Posteado por: Javier | abril 1, 2011

Desde la barrera

Bueno, pues hoy inauguramos el mes de abril. El invierno ya pasó y estamos metidos en plena primavera. Es impresionante, y ya lo he dicho antes, cómo pasa el tiempo. Hace nada estábamos dando la bienvenida al nuevo año y, antes de que nos demos cuenta, ya estaremos en el verano. No me gusta nada el calor decadente de mi ciudad en verano, es lo único que no me gusta del clima, pero lo sobrellevaré y sobreviviré, como todos los años.

Uno de abril. Hoy hace 72 años que se produjo el triunfo del alzamiento del bando nacional en la Guerra Civil española (o “la Cruzada” como la llamaban los vencedores). Aunque haya muchos que tengan aún la bandera del águila en el corazón (cuando no en el armario), como algún tonto del culo, hoy los derechistas liberales y democráticos no tenemos nada que celebrar, por mucho que digan lo contrario los píos moas de este mundo, y eso es algo que ya comenté y justifiqué en su momento.

Ciertamente, cualquiera que no conociera nada de España y se enganchase un día entero a alguno de los distintos medios basura tanto derechistas como izquierdistas, llámense Intereconomía, La Gaceta, Es Radio, Minuto Fascista,… perdón, digoooo… Minuto Digital, por un lado, o El Plural, Público o cualquier otro perteneciente al Grupo Mierdapro-gre,… ¡ay, perdón!, cómo estoy hoy, Mediapro, quise decir,… cualquiera que hiciera esto pensaría que estamos en una situación casi de guerra civil. En una situación de estar a solo un paso de un golpe de estado fascista, con turbas violentas y descontroladas asaltando y quemando iglesias y un gobierno totalitario alentando estos ataques.

La realidad es que lo que tenemos es un gobierno de incompetentes y mentirosos, una buena pandilla de gilipollas, lo que son los actuales “anti-clericales” (y, que yo sepa, la gilipollez no es algo prohibible) y algunos que parece que más quisieran ellos que sí, que esto fuera el 36, o, mejor, el 39, el “año victorioso”. A Dios gracias, la mayoría de españoles pasa de toda esta gente. También es cierto que hoy día España ni es católica, ni cristiana, ni es nada, es ni fu ni fa; España no cree en nada actualmente y cada vez menos.

Hace pocos días estuve mirando por curiosidad la web del Centro “Jurídico” Tomás Moro, una organización “jurídica” ultra-católica, y es impresionante la actividad tan frenética que han tenido en los últimos días. Andan como verdaderas metralletas, disparando a todo lo que se mueva y plantando querellas en base a ese dichoso artículo 521 del Código Penal, que castiga las ofensas contra los sentimientos religiosos. Nada raro, tratándose de una institución ultra-católica, y por tanto, a la vez, totalitaria, como un totalitario fue el personaje que le da nombre, que se dedique a tupir los tribunales (como si no estuviesen ya suficientemente colapsados) con cosas como el que las Juventudes Socialistas de Andalucía hayan presentado una campaña en Sevilla titulada “Que no te den una hostia. Ponte el codón”, con el lema “Bendito condón que quitas el sida del mundo”. Muy posiblemente sí, hay intención por parte de los tontitos de las juventudes sociatas de ofender a los católicos, pero hasta qué punto llegamos si pretendemos castigar penalmente la ofensa de sentimientos personales. ¿Me ofende a mí y me protege ese artículo si hacen procesionar debajo de mi casa una imagen de la virgen María, una práctica idolátrica y anti-bíblica? ¿Se puede considerar que eso ofende mis “sentimientos” calvinistas y presbiterianos, cristiano-biblicos, en definitiva?

Otro tanto ocurre con el asunto de la capilla de la Universidad Complutense y la “procesión atea” planeada en Madrid para el próximo 21 de abril. En el primer caso no ha sido más que la gamberrada de unas putas, guarras y aquerosas, ni más ni menos, por mucho que pareciera, viendo el revuelo formado, que Nerón o Diocleciano hubieran vuelto de la tumba. Pero el problema de fondo es qué pinta una capilla católica en una universidad pública, que la financiamos TODOS con nuestro dinero, hasta los que no somos católicos. La procesión de los “ateos” no pasa de idiotez para llamar la atención. Si la organizan con su dinero, no seré yo quien quite las ganas a nadie de hacer el idiota (¿vamos a prohibir la idiotez?). Muchísimo, pero muchísimo más grave, ni punto de comparación, me parece el que se emplee dinero público para financiar la cabalgata del día del “orgullo gay”, no lo que parece que se van a montar estos tipos.

Es impresionante, por otra parte, cómo ha engañado el PSOE a sus votantes, aunque ya sea bien conocido, después de 30 años, que los fans socialistas más fieles se caracterizan por tener una enorme boca con la que pueden tragar todas las bolas y los bulos, por voluminosos que sean, que les lancen desde su partido político favorito. No han tocado ni uno solo de los privilegios, heredados del franquismo, que aún conserva la Iglesia Católica en España y, tras plantear una nueva ley orgánica de libertad religiosa, se han echado atrás, por “la falta de consenso”, según ellos. Votantes más recalcitrantes del PSOE: os lo merecéis, pringaos.

Yo este “espectáculo” seguiré viéndolo desde la barrera (utilizando un simil taurino, aunque detesto los toros). A mí que no pretendan “reclutarme”.

Anuncios

Responses

  1. Empezando o partiendo del hecho de que Tomás Moro era un ASESINO totalitario, no me extraña en absoluto lo que comenta Javier aquí hoy, para el asombro de todo demócrata y liberal.

    ¿Conoce vd el caso de Juan Frith? A Frith lo quemaron en la hoguera, el día 4 de julio de 1533 y ¿su delito? Por oponerse a la doctrina católica papista de la “transubstanciacion” pero Tomás Moro lo odiaba por mucho más que eso.

    Frith era un hombre de paz, Javier, y quería iniciar cambios NO con coacciones totalitarias como hace la Iglesia de Roma, sino a través de la enseñanza, la prédica y la escritura. Pero él era un hombre muy valiente y se enfrentó a las autoridades eclesiásticas de Roma.

    Trabajaba con William Tyndale, otro reformista democrático contra el totalitarismo fascista de Roma.

    Fíjese como se las gastaba Roma en los 1500s (si fuera por ellos, todo el que no sea católico hoy sería CASTIGADO) y por eso están locos por ver más detenciones de ateos y otras gentes. Ah y en cuanto a que el PSOE ha mentido, pues sí, ha mentido, y en cualquier país normal y democrático, tendríamos elecciones anticipadas pero esto es España, donde todo vale.

  2. Tomás Moro, ¿qué decir? Ese sí que era UN DEMONIO.

    Gracias a su inestimable ayuda en la persecución de los luteranos, Clemente VII nombró “Defensor fidei” a Enrique VIII. Eso sí, era tan ferviente defensor del papado que, después del cisma, en 1535 fue enjuiciado por orden del propio Enrique VIII, por no prestar el juramento antipapista frente al surgimiento de la Iglesia Anglicana ni aceptar el Acta de Supremacía, siendo decapitado el 6 de julio de ese mismo año. En 1935 fue canonizado por la Iglesia Católica, quien lo considera un santo y mártir.

    A todo cochino le llega al final su “san martín” dice el refrán popular.

  3. Al final es la misma narrativa de siempre — “absolutistas” versus “tolerantes”.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: