Posteado por: Javier | mayo 30, 2011

¿Realmente es tan “izquierdista” España?

CUESTIÓN PREVIA Y ANTES QUE NADA: ¿A qué esperan para desalojar a los “indignados” de la Puerta del Sol y de otras plazas que tienen ocupadas (en su caso, más bien, okupadas) en otras ciudades de España? ¿A qué espera Rubalcaba para mandar a los antidisturbios?

Ya esta bien de la vergüenza del campamento chabolista que estos individuos llevan montando en Sol desde el día 15, porque no es más que eso, se ha convertido en lo más similar a una barriada de favelas de Sao Paulo, Río de Janeiro o cualquier otra gran urbe brasileira. Si se desalojan poblados chabolistas de rumanos, ¿por qué no este de crestudos y rastafaris emporrados y embriagados?

Las protestas de Sol NO SON PACÍFICAS puesto que, primero, se basan en una ilegalidad: ocupar los espacios públicos sin autorización administrativa, eso por un lado, y, por otro, impidiendo al resto de ciudadanos hacer el uso común y habitual de los mismos, como es el tránsito, en el caso de las plazas públicas. Totalmente normal que los comerciantes de Sol, los que se juegan su dinero, los que generan riqueza y empleo, los que producen cada día, esos estén ya hasta los mismísimos cojones de una gentuza que lo que está reclamando, en esencia, es que les reconozcan el “derecho” a ser parásitos (se quejan ahora del “bipartidismo” cuando la mayoría lo que está es disfrutando lo que votó hace años). Nunca verán a esta gente pidiendo un empleo. Seguramente, si sus “propuestas” se aplicasen, no tendríamos cinco, sino ocho o nueve millones de parados pero, afortunadamente, y mira, para algo va a servir la UE, el resto de Europa jamás permitiría eso. No es que me guste que nos impongan algo desde Europa pero, en ese caso concreto, es la realidad.

Segundo, no habrá habido violencia. Sí, ya ¿y? Los okupas también pueden colarse en un piso o un ladrón puede entrar en una vivienda sin tener que ejercer violencia, entonces… ¿no hay que hacer nada en ese caso?

ECHEN YA A ESOS OKUPAS.

———————————————————

¿Es tan “izquierdista” España, como lleva años afirmándose tan ufanamente desde la izquierda española? “España es de izquierdas”, es algo repetido y machacado hasta la sociedad, por los dirigentes del PSOE-IU y repetido como papagayos por sus militantes y simpatizantes.

La realidad es que todo eso es mucho más complejo. Ya dije que no participé en las elecciones del pasado domingo y que para mí el interés de los resultados es más bien sociológico: mucha gente, al votar al PP, cree estar votando a la derecha “pura y dura” y, viendo los resultados electorales, parece que a cada vez menos gente le produce temor “la derecha”.

“¡La izquierda se ha abstenido!”, claman analistas y medios progres. Lo cierto es que, seguramente, si tan izquierdista fuera la mayoría de españoles, éstos se habrían movilizado para evitar la debacle electoral y la victoria del PP. Vale, es verdad que el PSOE no es de izquierdas y de eso, después de muchos años, muchísimos de sus votantes, al final, se han dado cuenta. Pero, entonces, ¿porqué no han votado en masa a IU o al resto de la extrema izquierda?

En cuanto a la derecha, está claro que los derechistas liberales, cristianos y atlantistas prácticamente no tenemos representación alguna en el sistema de partidos políticos de España. Eso no quiere decir que, puntualmente, alguno dentro de la derecha política española no haga nada bien. Sin ir más lejos, aquí en Sevilla, Juan Ignacio Zoido, el vencedor de las elecciones, ha afirmado que quiere suprimir catorce de las veintiún delegaciones existentes en el Ayuntamiento y seguir un modelo muy similar al de la Comunidad de Madrid, basado en la austeridad en el gasto público. A ver si es verdad y se cumple. Zoido, como Esperanza Aguirre, supongo que no no es cristiano, pero, como la presidenta madrileña (aunque no es “santa” de mi devoción por su filia por los lobbies gays y los sin papeles), sin ser cristiano, sí puede que defienda puntualmente algún valor cristiano de austeridad con lo que es el dinero de todos (el dinero público que “no es de nadie”, Carmen Calvo, antigua menestra de Cultura de Zetaparo, dixit).

Pero, en líneas generales, NO, en España, a día de hoy, en la derecha política y gran parte de la sociológica no tenemos nada similar a un movimiento liberal clásico. Hemos tenido algo, eso sí, denominado “liberalismo”: el cada vez más decadente “fenómeno Losantos” y toda la galaxia surgida en torno a las “libertades digitales”, las “es radios” y las “redes liberales”. Lo que ocurrió es que, tras llegar ZP al poder en 2004, había tal desierto mediático, que LD y la COPE quedaron casi como lo único que había distinto a lo que nos llegara desde el gobierno Zapatero. Eso ha tenido un efecto totalmente contraproducente: buena parte de la derecha española tiene como única referencia a Losantos (o a Jota Pedro y “El Inmundo”). El típico derechista paleto no demasiado formado, que ni siquiera conocía la palabra “liberalismo”, escuchó una mañana, en la radio que tenían encendida en la tasca, a Losantos decir “soy liberal” y, seguramente pensó, “¡Ah!, qué bien suena. Yo soy liberal, ¡¡TOMA, SOY LIBERAL!!”. Otra cosa, y un fenómeno un poco distinto, ha sido la famosa “Red Liberal“, un agregador de blogs, extremista y ultra-católico, por un lado, y anarquista, por otro, apadrinado por Daniel Rodríguez Herrera, uno de los empleados de Losantos en Libertad Digital. Un verdadero fraude, que intenta hacerse pasar por “liberalismo”, del cual, a Dios gracias, al igual que, cada vez más, ven que Losantos es solo para divertirse y reirse un rato, no para pretender construir nada serio en torno a su persona, cada vez más gente se ha dado cuenta de la situación: la “Red Liberal” hoy día se encuentra en una situación de parálisis total, llena de blogs algunos de los cuales llevan incluso años sin actualizarse y sin publicar absolutamente nada. Y es que cuando la única idea que se defiende es “ZP ES MU MALO, MU MALOOOO”, “YO CON MI CUERPO HAGO LO QUE QUIERO, TRONKO”, “VIVAN LA PROSTITUCIÓN Y LAS DROGAS, A LEGALIZARLAS YA, TÍO” o “VIVA ROUCO VARELA”, la fuente no tarda demasiado en secarse.

Tanto mejor, puesto que ¿qué han hecho por el liberalismo en España? NADA. Lo único que han hecho es consolidar sus posturas satánicas sobre la moral y arrinconar a los cristianos, quienes somos los únicos con una base lo suficientemente fuerte para destruir el socialismo como inmoral sistema perverso del infierno que representa.

Pero, volviendo al tema, ¿se puede decir que es tan “izquierdista” el españolito medio?

Pues, realmente, no.

Lo que hay es bastante falta de convicciones y mucho individualismo, en el sentido de que, cuando el viento sopla a favor y la economía marcha bien, muchos piensan “yo soy un currante y A MÍ me conviene que gobierne la izquierda”. Luego, cuando hay que pagar las facturas del proceder de la izquierda en su gestión, la reacción que veo no es precisamente muy izquierdista que digamos. A nadie le gusta que le suban los impuestos (y menos todavía si es el IVA). La verdad es que no me sorprende pero el caso es que nadie se podía llevar a engaño con el Gobierno de Zapatero, después de los primeros cuatro años ya se sabía de qué iba la fiesta.

Tampoco es muy “izquierdista” su amor por la propiedad privada. En eso, el español no es que sea liberal, es que llega casi hasta lo libertariano. El español medio es muy de lo suyo y de que no se lo toquen, que “yo soy el rey de mi reino”. No hay más que ver la obsesión que existe en España por tener una vivienda en propiedad, como si vivir en alquiler fuera algo “malo”. De hecho, los “okupas” de Sol y otras plazas españolas una de las cosas que reclaman es “derecho a la vivienda” (¿quién sería el imbécil que metió eso en la Constitución?): seguramente, pensarán que el gobierno tiene que darles una vivienda por narices.

¿Es muy “progre” el español?

La izquierda defiende que llevamos siete años de progreso y de avance en “derechos” y “libertades. Pero, sobre “progresos y avances en derechos y libertades”, habría que aclarar qué se entiende por eso. Desde mi perspectiva, aunque sé que hablo desde un punto de vista cristiano y liberal, no sé de qué libertad se puede hablar porque dos hombres puedan casarse o porque yo mañana pueda ir al Registro Civil y decir que no soy hombre sino “mujer” y que no quiero llamarme Javier, sino “Javiera”, y que eso conste en mi DNI (como permite la llamada Ley de Identidad de Genero, la Ley 3/2007, de 15 de marzo), mientras, a la vez, si alguien entra a mi casa a robar a las tantas de la madrugada, tengo que estar muerto de miedo y casi que no hacer nada porque las consecuencias legales para mí pueden ser nefastas si intento utilizar la fuerza para defender mi propiedad (ya que, y eso está claro, no puede haber un policía en cada casa o bloque de viviendas y tampoco sería de desear una especie de “estado policial”) o mientras se dictan todo tipo de leyes absurdas pretendiendo prohibir la molestia: no fumes, que molestas; no digas nada ni opines sobre la homosexualidad, que molestas, etc…, no califiques, que molestas. No te asocies privadamente con quien quieras ni fijes unos criterios para ello, que molestas.

Zapatero, muy probablemente, pensó, cuando llegó al poder, que iba a ser capaz de diseñar en España una especie de “Suecia del Mediterráneo” (es que, además, pese a que algún ignorante lo compara con Largo Caballero, a mí a quien me recuerda es al sueco Olof Palme). Pero se equivocó de cabo a rabo. España en cuanto a costumbres y ciertos conceptos de la moralidad no es igual que Suecia o que cualquier otro de los países escandinavos. Alguna vez habrán visto en una playa a una sueca enseñando las tetas sin problema alguno, ¿han visto a muchas españolas así? Ni siquiera está muy bien visto, que digamos. España moralmente no está muy por encima de Suecia hoy día, pero sí es, digamos, más “recatada”.

Pero lo que sí se puede decir es que España en algunos conceptos económicos y en cuanto al apego a su propiedad privada es casi liberal-libertariana y en lo moral un poco conservadora. Otra cosa es que en cuanto a “imagen” simpatice bastante con la izquierda o lo progre, quizás fruto de lo envidioso que es el español (somos uno de los países más paganos, y en consecuencia la envidia, una pecado bastante grave, abunda mucho), y tiene bastante antipatía a quienes tienen éxito en la vida: “loj ricoj, ej que loj ricoj!!”.

Mi región es un buen ejemplo. En Sevilla, el equipo de gobierno del Ayuntamiento que hemos tenido no era progre, más todavía, era hiper-progre (y en lo que intervenía IU rozó el castrismo), sin embargo, en general, la ciudad es bastante conservadora (cosas como del desfile del orgullo gay, aquí, incluso a votantes habituales del PSOE no les hace ni puñetera gracia). Ocurre también que mucha gente piensa que le viene mejor que gobierne el PSOE y hay mucho voto cautivo por el subsidio (todo lo que se cuenta sobre el PER no es leyenda urbana, es verídico). Igual ocurre en los pueblos. Otro detalle es que hay muchísimos universitarios. Mucha gente piensa que es malo no estudiar.

La costa, sin embargo, es más progre, Málaga es buen ejemplo, muchísimo menos conservadora (y en un estado moral que roza la putrefacción, algunas localidades adyacentes son casi paraísos de marcha gay, Torremolinos, es un ejemplo), allí, por ejemplo, en Semana Santa, mucha gente va con camiseta y calzado deportivo (en Sevilla casi los correrían a gorrazos, la norma no escrita es ir trajeado y encorbatado o, como mínimo, con una camisa) y, sin embargo, allí lleva más de quince años gobernando la derecha (aunque hayan sufrido a la gallardonita e impresentable Villalobos). En Málaga, hay menos universitarios, nadie ve un problema en empezar a trabajar desde joven (también es verdad que allí, con la Costa del Sol y el turismo, lo que quieren desde pequeñitos es dinero rápido para la fiesta, pero el caso es que, aunque sea por ese motivo, hay más iniciativa emprendedora).

Los lobbys gay o feminista mucha implantación no tienen aquí. La mentalidad sigue siendo bastante “católica”, de eso queda muchísimo, y es más difícil ver parejas gays. Hablo de lobby gay en el sentido de ser gay como una militancia. Luego, los hay por todos lados pero, al menos es mi impresión, no están tan organizados, no hay un Zerolo sevillano ni un Chueca, sino que van a su aire y muchos, la mayoría, viven normalmente sin que casi nadie se entere de su orientación sexual. Lo que hay son unos cuantos bares de ambiente gay pero están casi todos en la Alameda de Hércules, cerca del centro de la ciudad, o sea, sitios muy, muy puntuales. Allí también están los bares de los marihuaneros comunistas. Precisamente, unos y otros son conocidos porque son la excepción dentro de lo que son los bares y locales de la ciudad. Casi todo el mundo sabe que ese ambiente está focalizado allí.

Hace algún tiempo leí en un foro en internet a alguien que creía que Andalucía estaba llena de progres y otro de los intervinientes le corrigió y le dijo que se pasara por allí y viera lo “carcas” que eran muchos incluso que votaban al PSOE. “Carcas” no sé, lo que no somos la mayoría es unos progres al zapateril estilo.

¿Podría ganar una derecha liberal-conservadora y clásica unas elecciones en España? Sí, ¿por qué no? RECUERDENLO: la izquierda nunca va a votar a la derecha, NUNCA JAMÁS por muy simpáticos que intenten caerles, y, si se dejan de defender ideas netamente conservadoras, lo más que se puede conseguir es alejar al electorado conservador.

En España hay un núcleo de gente que pase lo que pase votará siempre al PSOE o a IU. Con la que está cayendo, mucha gente ha seguido votando al PSOE en estas elecciones. Pero miremos el ejemplo del Reino Unido: ¿hay menos izquierdismo y socialismo allí que en España? EN ABSOLUTO. También existe un núcleo muy amplio de votantes de la izquierda “pase lo que pase”. Pues Margaret Thatcher ganó tres elecciones consecutivas de forma abrumadora defendiendo una agenda liberal-conservadora clásica.

Y, sin ir más lejos, mi estimado amigo Alfredo Coll ganó unas elecciones estudiantiles con los republicanos en Columbia, uno de los campus más radicalmente izquierdistas de los Estados Unidos, defendiendo sin complejos lo mismo. A buen seguro, España no gana en cuanto a izquierdismo a ese campus universitario.

Tomen buena nota.

Anuncios

Responses

  1. gilipollas si es pública puede estar todo el que quiera

  2. Ooooh, “Afffa”, vaya deducción.

    Entonces, como la acera de justo enfrente de tu casa es pública, que monten un chiringuito de esos justo enfrente de la puerta y que no te dejen salir o pasar al interior, si vuelves de la calle, de comprarle la droga al camello. Como es pública, puede estar todo el que quiera, gilipollas.

    Se nota que el sol de San Fernando (Cádiz) le ha dejado fritas las pocas neuronas que le quedaban en la cabeza, despojo, guarro.

  3. afffa: ¿por qué no te callas boqui-sucio maloliente? Me imagino que tendrás una voz de ardillita que no puedes con ella.

    IDIOTA.

  4. […] Mayo. ¿Realmente es tan “izquierdista” España? […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: