Posteado por: Javier | junio 15, 2011

Una de las “genialidades” de los indignados: el Impuesto sobre el Patrimonio

Hoy voy a hablar brevemente sobre varias de las “geniales” propuestas (a cual más disparatada, pero me voy a centrar, sobre todo, en una) de los “indignados” del llamado “Movimiento del 15-M”, los que “deberían dictar el rumbo del país”, parece ser según dicen en “Público” o “El Plural”.

Cuestión previa: estos señoritos deberían entender que la “democracia real” consiste precisamente en eso, en utilizar los cauces legales y democráticos, no pretender que te tomen en cuenta por ser quién más voces da en la calle o quien más daña la propiedad pública o privada del prójimo. O por acojonar a los políticos electos democráticamente, quienes serán mejores o peores, en España más bien peores, pero están ahí por el voto de la mayoría de los que han decidido acercarse a las urnas. Además, no está de más recordar a estos paletos que ellos mismos son los que han aupado al poder a los distintos gobiernos del PSOE-IU, no tienen ninguna culpa de ello los votantes de la derecha, ahora están, simplemente, disfrutando la mierda que votaron en su día (¡¡ZAS, EN TODA LA BOCA!!).

No voy a prejuzgar a todos ni digo que todos los que hayan visto con cierta simpatía a los “indignados”, sobre todo al principio, sean iguales, pero a eso, y era inevitable que sucediera, está tendiendo: al piqueterismo. Ese fenómeno latinoamericanizado (argentinizado, sobre todo) ha saltado el charco y ha llegado a España.

Ya no es solo la okupación (con k, por supuesto) ilegal de espacios públicos, con la que tanto tontaina les rió la gracia. En Madrid, habrá que ver cuáles son los perjuicios que habrán causado a los comerciantes de la zona de Sol y la mierda que habrán dejado en el mes de poblado chabolista que han montado. Porque tanta gente, además de fumar porros, comer y beber litronas o “kalimotxo”… en algún sitio habrán cagado o meado. Digo yo. ¿Dónde? Normal que se larguen porque aquello ya debía estar a punto de convertirse en un foco infeccioso (si es que el foco infeccioso no son ellos mismos). Ayer, tuvimos la noticia de que una persona ha desaparecido durante la concentración en Sol. Nada que deba extrañarnos.

Pero vale, hasta aquí muy “gracioso”. ¡The SPANISH REVOLUTION!. This is the Spanish Revolution. Sí, vale. El “Mayo del 2011”, como el del 68 francés, que ya sabemos lo que produjo. La okupación era ilegal y no debió permitirse, pero creer que por plantar un campamento chabolista lo que tú digas es por narices lo que hay que tomar en cuenta, no lo que digan las urnas, y que eso te da derecho a que los demás te lo paguen todo como un parásito, entra dentro de la libertad de opinión. “Democracia real”, sí, democracias populares tipo Cuba, Nicaragua o Venezuela es lo que gusta a estos tíos, pero es su libre opinión.

El problema es que, a partir de aquí, de okupar impunemente las plazas y espacios públicos de nuestras ciudades, animados y sabiéndose impunes, han pasado a cercar el Congreso de los Diputados o el Parlamento de Valencia, asaltar la televisión de Murcia, la CEOE y un supermercado, acosar al recién elegido alcalde de Leganés o a otros alcades al tomar posesión (ooooooh, casualidad de las casualidades, en San Sebastián no han hecho lo mismo con el alcalde de Bildu, qué casualidades tiene la vida) y hasta se han plantado en casa de Gallardón. Todo ello, con Rubalcaba mirando para otro lado.

El PSOE se ha desplomado y ante esta realidad, el entramado mediático de la extrema izquierda “española” (por indicar cuál es su origen geográfico) ha empezado a adoptarlos, darles cariño y mimarlos. Miren este artículo de Vicenç Navarro, en el que carga contra Sala i Martí. No conozco ni he leído a Sala i Martí como para opinar mucho de él. Económicamente sus ideas sí serían liberales, defiende la libertad económica, aunque cuesta un poco catalogar dentro del liberalismo a alguien que, a la vez, tiene fuertes ramalazos nacionalistas, e incluso separatistas. Pero decir que los “indignados” tienen “más idea” que un economista acreditado y de gran reconocimiento internacional como Sala i Martí, doctorado en la Universidad de Harvard, quien ha trabajado con la Universidad de Yale y con la Pompeu Fabra de Barcelona y quien actualmente ocupa el puesto de Catedrático en la Universidad de Columbia, no puede conceptuarse más que como una soberana gilipollez.

Y es que algunas de las “propuestas” de los “indignados” son verdaderamente de risa (parecen sacadas de la carta que hubieran escrito a Papá Noel o los Reyes Magos por Navidades). Por supuesto, eso no lo duden, no protestan contra el despilfarro en el gasto y el elefantiásico tamaño de nuestras administraciones públicas, ni contra las redes clientelares tejidas en más de una Comunidad Autónoma. No, no, eso no, aunque no lo digan expresamente, protestan contra “loj ricoj”, “ej, ke loj ricoj, tronko” (sin definir qué son “loj ricoj” para ellos, claro):

Piden eliminar la “inmunidad asociada al cargo” de la que gozan los cargos electos; por supuesto, desconocen completamente cuál es el fundamento constitucional de tal inmunidad. Nada raro si su modelo de democracia es la “democracia a la cubana”. También es verdad que cuando se le pone una adjetivo a la democracia, “real”, por ejemplo, el objetivo no es defenderla, sino desvirtuarla y socavarla.

Dicen que las empresas con beneficios no deben poder despedir. Primero, ¿quiénes son estos tipos para decir si una empresa puede o no finalizar sus vínculos laborales dentro de las posibilidades que le de la legislación laboral? Y, segundo, confunden tener beneficios con tener dividendos, que son dos cosas muy distintas. Pero, menos mal, son los que tienen idea de “lo que hay que hacer”.

Dicen que hay que recortar el gasto público, pero, a la vez, exigen más y más y más Estado. Por ejemplo, que hay que instaurar un subsidio a parados de larga duración, ya dirán, quién sabe, de dónde va a salir esta partida. Será que creen que el dinero, en forma de billetes, cae del cielo, como si fuera el maná.

MÁS: dación en pago para cancelar las hipotecas. ¡Qué genios! Los bancos subirían los intereses de los préstamos para esa eventualidad, la disminución de la garantía inmobiliaria. ¿Se puede evitar eso? Sí, implantando un “Estado cubano”. No me gusta el centralismo bruselense sobre la soberanía de cada país, pero la UE no permitiría nunca eso.

¡Malditos bancos! ¿A qué se refieren con “control social”? ¿Nacionalizarlos? ¡¡Que devuelvan el dinero de los rescates!! Merluzos, ¡si ese dinero se ha empleado mayormente en las cajas de ahorro, las que están sometidas al control político, no en la banca privada!

Expropiaciones: la Constitución y la legislación administrativa ya la permiten por motivos de interés públicos y a cambio de un justiprecio. Se podría mejorar. Sí, quizás, implantando el método chavista del dedezo, el “¡EXPROPIESE!”.

¡Malvados ricos! ¡Eliminemos las SICAV! Una bonita forma de que quienes más tributan saquen sus fortunas fuera de España. Y a ver quién va a pagar todos los gastos y servicios públicos que piden los “indignados”. ¿Ellos, si la mayoría ni siquiera tributarán? Volvemos a lo mismo: el dinero, ni cae del cielo, ni crece de los árboles, como parecen creer estos pipiolos.

Lo de “recortar gastos militares” es la morcilla pacifista que no podía faltar y no merece ni más comentario.

Pero una de las propuestas que más les retratan es la de recuperar el Impuesto sobre el Patrimonio. Muestra que lo que oyen son campanas pero no saben por dónde. “Patrimonio”, eso significa “bienes”… y eso significa “ricos, tío, porque los ricos tienen mucho patrimonio, macho… Hay que subirles los impuestos”.

Vamos a ver, el Impuesto sobre el Patrimonio fue una figura tributaria, todo hay que decirlo, que era absolutamente obsoleta, introducida en 1977 como un impuesto excepcional y transitorio con una misión de control de la precisión de los datos aportados por los ciudadanos en su declaración de IRPF, dentro de la primera reforma fiscal de la democracia, que pretendía asegurar el sustento de las actividades de la Administración, y algo que era una auténtica rareza: ya en 2001, solo cinco, España entre ellos, de los 15 países que, por aquel entonces, componían la Unión Europea, lo mantenían. España, era, además, el país del mundo con el tipo impositivo máximo más elevado en el Impuesto sobre el Patrimonio, con el 2,5%.

A día de hoy, solo Francia lo conserva, mientras que en el resto de países se ha seguido con bastante consenso (solo roto, por ejemplo, en Austria por partidos como el FPÖ del difunto Jörg Haider, no les extrañe que una de las propuestas de la extrema izquierda no difiera mucho de las de un fascista) el mismo criterio: su efecto desincentivador del ahorro, como fuente de crecimiento, riqueza y generación de empleo, el ser prácticamente irrelevante en cuanto a capacidad recaudatoria y el hecho de que la Hacienda Pública ya dispusiera de sistemas de control de la veracidad de los datos aportados en las declaraciones de renta mucho más eficaces que este impuesto.

Tributos basados en criterios exclusivamente ideológicos como el Impuesto sobre el Patrimonio o el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, crean mayores perjuicios, de forma indirecta, que beneficios, en forma de una mayor recaudación. Son impuestos que fomentan la congelación del patrimonio y la inactividad inversora, perjudicando los ingresos de la Hacienda Pública en el largo plazo, mientras que la cantidad que se recauda a través de los mismos supone, en la mayoría de los casos, apenas el 1% del PIB de un país. La riqueza de un país está en el ahorro y la acumulación de capital en sus ciudadanos. El Estado no cumple esa función, no acumula riqueza, sino que gasta continuamente la que recibe. Defender el resucitar el Impuesto sobre el Patrimonio solo puede responder a clichés ideológicos pertenecientes a la izquierda más rancia. Bueno… ¿podemos esperar encontrar otra cosa entre los “indignados”?

Anuncios

Responses

  1. Por supuesto estoy de acuerdo en general pero hay una cosa que dice Vicenç Navarro que sí es verdad:

    “Una última observación. En España la visibilidad mediática de un economista tiene poco que ver con la fortaleza de sus argumentos, y sí con la función a la que sirven tales argumentos”.

    Ajem — Juan Ramón Rallo. No digo más.

    “De ahí que el lector, el oyente o el vidente de los mayores medios de difusión verá en tales medios economistas neoliberales (de distintas coloraciones) y nunca (o casi nunca) economistas críticos del pensamiento neoliberal dominante. Y cuando un movimiento crítico como el 15-M aparece, con gran apoyo popular, los aparatos ideológicos del sistema se movilizan inmediatamente para desacreditarlos. Las derechas a base de represión o, más astutamente, a base de condescendencia y marginación”.

    Yo abogo más por una combinación de condescendencia, y marginación — los grandísimos culpables son los medios de comunicación que les dan cobertura y los pintan, salvo el ABC, como “luchadores” cuando son delincuentes en su mayoría.

    Ya os lo dije a todos los lectores en una entrada anterior hace unos días: no podemos pretender continuar con la misma táctica de siempre y el liberal se tendrá que adaptar a los nuevos retos precisamente para aplastarlos y hacerles frente. Tenemos que ser más astutos que una SERPIENTE Javier. Lo que le comenté hace tiempo: mofarse de ellos, marginarlos, ridiculizarlos. Espero que tomen nota los medios sistemáticos.

    En cuanto a su entrada, pues parece que ha generado muchos votos positivos — eso es buena señal creo yo.

    Creo que esta entrada es una de sus mejores. Y por si no queda claro a qué me refiero con lo de la “mofa”, le remito al vídeo que le puse aquí hace un tiempo sobre “los nuestros” en 1988 – como ven, van un poco en plan “mofa flemática” y distendida. Así hay que tratar a los Robs de este mundo 😉 — incluso hasta ya ese está haciendo las paces conmigo.

  2. Perdón, no se pierda usted este genial vídeo caballero — es una parodia de los indignados — versión inglesa, contra Thatcher — ellos le dicen “no sois mejores que yo”, bla bla bla porque SOMOS ENVIDIOSOS…jeje y ella le contesta lo que le dijo a esos hace años: preferís que los pobres sean más pobres. Estaría genial ponerlo en una discoteca para que esa gentuza aprenda algo y aprenda que por mucho que zarandeen, NOSOTROS TENEMOS EL MANDO AHORA Y SE ACABA EL CHOLLO.

  3. ¡Muchas gracias!

    Muy bueno el video, y lo cierto es que en esencia todo lo de esta gente (que habrá que esperar que de aquí a no mucho no sean más que un recuerdo) ha sido capaz de plantear se reduce a ideas y soluciones muchas de ellas que han sido aplicadas durante décadas por la izquierda sin ningún resultado práctico y otras tantas sobre las cuales mejor ni pensar, no han creado nada nuevo y seguramente nunca se enterarán de que alguien pobre poca ayuda puede esperar de otro que también sea pobre. Esto no es un menosprecio, por supuesto, a quien sea pobre, es la pura realidad: lo que defienden, si alguien fuera tan loco como para aplicarlo, lo único que crearía es más pobreza y no sé en ese caso a ver quién iba a financiar toda la batería de subsidios y toda la orgía de gasto (menos militar, como es tanto el que tiene España) que quieren estos tipos, pues los únicos que pagarían impuestos serían cuatro gatos, los pocos que tendrían empleo. En su sociedad todos serían más o menos iguales, pero, eso sí, igual de pobres porque a fin de cuentas lo único que esta gentuza es una pandilla de envidiosos a los que lo que gustaría es coger por los tobillos a quienes estén por encima de ellos y tirarlos a su lodazal.

    Seguramente, estos bultos sospechosos preferirían, como dijo Tocqueville, la igualdad en la esclavitud a la desigualdad en la libertad.

  4. Eres toda un heminéncia y pozo de sabiduría, seguro que esto te parece que es un corto de algún tontodelculo de esos que parece que insultarlos no esta mal, ayer en las noticias se presentó al 15M como de grupo agresivo y antisistema, pero si veis este video vereis claramente que hay infiltrados, no se sabe quien los envia?????? pero nos hacemos una idea:

    HACER QUE CORRA EL VIDEO Y QUE TODOS VEAN COMO JUEGAN.

  5. Ana, anita — déje de colgar propaganda. Los violentos son los mismos de siempre: los que se manifiestan ante Ayuntamientos del PP, elegidos democráticamente con toda la ley, y los que no tienen nada que decir de Bildu y ETA porque son comparables – estos “guerrilleros” urbanos tienen que ser tratados como lo que son: ratas acorraladas en un pozo.

    En cuanto al vídeo — no hay ninguna prueba ni demuestra nada pero aún si se demostrara, me parece lógico: para eso está la Brigada de Información — para infiltrarse en una manifestación ilegal, no autorizada, fichar a los salvajes, y posteriormente entregarlos a la justicia donde pueden ser procesados, condenados y posteriormente encarcelados por desórdenes públicos, coacción, amenazas a gente democráticamente elegida por MILLONES DE ESPAÑOLES de bien.

    Por cierto Anita, le recomiendo que repase un poco su ortografía. HEminencia?¿ ¿Qué es eso? Querrá vd decir, EMINENCIA ¿no? No lleva tildes ni H. De nada.

    Aquí lo único que va a correr, y más les vale empezar ya a correr, son esos terroristas domésticos cuando se imponga el Estado de Derecho.

  6. Pues sí. Así que “HeminÉncia”, ¿no?

    No me extraña que RUBALCALVO se haga el sueco con esta gente. Normal. Son hijos de la LOGSE y él es el padre de la LOGSE. Pues normal que de aquí a poco hasta les coja cariño.

    ¿Cómo que insultar? Yo solo describo lo que veo.

    La verdad es que es impresionante como pasa el tiempo. Claro, casi ni nos damos cuenta pero ya han pasado 8 años desde el derrocamiento de Saddam Hussein. Esta gentuza son los que en esa época tenían 14 o 15 años (y ya están más talluditos) mientras se soplaban sus primeras litronas llenas de aditivos intoxicantes añadidos por la PSOE por las que las criaturitas creían que “er buhj, malo, mu malo” y el “tío del bigote” tiraban bombas “para matar” a niños en Bagdad y se relamían al hacerlo. Ahora la PSOE les deja tirados: Felicidades, PRINGAOS.

    ¿Infiltrados? Y, suponiendo que eso fuera cierto, no, si le parece, que dejen campar a sus anchas y no investiguen a una masa de individuos que cualquiera sabe qué intenciones violentas pueden tener, como ya se ha visto, por cierto.

    Además, que yo sepa hay una cosa que se llama el “agente encubierto”, una figura regulada perfectamente por la ley.

    Sí, sí, por la ley, eso que a ustedes no les gusta. Nada de conspiraciones judeo-masónicas o de logias ocultas de malvados banqueros judíos, ni nada por el estilo.

  7. Pues el Consejero de Interior de la Generalitat de Cataluña, Felip Puig, efectivamente, ha confirmado que había “mossos” infiltrados entre los indignados:

    http://www.abc.es/videos-espana/20110616/puig-reconoce-habia-mossos-997016700001.html

    Pero nada nuevo bajo el sol. Es lo normal con grupos que puedan ser potencialmente violentos y sediciosos, que haya agentes encubiertos. Además, el video todavía no sé exactamente qué “demuestra”.

  8. Jeje — es más, va a ampliar las plazas de antidisturbios. ¡PERFECTO! Son uno de los pocos empleos públicos a nivel local que merecen la pena. Un antidisturbio es un guardián de la ley y nuestra libertad pública y seguridad. CAÑA CAÑA CAÑA A ESOS TERRORISTAS.

  9. […] Como vengo diciendo desde hace una temporada, no voy a participar en las próximas elecciones de noviembre (¿qué sentido tiene cuando nuestro gobierno real ya está instaurado en Bruselas y Berlín sin que lo hayamos votado los españoles?), y menos para seguir el juego de dos partidos (o la también conocida como simbiosis PP-PSOE o PPSOE) que han vendido nuestra independencia como nación a cambio de un miserable plato de lentejas, pero aparte de lo rechazable que es la derecha española, algo que no deja ser tremendamente patético es el “último cartucho” al que ha recurrido la PSOE: volver a azuzar la envidia a “los ricos” (siempre, desde la propaganda y la apologética sociata se usa mucho ese concepto sin definir nunca la raya que marca el nivel de acumulación de bienes y renta que define a alguien como “rico”). La última ocurrencia, recuperar el Impuesto sobre el Patrimonio (ya vimos hace unos meses, la absurdez de esto, junto con otras “propuestas” ingeniosas de los “indignados&#8…). […]

  10. […] Junio. Una de las “genialidades” de los indignados: el Impuesto sobre el Patrimonio […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: