Posteado por: Javier | mayo 6, 2011

El día en que finalizó la “dieta” de Bobby Sands

Ayer, cinco de mayo, se cumplieron treinta años de la finalización en muerte de la huelga de hambre del terrorista del IRA Bobby Sands, en la prisión norirlandesa de Maze, donde se encontraba cumpliendo una condena de 14 años. La muerte de este personaje fue todo un boom propagandístico para el IRA y desató toda una oleada de violencia y disturbios en Irlanda del Norte como no se había visto en años.

¿Qué exigía, concretamente, este personaje para ponerse en huelga de hambre y empezar a echar un pulso al Gobierno británico?

Sands, junto con otros compinches, que le secundaron y fallecieron posteriormente, quería que los presos del IRA tuvieran una serie de privilegios y beneficios penitenciarios como “presos políticos” en lugar de como vulgares terroristas.

Bobby Sands no fue una “víctima” del Gobierno británico, ni mucho menos un “martir”. ÉL ELIGIÓ VOLUNTARIAMENTE MORIR, cosa que no pudieron escoger las víctimas del terrorismo del IRA (protestantes inocentes y, no olvidemos, algunos católicos que no comulgaban con las tesis de esta banda, igualmente) como dejó bien claro Margaret Thatcher el 6 de mayo de 1981, el día siguiente a su muerte, en la Cámara de los Comunes: “El Sr. Sands era un criminal convicto. ELIGIÓ LLEVARSE SU PROPIA VIDA. UNA OPCIÓN QUE SU ORGANIZACIÓN NO DEJÓ TOMAR A MUCHAS DE SUS VÍCTIMAS“.

Este individuo era un ferviente católico y la iglesia papal no dudó en darle la extrema unción pesé a que, de acuerdo, con la teología católica de aquellos tiempos, el suicidio era un “pecado imperdonable” (desde el Catecismo de 1992, no, la Iglesia Católica cambia de opinión como un camaleón de color, pero estábamos en 1981). Esto es una cuestión “espiritual”, no objeto de esta entrada, pero, bíblicamente, el suicidio es un pecado grave pero no se puede decir automáticamente que el suicida vaya a ir al infierno por ello. Solo Dios puede quitar la vida que nos ha dado. Si miramos lo que ha sido la vida y la calidad moral de famosos suicidas, podemos estar casi seguros de que con su acto lo único que ha hecho es adelantar su ingreso en el infierno que, de todas formas, le esperaba tras su muerte, aunque esta fuera natural y no provocada por él mismo. Bobby Sands no me cabe casi ninguna duda de que ahora mismo está en el lago de fuego, salvo que se arrepintiera a última hora, no lo puedo saber pero lo veo harto improbable.

Quien ES SALVO, SIEMPRE ES SALVO, pase lo que pase. Esto no significa que el suicidio no sea un pecado serio contra Dios. De acuerdo con la Biblia, el suicidio es asesinato; este siempre está mal. Yo tendría serias dudas acerca de la autenticidad de la fe de cualquiera que clama ser cristiano y sin embargo comete suicidio. No hay circunstancia que pueda justificar a alguien, especialmente a un cristiano, que se quite la vida. Los cristianos son llamados a vivir sus vidas para Dios, la decisión de cuándo morir es de Dios y solamente de Dios, aunque exista una mínima posibilidad de que alguien que sea verdaderamente cristiano y sea salvo pueda suicidarse por alguna circunstancia que escape a nuestra comprensión. Pero la cuestión es que la Iglesia Católica no dudó en dar “apoyo espiritual” a ese criminal, aun contradiciendo sus posturas teológicas frente al suicidio, hasta el punto de que un emisario de Juan Pablo II fue a entregar a Sands un crucifijo bendecido. Aunque este individuo perteneciera a una organización terrorista y aunque esto pudiera causar graves disturbios en Irlanda del Norte, nada de eso importó al Papa de Roma.

Las demandas de Bobby Sands eran inasumibles para un gobierno que no quisiera que los terroristas se salieran con la suya: pasar a un “Estatus de Categoría Especial”, que les eximía de la normativa ordinaria de las prisiones, otorgándoles unos privilegios similares a los de los presos políticos, como derecho a no vestir uniforme presidiario, derecho a no tener que realizar trabajos en prisión, derecho a la libre asociación con otros presos y a la organización de actividades educativas y recreativas y derecho a una visita, carta, y parcela por semana.

Estas protestas dieron comienzo en 1976 con la llamada “Protesta de la Manta”, cuando los presos del IRA se negaron a vestir los uniformes de presidiarios, sustituyéndolos por mantas. En 1978, dio comienzo la “Protesta Sucia”, durante la que los presos se negaron a lavarse y embadurnaron las paredes de sus celdas con excrementos. Al no tener éxito con estas medidas de presión, en 1981, capitaneados por Sands, quien fue el promotor, pasaron a la huelga de hambre. Sands, como “Oficial al Mando”, fue el primero, y dio la orden de que el resto de presos se unieran a la huelga progresivamente para maximizar el interés de la opinión pública y conseguir mayor publicidad a nivel internacional. De Sands sí puede decirse que, al menos, a diferencia de otro terrorista criminal como De Juana Chaos, sí llegó hasta el final con lo que dijo que iba a hacer, pero poco más.

Por supuesto, como siempre me gusta aclarar, no todos los católicos norirlandeses apoyan las acciones del IRA e incluso algunos han sido víctimas junto con los protestantes. También hay que condenar las acciones de algunos grupos “paramilitares” protestantes pues el terrorismo es terrorismo, lo ejerza quien lo ejerza. Pero hablando de De Juana, es de recordar como, nada más llegar a Belfast en 2008, empezó a correrse la voz, entre los simpatizantes del Sinn Fein, el brazo político del IRA, de que el etarra era una especie de “Bobby Sands”. En Irlanda del Norte, no es raro ver a simpatizantes del Sinn Fein con camisetas en las que se pide “libertad” para Irlanda, Cataluña, Galicia y País Vasco o con pegatinas de “Euskadi Ta Askatasuna”, con encapuchado con rifle incluido, mientras que los trámites para la residencia de De Juana en Belfast fueron supuestamente gestionados por una asociación republicana ligada al brazo político del IRA. Unos y otros tienen bastante afinidad en espíritu y objetivos (aunque el problema del Ulster y el del País Vasco, a priori, sean dos historias completamente distintas).

También es cierto que, en España, no es necesario ser un miserable batasuno para simpatizar, aunque sea levemente, con estas “causas”. Como en otras cosas, en España tenemos bastante poca perspectiva y nos basamos en no pocos tópicos a la hora de formarnos una idea sobre muchas cosas. Una de ellas es el conflicto de Irlanda del Norte. Parece que existe una tendencia natural a simpatizar automáticamente con la República de Irlanda y la comunidad católica norirlandesa. Desde ámbitos radicales poco recomendables, ligados a la izquierda más radical y separatista vasca, por ejemplo, es indudable (NO TODOS LOS CATÓLICOS IRLANDESES han apoyado el terrorismo del IRA, OTRA VEZ LO DIGO y tampoco vamos a “criminalizar” a todo un país como Irlanda, por supuesto, no digo eso, y quede dicho, es más, ni siquiera la mayoría de los irlandeses apoyan el terrorismo, pero he de reconocer que me pone los pelos de punta ver a abertzales o ultras radicales pro-etarras en los campos de fútbol del País Vasco portando banderas de la República de Irlanda).

No sé si por esa natural tendencia que tenemos en este país a pensar que el, en apariencia, menos fuerte automáticamente tiene la razón (es lo que ocurre con el conflicto entre Israel y los palestinos, sin ir más lejos). Tampoco sé si es por una cierta empatía católica con los irlandeses, no lo creo, viendo el nivel de “catolicismo” de la España actual y la ignorancia que existe en general sobre ese conflicto. Seguramente, lo que más abunda es odio y recelo a Inglaterra o lo inglés, pues el caso es que existiría una percepción generalizada de que la población protestante del Ulster serían una especie de invasores que habrían colonizado a la fuerza, hace siglos, con apoyo de la poderosa Inglaterra, esas tierras imponiendo su dominio “injustamente” a los irlandeses católicos, legítimos dueños de la misma.

La muerte de Sands suscitó acaloradas intervenciones en la Cámara de los Comunes en torno al terrorismo, y el modo en que el Gobierno debía afrontarlo. Margaret Thatcher repitió con creciente convencimiento su postura frente al problema: los terroristas son criminales comunes y sus actos no pueden aspirar a justificación política alguna. “Ni han tenido ni van a tener estatuto político. Nosotros estamos del lado de proteger a los ciudadanos inocentes y si Sands ha muerto, es porque él mismo eligió libremente esa muerte”. Thatcher recibió el apoyo del líder de la oposición, Michael Foot, y se expresó rotundamente contra “el chantaje y las amenazas violentas de los pistoleros”. No podía consentirse que lograran dar dimensión política a sus crímenes. Sands no estaba cumpliendo la condena por un asesinato en concreto, pero sí por pertenecer, desde largo tiempo atrás, a una organización terrorista.

Afortunadamente, Thatcher no cedió a las presiones de Sands y sus cómplices (hay que reiterarlo todas las veces que haga falta: ellos mismos eligieron su destino), que pretendían legitimar políticamente sus actividades terroristas mediante un chantaje emocional a la sociedad británica y el resto del mundo.

Gracias a Dios, no tuvieron ningún éxito.


Responses

  1. “existiría una percepción generalizada de que la población protestante del Ulster serían una especie de invasores que habrían colonizado a la fuerza, hace siglos, con apoyo de la poderosa Inglaterra, esas tierras imponiendo su dominio “injustamente” a los irlandeses católicos, legítimos dueños de la misma.”

    ¿Acaso no es cierto?

  2. Por lo que sé de la historia de la isla de Irlanda, los actuales irlandeses poco tienen que ver con sus primitivos habitantes, sino que son una mezcla de éstos con una serie de clanes gaélico-noruegos, oriundos de Escocia, conocidos como “Gallowglass”, que llegaron en el siglo XIII, con posterioridad a que los normandos, que llevaban allí ya varios siglos, controlasen la isla y que siguieron siendo católicos aún después de la Reforma protestante.

    Lo que quiero decir, de todas formas, es que antes sí hubo una presencia inglesa, incluso antes de la conformación de la actual población irlandesa, lo que no quiere decir que estos no sean también legítimos habitantes de Irlanda.

  3. Entre Irlanda y Gran Bretaña siempre ha habido mucha migración en ambos sentidos: los pictos, scots,… eran de origen irlandés. A lo que habría que sumarle los aportes germánicos y vinkingos. Por ello, es dificil hablar de “primitivos habitantes”, sobre todo en Gran Bretaña, que ha recibido una mayor inmigración.

    La mayor parte de la inmigración que ha llegado a Irlanda ha acabo integrándose en la cultura irlandesa (céltica o gaélica): los vikingos, los ingleses que vinieron de la mano de la invasión normanda (que serán conocidos como los Old English y se verán fuera de juego tras la Reforma protestante), y los escoceses que usted comenta.

    El problema “poblacional” o “demográfico” actual de Irlanda del Norte proviene del siglo XVI. El Ulstes historicamente siempre fue la provincia más rebelde, por lo que fue la más duramente colonizada. En esta ocasión, por colonos protestantes que no se integrarían.

    Estamos hablando de una colonización que despoja a los irlandeses de sus tierras para asentar a colonos y que les niega todo derecho politico por ser irlandeses católicos (incluyendo a los Old English).

  4. Pero aunque se produjeran hechos y algunos abusos que no son defendibles, eso no legitima el terrorismo.

    OJO: no lo digo por usted (aclaro, como las cosas por escrito pueden interpretarse de forma incorrecta), sino por muchos que defienden que el aparentemente menos poderoso tiene siempre la razón (por eso puse también el ejemplo de Israel) y que todo lo que haga está justificado, que ese es el sentido de lo que puse en la entrada.

    Eso unido a una gran ignorancia: ¿Qué nos parecería a nosotros si entre la población protestante del Ulster hubiera pro-etarras (realmente, la realidad es la contraria, pero es un suponer)?

  5. Bobby Sands era un patriota católico irlandés. Hoy es un héroe y un mártir. Así de simple.

  6. Qué intervención más repulsiva.

    Bobby Sands era UN TERRORISTA, un miembro del IRA Provisional, una organización involucrada en actividades terroristas, hasta que anunció en 2005 el “cese de la lucha armada” y su posterior disolución en 2008.

    ¿Un “patriota católico irlandés”? ¿Y los etarras qué son? ¿Patriotas vascos, según usted?

    No, un suicida no es ningún héroe.

  7. Segun su analisis Cristo se suicido

  8. Vaya, hacía tiempo que no llegaban mensajes provocadores en estos temas, pero, como a mí los ateos como usted que vienen haciéndose los chistosos lo que me inspiran es compasión y como quién sabe si Dios se apiadará de usted en su miopía espiritual, voy a tener un poco de paciencia y le explico:

    Jesús no se suicidó, si lo hubiera hecho, implicaría que habría pecado, pero, sin embargo, Jesús no tuvo pecado. La muerte de Jesús estaba preordenada por Dios desde antes de la creación del mundo como expiación por los pecados de su pueblo. Lea aquí:

    Hechos 4:27, 28: “Porque verdaderamente se unieron en esta ciudad contra tu santo Hijo Jesús, a quien ungiste, Herodes y Poncio Pilato, con los gentiles y el pueblo de Israel, para hacer cuanto tu mano y tu consejo habían antes determinado que sucediera”.

    Pedro nos dice que Cristo fue “destinado desde antes de la fundación del mundo” como sacrificio por el pecado (1 P. 1:20).

    El propio Jesús, siendo Dios, sabía desde la eternidad quién le iba a entregar a la muerte.

    Juan 6:64: “Porque Jesús sabía desde el principio quiénes eran los que no creían, y quién le había de entregar”.

    ¿Por qué no hizo nada Jesús para evitar su propia muerte?

    Porque así estaba determinado por Dios Padre desde la eternidad, y Jesús como Dios Hijo, estaba sujeto a la voluntad del Padre:

    Juan 5:30: “No puedo yo hacer nada por mí mismo; según oigo, así juzgo; y mi juicio es justo, porque no busco mi voluntad, sino la voluntad del que me envió, la del Padre”.

    Juan 6:37: “Por que he venido de los cielos, no para hacer Mi propia voluntad, sino la voluntad de Él, quién me envió”.

    Juan 8:28: “Por lo tanto, dijo Jesús: ‘Cuando hayan levantado al Hijo del Hombre, entonces ustedes conocerán que yo soy, y que no hago nada por Mi propia iniciativa, sino que hablo estas cosas como el Padre me enseñó’”.

    Lea y estudie la Biblia, ore a Dios y reconozca a Cristo como Salvador, pues de ello depende su vida eterna, y deje de decir estupideces, perdiendo el tiempo y el dinero, en los blogs y foros de internet.

  9. […] salvó de milagro de un atentado perpetrado por el IRA en Brighton (precisamente, tres años antes había mostrado su firmeza frente al chantaje de Bobby Sands y sus compinches). También hubo de enfrentarse entre 1984 y 1985 a una dura huelga de mineros, que terminó con […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: