Posteado por: Javier | noviembre 25, 2010

El desafío norcoreano

Una nueva demostración de fuerza, la del martes, por parte del régimen comunista, uno de los últimos del mundo, y paleo-estalinista, el único, de Corea del Norte, en forma de ataque con misiles a una isla, territorio de su vecino del sur, con la excusa de una supuesta intromisión surcoreana en sus aguas territoriales. El ataque ha causado dos muertos y decenas de heridos, aunque ya en marzo, en otra provocación, el régimen de Pyonyang hundió un buque de guerra de Corea del Sur, causando cincuenta muertos. Mientras, siguen enriqueciendo uranio a gran escala en la central de Yongbyon, utilizando un nuevo y mejor modelo de centrifugadoras, las P2, las mismas que los iraníes están utilizando en sus instalaciones atómicas, sin recatarse ni ocultarlo lo más mínimo, sino, todo lo contrario, mostrándolas con gran orgullo.

No voy a descubrir nada si me extiendo hablando de la maldad del régimen liderado por Kim Jong-il, un tipo, según parece, y se ha filtrado, a pesar del hermetismo de la dictadura, adicto al porno (se estima que tiene una auténtica videoteca de ese “género” cinematográfico, con cientos y cientos de títulos), aparte de aficionado a los misiles nucleares mientras mantiene su país en un estado andrajoso. Tras timar a Clinton con el cambalache electricidad a cambio de no continuar con su programa nuclear, Bush no se dejó engañar, aún sin hacer nada efectivo, pero con Obama volvimos a la “vía diplomática”, tan “exitosa” con macarras de esta calaña. Más gracia aún ha tenido lo de la ONU: ha pedido a las dos coreas que se “moderen”, cuando aquí solo hay un agresor. Por favor, cierren ya esa Babel inútil e inmoral.

Como ya he dicho en alguna ocasión, cierto que hoy día no hay una potencia totalitaria con ansias expansionistas o de crear un gran imperio mediante la conquista, como el Tercer Reich. Los tiempos está claro que han cambiado, sí, pero en el sentido de que la naturaleza de las amenazas es distinto. El problema con los iranes o las coreas del norte de este mundo se centra más bien en la incertidumbre sobre qué vayan a hacer con ese armamento que desarrollen. La URSS era un estado totalitario con un formidable armamento nuclear y China lo mismo, aunque armamentísticamente no esté al mismo nivel, pero son dictaduras, como he dicho en alguna entrada anterior, con las que tenemos la seguridad de que no van a cometer ninguna “locura”, se las podía y puede contener por otros medios no necesariamente militares. En el caso iraní, no es tanto el problema que los ayatolás vayan a lanzar un misil equipado con una cabeza nuclear contra Israel o Europa como las posibilidades de que pase alguna a sus sucursales terroristas en Oriente Medio.

Con Corea del Norte, allá por 2003, Bush advirtió que era posible un tercer frente, junto con Afganistán e Irak, aunque, seguramente, la cuestión más que invasión sí o no, es que las instalaciones norcoreanas, como las iranies, ya deberían llevar años destruidas. Si Corea del Norte aún no ha desarrollado misiles de largo alcance con los que intimidar a sus vecinos democráticos, Japón y Corea del Sur, es porque aún no tiene la capacidad de ensamblarlos pero esto es solo cuestión de tiempo, teniendo la protección, en el Consejo de Seguridad de la ONU, de China, como su “primo de Zumosol”. No de si llegará este momento, sino de cuándo. La doctrina de Reagan sería bastante interesante: un “pepinazo” a tiempo para bajar los humos, como con el libio Gadaffi, y, de paso, desestabilizar al régimen norcoreano. La caída de esa dictadura podría propiciar, o bien el establecimiento de un nuevo aliado de occidente en la región, frente a China, o bien provocar una oleada migratoria de coreanos a las zonas del norte de su gigantesco vecino, ayudando a desestabilizar a los chinos, algo también bastante interesante.  

———————-

———————-

Les dejo este artículo de Florentino Portero, analista del Grupo de Estudios Estratégicos (GEES), de hace año y medio, pero totalmente vigente y en el que describe bastante bien la situación:

Kim el grande

Florentino Portero

Libertad Digital (Publicado el 28/05/2009)

Jamás pensé que llegaría a escribir esto, pero he de reconocer que empiezo a sentir admiración por Kim Jong-il, el déspota norcoreano que ha llevado a su pueblo a la miseria más absoluta. Podemos calificarle de muy distintas maneras, describir con mayor o menor precisión las atrocidades que ha cometido… pero ha sabido burlarse de la “comunidad internacional” y de tres presidentes norteamericanos consecutivos con una inteligencia y un temple dignos de elogio. Ha jugado fuerte, la protección china en el Consejo de Seguridad le ha funcionado hasta ahora y ha evaluado bien las prioridades estratégicas y los riesgos que Estados Unidos estaba dispuesto a correr. Se burló de Clinton, consciente de que estaba listo para dejarse engañar. Puso en evidencia la bravuconería de Bush, cuya oratoria se estancó, como tantas otras cosas, en las arenas de Irak y en la inconsistencia ideológica de su propio equipo. Ahora coloca a Obama ante su gran momento, el de demostrar, como prometió, que con una nueva diplomacia estos temas se podían resolver.

El amigo Kim, Kim el Grande, se ha convertido sin quererlo en Pepito Grillo, en la conciencia de una sociedad internacional que actúa a partir de un conjunto de lugares comunes a cual más inconsistente. Cuando estamos a punto de iniciar los festejos por el aniversario del Tratado de No Proliferación, supuesto punto de partida de nuevos convenios, asistimos sin rubor a su quiebra. Nadie hace nada, y si alguien apunta maneras descargamos contra él toda la batería de argumentos políticamente correctos. En un ejercicio superior de estulticia el editorialista de Financial Times cargaba contra Bush por la prueba nuclear norcoreana, con el argumento de que su política había llevado a esta situación, queriendo olvidar que fue el incumplimiento por parte de Corea del Norte de Tratado Marco lo que forzó el cambio de política, no el capricho de un presidente. El que el bueno de Kim vuelva a poner en evidencia al pobre Obama es algo que la progresía jamás perdonará a Bush. Bajo ningún concepto es aceptable que el tiempo dé la razón a ese reaccionario, convirtiendo a Obama en su discípulo light.

Corea del Norte ha demostrado al mundo cómo se puede llegar a disponer de armas nucleares, de misiles de largo recorrido y vender unos y otros si se dan las circunstancias. Irán estudia el caso con atención y sigue el camino trazado. Se protege tras de Rusia en el Consejo de Seguridad y no tiene inconveniente en practicar el juego del soft power con europeos e incluso norteamericanos. Si se trata de ganar tiempo y demostrar buenas maneras, los ayatolás están dispuestos a divagar con quien sea. Ya están en la recta final y con Obama todo resultará más fácil.

Para Rusia o China es cuestión de realpolitik el impedir que Estados Unidos imponga el régimen de no proliferación sobre los violadores. Para muchos europeos el problema es el contrario, más vale que el régimen se venga abajo a tener que afrontar una nueva crisis. Pudiendo vivir en un mundo imaginario, ¿qué razón hay para tener que asumir la cruda realidad? No hay nada como un buen chute de “Estado de Bienestar” para convertir pueblos enteros en borregos. Sólo nos queda la esperanza de que China revise su posición ante el negativo efecto que la política norcoreana está teniendo sobre sus intereses en Extremo Oriente. Japón está en proceso de revisión profunda de su estrategia nacional. Ha vuelto a dotarse de un Ministerio de Defensa, ahora dispone de una armada poderosa y de un escudo antimisiles de última generación y, sobre todo, se comienza a hablar de su futura nuclearización. El coste de la protección a Corea del Norte resulta elevado para China, aunque también lo sería el dejarla caer: migraciones masivas, reunificación y establecimiento de un aliado de Estados Unidos en su frontera.

Poco a poco vamos comprendiendo cómo será el siglo XXI. Está claro que casi nadie parece dispuesto a preservar el viejo régimen de no proliferación, que todo se reduce a una hueca retórica. Muchos son los candidatos a dar el paso y cada día tienen más claro que su momento se acerca. Si a Corea del Norte le sale gratis la última prueba nuclear e Irán logra insertar una cabeza nuclear en uno de sus misiles no habrá duda, ya nos encontraremos en un nuevo período de la Historia. Sólo nos quedará contemplar sus consecuencias.

Nota: El autor autoriza a todo aquel que quiera hacerlo, incluidas las empresas de press-clipping, a reproducir este artículo, con la condición de que se cite a Libertad Digital como sitio original de publicación. Además, niega a la FAPE o cualquier otra entidad la autoridad para cobrar a las citadas compañías o cualquier otra persona o entidad por dichas reproducciones.

Anuncios

Responses

  1. Perdón Javier, sé que no tiene nada que ver pero, supongo que “disfrutará” este vídeo donde Barbara Bush afirma que Palin debería quedarse en Alaska y donde Bush padre habla del “tea party” — afirma que lo tiene “confundido” todo eso del té pero que no lo ve “mal” en sí. Personalmente me quedo con lo que dijo Barbara Bush.

    Respecto al tema, es algo que sigo estudiando así que no tengo nada de valor que aportar.

  2. Un buen presidente Bush padre, creo, sinceramente, que no se mereció una derrota como la de 1992. El “tea party” quizás lo ve también como algo que no ha estado mal para movilizar pero que de ahí no debe pasar la cosa, no se debe abusar de las teteras. Sí, me ha gustado lo de Barbara Bush, muy aguda cuando dice que Palin es muy feliz en Alaska.

    A las dos Coreas en su hilo las han comparado un poco con las dos Alemanias, aunque puede, lo dejo como hipótesis, que sea algo distinto. Las dos Alemanias tenían su razón de ser estratégicamente para no fortalecerles de nuevo y a la larga se ha visto que los alemanes vuelven a desplegar su imperialismo, solo que ya no con tanques sino con sus finanzas. Corea la veo como un caso distinto, una Corea unida y pro-occidental en las puertas de China sí pudiera ser interesante.

    Pero, eso sí, el tema no deja de ser complejo pues las diferencias entre el Norte y el Sur seguramente son muchísimo mayores que las que había entre la RFA y la RDA, en lo económico y no solo eso, en casi todo. Nos pilla muchísimo más lejos pero no sé hasta que punto querrían los surcoreanos y les interesaría, con su nivel de vida, absorber a su vecino andrajoso y putrefacto del Norte.

  3. ¡uy Javier! ¡Qué mal lo pasé en 1992 cuando Bush padre perdió las elecciones al Billy Clinton despreciable! Bush I fue buen presidente, austero y correcto, muy “de los nuestros”. Barbara Bush es una mujer que valoro también: al igual que Nancy Reagan, no estaban obsesionadas con el lobby “pro vida” ni con el “aborto no aborto no aborto no!!!!!” tan escandaloso. Yo en 1992 estaba en un colegio cristiano (no sé si le comenté alguna vez que ese año estuve de intercambio por Miami) y recuerdo el ambiente sombrío el día de la derrota de Bush I.

    Exacto: lo que dice el señor Bush es que hay que tener cuidado e intentar entederlos “mejor”. Como bien dice, no hay nadie claramente que sea “elegido por el “tea party”, ya que eso es como decir “la sociedad” je je.

    ¿Ya ve usted Javier como se parecen a nosotros en sus ideas? ¡Se mofan! Eso sí: no está mal como movilización de derechistas, eso sí. Siempre y cuando sepan cuales son los límites razonables.

    Hmm…eso de una Corea unida sí que sería interesante pero siempre y cuando el sur “colonice” al norte y aplaste a los comunistas asesinos.

    ¡Ni hablar del efecto nefasto de Alemania, Javier!

    Mire yo como soy muy sincero y gráfico le comento lo que siento: a veces me siento como esos aldeanos mugrientos y protestantes que en su época protestaron contra esa Roma diabólica e imperial. Hoy nos toca contra Alemania (ganamos la IIA GM, ¿ganaremos la guerra financiera?) Lo veo muy negro la verdad. La única solución sería la entrada de Turquía a Europa pero eso no es posible por otros motivos. Sin embargo, sí estoy a favor de la ampliación al este porque finalmente el este de Europa podría hundir a esa Alemania — alguien les tiene que bajar los HUMOS YA.

    En eso NO estaba yo de acuerdo, para nada, con Bush I — él quería una Alemania unida aunque quizá eso se debe a que en EEUU hay muchos de origen alemán y votan jeje.

  4. Por cierto Javier, hablando de “protección de datos” y otras chorradas patrias, es posible que EL PAÍS publique algo relacionado con mi batalla judicial contra el colegio concertado La Salle en Madrid — exigimos que a los padres les devuelvan su dinero de las cuotas, al entender que éstas se cobraron con coacción e ilegalmente — sobre todo me parece gravísimo, penalmente, el acoso a los menores de edad y las humillaciones que han sufrido. ¿Usted se imagina algo tan descarado, ya en plan mafioso, en un colegio realmente bíblico? No digo que en los colegios bíblico-cristianos nunca se abuse, pero jamás se ha visto un caso como este. Hoy ya El País ha empezado a darle caña a los directores de los concertados, ya que ayer les envié un comunicado de prensa por parte de OLJE.

    Lo peor es la actitud de los papistas en Madrid: ayer recibí un correo amenazándome y llamándome “terrorista progre” JUAAS….cuando seguramente son ellos los que han permitido abusos sexuales en muchos colegios…ya se sabe que como en toda mafia “lo que es de la casa, se queda en casa”, “la cosa nostra”, ya sabe.

  5. Casi nada que añadir.

    Bush padre fue un hombre que, sin hacer mucho ruido, si que llevó muy bien el fin de la Guerra Fría (salvo el detalle alemán, pero bueno) y la Guerra del Golfo. Reagan tenía un encanto y un carisma que no tenía Bush pero, aún así, éste fue un gobernante muy profesional en su cargo.

    A ver si llega a buen puerto esta batalla legal, porque lo del concertado es un abuso. Hay que tener poca vergüenza para enviar esos mails.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: