Posteado por: Javier | febrero 16, 2011

Barbarie en la Complutense: BOCHORNOSO

¡QUÉ VERGONZOSO!

Gracias al trabajo de los profesionales del diario ABC, en el resto de España nos hemos enterado de esta bestialidad acontecida en la noche del viernes en el campus de la Universidad Complutense, en Madrid.

Qué voy a decir que no sepan del estado de la Universidad española, consecuencia de la idea de que la educación es un “derecho” y no un privilegio que pagamos todos y que o lo aprovechas o te largas: ni una sola entre las punteras de Europa, no hablemos ya del mundo. Pero esto pasa de castaño oscuro.

Algo habría que decirles a estos chavalillos: la próxima vez que cojan una cogorza, destrocen las casitas de sus señores papis (por hacerlo “suave” y “correctamente”, bien pudiera decírseles que, la próxima, destrocen la casita de “su puta madre”) y NO lo que pagamos y mantenemos todos con nuestros impuestos, asquerosos. Vale que piensen que la Universidad no es un lugar al que ir a formarse, sino a ejercer de piquetero. Vale que piensen que el recinto de la facultad está muy “bonito” convertido en algo similar a un campamento de las FARC (y OJO, no pretendo “politizar” el asunto: los de Pozuelo, en septiembre de 2009, los de la “pijo borroka”, no eran unos izquierdistas de palestina al cuello y camiseta del Che Guevara, precisamente, hay casos y casos). Pero destrozar un bien público es algo muy serio. Si solo fueran apestosos y nauseabundos orines y vómitos o pintadas ya serían merecedores de un expediente pero, en este caso, de identificarse a los autores, deberían ser inmediatamente expulsados. Lo ideal sería que saboreasen una bota, más que nada, para quitar la pastosidad que causa en la boca el alcohol, los porros y el vómito, pero, lamentablemente, las leyes no permiten a las fuerzas de seguridad llegar hasta ahí.

La “víctima” ha sido el famoso caballo del campus de Moncloa de la Universidad Complutense, perteneciente al grupo escultórico “Los portadores de la antorcha”. En el macrobotellón del pasado viernes se quedó sin antorcha por obra y ¿gracia? de estos señoritos. Tan contentos estaban de la “hazaña”, que los autores la colgaron en You Tube, con el título “Caballo Complutense violado”, aunque los muy cobardes la borraron al salir la noticia en la prensa. Esperemos que la Policía, o algún particular que quiera denunciar, haya descargado el video a tiempo y se identifique a los autores de la barbarie.

¿Cómo hicieron esto? Varios jóvenes se encaramaron al caballo y lo adornaron con bufandas y, seguidamente, se inició una lluvia de cubitos de hielo, vasos y botellas de plástico así como botes de refrescos sobre “Los portadores de la antorcha”. Después, la emprendieron con la antorcha. La movieron bruscamente hasta descolgarla. Qué “graciosos” y “simpáticos”.

Una consecuencia más, de las muchas, de la sobreprotección a la que son sometidos los niños y adolescentes. De los polvos de la infancia vienen estos lodos de la adolescencia.

Pequeños monstruos ha habido siempre, pero ¿qué puede hacer hoy un padre o madre ante un vástago así? Muchos de ustedes conocerán la modificación que, hace unos tres años, se introdujo en los artículos 154 y 268 del Código Civil, eliminando el derecho de padres y tutores a corregir “razonable y moderadamente” a sus hijos y a los menores. Los padres no están amparados legalmente en España no ya para castigar a hijos como estos, ni siquiera para darles una bofetada o un “cachete”. Como siempre, por caminos torcidos hacia la “libertad” (no es difícil encontrar información en internet, un poco manipuladora y sesgada si es en español, la verdad sea dicha, sobre castigos a estos gamberros brutales, en las escuelas de EEUU).

Estoy, en contra, como es lógico, del maltrato arbitrario a los niños, pero una cosa es eso y otra los castigos razonables, aunque sean físicos. Muchos no seríamos niños conflictivos en absoluto, a muchos nuestros padres nos dejarían bien clarito que las cosas había que ganárselas con el esfuerzo y estudiando, pero algún castigo nos caería, de vez en cuando, en el momento justo y no guardamos “rencor” alguno, en absoluto, sino todo lo contrario. Ahora agradecemos que en algún momento puntual nos corrigieran.

Pero hoy no quiero ni pensar en algunos monstruos, cada vez más, con la degradación social y moral que, desgraciadamente, sufrimos (ese “progreso” y esos “nuevos tiempos”), que llegan incluso a agredir no sólo a profesores y compañeros de clase sino hasta a sus propios padres.

¿Qué generación va a surgir así cuando crezcan?

Pues una conformada por gentuza que cree que está estudiando “por derecho”, que “ej que ej mi derecho”.

POR SUPUESTO: no toda la juventud pertenece a esa masa adocenada, empobrecida, mediocre y conformista, sin otra perspectiva tras su formación más que engrosar las listas del paro e intentar que el Estado les pague un subsidio para ir medio tirando, o, peor aún, de esa caterva de guarros sin otro oficio ni beneficio más que esperar al fin de semana (e incluso entresemana) para emborracharse.

Conozco a grandes jóvenes (y la juventud de nuestro país no es peor que la de otros, eso siempre lo diré) y, precisamente, lo que se echa de menos es que no haya más como ellos.

Pero esto es BOCHORNOSO.

Anuncios

Responses

  1. El salvajismo que hemos visto los madrileños de toda la vida en el campus, en los últimos días, no tiene paralelo histórico ni social. Porque, una cosa es una gamberrada de toda la vida (por lo menos antiguamente, éstas tenían su inteligencia y un claro motivo político-racial-social-religioso) pero ¿esto QUÉ COÑO ES? ¿Qué “mensaje” quieren dar? NINGUNO — sólo es dañar por el daño pero no con un claro motivo detrás- A lo mejor piensan que eso es muy gracioso.

    El vídeo sí está disponible pero aquí:

    http://www.telemadrid.es/?q=programas/moviles/vandalismo-en-la-complutense

    Fíjese las risitas — ¡hasta hay señoritas participando! Hay que ser zorra, puta y guarra para estar riéndose en un acto así. Perversión depravada total. Parecen las hijas del mismísimo demonio Javier y yo me temo que el infierno tiene que ser algo parecido y estar repleto de escoria humana como esa.

    Yo he dicho lo mismo: es lo que tiene el acceso universal a la educación superior. Por la gracia de Dios, sin embargo, ese chollo está a punto de acabarse ahora que entra en vigor Bolonia que exige PAGAR por tu educación universitaria. Ya verá usted, Javier, como siendo así, la mayoría de los alumnos no van a tolerar esas gracias ya que sencillamente pagarán ellos en vez de todos los contribuyentes como ocurre ahora.

    Esto es el pan nuestro de cada día en esta ciudad: por cierto, no olvidemos que en Madrid gobiernan los del PP…los que van de “rectos y morales” por la vida y “gente de orden”. Desconozco cómo está la situación en su ciudad pero lo de Madrid no tiene nombre — lo que deberían hacer es CUMPLIR con la NORMATIVA MUNICIPAL YA VIGENTE y darle unas multas ejemplares y hasta retirarles la matrícula y expulsarles de la universidad. No sé si será suficiente mandar policía municipal — ahí tendrían que enviar ya los antidisturbios y gases lacrimógenos a ver si se les baja los humos a esos jovenzuelos chulescos.

  2. La normativa no la conozco, pero estos bárbaros debieran ser expedientados, multados y expulsados con pérdida de todo lo que hayan pagado por la matrícula y, si alguno tiene una beca, sin posibilidad de volver a solicitar ninguna. Así aprenderían. El dinero no sobra y no está para regalarlo a esta gentuza. Si quieren estudiar, que los papis los lleven a la privada.

    Aquí, a los barbaros poco les faltó para provocar un grave accidente en una de esas fiestas, hace unos años, en 2006. En una gasolinera que está al lado del recinto de la Universidad.

    Mire. Tuvo que ir hasta la policía nacional. Sí, y creo que con los municipales no hay suficiente. Si tiene que caer una lluvia de pelotas de goma y gases lacrimógenos y que conozcan al Sr. Código Penal, bienvenido sea.

    Mire lo que hicieron estos descerebrados:

    http://www.20minutos.es/noticia/160011/1/

    “El segundo macrobotellón universitario convocado ayer en Reina Mercedes estuvo a punto de acabar en tragedia. Los 9.000 jóvenes que participaron en él tomaron la avenida de la Raza y la gasolinera que hay en el cruce con la calle Profesor García González. En ella bebieron, fumaron y usaron los móviles. «Ha sido algo inaudito, un auténtico peligro para todos», denuncia el gerente de la estación. «Hasta había jóvenes sentados en los surtidores fumando cigarros», asegura. Y la Policía Local «nos dijo que estaba sólo por si se producían altercados». El macrobotellón acabó con una denuncia de la gasolinera al Ayuntamiento.
    La Policía desalojó a los jóvenes de esta estación de servicio horas después. Más de 40 agentes de la Policía Nacional y Local se trasladaron a la zona. La Raza se cortó al tráfico, al igual que las calles Profesor García González y Paéz de Rivera.”

    Pero hay que ser ANIMAL. ¡¡FUMANDO SENTADOS EN UN SURTIDOR DE GASOLINA!!

    Y lo del PP en Madrid no tiene nombre. Porque, por lo menos, los de aquí no van dando lecciones de orden, rectitud o moralidad.

  3. JAJAJAJAJAJA LEA ESTO JAVIER: Les ha salido el tiro por la culata. CUANTO ME ALEGRO!! Cabizbajos y derrotados — esa ESCORIA es lo que se merece sentir – ojalá la presencia policial SEA PERMANENTE y no sólo para ganar puntos electorales.

    http://www.abc.es/20110219/madrid/abcp-policia-toma-complutense-20110219.html

  4. […] en mi zona, subiría a la azotea y les bañaría literalmente con cubos de agua fría. Don Javier se ha hecho eco de la creciente indignación ante estos acontecimientos […]

  5. ¡Hay que ver!, unos pobrecillos chavales que ya iban con todo preparado y se tuvieron que volver atras “cabizbajos”.

    ¡Pero si eso es “un derecho”!

    Bastante hay ya con que, por esos vandalos, haya que gastar más en recursos policiales para proteger los monumentos, así que quejas las justas.

  6. JAJAJAJAJ sí sí, yo es que me imagino el “show” de anoche Javier. Yo, por una parte, rodeado de Códigos Penales + Constitución, teniendo una discusión enriquecedora con usted sobre el domicilio, y esos vándalos, por otra parte, dejando sus vómitos, meadas y deshechos en el campus — nada más llegar me imagino la carota que habrán puesto. “OYE TRONKO QUE EJTÁ LA POLI POR HAY” —

    jaja CAÑA CAÑA CAÑA. Me gustó lo que relata la periodista de uno de ellos: “¿y ahora dónde vais?” “a casa de este” (con cara de pocos amigos). Oiga pues MUY BIEN…NORMAL. ¿Quieres hacer el ridículo con tu borrachera? Ok, VÉTE A TU PUTA CASA y NO ENSUCIES NUESTRO PATRIMONIO NACIONAL QUE PAGAMOS — YO PAGO, JAVIER PAGA, los ciudadanos HONRADOS PAGAN y NOSOTROS NO PAGAMOS IMPUESTOS para que tú, bicho asqueroso botellonero, vayas al campus a DESTRUIR NUESTRO PATRIMONIO NACIONAL.

    Yo NO pago impuestos para que tú pintes la propiedad pública, hijo de puta.

    He dicho.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: