Posteado por: Javier | mayo 9, 2011

Suerte, mágia, hechicería: ¿qué dioses seguimos?

¿Qué nos dice la Biblia de la brujería o cosas como el tarot, el horóscopo y los agoreros?

Para empezar, los cristianos no creemos ni en la suerte, ni en la magia, ni en la hechicería ni en la adivinación. No jugamos a loterías ni apostamos, ni creemos que nuestro destino lo determine un echador de cartas ni la posición de los astros en el firmamento.

Dios dijo a Moisés “Yo soy Jehová tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de casa de servidumbre. No tendrás dioses ajenos delante de mí” (Éxodo 20:2-3). Es el punto de partida pero, igualmente es muy esclarecedor Isaías 65, 11-13: “Pero vosotros los que dejáis a Jehová, que olvidáis mi santo monte, que ponéis mesa para la Fortuna, y suministráis libaciones para el Destino; yo también os destinaré a la espada, y todos vosotros os arrodillaréis al degolladero, por cuanto llamé, y no respondisteis; hablé, y no oísteis, sino que hicisteis lo malo delante de mis ojos, y escogisteis lo que me desagrada. Por tanto, así dijo Jehová el Señor: He aquí que mis siervos comerán, y vosotros tendréis hambre; he aquí que mis siervos beberán, y vosotros tendréis sed; he aquí que mis siervos se alegrarán, y vosotros seréis avergonzados”.

Nadie se condena porque se le escape la expresión “¡Qué mala suerte” o compre un décimo de lotería, puesto que la salvación no depende de los actos propios, pero un cristiano sabe que su destino no está en manos de dioses llamados “suerte” o “azar” sino en el llamado Jehová. Lo condenable no es en sí el hecho de participar en juegos de azar sino la codicia y el afán desmesurado de dinero y enriquecernos rápidamente y sin esfuerzo. Por otra parte, hay muchos casos de ganadores de grandes premios gracias al juego quienes, pocos años después, se encuentran en una situación económica aún peor de la que estaban al principio y comidos por las numerosas deudas que han contraido. Pocos, si hubiera alguno, en realidad dan el dinero a una buena causa. Además, Dios no necesita nuestro dinero para financiar Su misión en el mundo. Proverbios 13:11 dice que “El dinero mal habido pronto se acaba; quien ahorra, poco a poco se enriquece”. No es el azar, sino el ahorro, la forma cristiana de enriquecernos.

En cuanto a la magia y la hechicería, la Biblia, en el Antiguo Testamento, es igualmente clara, empezando por la ley mosaica. En Levítico leemos “No seréis agoreros, ni adivinos” (19:26), “No os volváis a los encantadores ni a los adivinos; no los consultéis, contaminándoos con ellos. Yo Jehová vuestro Dios” (19:31). Y, es más, incluso la condena a estas actividades: “A la hechicera no dejarás que viva” (Éxodo 22:18), “Y la persona que atendiere a encantadores o adivinos, para prostituirse tras de ellos, yo pondré mi rostro contra la tal persona, y la cortaré de entre su pueblo” (Levítico 20:6), “Y el hombre o la mujer que evocare espíritus de muertos o se entregare a la adivinación, ha de morir; serán apedreados; su sangre será sobre ellos” (Levítico 20:27), “No sea hallado en ti quien haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, ni quien practique adivinación, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero, ni encantador, ni adivino, ni mago, ni quien consulte a los muertos. Porque es abominación para con Jehová cualquiera que hace estas cosas, y por estas abominaciones Jehová tu Dios echa estas naciones de delante de ti” (Deuteronomio 18:10-12), “Samuel había muerto, y todo Israel lo había llorado, y lo habían sepultado en Ramá su ciudad. Y Saúl había echado de la tierra a los médium y espiritistas” (I Samuel 28:3).

Igualmente, lo aberrante para Dios de la magia y la hechicería queda muy de manifiesto en Ezequiel 13:18-23: “y di: Así ha dicho Jehová el Señor: ¡Ay de aquellas que cosen vendas mágicas para todas las manos, y hacen velos mágicos para la cabeza de toda edad, para cazar las almas! ¿Habéis de cazar las almas de mi pueblo, para mantener así vuestra propia vida? ¿Y habéis de profanarme entre mi pueblo por puñados de cebada y por pedazos de pan, matando a las personas que no deben morir, y dando vida a las personas que no deben vivir, mintiendo a mi pueblo que escucha la mentira? Por tanto, así ha dicho Jehová el Señor: He aquí yo estoy contra vuestras vendas mágicas, con que cazáis las almas al vuelo; yo las libraré de vuestras manos, y soltaré para que vuelen como aves las almas que vosotras cazáis volando. Romperé asimismo vuestros velos mágicos, y libraré a mi pueblo de vuestra mano, y no estarán más como presa en vuestra mano; y sabréis que yo soy Jehová. Por cuanto entristecisteis con mentiras el corazón del justo, al cual yo no entristecí, y fortalecisteis las manos del impío, para que no se apartase de su mal camino, infundiéndole ánimo, por tanto, no veréis más visión vana, ni practicaréis más adivinación; y libraré mi pueblo de vuestra mano, y sabréis que yo soy Jehová”.

Ya en el Nuevo Testamento, Jesús nos dice: “Adorarás al Señor tu Dios, y a Él solo servirás” (Mateo 4:10). Las prácticas mágicas son condenadas como obstáculos a la fe cristiana, destacando el caso del mago Simón en los Hechos de los Apóstoles, a quien San Pedro reprendió severamente (Hechos 8,9:18-24). Pablo condenó enérgicamente al mago y falso profeta Barjesús que impedía el anuncio en Chipre (Hechos 13,6-12). En el capítulo 19 de los Hechos, leemos también: “Muchos de los que habían aceptado la fe venían a confesar y exponer todo lo que antes habían hecho. No pocos de los que habían practicado la magia hicieron un montón con sus libros y los quemaron delante de todos. Calculando el precio de los libros, se estimó en unas cincuenta mil monedas de plata. De esta forma la Palabra de Dios manifestaba su poder, se extendía y se robustecía” (Hechos 19:19-20).

En su Carta a los Galatas (5:19-21), Pablo dice que “Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios”. En el libro del Apocalipsis, se anuncia que los hechiceros junto con los “pervertidos, fornicarios, asesinos, idólatras y engañadores”, no tendrán entrada a la Ciudad celestial (Apocalipsis 22:15).

Existe una soberanía de Dios sobre todas las cosas, tiene un dominio absoluto sobre toda la Creación (“Decir que Dios es soberano, es declarar que Él es el Todopoderoso, el Poseedor de todo poder en el cielo y la tierra, así que nadie puede rechazar Sus consejos, desbaratar Sus propósitos, o resistir Su voluntad”, Salmo 113:13) y, por tanto, debe haber una confianza total en el Dios único que nos ama y que tiene “todo poder en el cielo y en la tierra” (Mateo 28:18), de manera que, si realmente estamos con Jesucristo, no tememos ninguna fuerza maléfica ni intentaremos usarla.

—————————————————————

La segunda parte de la entrada la ilustro con el siguiente artículo y tiene que ver con una serie de prácticas y movimientos ocultistas muy de moda entre algunos jóvenes sobre todo en las dos últimas décadas (aunque alguno, como el gótico, se inició a principios de los 80). Incluso algunas, por inocentes y semejantes a juegos de niños que puedan parecer, encierran numerosos problemas espirituales para los hijos de familias cristianas. Lógicamente, un cristiano no teme a estas cosas, la cuestión es que todas plantean una espiritualidad sin Dios o dominada por una “deidad” más parecida a Satanás que a cualquier otra cosa.

LOS JÓVENES Y LO OCULTO

Por Jasón Barker
(traducción para internet por Adda Velez)

Lo oculto se ha convertido en un componente común de los programas televisivos orientados a los Jóvenes.  La creciente exposición de brujería y otras prácticas ocultas ha aumentado la aceptación de estas prácticas por los jóvenes, quienes la ven como algo excitante, exótico y alternativas para evadir la religión, particularmente el Cristianismo.

Un estudio de adolescentes locales en Lexington (Kentucky, EU) por el diario el Heraldo en 1997 mostró que “existe una subcultura, cultura subterránea, “underground” que hacen culto a lo “gótico”, vampirismo y otras muestras de envolvimiento en lo oculto por los niños y adolescentes”.  Esta rebelión expresada en la Biblia, es la brujería, vampirismo y satanismo, entre otras prácticas ocultistas.

El estudio concluye que muchos signos de envolvimiento satánico en los adolescentes (tales como símbolos satánicos en libros o cuadernos, mochilas, calcomanías) es mucho más que simple y temporal rebelión contra las normas sociales. Los jóvenes están haciendo pactos con las fuerzas espirituales ocultas y los Padres de familia tenemos que estar alertas.

Un pequeño porcentaje de los adolescentes que muestran interés en símbolos ocultos, terminan envueltos dentro de prácticas ocultas serias, pero muchos de ellos abren puertas espirituales al hablar y practicar de lo que no saben.

Los Jóvenes y lo oculto: un ejemplo de lo peor que puede pasar.

El estudio en el diario de Kentucky fue motivado por el asesinato de dos personas el 25 de Noviembre de 1996, por el líder de un culto vampírico adolescente llamado Rod Ferrell.

Rod expresó haber sido inducido a lo oculto y rituales de sacrificios humanos por su padre y su primer padrastro.  Además, tuvo más contacto con el vampirismo y lo oculto a través de un juego que en estados unidos tiene fama sobrenatural: Calabozos y dragones.  (*de los mismos distribuidores de Pokémon en Estados Unidos). Este adolescente comenzó adentrándose en las prácticas de ocultismo poco después del segundo divorcio de su madre, caminaba en cementerios por la noche, cortándose a si mismo y ofreciendo su sangre a otros, pretendiendo ser un vampiro de 500 años llamado “vesago”. Además de otros síntomas típicos de rebeldía adolescente (usar drogas y faltar a la escuela), Comenzó a envolverse en un juego  llamado Vampiro: La mascarada. El juego consiste en hacer que los jugadores físicamente realicen acciones de los personajes del juego,  casi como si estuvieran en una obra de Teatro. Es decir, estaban practicando físicamente durante las sesiones del “juego”. En esta etapa de su vida, este joven se relacionó con dos jovencitas y un joven, los cuales formaron un grupo.  Le llamaron el “culto al vampiro”. En este grupo empezaron a practicar sexo en grupo y a beber sangre como parte de sus rituales vampíricos. Un día, asesinaron a los papás de una jovencita, para que ella pudiera seguirlos en el culto sin que nadie se opusiera.  Fueron capturados y sentenciados a muerte por el asesinato de esas personas.   El juez lo describió como “un joven hombre con disturbios emocionales, la prueba de que realmente existe la maldad en el mundo”.

Principales actividades ocultas que envuelven a los Jóvenes:

El MOVIMIENTO GOTICO. Iniciado en 1981 en Londres en un club nocturno llamado “La Cueva del Murciélago”. Los seguidores del movimiento gótico, se visten de negro, con la cara pálida, labios y uñas negras, usan capas, son habitantes de la noche, quienes abrazan sacrilegios, rebeldes de toda religión, y muchos de ellos consumados poetas, artistas, músicos. Algunos de los grupos musicales que representan el movimiento gótico son “Depeche Mode”, “The Cure”, quienes crearon una música sintética inspirada por lo gótico, llenando con multitudes sus conciertos donde quiera que se presentaban.

El llamado movimiento gótico, se distingue por ser “contra cultural”, y cuyos miembros se describen así: “almas lastimadas que se sienten desarraigados de la sociedad, se sienten solos de alguna manera”.  Los góticos celebran la muerte, incluyendo la muerte de la esperanza y la humanidad para nuestra cultura.

VAMPIRISMO: Hay dos tipos de vampiros envueltos en lo gótico: el “vampiro metafórico”, que adopta costumbres tales como dormir en cofres o cajas, usan “colmillos”, y mantienen trabajos nocturnos.  “Los vampiros reales” son aquellos que beben sangre y exhiben muestras de psicosis.  Muchos cruzan las líneas entre los dos grupos, pero la mayoría de ellos son adultos con pocos ingresos, que “aparentan” vivir en un mundo de fantasía. El diario Los Angeles Times, describe al segundo grupo como “más allá de un estilo de vida”, estos practicantes evitan el sol a toda costa. Algunos beben sangre y practican rituales de magia. Muchos claman poseer habilidades psíquicas. Algunos dicen ser atormentados por espíritus diabólicos.

Muchos jóvenes que hacen esto, sólo están jugando, pero muchos de ellos pierden el sentido de la realidad,  y se dejan envolver por prácticas ocultistas en las que luego quedan atrapados, sin salida aparente. Muchos recurren al suicidio cuando creen que no pueden salir de eso.

BRUJERÍA: Una de las grandes campañas de mercadotecnia dirigida a los jóvenes, es la brujería. Los jóvenes creen , realmente creen que pueden recurrir a la brujería para cumplir sus deseos personales. La brujería es descrita así: “Una religión centrada en la tierra, enfocada a elevar la espiritualidad individual, la brujería no es, ni ha sido nunca, un vehículo de adoración satánica”. Esta descripción proviene de la bruja Silver Ravenwolf, de Estados Unidos. En la brujería se adoran a muchos dioses, tienen rituales y festivales y celebraciones de las estaciones. El sincretismo de esta religión esta incluido dentro de las prácticas de la Nueva Era. La brujería está en demanda de muchos jóvenes, particularmente mujeres en edad de secundaria. En los libros de brujería, encuentran temas como “Encuentra como los misterios de la brujería pueden hacerte brillar”, “Comienza tu viaje en la ceremonia de los adolescentes en la búsqueda”, “Trabaja la magia con verdaderos encantamientos”, entre otros.

La oferta de encantamientos es mucha, y es una trampa en la que muchos caen: “Como recibir dinero”, “como recibir un carro”, “encantamientos en contra de los maestros para que los pasen en los exámenes”, “Para atraer el sexo opuesto”, “Para que alguien te llame” y para que “alguien no te llame”, entre otros.

Aunque todavía no llega a números alarmantes la cantidad de jóvenes que practican estas cosas, los cristianos deberíamos estar al pendiente del desarrollo de dichos movimientos en nuestra comunidad, y hacer lo que sea necesario para alertar a nuestros jóvenes y niños sobre las trampas de un enemigo real: Satanás.

Si tu hijo ha mostrado estas señales, clama a Dios por su ayuda y protección, y haz todo lo que sea necesario para alejar a tu hijo de ese ambiente. Nada es más importante que la vida, y la vida fundada en los principios Bíblicos Cristianos, es la vida eterna.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: