otorgado por Su voluntad, la diferencia entre la idea de que los derechos pertenezcan al hombre (se defienda que los haya concedido Dios o no) o los conceda el gobernante o el parlamento es muy sustancial. Y no es necesario que sea especialmente represivo, puede ser hasta democrático. Si está legitimado por las urnas, ¿a quién apelamos si los conculcan? Ya ha visto el caso del tal Javier Krahe, imputado penalmente por “cocinar” un crucifijo y hacer un video de eso.

    Pero la realidad es que, seguramente, ni siquiera sería oportuno que estuvieran recogidos en las constituciones. ¿Para qué decir que el gobierno no violará la libertad de prensa? ¿Acaso es legítimo que la viole si no lo dice expresamente la constitución?

    Aquí, la Constitución dice que hay derecho “A comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión”.

    Pero bueno, y ¿quién dictamina la mayor o menor veracidad de la información? Y ¿qué es eso de que tengo “derecho” a que sea veraz? Si no es veraz y me lo creo es mi problema. Yo no puedo exigir que lo que me digan sea veraz, como un “derecho”. Los derechos son activos, de hacer, no pasivos. Si fueran negativos, dependerían de que me los dieran para poder tomarlos.

    ” Cuando un estado favorece a una determinada compañia que subvenciona al partido que lo sostiene también está actuando a favor de su cliente político. Esta tendencia, existente e innegable, es compartida por la derecha y la izquierda en el poder.”

    No tiene porque ser una empresa, en Andalucía la mitad de la población (bueno, a lo mejor exagero mucho pero un porcentaje nada despreciable), empresarios o trabajadores son clientes políticos. Y ahora, con la medida que tienen planteada, la conversión en funcionarios de 30.000 empleados contratados discrecionalmente por la Junta, más todavía.

    Ahora bien, su puntualización sí que es cierta en el sentido de que, desde luego en España, eso el algo casi mimético, aunque el PSOE sea el gran experto en eso, sobre todo en la política autonómica. Buena tienen ustedes en Valencia con Camps y su cuadrilla pepera.

    “Los partidos americanos son expertos en estas cosas, sobre todo el partido republicano.”

    Pues la campaña de Obama recaudó bastante más que la de McCainn en 2008. Y no es que me parezca mal, siendo donaciones privadas. El problema es que si llega a ser al revés,… ¡bueno, la prensa progre europea!

    Una cosa es que los partidos reciban donaciones privadas y otra que utilicen el dinero público para financiar a ciertos colectivos. ¿Por qué no van a poder utilizar algunos su dinero para que su voz se oiga a través de determinados partidos?

    “Usted está reiteradamente creando equívocos y concentrando los vicios del poder en la izquierda cuando son compartidos a partes iguales”.

    Precisamente, porque no quiero la “izquierdización” de la derecha:

    https://lavozliberal.wordpress.com/2010/10/20/no-a-la-cana-party/

    Son vicios que me parece muy mal cuando la derecha los copia de la izquierda, por eso, a veces hablo, del PPSOE, al final, el PP busca obtener o mantenerse en el poder por los mismos medios que lleva utilizando el PSOE durante treinta años.

    “Defina injerencia, ¿Es injerencia exigir un porcentaje de beneficios, obligar a complir leyes laborales y no permitir actividades ilícitas? Si eso no es injerencia para usted, como nolo es para mi, estoy de acuerdo también”.

    Sí, usted mismo se ha contestado en su pregunta. Muchas leyes no son liberales pero mientras no cambien hay que cumplirlas y los tribunales deben hacerlas cumplir.

    Injerencia, por ejemplo, es lo que hizo Garzón al ordenar la interceptación de las comunicaciones entre los abogados y sus clientes en el sumario del caso Gürtel, cuando estas, según la Ley de Enjuiciamiento Criminal, sólo pueden ser intervenidas en los casos de terrorismo o cuando el propio abogado esté implicado en la comisión del delito, y eso mediante la oportuna y expresa autorización judicial. Más concretamente, llevaba la defensa del Correa un abogado presuntamente implicado en la causa, pero éste dejó su defensa a otro letrado, pese a lo cual se realizaron las escuchas sin anular el auto anterior que las autorizaba ni emitir uno nuevo que autorizase a seguir interviniendo sus conversaciones, violando groseramente la ley.

    ” La rabeja fiscal porque sí no es más que lo mismo que ha denunciado usted antes y le ha achacado a la izquierda: Es pura compra de votos.”

    No, es una medida para empezar a ir dejando algo más de dinero en el bolsillo del ciudadano. Cualquier medida que aumentase su riqueza sería compra de votos, en ese caso. Lo que sí es cierto es que será contraproducente si no se recorta el gasto público, justo lo contrario de lo que hizo Zapatero en su primera legislatura.

    “….Me gustaría saber a qué se refiere con esto. ¿Cual es la alternativa del subsidio que “encadena”? ¿Vivir entre cartones en la calle?”

    No, vivir solo de su trabajo. Y muy bien, por cierto, como vivirían algunos de mis paisanos andaluces aunque les quitasen el PER. Y los que trabajamos para pagárselo, seguramente viviríamos un poquito mejor, también.

    Pero, aparte de esto, tenga en cuenta que escribo desde una tierra podrida por el socialismo, tanto como vivir entre cartones si no se cobra un subsidio, pues, hombre…

    “¿A quien empobrece el subsidio?”

    A los que tienen que financiarlo con sus impuestos.

    “En mi opinión prefiero una república parlamentaria para España”.

    La cuestión de la monarquía parlamentaria la veo un poco en términos de utilitarismo. Creo estos 30 años han sido, con sus deficiencias, nada es perfecto, por lo menos, de una cierta estabilidad, aunque la dinastía borbónica no sea algo que me apasione.
    —————————

    Vaya, veo que se ha enganchado a estas últimas entradas, dos comentarios largos más. 🙂

    Saludos.

  3. Los vídeos son realmente vomitivos, Javier.

    Pedro: usted habla de caja de cartones y nosotros los liberales hablamos de OPORTUNIDADES — la creación de más puestos de trabajo que representa la liberalización de la economía significa MUCHAS MÁS oportunidades para las personas. Usted habla de caja de cartones como si todos los que vivieran así no tuvieran más remedio cuando los tienen de sobra — muchas de estas personas son enfermos mentales a los que se les debería encerrar en algún manicomio, mientras otros están así porque quieren y pueden. No confunda usted nunca un “sin techo” con una persona “sin hogar” — yo me preocupo más por las personas sin hogar ya que muchas personas “sin techo” sí tienen familias y hogares. Repito: es lo que hay. ¿Qué es lo que usted pretende? ¿Ponerles una pistola y decirles: “no vas a vivir así porque yo lo digo”? Un poquito de por favor — muchas de esas personas QUIEREN vivir así — es un estílo de vida para ellos. Ese comentario me ha mosqueado muchísimo porque usted insinúa, quizás con maldad, no lo sé, de que una persona que viva en la calle está así “por culpa del liberalismo”. No señor: en todo caso está así por su propia moral irresponsable — muchos son alcóholicos, toxicómanos, enfermos de SIDA, etcétera. ¿Se les debe ayudar? Por supuesto pero con una serie de condiciones, entre las que deben incluir el trabajo o realizar servicios para la COMUNIDAD donde vivan, limpiando parques o quitando graffitis de las calles de esta patria. Por otro lado, no, no podemos arreglar todos los problemas del mundo y de todos. Incluso en los “paraísos” socialistas como Suecia, hay gente viviendo en la calle. ¿No le hace ese hecho reflexionar un poquito?

    Usted habla del dinero público como si el dinero público fuera algo natural: no existe el dinero público — el dinero que usted llama público viene de los impuestos de los que sí producen en este país. El dinero no cae del cielo como si fuera gominolas repartidas a los niños. Si no hay gente trabajando, no hay impuestos y lo que pedimos es, con perdón Javier, porque usted sabe que yo soy crudo — voy a parafrasear a Jack Nicholson en inglés: “we just need a little bit of fucking respect” — “un poquito de puto respeto” es lo que pedimos los que sí producimos. Resulta que hay dos perfiles que voy viendo, muy definidos y en contraste: por un lado estamos los hombres “blancos” o “autóctonos”, como prefiera, heterosexuales, y cristianos, sin taras físicas o emocionales, que tenemos que quemarnos a diario para llegar a fin de mes de forma digna y no pedimos ayuditas a nadie. Por otro lado, están los “colectivos” protegidos por puro interés político: gays, mujeres, inmigrantes, enfermos de todo tipo. Un poquito de respeto hacia los que pagamos (como usted mismo, que también paga) no creo que sea mucho pedir, ¿no cree?

    Javier: en general de acuerdo aunque no, no estoy del todo de acuerdo con eso de

    PSOE = Izquierda

    PP = Derecha

    En todo caso, el PSOE es de derechas para lo que le conviene, de la misma forma que el PP es de izquierdas cuando le conviene. Nosotros en este país no tenemos partidos ideológicos, por desgracia. Son, en todo caso, gestores, y muy mal gestores pero ¿de derechas el PP? Hay gente dentro del PP que sí lo es pero también he conocido, creámelo, gente que vota al PSOE pero son muy derechistas. Hay una señora por mi casa que escucha la SER en su local y sin embargo cuando me habla, a pesar de siempre echar pestes de Aznar y el PP, es bastante de derechas por mucho que ella lo niegue. Hablábamos de la ley antitabaco y ella me dijo “nos quieren tutelar en todo, y eso no lo voy a aceptar” — le dije: pues esa postura es la liberal-derechista y la señora ¡me lo negaba Javier!

    También hay gente del PSOE muy anti-matrimonio homosexual y gente del PP a favor- Ninguno de los dos partidos podrá contar con mi voto, desde luego. En las únicas elecciones que participo, hasta que no cambie la ley electoral, son las municipales y regionales, porque me representa más a mí que La Moncloa, sea ella del PP o el PSOE. Si tuviéramos un partido netamente madrileño y de derechas, yo votaría a ese partido — algo así como Plataforma Per Cataluña de Anglada PERO NO CON ESAS POLÍTICAS fascistas — me refiero al carácter localista del partido de Anglada.

    Por eso, si no fuera por el nacionalismo separatista asqueroso, yo sí le daría la razón a partidos como CiU o el PNV — en un país como este, al menos son más representativos de los intereses de sus pueblos y ciudadanos.

    “Y como usted bien sabe, sean los derechos inherentes o no, la existencia de un poder represivo en la gobernación del estado puede de facto anularlos”.”

    Pedro dixit: sí, y por eso estaría justificada una rebelión e incluso el magnicidio, al carecer de legitimidad ciudadana — ya lo hicieron los cristianos patriotas en EEUU contra el rey tirano Jorge III.

    La libertad económica, dentro de la ley, es imprescindible: no todos los regímenes capitalistas son liberales, pero el capitalismo sí es necesario para la libertad — no existe un régimen liberal-socialista o liberal-comunista.

    Pedro: su concepto de la riqueza es marxista — al establecer una oposición entre “los que tienen” y los que no tienen — ¿y la gente que NO le interesa tener, qué pasa? ¿Todas las ambiciones son iguales? Claro que no, claro que no Pedro, y usted lo sabe perfectamente. Los pobres no pueden además tener más si los de arriba tienen menos. Es el mismo debate y choque que tenemos entre nosotros siempre: si los ricos son menos ricos, los pobres serán más pobres. ¿De dónde demonios cree usted que la gente pobre puede sacar dinero? Si tienen empleo es gracias a que hay un “rico” empresario que monta una empresa y les dá un sueldo. ¿Qué pretende usted caballero? ¿Qué es lo que se le ha ocurrido con su largo comentario lleno de tópicos? ¿Que los españoles produzcan dinero de la nada? ¡Pero si hasta para cometer un delito hace falta dinero! Desplazamientos, por ejemplo.

    Eso de la felicidad es una ridiculez repugnante: ¿quién es usted para determinar mi felicidad? Le aseguro que lo que a mí me hace feliz no es lo mismo que lo que hace feliz a un Zerolo de la vida — ¿dónde fijamos el límite, Pedro? ¡No diga disparates! La felicidad es mejor garantizada cuando permitimos que cada uno busque la felicidad como le plazca, dentro de la ley, sin que espantajos como Teresa de la Vega determinen eso por nosotros. Le aseguro que a mí se me acaba la felicidad cada vez que la veo en la tele.

    Tema monarquía: yo soy monárquico hasta la médula aunque eso no significa ser juan-carlista — ni querer a los Borbones. La monarquía simplemente es un bien correctivo contra los impulsos anárquicos de ciertas personas.

    Eso es todo por ahora porque Javier ha contestado a lo demás.

    Javier:

    Tema racismo: totalmente de acuerdo con usted. Creo que el mejor desprecio es no hacer aprecio — yo por eso soy muy como los ingleses — un extranjero siempre sabrá, en mi país, que él es de fuera pero eso no significa ni insultarle, ni despreciarle, ni nada por el estílo. Significa que cuando yo vaya a tomarme algo o a comer o hacer cosas “sociales”, yo les excluyo personalmente porque prefiero estar con COMPATRIOTAS y gente como yo.

  4. Hola Javier,

    Como ve, existen muchos más puntos de acuerdo que los tres escasos que usted indicó en el artículo anterior. Al final siempre me incomoda un poco hablar de Izquierda vs derecha como términos absolutos e inamovibles, porque parece que estemos hablando de dogmas de Fe y no es así. Yo creo que todos mis puntos de vista pueden ser sustentados con una visión izquierdista de la sociedad, pero mis conclusiones muchas veces son opuestas a las de otros izquierdistas y parecidas a las suyas. ¿Quién representa el punto de vista “izquierda”?…Al final es un debate absurdo que no tiene sentido, así que prefiero hablar de cosas concretas como hemos podido hacer aquí.

    Le rebato un par de puntos:

    ” pero el PSOE sí es de izquierda, como el PP sí es de derechas, ambos con sus deficiencias”

    Pues yo no estoy nada de acuerdo con ese criterio. Serán en su fuero interno, quiero decir “sentimentalmente”, lo que quieran, pero la realidad es que en la inmensa mayoria de ocasiones nos encontramos en que defienden lo mismo con simples diferencias cosméticas (otra cosa es lo que expresen y el enfrentamiento a ultranza al que nos quieren hacer creer están insertos, que es puro show y demagogia).
    A mi de poco me vale que alguien sea de izquierdas o de derechas si al final la política económica es la misma, la política exterior también, la interior también…Un día la gente en mi blog se sorprendió mucho porque dije que, de creernos los programas electorales, UPyD es bastante más de izquierdas que el PSOE. Es lo que indica las propuestas de uno y la acción del otro.

    “¿Qué nivel de acumulación de renta en una persona es “excesivo” o “injusto”? ¿Dónde ponemos el tope? ¿Cómo solucionamos eso sin caer en el totalitarismo? Yo mismo, ¿en qué me baso para considerar que es injusto o intolerable que alguien tenga más riqueza que yo?”

    No hay una fórmula exacta, pero es una cuestión de percepción. No es justo que, por ejemplo, trabajos parecidos, que requieren parecida capacidad, experiencia y conocimiento tengan diferencias salariales de cuatro veces más, como pasa en muchas ocasiones.
    No es justo, tampoco, que una sociedad rica con muchos individuos que pueden vivier ellos y las generaciones siguentes simplemente de rentas tenga un porcentaje alto de personas en la pobreza relativa, dándose incluso la situación de que el pobre relativo trabaja y el rico no.
    Esto no implica que haya que hacer una revolución correctora ni un totalitarismo revolucionario, si no orientar las leyes para, por un lado, intentar abolir la pobreza relativa de quien no está en ella voluntariamente, y por otro ser justos con las remuneraciones en función del trabajo,la capacidad de generación de riqueza, el talento, etc. En mi opinión el mercado no distribuye correctamente las rentas en función de los parámetros planteados.

    “si estoy de acuerdo es en que hay que evitar abusos, pero de los fuertes hacia los débiles y de los débiles hacia los fuertes (si la fortaleza o debilidad se define por lo económico habrá muchas situaciones en que será difícil concretar quién es el fuerte y quién el débil)”

    La fortaleza o debilidad puede ser económica o no serlo. Una fortaleza física en un marco sin leyes que protejan la integridad física (o donde la ley no sea efectiva) es también fuerza. En la economía, en la sociedad, en las relaciones humanas…Hay débiles y fuertes. Eso es normal, pero lo evitable es el abuso del fuerte en cualquier parámetro sobre el débil en ese mismo parámetro.

    “Pero la realidad es que, seguramente, ni siquiera sería oportuno que estuvieran recogidos en las constituciones. ¿Para qué decir que el gobierno no violará la libertad de prensa? ¿Acaso es legítimo que la viole si no lo dice expresamente la constitución?”

    Ya, pero es que eso no es realista. El poder genera ambición de dominio en algunas personas, y por eso es necesario que se contemplen normas claras, escritas, de lo que no se puede hacer. Si no existiese constitución y un gobierno violase la libertad de prensa, no podrían existir acciones judiciales o legales contra el mismo, y estariamos sometidos a esperar 4 años para sacarlo del poder. La cuestión no es que sea legítimo o no, que no lo es, es la posibilidad real de que alguien con ansias de poder considere subjetivamente que es legítimo.

    “Pues la campaña de Obama recaudó bastante más que la de McCainn en 2008. Y no es que me parezca mal, siendo donaciones privadas”

    Yo no soy partidario de las donaciones privadas de alto importe, porque finalmente representan una conversión del poder económico en poder político. Pero el problema que quería plantear, más que de donaciones en sí, era la finalidad de esas donaciones. Si yo tengo mucho dinero y lo quiero “invertir” en política, condicionaré al partido al que le puedo dar mi dinero, y éste me concederá prevendas para captar mis fondos. En este caso también se genera una relación de caracter clientelar entre el político y la sociedad, sólo que en este caso el flujo económico es el contrario al que usted planteaba. Pero tan rechazable es un caso como el otro.

    “Cualquier medida que aumentase su riqueza sería compra de votos, en ese caso”

    Depende de los criterios de razonabilidad que lo sustente. Si es razonable y económicamente viable y conveniente podría no ser una compra de votos, pero si se hace en un entorno inadecuado y puede provocar un problema es una pura compra de votos con el dinero común, exactamente igual que en el caso que usted planteaba pero con un cliente político diferente.

    “Pero, aparte de esto, tenga en cuenta que escribo desde una tierra podrida por el socialismo”

    Hombre, no voy a ser yo quien defienda el populismo del pseudosocialismo andaluz, pero creo que los andaluces también deberían ser conscientes de como de podrida estaba su tierra, entonces por otras cuestiones como el caciquismo, la pobreza y la distribución de la tierra (muy distinta a la de otras zonas de España), hace un siglo.
    Quiero decirle con esto que quienes acusan al PSOE de empobrecer Andalucia siempre me han parecido necios. Otra cosa esque podrían haber hecho una política mucho más activa de creación de riqueza y en muchos otros parámetros, pero hablar de que el PSOE ha empobrecido Andalucía como si con Franco aquello hubiese sido Silicon Valley, pues francamente me parece un dislate de integrismo político, como digo en mi blog.

    ““¿A quien empobrece el subsidio?”A los que tienen que financiarlo con sus impuestos.”

    Esta concusión que usted saca y que parece muy lógica, puede no ser tan clara. Para ver a quien empobrece el subsidio tendriamos que ver qué pasaría de no existir esos subsidios. Si realmente la gente pudiese conseguir otra forma de ingresos, posiblemente no pasaría nada como usted defiende. Pero de no ser así podriamos crear altas bolsas de pobreza, aumento de la delincuencia, caída del consumo, y al final nos podriamos encontrar que hemos tomado una medida contraproducente.
    El problema de los subsidios no es el subsidio en sí si no su razonabilidad y su verdadera necesisad.

    Un saludo Javier,

  5. Alfredo,

    ¿Qué le pasa hot caballero? ¿Por qué está tan alterado? De hecho creo que ni ha interpretado bien la mayoría de mis comentarios…Bueno, respondo y puntualizo y verá como nos entendemos mejor.

    “usted habla de caja de cartones y nosotros los liberales hablamos de OPORTUNIDADES”

    Demagogia.

    “Usted habla de caja de cartones como si todos los que vivieran así no tuvieran más remedio cuando los tienen de sobra — muchas de estas personas son enfermos mentales a los que se les debería encerrar en algún manicomio, mientras otros están así porque quieren y pueden”

    Eso que dice es cierto,pero ese no es el sentido de mis comentarios. Hoy en España existen ayudas sociales y las ONG’s son activas en estos aspectos. Las personas que duermen en la calle es mayoritariamente porque quieren, por la razón que sea que muchas veces es una enfermedad mental como usted dice. El techo y la comida no se le niega a nadie que yo sepa, por ahora.
    Cuando hablaba de cartones me refería a una situación hipotética en que se olvidase lo importante que es mantener cierta cohesión social y ayudas sociales. Si esto se anulase, y no digo que lo quieran ustedes pero sí saben que otros lo proponen, creariamos una bolsa de pobreza que no podría ser atendida, y entrariamos en la situación de que realmente gente que querría tener un trabajo y que está dispuesta a casi cualquier cosa se viese en la calle sin solución.

    ” Ese comentario me ha mosqueado muchísimo porque usted insinúa, quizás con maldad, no lo sé, de que una persona que viva en la calle está así “por culpa del liberalismo””

    No, ya ve que no he dicho eso. Pero lo que sí que digo es que eso podría pasar si ustedes comienzan a recortar el gasto público y asistenciar irresponsablemente.

    ” no existe el dinero público — el dinero que usted llama público viene de los impuestos de los que sí producen en este país”

    Claro, por eso es dinero público, si no sería privado.

    “Resulta que hay dos perfiles que voy viendo, muy definidos y en contraste: por un lado estamos los hombres “blancos” o “autóctonos”, como prefiera, heterosexuales, y cristianos, sin taras físicas o emocionales, que tenemos que quemarnos a diario para llegar a fin de mes de forma digna y no pedimos ayuditas a nadie”

    Perdone, ¿Usted en qué mundo vive? ¿Cuantos jubilados, blancos y autóctonos, piden comida en los bancos de alimentos? ¿Cuantos viven de su pensión? ¿Cuantos blancos y autóctonos dependen de los 420 euros para no verse deshauciados de sus casas? ¿Cuantos hombres blancos y autóctonos, con enfermedades catastróficas y con míseros trabajos o desempleo, pueden tratar convenientemente su enfermedad gracias a las sanidad pública? ¿Cuanta gente aguanta estos tiempos de crisis gracias a la ayuda de la familia?
    No haga simplificaciones absurdas, Alfredo.

    “Por otro lado, están los “colectivos” protegidos por puro interés político: gays, mujeres, inmigrantes, enfermos de todo tipo”

    ¿Qué culpa tiene un enfermo de su enfermedad? ¿Cuantos gays tienen negocios exitosos y un gran poder económico? ¿No pagan impuestos mujeres solteras que trabajan? Su osadía hoy está superando los límites normales en usted…

    “Hablábamos de la ley antitabaco y ella me dijo “nos quieren tutelar en todo, y eso no lo voy a aceptar” — le dije: pues esa postura es la liberal-derechista y la señora ¡me lo negaba Javier!”

    ¡Por supuesto! ¡Y yo también se lo niego! ¿Desde cuando tienen ustedes la bandera de la resistencia al tutelaje legal de las conductas? Y no hablo de la ley antitabaco, ojo, con la que estoy de acuerdo, si no a estupideces varias de intento de “orientación” de la sociedad.

    “su concepto de la riqueza es marxista — al establecer una oposición entre “los que tienen” y los que no tienen”

    Mi concepto es lógico, no marxista.

    “¿y la gente que NO le interesa tener, qué pasa? ¿Todas las ambiciones son iguales?”

    ¿Cuantas horas hemos gastado usted y yo discutiendo? ¿Aun no sabe mis opiniones al respecto? A quien no le interesa tener, que no tenga, sabe perfectamente que yo cuando hablo de esto me refiero a la gente que quiere tener y trabajar y no puede o lo hace miserablemente pagados.
    ¿Todas las ambiciones son iguales? Claro que no, hablo de ambiciones lesivas para otros.

    “Es el mismo debate y choque que tenemos entre nosotros siempre: si los ricos son menos ricos, los pobres serán más pobres”

    Eso es falso por mucho que se empeñe usted en decirlo millones de veces. Si eso fuese como usted dice no habría distintos coeficientes Gini en distintos países, no habrían países ricos con igualdad de renta muy alta y países pobres con diferencias acusadísimas. Lo que usted dice, sencillamente, carece de sentido y es un puro prejuicio.

    “¿De dónde demonios cree usted que la gente pobre puede sacar dinero?”

    De su trabajo y productividad, y para que esto suceda debe haber un sistema económico que demande estas capacidades.

    “Si tienen empleo es gracias a que hay un “rico” empresario que monta una empresa y les dá un sueldo. ¿Qué pretende usted caballero? ¿Qué es lo que se le ha ocurrido con su largo comentario lleno de tópicos? ¿Que los españoles produzcan dinero de la nada?”

    ??? Si tienen empleo puede ser, por ejemplo, porque un empresario no tan rico les de trabajo, porque se lo busquen ellos, porque sean trabajadores del estado, porque monten una cooperativa o por miles de razones. ¡Quítese el corsé mental Don Alfredo! Mire más allá de los simplísimos esquemas y verá como se caen sus construcciones.

    ” ¿quién es usted para determinar mi felicidad? Le aseguro que lo que a mí me hace feliz no es lo mismo que lo que hace feliz a un Zerolo de la vida — ¿dónde fijamos el límite, Pedro?”

    ……….¿Usted ha leído mi respuesta o le responde a otro?…….

    ” La monarquía simplemente es un bien correctivo contra los impulsos anárquicos de ciertas personas”

    Me parece ridículo. Una monarquía florero no puede corregir nada que no sea la dirección del yate que conducen. Confíe más en los Españoles y deje de lado esas teorías interesadas de que un rey que no se entera de la mitad de las cosas que pasan es la garantía de nuestro estado de derecho.

    Saludos,

  6. No me “pasa” nada Pedro, ¡no estoy alterado! ¿Por qué dice eso? Jajaja.

    Alucinante — será mi comentario, no sé.

    “Hoy en España existen ayudas sociales y las ONG’s son activas en estos aspectos. Las personas que duermen en la calle es mayoritariamente porque quieren, por la razón que sea que muchas veces es una enfermedad mental como usted dice. El techo y la comida no se le niega a nadie que yo sepa, por ahora.”

    Así es.

    “Cuando hablaba de cartones me refería a una situación hipotética en que se olvidase lo importante que es mantener cierta cohesión social y ayudas sociales. Si esto se anulase, y no digo que lo quieran ustedes pero sí saben que otros lo proponen, creariamos una bolsa de pobreza que no podría ser atendida, y entrariamos en la situación de que realmente gente que querría tener un trabajo y que está dispuesta a casi cualquier cosa se viese en la calle sin solución.”

    Ah ya pero es que eso NO es lo que defendemos — lo que defendemos es que a esas personas se les imponga cierta responsabilidad si quieren seguir recibiendo esas ayudas.

    “Perdone, ¿Usted en qué mundo vive?”

    Uno que se llama planeta tierra, localización, Madrid, España.

    “¿Cuantos jubilados, blancos y autóctonos, piden comida en los bancos de alimentos? ¿Cuantos viven de su pensión? ¿Cuantos blancos y autóctonos dependen de los 420 euros para no verse deshauciados de sus casas? ¿Cuantos hombres blancos y autóctonos, con enfermedades catastróficas y con míseros trabajos o desempleo, pueden tratar convenientemente su enfermedad gracias a las sanidad pública? ¿Cuanta gente aguanta estos tiempos de crisis gracias a la ayuda de la familia?”

    Bueno lo aguantan sí, gracias especialmente a las ayudas familiares — le recuerdo que estas sí trabajan. No, no son simplifaciones — aquí los comedores sociales tienen en su mayoría inmigrantes — no esos perfiles que usted describe.

    “¿Qué culpa tiene un enfermo de su enfermedad? ¿Cuantos gays tienen negocios exitosos y un gran poder económico? ¿No pagan impuestos mujeres solteras que trabajan? Su osadía hoy está superando los límites normales en usted…”

    No no no perdone, perdone usted: yo hablo de derechos especiales, y usted sabe perfectamente que se les ha dado derechos especiales, como por ejemplo, que Zapatero quiere premiar a las empresas con mujeres directivas. Ridículo.

    “¡Por supuesto! ¡Y yo también se lo niego! ¿Desde cuando tienen ustedes la bandera de la resistencia al tutelaje legal de las conductas? Y no hablo de la ley antitabaco, ojo, con la que estoy de acuerdo, si no a estupideces varias de intento de “orientación” de la sociedad.”

    Pues fíjese, los que más están intentando reorientarnos son muchos ideólogos “progresistas”

    “Eso es falso por mucho que se empeñe usted en decirlo millones de veces. Si eso fuese como usted dice no habría distintos coeficientes Gini en distintos países, no habrían países ricos con igualdad de renta muy alta y países pobres con diferencias acusadísimas. Lo que usted dice, sencillamente, carece de sentido y es un puro prejuicio.”

    No señor: no compare nunca el poder adquisitivo que tiene la clase media en EEUU con la clase media española, a pesar de que sí, puede que haya más desigualdad económica — no toda la desigualdad económica es achacable a los mismos elementos — hay gente más ambiciosa que otras. Lo importante es que allí hay más oportunidades que en los países igualitaristas.

    “De su trabajo y productividad, y para que esto suceda debe haber un sistema económico que demande estas capacidades.”

    ¡Ja! Difícil sin que hayan empresarios “ricos” para precisamente DARLES ese trabajo. ¿Quién los emplea, Pedro? ¿El Estado va a emplear a todo el mundo? Por supuesto que no y de ser así estaríamos en la miseria más absoluta apra todos. ¿Cómo va a haber demanda si no hay dinero y gente rica para “comprar” esos servicios?

    “??? Si tienen empleo puede ser, por ejemplo, porque un empresario no tan rico les de trabajo, porque se lo busquen ellos, porque sean trabajadores del estado, porque monten una cooperativa o por miles de razones. ¡Quítese el corsé mental Don Alfredo! Mire más allá de los simplísimos esquemas y verá como se caen sus construcciones.”

    Sí, pero ese “empresario no tan rico” SIGUE SIENDO MÁS RICO que el que busca empleo — ¿se lo buscan ellos? ¡Claro! ¡nos ha jodido! ¿Y dónde lo buscan? En EMPRESAS. No es un corsé mental, es la pura verdad. ¿Dónde trabaja usted? ¿El propietario de su empresa es un pobre muerto de hambre? Claro que no.

    “¿Usted ha leído mi respuesta o le responde a otro?…….”

    ¿Cómo? No, no había leído su réplica.

    “Me parece ridículo. Una monarquía florero no puede corregir nada que no sea la dirección del yate que conducen. Confíe más en los Españoles y deje de lado esas teorías interesadas de que un rey que no se entera de la mitad de las cosas que pasan es la garantía de nuestro estado de derecho.”

    No se trata de corregir lo político — se trata de una razón de Ser — el Estado Español sería impensable e insostenible sin la Corona, que es la que le dio su origen y justificación. Sin ello, carece de legitimidad para mí.

  7. ¿No está alterado? Ahora puede, pero el comentario anterior creo que ha sido muy visceral.

    “aquí los comedores sociales tienen en su mayoría inmigrantes — no esos perfiles que usted describe”

    Por supuesto, pero eso es por varias razones, la fundamental porque a un Español venido a menos (y hay muchos) le resulta humillante ir a un comedor social. Por eso se intenta exprimir al máximo las ayudas familiares, que por ahora están respondiendo, pero si esta crisis y esta tasa de paro dura muchos años más puede ser que usted empiece a ver en los comedores sociales esta gente que usted ahora no ve. Porque existen Alfredo, y hay muchos más de los que usted cree.

    “No señor: no compare nunca el poder adquisitivo que tiene la clase media en EEUU con la clase media española”

    Oiga no fastidie. ¿Cómo me pretende usted comparar dos países que tienen un PIB uno de 30000 dólares per cápita y el otro de 45000? Por supuesto que la clase media vive mejor en el país de 45.000. ¿Dónde vive mejor la clase media, en Dinamarca o en Perú?

    “Lo importante es que allí hay más oportunidades que en los países igualitaristas”

    No es cierto. Hay más igualdad de oportunidades en países del norte de europa que en los EEUU. Una familia pobre en Suecia o en Finlandia tiene muchas más posibilidades de que su descendencia llegue a posiciones sociales y economicas decentes.
    No hay más oportunidades, eso sí, para volverse enormemente rico. Pero las personas no necesitamos ser enormemente ricas y crear imperios económicos terribles.

    “¿Cómo va a haber demanda si no hay dinero y gente rica para “comprar” esos servicios?”

    Pero oiga, ¿Y cómo va a haber demanda suficiente si se pretende precarizar a amplias capas de la población? En un estado más igualitario, la demanda será fuerte ante un poder adquisitivo decente por parte de todo el mundo. En un estado no igualitario, habrá demanda de otros servicios y productos distintos al del país igualitario, y con el constante peligro de que ese capital que demanda salga del país para invertir en cualquier parte del mundo. Un país con rentas más dispersas asegura mejor la inversión en el propio país.

    “pero ese “empresario no tan rico” SIGUE SIENDO MÁS RICO que el que busca empleo”

    ¿Pero es que he propuesto yo un comunismo estricto?

    “¿Dónde trabaja usted? ¿El propietario de su empresa es un pobre muerto de hambre? Claro que no”

    Mi empresa es una S.A con numerosos propietarios. Pero mire le voy a decir una cosa, el propietario máximo de mi empresa (aunque no mayoritario) es un estado de la U.E…Y le aseguro que está bastante más jodido que nuestro super director que no sé si ganó 5 millones de euros el año pasado.

    “el Estado Español sería impensable e insostenible sin la Corona, que es la que le dio su origen y justificación. Sin ello, carece de legitimidad para mí”

    Eso no tiene sentido, ¿Es el estado Francés, el Alemán, el Italiano o el Portugués insostenible sin sus antiguas coronas? Por supuesto que no. La Corona no es más que una herencia del pasado sin funcionalidad, y por eso mismo yo la considero innecesaria.

    Saludos,

  8. Hah

  9. “Por supuesto, pero eso es por varias razones, la fundamental porque a un Español venido a menos (y hay muchos) le resulta humillante ir a un comedor social. Por eso se intenta exprimir al máximo las ayudas familiares, que por ahora están respondiendo, pero si esta crisis y esta tasa de paro dura muchos años más puede ser que usted empiece a ver en los comedores sociales esta gente que usted ahora no ve. Porque existen Alfredo, y hay muchos más de los que usted cree.”

    Cierto — el Español suele ser muy orgulloso — sé que existen, y sé que igual tendrán que hacer uso de la caridad — no existe ninguna alternativa, sobre todo teniendo en cuenta que usted mismo quiere seguir en Europa: y dudo muchísimo que Alemania esté dispuesta a infravalorar su moneda con tal de que más españoles puedan comer. Por mucho que usted pueda pensar lo contrario, no existe unidad en Europa y nunca la habrá.

    “Oiga no fastidie. ¿Cómo me pretende usted comparar dos países que tienen un PIB uno de 30000 dólares per cápita y el otro de 45000? Por supuesto que la clase media vive mejor en el país de 45.000. ¿Dónde vive mejor la clase media, en Dinamarca o en Perú?”

    Eso dependerá de lo que usted entienda por “mejor” — estoy seguro que no coincidimos.

    “No es cierto. Hay más igualdad de oportunidades en países del norte de europa que en los EEUU. Una familia pobre en Suecia o en Finlandia tiene muchas más posibilidades de que su descendencia llegue a posiciones sociales y economicas decentes.”

    ¿Tiene usted cifras para avalar esto? ¿No que no había pobreza en Suecia? ¿Finlandia? ¡Pero si era mucho más liberal que España! Y lo sigue siendo…

    “No hay más oportunidades, eso sí, para volverse enormemente rico. Pero las personas no necesitamos ser enormemente ricas y crear imperios económicos terribles.”

    Bueno esto es un criterio suyo personalísimo – porque lo cierto es que la gente no acepta que nadie les diga hasta dónde deben enriquecerse dentro de la ley. ¿Pretende usted decirle eso a Bill Gates?

    “Pero oiga, ¿Y cómo va a haber demanda suficiente si se pretende precarizar a amplias capas de la población?”

    Pues que yo sepa, y no tengo datos pero sí tengo ojos: la gente “precarizada” sigue haciendo todo lo posible, muchas veces consiguiéndolo, comprar lo que quieren dentro de unos límites. Que yo sepa, a ningún español que lo quiera le falta una tele, o una casa, o un coche, o un microhondas…claro de ahí a que todos podamos vestirnos de Nike y ropa de marca pues no, va a ser que no pero eso es otro debate. Puede que tengan que sacrificar otras cosas pero ahí sigue la demanda — si se fija, los centros comerciales están llenos, aquí y en Venezuela y donde quiera menos en Cuba, justamente donde hay un modelo totalmente socialista. Esto me demuestra lo que ya dije hace tiempo: ustedes quieren que la gente compre lo que ustedes quieren, no lo que ellos realmente QUIEREN.
    Lo siento que la mayoría no está para comprar productos “Made in Spain” — ¿les va a obligar a ir a tiendas españolas únicamente?

    “En un estado más igualitario, la demanda será fuerte ante un poder adquisitivo decente por parte de todo el mundo. En un estado no igualitario, habrá demanda de otros servicios y productos distintos al del país igualitario, y con el constante peligro de que ese capital que demanda salga del país para invertir en cualquier parte del mundo. Un país con rentas más dispersas asegura mejor la inversión en el propio país.”

    No, no acepto esto: en primer lugar, su igualitarismo NO ES posible en España si tenemos el euro — ¿de veras que ignora ese hecho y esa loza pesada? NO SE PUEDE, PUNTO — Así lo determina Europa. En segundo lugar, aún si fuera posible, esta medida es peligrosísima e inflacionista. Hay que fomentar la austeridad y el ahorro – curioso que usted ahora no lo diga porque tenía la impresión que usted no quería consumismo, justamente lo que ha contribuido a fomentar esta grave recesión.

    “Mi empresa es una S.A con numerosos propietarios. Pero mire le voy a decir una cosa, el propietario máximo de mi empresa (aunque no mayoritario) es un estado de la U.E…Y le aseguro que está bastante más jodido que nuestro super director que no sé si ganó 5 millones de euros el año pasado.”

    No lo dudo pero gana más que usted y los empleados, eso fijo.

    “Eso no tiene sentido, ¿Es el estado Francés, el Alemán, el Italiano o el Portugués insostenible sin sus antiguas coronas? Por supuesto que no. La Corona no es más que una herencia del pasado sin funcionalidad, y por eso mismo yo la considero innecesaria.”

    Vale, mejor le pongo aquí lo que comenté al respecto hace tiempo en otro blog sobre la Corona:

    “Sepa que yo soy monárquico en el caso español, y parto del principio de la Monarquía hereditaria aunque no ciertamente de una Monarquía patrimonial completamente aislado de todo punto independiente del interés supremo de nuestra gloriosa Patria.

    Es mi profunda convicción de que el interés de la Patria está unido de tal manera por la Historia pasada y por la Historia contemporánea a la suerte de la actual dinastía, al principio hereditario, que no hay, que es imposible que tengamos ya Patria sin nuestra corona.

    Dicho eso, comparto con usted lo que dice de lo del divorcio aunque yo sí que critiqué el matrimonio con una plebeya — porque pienso que debería haber abdicado como lo hizo un monarca británico hace un tiempo.

    Por ese mismo motivo, también no es menos cierto que soy mucho más admirador de la Corona Británica que de los Borbones. En el caso español, a mí me hubiera gustado ver que se mantenga la dinastía de los Austrias pero bueno eso ya va más allá de su entrada.

    En cuanto a la Constitución, he dicho en muchísimas ocasiones que a España le corresponde tener como jefe de Estado a la Corona porque sino siempre hemos demostrado caer en caudillismos, como en aquellas repúblicas salvajes en Iberoamérica.

    Es necesario ese correctivo, y sin él, no hay nación posible.”

    Una república española sería uno de los peores errores que podríamos cometer: sería asesinar siglos de Historia. No, lo siento, yo no quiero una copia de Francia: somos españoles y hemos sido nación monárquica. Es absurdo el debate y por eso ni se plantea ni se debe. Hay cosas que no se deben tocar.

  10. ” no existe ninguna alternativa, sobre todo teniendo en cuenta que usted mismo quiere seguir en Europa”

    ….¿De verdad nunca me ha oido decir que el euro fue un error? Yo quiero europa, no la misma moneda.

    “Eso dependerá de lo que usted entienda por “mejor” — estoy seguro que no coincidimos”

    Si usted quiere hacernos una maravillosa oda a la calidad de vida de la clase media de Perú, lo puede hacer perfectamente, así tendremos más claro que tipo de sociedad quiere usted. Bueno, también me toca a mi hacer una puntualización, cuando hago este tipo de comparaciones intento aislarme de cosas como el clima o la cultura del país, pues entonces no podriamos analizar las cosas y siempre tenderiamos a valorar más a países más parecidos al nuestro. Yo hablo exclusivamente de economía y estado social.

    “Tiene usted cifras para avalar esto? ¿No que no había pobreza en Suecia? ¿Finlandia? ¡Pero si era mucho más liberal que España! Y lo sigue siendo…”

    ¿Mas liberal que España? ¿Suecia? ¿Finlandia? No diga eso por el amor de dios. Otra cosa es que haya más libertad de empresa, pero eso es una cosa diferente. Ser más socialista lo marca la mayor dispersión de renta y las acciones de estado para asegurar esto, no la estatalización de la economía o las trabas burocráticas. Este es un prejuicio profundo que ustedes no borran nunca de sus discursos.

    “En segundo lugar, aún si fuera posible, esta medida es peligrosísima e inflacionista. Hay que fomentar la austeridad y el ahorro – curioso que usted ahora no lo diga porque tenía la impresión que usted no quería consumismo, justamente lo que ha contribuido a fomentar esta grave recesión”

    Un segundo, un segundo, no mezcle cosas. Que una mayor renta dispersa aumente el consumo no implica caer en el consumismo. Porque de ser así acaba usted de generar un paralelismo entre demanda agregada y consumismo, y por lo tanto la única manera de acabar con el consumismo es reducir la demanda agregada y llevar a una nación a una depresión permanente. ¿Es eso lo que quiero y lo que ha dicho? Estoy seguro que no.
    El tener más renta no implica gastarla compulsivamente. El aumento de renta dispersa también ayuda al ahorro familiar y a enfocar, en el caso de pedir un préstamo, esta eventualidad con márgenes de riesgo menores.

    “Puede que tengan que sacrificar otras cosas pero ahí sigue la demanda — si se fija, los centros comerciales están llenos”

    Ya, pero es que la gente ya no sabe pasear por un parque y usted lo sabe. Si en vez de mirar la gente que pasea por un centro comercial viese usted la cantidad de dinero que se dejan en él, ahí vería la realidad. Los centros comerciales están muy mal Alfredo, sobre todo en zonas rurales.

    “No lo dudo pero gana más que usted y los empleados, eso fijo.”

    Ya, pero es que el presidente es también un asalariado….Esa es la cuestión, y el problema que he explicado muchas veces sobre la irresponsabilidad de ciertas castas de ejecutivos.

    Y finalmente, tema corona: Mire, lo que usted está comentando me recuerda mucho a aquello que se decía durante el Franquismo: “O Franco u otra Guerra”
    A los Españoles de entonces se les quería hacer creer que Franco, con su dictadura y autoridad, estaba salvando al país de una guerra, pues los españoles eran unos salvajes incivilizados que se matarían entre ellos y generarían otra guerra civil de no haber una mano dura en el poder (curioso planteamiento cuando fue fundamentalmente él y los suyos quienes generaron la guerra).
    Cuando murió Franco se demostró que eso era una pantomima y un Fraude, pero en cambio se generó un mito nuevo: La democracia es estable gracias a la monarquía.
    El 23F pareció dar soporte a esa teoría. El problema es que ese planteamiento se ha extendido hasta la actualidad, donde el peligro militar es nulo y el peligro para la democracia también. Usted lo que ha planteado es una variante de esto, que el país, su unidad, está en peligro si no hay un Rey.

    Es un mito abusrdo y siempre interesado. Italia tiene una república, tiene problemas de cohesión y a nadie se le ha ocurrido que eso pasa porque no hay una monarquía, porque es absurdo. Francia también los ha tenido, y nadie ha planteado eso.
    España tendría unos políticos igual de buenos o malos de haber una república, y tendría unos problemas de cohesión y nacionalismo, también, del mismo grado. Incluso mire si me apura los problemas de nacionalismo en Cataluña disminuirían con una república, por mayor afinidad con la república de parte de esa izquierda que irresponsablemente apoya ciertos desvaríos nacionalistas por rechazo a los símbolos heredados del Franquismo. En Euskadi, en cambio, no habría alteración.

    Saludos,

  11. El segundo video seguramente es hasta más repugnante. Al fin y al cabo, la primera es morralla foránea, aunque les hayan regalado un carnet, pero la segunda es bazofia autóctona. Dicen “vuestro puto todo por la patria me hace vomitar” pero están confundidos, lo que les ha hecho vomitar no es eso sino la intoxicación de porros y litronas que lleva encima esta gentuza.

  12. @Pedro:

    “¿Qué le pasa hot caballero? ¿Por qué está tan alterado?”

    jajaja, aunque se le haya dicho a Alfredo, me ha hecho gracia por un comentario estúpido en su blog (también lo leo aunque por falta de tiempo no soy muy asiduo al comentar y menos de sobre comentarios estúpidos como ese), de hace unas semanas, acusándole de haber “corrompido” o “pervertido” a Alfredo, como si usted hubiera acaso “convertido” a Alfredo al socialismo.

    “UPyD es bastante más de izquierdas que el PSOE.”

    Sí, sí. De hecho, el partido de Rosa Díez sería, posiblemente, la verdadera izquierda política coherente dentro de España, eso no se le puede negar, en la línea de la tradición afrancesada, por su centralismo, su europeismo, y su ideología socialdemócrata, aunque haya tenido alguna aportación estimable frente a las imposiciones lingüísticas del nacionalismo (que habrá que esperar, eso sí, que hayan sido en defensa de la libertad de expresión y de la posibilidad de usar la lengua del Estado que se desee, el catalán, el gallego y el vasco son lenguas de España también, y no para sustituir una imposición por otra). Que gran parte de sus apoyos provengan del “conservadurismo cañí” (o “conservadurismo made in Spain”), es otra cosa.

    La propia Díez, defendió el resucitar el Impuesto sobre el Patrimonio, suprimido hace dos años, está claro que es socialdemócrata. Hace una cosa sensata el PSOE, UPyD los adelanta por la izquierda.

    “Otra cosa esque podrían haber hecho una política mucho más activa de creación de riqueza y en muchos otros parámetros, pero hablar de que el PSOE ha empobrecido Andalucía como si con Franco aquello hubiese sido Silicon Valley, pues francamente me parece un dislate de integrismo político, como digo en mi blog.”

    No, no es exactamente que el PSOE haya empobrecido Andalucía por sí solo. En mi opinión, igual que los primeros años de Felipe González fueron positivos para España en bastantes aspectos y lo digo sin problemas, las presidencias de Escuredo y Rodríguez de la Borbolla en los 80 sí tuvieron razón de ser para “descaciquizar” (por llamarlo de alguna forma) Andalucía. El problema es que se sustituyó, sobre todo ya con el inefable Chaves (menudo regalito enviamos al resto de los españoles) lo anterior por el nepotismo y el populismo, en efecto, algo así como no cambiar el cortijo pero sí al señorito.

    Ojo, que, aparte, cuando hablo de “socialismo” no digo solo el del gobierno del PSOE durante estas décadas. Aquí también tenemos muy implantado el socialismo de agua bendita de la Iglesia Católica desde mucho antes, aparte del caciquismo. De hecho, donde el PSOE e IU arrasan es sobre todo en el medio rural y los pueblos, donde están más aferrados a eso.

    Con “gordito” Vidal no estoy de acuerdo en ciertas cosas pero aquí creo que sí tiene bastante razón, al final de la entrada:

    http://www.cesarvidal.com/index.php/CesarVidal/ver-blog/respetemos_las_escrituras/

    Bien es verdad que parte de la mejora económica, en estos últimos años, que sí ha habido, procede de los fondos de la UE, aunque ahí tengo la misma opinión que Alfredo, cuando habló de que a ver si después de Grecia, Irlanda y Portugal, a ver si rescatan España. La UE es perversa, sí, pero, ya que estamos en ella, por lo menos, que nos den pasta.

    Aquí, lamentablemente, lo que se perdió fue la resistencia antipapista, la Inquisición la fulminó por completo, y la floreciente industrialización que hubo a mediados del siglo XIX.

    ————————
    Al decir que el PSOE y el PP sí son de izquierdas y de derecha, lógicamente, no es que tengan una pureza ideológica muy acreditada en un sentido u otro, más bien son versiones bastante corrompidas de una u otra. Más bien, a lo que iba es que ambos están infectados por lo peor de una corriente y otra, cogiendo, incluso a veces, cosas bastante putrefactas de la contraria.

    ” otra cosa es lo que expresen y el enfrentamiento a ultranza al que nos quieren hacer creer están insertos, que es puro show y demagogia”

    Y, de hecho, creo que hay bastantes más diferencias prácticas entre usted y nosotros que entre ellos, aunque pudiera parecer que es lo contrario, por el show que tienen montado.

  13. Javier,

    Me consta que lee mi blog, de hecho lo tiene un su lista de enlaces lo cual aprovecho para agradecerle.
    Ese comentario sobre que pervertí a Alfredo la verdad es que me hizo gracia. Sociata latinoamericano también se burló de ese comentarista, que creo que sería uno de los integristas que pupulan por la página de Alfredo y que, desgraciadamente, a veces se apoderan de los debates. Ustedes la verdad es que lo tienen más difícil que yo, porque por suerte a mi no me entra demasiada gente diciéndome que soy “un traidor a la clase obrera” o un “derechista disfrazado” ni nada de eso.

    En lo de UPyD veo que estamos básicamente de acuerdo. Mi convicción sobre esto la tuve en el blog del único diputado de UPyD en el parlamento vasco, con el que chateé un par de veces y pude ver que realmente proponían cosas como la recuperación impuesto de sucesiones, aumentar el tramo máximo del IRPF, etc. Hice una reseña el mi blog sobre esto, que supongo leyó en su momento ( http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/1280426210/ )

    “Bien es verdad que parte de la mejora económica, en estos últimos años, que sí ha habido, procede de los fondos de la UE, aunque ahí tengo la misma opinión que Alfredo, cuando habló de que a ver si después de Grecia, Irlanda y Portugal, a ver si rescatan España. La UE es perversa, sí, pero, ya que estamos en ella, por lo menos, que nos den pasta”

    mmm, el tema de los fondos europeos es complicado. La verdad es que hemos recibido mucho dinero para aproximarnos a los países más avanzados de europa, pero el hecho es que no lo hemos conseguido. Temo que la presión terrible que produce en nuestra economía una moneda tan fuerte haya sido peor que cualquier beneficio que hayamos obtenido de la UE.
    La sensación que tengo es que el proceso de integración económica no se hizo bien, por causas internas y externas, y que había países como en nuestro que no debieron entrar en el euro de primeras, como ya avisó Julio Anguita.

    “Y, de hecho, creo que hay bastantes más diferencias prácticas entre usted y nosotros que entre ellos, aunque pudiera parecer que es lo contrario, por el show que tienen montado”

    Por supuesto pero ustedes y yo podemos llegar a acuerdos de mínimos porque no caemos en la demagogia frecuente (sólo puntual) y en un show destinado a fidelizar a las clientelas políticas. Cuando se discute por ideología y con sentido de mejora siempre se puede llegar a algún acuerdo.

    Saludos,

  14. En general, sobre muchas cosas que ha comentado Pedro, no digo que usted ni la izquierda socialdemócrata quieran una revolución ni implantarnos el “koljos”, el “sovjos” o la colectivización forzosa, ni nada de eso. Ni siquiera, como comenté, en la entrada anterior, que las intenciones sean malas ni directamente totalitarias, sino evitar cualquier riesgo, por mínimo que sea, de que cualquiera pueda quedar en una situación de pobreza o exclusión social. Pero, en cuanto a subsidios, no servicios públicos educativos o sanitarios, eso es cuestión distinta, un Estado que busque eso y no limitarse a dar alguna ayuda para reengancharse a quien haya quedado en esas situaciones por algún infortunio y no por su propia responsabilidad un cierto totalitarismo aunque sea más blando, leve o sutil (aquí no estamos hablando de fascismo o comunismo, ni mucho menos) sí tiene que desarrollar, más todavía si esas ayudas las consagra como derechos, pues, en ese caso, ese Estado tiene que expandirse para garantizarlos todos, con mayor gasto público, más impuestos y más empobrecimiento del que he hablado, al ser derechos negativos, que tienen que “ser recibidos” por los individuos.

    Es cierto que muchos acaban en la pobreza no por su propia responsabilidad, sino por factores en los que nada ha podido influir él mismo ni hacer nada, pero la ayuda que se le dé sí tiene que estar condicionada a que acredite que está haciendo un esfuerzo por salir de esa situación. Medidas como los 420 € para desempleados de larga duración que estén en paro involuntario (no despedidos por las causas de despido disciplinario que marca la ley o, si lo han sido, que, por lo menos, un tribunal haya declarado la improcedencia del despido disciplinario) las puedo aceptar pero sí, hay que acreditar que se está buscando empleo o, por lo menos, mejorando la formación para tener más posibilidades de optar a uno. Lo que hay que evitar es la tentación de que esto se convierta en el modo de vida, pues, entonces, la ayuda y el subsidio sí que será totalmente empobrecedor.

    Por ejemplo, usted comenta:

    ” No hay una fórmula exacta, pero es una cuestión de percepción. No es justo que, por ejemplo, trabajos parecidos, que requieren parecida capacidad, experiencia y conocimiento tengan diferencias salariales de cuatro veces más, como pasa en muchas ocasiones.
    No es justo, tampoco, que una sociedad rica con muchos individuos que pueden vivier ellos y las generaciones siguentes simplemente de rentas tenga un porcentaje alto de personas en la pobreza relativa, dándose incluso la situación de que el pobre relativo trabaja y el rico no”.

    Sí, pero fíjese que la justicia o la injusticia de algo pueden ser conceptos muy subjetivos. ¿Son justas las situaciones que dice? Puede que no, si lo miramos solo desde el punto de vista del asalariado, pero está claro que hay alguien a quien interesa mucho el trabajo de otro como para, con su dinero, pagarle cuatro veces más, aunque el trabajo requiera capacidad y esfuerzo similares, hay un empresario que paga mucho más porque entiende que esa labor renta un gran beneficio y es muy productivo. A los clientes de ese empresario, los consumidores, puede interesarles mucho que pague esos salarios a sus empleados.

    Igual pasa con la “injusticia” de que alguien viva de las rentas o de una herencia que haya recibido. La propiedad no es un derecho ilimitado pero, ¿hasta qué punto no es arbitrario pensar en privar a alguien que viva así de buena parte de una propiedad que ha adquirido legítimamente por ese motivo?

    La pobreza de algunos miembros de la población es algo que siempre ha existido y existirá. Ni siquiera cuando la planificación económica se ha llevado al límite máximo se ha erradicado por completo (aunque la propaganda en esos países haya dicho lo contrario).

    Saludos.

  15. “Es cierto que muchos acaban en la pobreza no por su propia responsabilidad, sino por factores en los que nada ha podido influir él mismo ni hacer nada, pero la ayuda que se le dé sí tiene que estar condicionada a que acredite que está haciendo un esfuerzo por salir de esa situación”

    Es que así es. Cualquier subsidio por desempleo está condicionado a la búsqueda de empleo y/o formación, incluso en las prestaciones contributivas esto es así.
    Hace casi un año propuse una renta para parados a cambios de ciertos servicios sociales a realizar. A Alfredo le pareció mal aquello, aún no entiendo bien por qué, pero creo que la idea es muy adecuada. Es una forma clara de evitar el fraude y que se convierta el cobro de prestaciones en un modo de vida, pues para ello se exige un esfuerzo y un trabajo.

    “está claro que hay alguien a quien interesa mucho el trabajo de otro como para, con su dinero, pagarle cuatro veces más, aunque el trabajo requiera capacidad y esfuerzo similares, hay un empresario que paga mucho más porque entiende que esa labor renta un gran beneficio y es muy productivo”

    Obviamente debe ser productivo el trabajo para que se pague eso, pero es que puede ser que el que cobre 4 veces menos sea mucho más productivo precisamente por el salario que está cobrando.
    Aquí hay mucho que hablar porque el tema es muy amplio: Asignación de recursos por parte del mercado, beneficios abusivos, realidades laborales que llevan a mantener actividades muy poco productivas, etc,etc. Lo dejamos para otra ocasión.

    ” La propiedad no es un derecho ilimitado pero, ¿hasta qué punto no es arbitrario pensar en privar a alguien que viva así de buena parte de una propiedad que ha adquirido legítimamente por ese motivo?”

    Bueno para eso están los impuesto de patrimonio y transmisiones patrimoniales, que obviamente deben ser limitados y lógicos, aunque deben existir en mi opinión.

    “La pobreza de algunos miembros de la población es algo que siempre ha existido y existirá. Ni siquiera cuando la planificación económica se ha llevado al límite máximo se ha erradicado por completo”

    Por supuesto, pero debemos entender que una sociedad con un 10% de pobreza es mejor que una sociedad con un 30%.

    Saludos,

  16. Pedro:

    “¿De verdad nunca me ha oido decir que el euro fue un error? Yo quiero europa, no la misma moneda.”

    Europa no tendría razón de ser como UE sin la moneda única.

    “Si usted quiere hacernos una maravillosa oda a la calidad de vida de la clase media de Perú,”

    No, no haga trampa Pedro – sabe que por ahí no van los tiros: digo que usted no puede otorgarse el derecho como para hablar de la calidad de vida de la clase media cuando hay infinitas interpretaciones — lo que usted valore es personalmente suyo, no mío.

    “cuando hago este tipo de comparaciones intento aislarme de cosas como el clima o la cultura del país, pues entonces no podriamos analizar las cosas y siempre tenderiamos a valorar más a países más parecidos al nuestro. Yo hablo exclusivamente de economía y estado social.”

    Si nos ponemos así, entonces menos razón le daría: los Españoles no estarían dispuestos a tener un estado como el sueco. ¿Acaso además olvida o ignora que Suecia está ABANDONANDO su propio modelo?

    “¿Mas liberal que España? ¿Suecia? ¿Finlandia?”

    Suecia no — hablo de Finlandia aunque Suecia va por el camino liberal-derechista.

    “Otra cosa es que haya más libertad de empresa, pero eso es una cosa diferente. Ser más socialista lo marca la mayor dispersión de renta y las acciones de estado para asegurar esto, no la estatalización de la economía o las trabas burocráticas.”

    No, no perdone usted: digo que aún en países socialistas como Suecia, SIGUE HABIENDO POBREZA. ¿No era ese su modelo? ¿No era su manía erradicar la pobreza? Pues aún en Suecia, hay pobreza.

    “Un segundo, un segundo, no mezcle cosas. Que una mayor renta dispersa aumente el consumo no implica caer en el consumismo. Porque de ser así acaba usted de generar un paralelismo entre demanda agregada y consumismo, y por lo tanto la única manera de acabar con el consumismo es reducir la demanda agregada y llevar a una nación a una depresión permanente. ¿Es eso lo que quiero y lo que ha dicho? Estoy seguro que no.”

    Ah, entonces ¿qué pretende usted? ¿Regular el consumo individual? ¿Le dirá a los que han recibido esas rentas disperas: oiga, mañana no puede ir usted al centro comercial para usar ese dinero”? Hay que reducir la demanda, y la mejor forma de hacerlo es: recorte salarial, austeridad, etc — justamente lo que está haciendo España, Irlanda, e Inglaterra y Francia en estos momentos…¿depresión? Yo no la veo por ninguna parte.

    “El tener más renta no implica gastarla compulsivamente. El aumento de renta dispersa también ayuda al ahorro familiar y a enfocar, en el caso de pedir un préstamo, esta eventualidad con márgenes de riesgo menores.”

    FALSO — No es que implique gastar compulsivamente — es que la gente ES o suele ser irresponsable, sobre todo con dinero ajeno. ¿Ahorro familiar? Lo que fomenta el ahorro es precisamente tener que verse obligado a dar prioridad a ciertos gastos por encima de otros.

    “Ya, pero es que la gente ya no sabe pasear por un parque y usted lo sabe. Si en vez de mirar la gente que pasea por un centro comercial viese usted la cantidad de dinero que se dejan en él, ahí vería la realidad. Los centros comerciales están muy mal Alfredo, sobre todo en zonas rurales.”

    Los centros en zonas rurales siempre han estado mal, Pedro — le aseguro que en Madrid la Puerta del Sol y el Corte Inglés están desbordados — de hecho el Corte Inglés ha aumentado en beneficios netos este año. Yo no veo esa depresión por ninguna parte aunque sí que es verdad que ahora se está ahorrando más porque se cobra menos y porque se ha subido el IVA — medidas que me parecen acertadas por mucho que el PP diga que no. En eso el PSOE, por obligación no por convicción, lo está haciendo requetebien.

    “Ya, pero es que el presidente es también un asalariado….Esa es la cuestión, y el problema que he explicado muchas veces sobre la irresponsabilidad de ciertas castas de ejecutivos.”

    Pero no se me desvíe del asunto Pedro: de no ser por alguien con dinero, usted no tendría empleo. No entiendo qué tiene de difícil entenderlo. Para generar empleo, hace falta dinero.

    “Y finalmente, tema corona: Mire, lo que usted está comentando me recuerda mucho a aquello que se decía durante el Franquismo: “O Franco u otra Guerra”
    A los Españoles de entonces se les quería hacer creer que Franco, con su dictadura y autoridad, estaba salvando al país de una guerra, pues los españoles eran unos salvajes incivilizados que se matarían entre ellos y generarían otra guerra civil de no haber una mano dura en el poder (curioso planteamiento cuando fue fundamentalmente él y los suyos quienes generaron la guerra).”

    La diferencia es que España NUNCA FUE franquista en el fondo del sentimiento de una mayoría de españoles.

    “Cuando murió Franco se demostró que eso era una pantomima y un Fraude, pero en cambio se generó un mito nuevo: La democracia es estable gracias a la monarquía.”

    Bueno yo voy más allá: los españoles son monárquicos. Sólo una minoría vociferante se opone.

    “Es un mito abusrdo y siempre interesado. Italia tiene una república, tiene problemas de cohesión y a nadie se le ha ocurrido que eso pasa porque no hay una monarquía, porque es absurdo. Francia también los ha tenido, y nadie ha planteado eso.”

    Francia NO tiene problemas territoriales ni Italia ni nadie allí se cuestiona su nacionalidad. El lazo que nos une es esa corona. Asúmalo.

    “España tendría unos políticos igual de buenos o malos de haber una república, y tendría unos problemas de cohesión y nacionalismo, también, del mismo grado. Incluso mire si me apura los problemas de nacionalismo en Cataluña disminuirían con una república, por mayor afinidad con la república de parte de esa izquierda que irresponsablemente apoya ciertos desvaríos nacionalistas por rechazo a los símbolos heredados del Franquismo. En Euskadi, en cambio, no habría alteración.”

    Pero es que las reivindicaciones nacionalistas sí estarían más justificadas, para mí, si tuviéramos una república. De ninguna manera quiero NUNCA, mientras yo respire y viva, una república o país sin CORONA.

  17. “UPyD es bastante más de izquierdas que el PSOE.”

    Curioso. En un artículo comparativo entre UpyD y PP para las últimas elecciones europas, Juan Ramón Rallo sostuvo que UPyD era el partido más liberal.

    Esto no me parece nada contradictorio, ya que el (auténtico) liberalismo es de (la auténtica ) izquierdas.

  18. Vaya, no sé si tiene mucho sentido responder a Alfredo tres días después, pero bueno no me puedo quedar callado.

    “Europa no tendría razón de ser como UE sin la moneda única”

    La UE ha existido durante décadas sin la moneda única.

    “¿Acaso además olvida o ignora que Suecia está ABANDONANDO su propio modelo?”

    Suecia ha abandonado sus métodos pero no sus fines. No sea falaz.

    “¿No era ese su modelo? ¿No era su manía erradicar la pobreza? Pues aún en Suecia, hay pobreza”

    No sea demagogo.¿Qué porcentaje de pobreza hay en suecia respecto a España o EEUU¿?

    “¿qué pretende usted? ¿Regular el consumo individual? ¿Le dirá a los que han recibido esas rentas disperas: oiga, mañana no puede ir usted al centro comercial para usar ese dinero”?”

    ¿Está usted demagogo eh? El consumo debe ser limitado por responsabilidad propia, en el caso del dinero en metálico, y limitado por responsabilidad de los bancos y los agentes económicos en el caso del crédito. El consumir una renta continuada no provoca un burbujismo especialmente preocupante, lo que lo provoca es el gasto de créditos y dinero extraordinario.

    “FALSO — No es que implique gastar compulsivamente — es que la gente ES o suele ser irresponsable, sobre todo con dinero ajeno”

    El aumento de renta es dinero propio.

    “Yo no veo esa depresión por ninguna parte aunque sí que es verdad que ahora se está ahorrando más porque se cobra menos y porque se ha subido el IVA”

    Usted urge de una revisión oftalmológica rápidamente 😉 Que usted no lo vea paseando por la calle no implica que la realidad de los números no lo demuestre. Usted sabe perfectamente que esta sociedad vive lamentablemente en el mundo de la imagen y la ostentación.
    Y no, si se ahorra más no es por el IVA ni porque cobre menos (El ahorro lleva dos años aumentando y la subida del IVA lleva 4 meses) si no porque las expectativas son negativas. Un ahorro desmesurado e irracional y miedoso, no obstante, tampoco es bueno.

    “Pero no se me desvíe del asunto Pedro: de no ser por alguien con dinero, usted no tendría empleo. No entiendo qué tiene de difícil entenderlo. Para generar empleo, hace falta dinero”

    ¿Por qué se mete en un bucle usted sólo? Yo hablo de la dispersión de renta y usted me sale por ahí. Además, a más dispersión de renta más posibilidades de autoempleo.
    Ah! y si yo tengo dinero, más que porque alguien con dinero me lo “regale” como parece insinuar, es porque dentro de una estructura organizacional genero más del que consumo. Así de sencillo.

    “Francia NO tiene problemas territoriales ni Italia ni nadie allí se cuestiona su nacionalidad”

    ¿La Liga norte no es nacionalista? ¿Francia no tiene probemas en Córcega, en el País vasco Francés, en Bretaña? ¿No hay problemas nacionales en el resto de repúblicas europeas (y también monarquías como R.U)?

    “Bueno yo voy más allá: los españoles son monárquicos. Sólo una minoría vociferante se opone”

    No estoy de acuerdo. El español no es un pueblo monárquico y la identidad Española desde hace décadas no está relacionada con la corona. Otra cosa es que los Españoles sean Juancarlistas, que sí lo son, y que no sean espcialmente republicanos, que tampoco lo son.

    “Pero es que las reivindicaciones nacionalistas sí estarían más justificadas, para mí, si tuviéramos una república”

    Eso es absurdo y no tiene ningún sentido. Si es una institución medieval la que justifica la inadecuación de una revindicación nacionalista tenga por seguro que el país se partiría en algún momento.

    Saludos,


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: