Posteado por: Javier | junio 19, 2011

Cuidado con los falsos maestros (II): rechazar el falso Evangelio

Supongo que muchos conocerán al (falso) “pastor” Joel Osteen y su (falsa) “iglesia” de Lakewood, en Houston (Texas). Joel Osteen es el pastor más importante y seguido de los EEUU, muchos lo llaman el “megapastor”, y sus predicaciones son seguidas por miles y miles de fieles. Es capaz de llenar estadios de fútbol americano. Su pseudo-iglesia de Lakewood es lo más parecido a Hollywood o Disney Land. Es la mayor “estrella” del mundo evangélico estadounidense y, hace unos dos años, firmó un enorme contrato, que supera los 10 millones de dólares, con una editorial. Ningún ex gobernante o líder social y económico ha alcanzado nunca la cifra que ha cosechado Osteen por un libro de no ficción. Ni siquiera el ex presidente de EEUU Bill Clinton, quien mantenía hasta hora el récord con el contrato de 10 millones de dólares por sus memorias, ni, por cierto, ya que estamos, Juan Pablo II, quien recibió 8,5 millones en 1994, han podido superar al telepredicador preferido por los estadounidenses.

Joel Osteen se precia de no utilizar la Biblia para predicar. Casi nunca habla del pecado pues, según él, “a la gente no le gusta ir a la iglesia a que le digan qué ha hecho mal, eso no les edifica”. Magnífico, sí, la predicación se basa en los “gustos” de la gente. En su lugar, se centra en el conocido como “Evangelio de la Prosperidad”. En seguida vamos a ver qué es eso, pero, primero, vamos a ver un video. Hemos visto lo que pensaba Juan Pablo II y ahora comprobaremos lo que dice Joel Osteen, en esta entrevista con Larry King, sobre el indiferentismo religioso y la necesidad de Jesucristo para la salvación:

Lo mismo, calcado, Joel Osteen piensa lo mismo. Un pagano puede salvarse si practica su religión “con sinceridad”, da igual la creencia que tenga. Me estoy centrando en Osteen pero el evangelicanismo actual de otros pastores, en EEUU y otros sitios, es igual de superficial y falso que el de Osteen.

Joel Osteen no sigue la Biblia mientras en otras iglesias el manual fundamental para “atraer fieles” es el de un agente de marketing y publicidad. La cuestión es amoldarse al mundo para atraerlo, ignorando que el común de la gente rechaza a Jesucristo salvo que Dios obre en ellos por medio del Espíritu Santo. Pero es que estas “iglesias” no son lugares para enseñar la Palabra de Dios, son negocios (en muchos casos, muy rentables para sus promotores). Osteen y otros como el reggetonero Marcos Witt no son ministros de Dios, son estrellas de la tele.

Sus “sermones”, por llamarlos de alguna forma, parecen más charlas de auto-ayuda que otra cosa. Si menciona dos versículos de la Biblia en ellos es mucho. En sus libros no encontrarán muchas más citas, eso sí, y generalmente sacados de versiones bíblicas sospechosas, versículos cortados por la mitad porque por lo general la otra mitad enseña exactamente lo contrario de lo que Osteen expondrá a continuación, y si no es así, normalmente el versículo es interpretado como le da la gana, de forma que no se estropeen las sonrisas profident de sus seguidores con una interpretación que les contraríe. Osteen comienza sus predicaciones recitando una serie de frases a coro con toda su enfervorizada audiencia de miles de fans, mientras levanta una Biblia que nunca abrirá, será una decoración perfecta, cerrada sobre su púlpito.

Esto es lo que recitan: “Esta es mi Biblia. Yo soy lo que ella dice que soy. Yo tengo lo que dice que yo tengo, yo puedo hacer lo que ella dice que puedo hacer. Hoy se me enseñará la Palabra de Dios. Yo osadamente confieso: mi mente está alerta y mi corazón receptivo. Nunca seré el mismo. Voy a recibir la incorruptible, indestructible, siempre viva semilla de la Palabra de Dios, Yo nunca seré el mismo – ¡nunca, nunca, nunca! Nunca volveré a ser el mismo, en el nombre de Jesús, Amén”. Desde luego, recuerda más al “Este es mi fúsil” de la película de Stanley Kubrick “La chaqueta metálica” que a una oración. O a uno de los mantras motivacionales de los recitados en las conferencias de la Nueva Era. Y si es una oración, es condenada por Cristo mismo como una oración repetitiva digna de los hipócritas (Mateo 6:7).

Pero lo más fuerte, por supuesto, es que la Biblia no se abre jamás en sus cultos. De ahí la ignorancia bíblica de sus seguidores, quienes han creído en la falsa noción de que sonriendo todo el tiempo y pensado positivamente van a crear su propia realidad. De que la vida cristiana es una sonrisa perpetua, cuando defender a Cristo, en muchas ocasiones, lo que va a provocar en esta vida es mucho dolor. Muchísimo dolor. Se puede ser optimista en esta vida y eso está muy bien. El cristiano puede ser muy optimista y debe serlo, pues confia y tiene su esperanza en alguien como Dios, quien cumple siempre Sus promesas, no es una esperanza como la que se pone en un billete de lotería, en un “toquemos madera” o en un “a ver si suena la flauta”. Las promesas de Dios se cumplen SIEMPRE. Pero los seguidores de Osteen, por supuesto, a la menor dificultad en la vida se derrumbarán y la sombra de fe que tienen se marchitará, puesto que no tienen a Jesucristo y no son capaces de entender que el hijo de Dios también sufre en este mundo, porque este mundo rechaza a los hijos de Dios. ¿Pensaba que todo iba a ser un camino de rosas y se esperaba que no habría sufrimiento, tristeza ni persecución? ¿Ni enfermedades, ni desempleo, ni crisis económica, ni pérdida de un ser querido? BIENVENIDO A LA VIDA CRISTIANA:

“Aunque la higuera no florezca, ni en las vides haya frutos, aunque falte el producto del olivo y los labrados no den mantenimiento, y las ovejas sean quitadas de la majada, y no haya vacas en los corrales , con todo yo me alegraré en el Dios de mi salvación” (Habacuc 3:17-18).

Una de sus enseñanzas fundamentales es este falso y diabólico “Evangelio de la Prosperidad”, que he mencionado antes, la promesa de que Dios “enriquecerá” a los fieles cristianos. En EEUU, aparte de Osteen, esta doctrina es predicada por otros como Benny Hinn, Pat Robertson, Robert Tilton, T.D. Jakes, Kenneth Copeland o Paul Crouch. La riqueza y la prosperidad económica pueden ser una de las bendiciones de Dios a los cristianos, pero pueden no darse y, en todo caso, no es lo primero que debe buscar un cristiano, sino que, como dijo el apóstol Pablo, “Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad” (Filipenses 4:12). La riqueza, cuando se ha obtenido legítimamente (por nuestro trabajo, herencia o donación) y con la condición de que no permitimos que nos aparte de Dios, no es pecaminosa, sino que es una bendición más de las que nos puede dar Dios. Pero Jesucristo dijo que primero buscásemos el Reino de Dios y que, después, todas las cosas nos serían añadidas (Mateo 6:33).

Dios se complace en bendecir a Sus hijos, pero esta bendición no tiene porqué ser en forma de dinero o bienes materiales, puesto que el cristiano legítimo, en comparación con el mundo, no es solo un millonario: es un multimillonario, o más todavía, un hipermillonario espiritual, tiene en sus manos el tesoro más inimaginable que se puede tener, el de la vida eterna, que el resto del mundo rechaza porque lo que codicia son las cosas mundanas. Estos pastores tratan el tesoro espiritual que es el Evangelio como un producto comercial, de marketing, como una forma de hacer dinero.

¿Qué pasa entonces con los cristianos de países pobres? Qué raro, ¿no?, que estos “apóstoles” del “Evangelio de la Prosperidad” no prediquen nunca en países del tercer mundo. ¿Qué dirían a los habitantes de esos países? ¿Que Dios les ha fallado por no hacerles ricos?

“Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido? Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas? …Y por el vestido, ¿por qué os afanáis?… No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas” (Mateo 6:25-33).

En la Biblia hay ricos que sirvieron a Dios, como Abraham, Salomón, Ezequías, Job o José de Arimatea, y pobres que, de igual manera, sirvieron a Dios, como la viuda pobre (Lucas 21:3-4), los fieles de la iglesia de Esmirna o… por supuesto, el propio Jesucristo, quien, siendo rico, se hizo pobre. De Jesús no tenemos ninguna descripción física en los Evangelios pero, a buen seguro, llevaba un manto polvoriento, raído y bastante gastado y le faltaba algún que otro diente, algo muy habitual en esa época. La pobreza o la riqueza son circunstancias de este mundo pero no son la base de nuestra relación con Dios.

Estos “megapastores”(o megaestafadores) se han enriquecido y han amasado grandes sumas de dinero en base a esta enseñanza y a la codicia de sus seguidores. Éstos, si sus expectativas no se cumplen, perderán al tiempo la poca falsa “fe” que tuvieron y se volverán aún más codiciosos y más deseosos de los bienes de este mundo que son el centro de la vida de los paganos (“Cuando el espíritu inmundo saliere del hombre, anda por lugares secos, buscando reposo; y no hallándolo, dice: Me volveré á mi casa de donde salí. Y viniendo, la halla barrida y adornada. Entonces va, y toma otros siete espíritus peores que él; y entrados, habitan allí: y lo postrero del tal hombre es peor que lo primero”, Lucas 11:24-26).

¿Son sus víctimas? NO, en modo alguno. No son sus víctimas. Estos predicadores son el juicio de Dios sobre ellos, porque lo que buscan no es el Reino de Dios sino los bienes de este mundo. Esos predicadores esto es lo que les ofrecen: el mundo. Nadie les obliga, son ellos quienes les siguen y les mantienen económicamente. Comparten culpas con ellos.

Ya es de por sí grave que estos predicadores utilicen la Palabra de Dios para enriquecerse. Pero mucho más aún que arrojen a tantas almas al infierno. Ahora bien, sus seguidores tienen su cuota de culpa y esto está anunciado así en la Biblia. No quieren saber de la puerta estrecha y el camino angosto: sólo quieren tener “religión”, pero la religión del camino ancho, el camino popular. Pagan bien a los predicadores que les agradan y no condenan sus pecados, como hace Osteen, quien les da un fabuloso espectáculo hollywodiense de música, efectos de sonido, luces y color, y, encima, no les regaña. Se glorían y se regocijan mucho en el poder, influencia y riqueza de sus líderes y con todo gusto les apoyan. Muchos creen que la prosperidad de los evangelistas es garantía del favor de Dios, como los judíos en tiempo de Jesús. Profesan “la religión cristiana”, pero no quieren arrepentirse. No quieren negarse a sí mismos y someterse a la voluntad de Cristo. Les gustan varios aspectos de las enseñanzas de Cristo, pero también les gustan aspectos del Antiguo Testamento, como también algunos aspectos de las religiones paganas. Así pues, los hombres establecen sus propias religiones combinando las enseñanzas y prácticas de varias religiones, pero irreverentemente llaman su religión “cristiana”.

También tenemos la problemática de los pastores que declaran “salvos” a aquellos que dicen en una ocasión “aceptar a Jesucristo como Salvador personal”. Puede que lo hayas dicho hace años y que tu vida no haya dado muchas señales de ello pero, por esa pequeña declaración que hiciste “eres salvo”. En más de una web evangélica habrán visto, tras un artículo, un botoncito en el que puedes pinchar y sobre el que dice “Acepto a Cristo”. Una forma de absolución a la manera papal.

Nadie puede declarar salvo a nadie, solo puede enseñarle cómo ser salvo. Quien declara salvo a alguien es Dios.

La salvación no es aceptar la existencia de Dios. Satanás la acepta. No es saberse y confesarse pecador. Satanás sabe perfectamente que es un pecador, es el príncipe del pecado, su nombre significa “mentiroso”, “embustero”. No es no querer ir al infierno. Satanás no quiere arder por siempre en el lago de fuego, aunque sea el destino que tiene reservado. Cuando un campo arde, las serpientes venenosas salen de allí porque no quieren arder en las llamas.

La salvación es un arrepentimiento por el pecado, una sensación de tristeza y odio por el cometido y por el que se sigue cometiendo, y una puesta de la fe en Jesucristo, obrada por Dios, como Aquel que pagó el precio por esos pecados, que se materializa en el nacimiento de una nueva criatura que tiene su mente, su vista y los miembros de su cuerpo puestos en obedecer a Dios, en lo espiritual, en actuar bíblicamente. No es un esperar salvarse por lo que se haga o se deje de hacer, sino hacer o dejar de hacer porque Dios ha actuado en uno mismo, de tal forma que, si sufre alguna caída, inmediatamente, Dios le reprende y reconduce, como hijo suyo. Es una nueva vida que da fruto. Ese fruto no es el motivo de la salvación, sino su consecuencia.

Si sigues viendo y actuando en función de los parámetros que marca el mundo, puedes tener serías dudas de que Dios haya obrado en ti. Es lo que dijo Jesús. Si tu ojo derecho o tu mano derecha te son ocasión de caer, mejor arráncatelo o córtatela, pues es mejor entrar sin ojos o sin manos en el Reino de los Cielos que arder en el infierno con tu cuerpo entero. ¿Significa esto, en sentido literal, que debes auto-mutilarte físicamente? ¡NO! No hay noticias de que ninguno de los discípulos de Jesús acabase tuerto o manco. No conocerás a ningún cristiano que se haya cortado la mano o arrancado un ojo. Lo que Jesús quiso decir es que debemos cambiar nuestros ojos y manos físicas por ojos y manos espirituales, pasar de lo carnal al espíritu. Los ojos y las manos, la vista y el tacto, son los sentidos por los que percibimos fundamentalmente todo lo de este mundo. Con las manos hacemos todo tipo de cosas. Nuestros ojos y nuestras manos deben estar orientadas a lo que Dios manda y requiere en cada situación, no a lo que el mundo requiera.

Si Dios no ha actuado en tí es que no te conoce y cuando llames a Su puerta, Su puerta estrecha, tras tu muerte, Su respuesta será: “Nunca te conocí. Apártate de mí, hacedor de iniquidad”. Para que alguien te deje entrar en su casa, debes conocerle. Es lo normal. Tú tampoco dejarías entrar por las buenas a un desconocido. Para Dios es igual. Si nunca tuviste una relación en el Espíritu con Él, te verá como un desconocido y no te dejará entrar.

Este video ya dije que es sobrecogedor, pero es la verdad, aunque será complicado de entender para quien no sea cristiano ni haya leído la Biblia:

Y este es un gran mensaje de Paul Washer, alguien quien lleva dos décadas defendiendo ardientemente la verdad bíblica:

.

Anuncios

Responses

  1. “Joel Osteen se precia de no utilizar la Biblia para predicar. Casi nunca habla del pecado pues, según él, “a la gente no le gusta ir a la iglesia a que le digan qué ha hecho mal, eso no les edifica”. Magnífico, sí, la predicación se basa en los “gustos” de la gente.”

    “Diosshhh es amol…¡¡no juzgues!!!”

    En fin, esa gente es así, entregada a sus vicios. Yo siempre he dicho que si no te sientes incómodo en una iglesia, si no te sientes mal durante la predicación hasta tal punto que no quieres volver, no estás en una iglesia bíblica. Usted me entiende…

  2. Y el caso es que hay muchísima gente que dice que Osteen ha sido de gran ayuda en su vida. Dotes como psicólogo no le faltan. No tendría nada malo si fuera entonces un psicólogo o un pedagogo de la auto-ayuda a secas, o un simple showman de la TV, no alguien que usa la excusa del Evangelio, aprovechando que en EEUU todavía se conserva un poquito de interés por lo cristiano para hacer negocio, mientras empieza su “sermón” contando un chiste (aparte de los que intercala en medio de la “predicación”).

    Si que es cierta una cosa, al menos a Osteen se le ve a leguas, que su iglesia no es cristiana ni bíblica y que el Evangelio que predica es más falso que Judas. Al menos, para los verdaderos creyentes Osteen, no es un peligro directo (otra cosa es su legión de seguidores, pero esa gente no son seguidores de Cristo sino de Osteen), pues en seguida se ve que lo suyo no es predicación, más peligro tienen pastores más sibilinos que sí citan y utilizan la Biblia, solo que de la forma que les conviene, intentando dar una apariencia bíblica a lo que predican.

  3. Sin embargo muy.pocos predican acerca del Reino de Dios hoy en da porque.los ms han perdido todo conocimiento de lo que ste.es…Un prominente evangelista dijo a su numeroso auditorio del aire.que el Evangelio del Reino de Dios no es para nosotros los de esta.era. Ciertas denominaciones proclaman un evangelio de gracia .algunos anuncian lo que ellos llaman el evangelio de.salvacin otros pregonan un evangelio acerca de Cristo .los hay que predican un evangelio social y tambin.encontramos quien publique la ciencia mental o ciencia.religiosa …Ninguno est en lo cierto!..Algunas iglesias afirman que ya sea su denominacin en.particular o la cristiandad como un todo constituye el Reino de.Dios…Ninguna de estas ideas es correcta!

  4. es triste ver y oir como las personas,se estan dejando enganas por predicadores que predican su verdad,cuando la unica verdad es Cristo El lo dijo en el evangelio en JUAN:14;6 YO SOY EL CAMINO,LA VERDAD,Y LA VIDA .Nuestra meta,nuestro blanco a seguir es Cristo;osea alcanzar la vida eterna y para eso tenemos que ser levantados del polvo de la tierra y asi como Cristo fue levantado con el poder del ESPIRITU SANTO,asi nos vamos a ir cuando el Senor venga por su iglesia.porque los muertos en Cristo se levantaran y los que vivimos seremos transformados en un abrir y cerrar de ojos .Esto solo lo sabe el ESPIRITU SANTO porque el conoce nuestra condicion de como morimos,si obedeciendo o desobedeciendo,esta es la esperanza gloriosa que estamos esperando,pero para eso tenemos que oir el mensaje,tenemos que conocer la profecia,la promesa de Dios,de que el enviarian un mesias,un salvador y el mismo ESPIRITU SANTO hablando atravez de isaias dijo que el mismo vendria y nos salvaria y para eso tuvo que tomar un cuerpo,la gloria de Dios,su Divinidad,su Santidad,su Perfeccion,su esencia,reposaron en la persona de Jesucristo,porque? porque Dios busco entre su creacion y no habia nadie que pudiera remediar la desobediencia de Adan y Dios,se vistio de carne y vino a este mundo lleno de pecado y de maldad,un mundo lleno de ambicion,de egoismo,un mundo lleno de egocentrismo,un mundo adonde reina la maldad,un mundo adonde el que alcanza fama y dinero,piensa que tiene el favor del Dios todo poderoso Jehova de los ejercitos,pero sdesafortunadamente no es;asi porque segun la biblia en LUCAS;24:46 dice ASI ESTA ESCRITO,Y ASI FUE NECESARIO QUE EL CRISTO PADECIESE Y RESUCITASE DE LOS MUERTOS AL TERCER DIA v/47 Y QUE SE PREDICASE EN SU NOMBRE EL ARREPENTIMIENTO Y EL PERDON DE PECADOS EN TODAS LAS NACIONES.Que privilegio tan grande que tienen todos los llamados,pastores que estan en la television que tienen acceso a todo el mundo,y que grande verguenza se van a llevar aquel dia cuando esten en la presencia del Dios todo poderoso que no puede ser burlado,cuando estos llamados pastores,profetas ,apostoles,le digan al Senor que llenaban estadios,auditorios,congregaban multitudes en su nombre, y el Senor les dira si congregaban en mi nombre,pero no mis palabras,usabas mi nombre,pero no usabas mi mensaje y mi mensaje,nunca cambio atravez de las epocas porque YO JEHOVA NO CAMBIO,el mesaje que yo estableci fue que llevaran el arrepentimiento y el perdon de pecados,pero uds,predicaban la prosperidad,se un campeon,tu puedes,realiza tus suenos,alcanza tus metas,Yo estoy en una congregacion humilde,pequena en donde nuestra meta,nuestros suenos es mirar a Cristo y vivir con el por la eternidad y creemos que tenemos que estar contentos con lo que tenemos,porque si los verdaderos apostoles y profetas sufrieron desprecios,burlas por la causa de Cristo,tambien nosotros estamos dispuetos a pagar el precio bien claro lo dijo el SENOR si alguno quiere ser mi discipulo niegese a si mismo tome su cruz y sigame,Jesucristo en ningun momento dijo si alguno quiere ser mi disipulo viva bien tenga mucho dinero en el banco,disfrutelo primero y despues sigame,otro pasaje dice que jesus les dijo LAS ZORRAS TIENEN GUARIDAS,Y LAS AVES DEL CIELO NIDOS;MAS EL HIJO DEL HOMBRE NO TIENE DONDE RECOSTAR SU CABEZA.Cristo te ama mi amado predicador de la prosperidad y te lo demustra dandote otro dia mas de vida para que puedas leer este mensaje y lo medites en tu corazon y no solo tu;sino todo aquel que a pensado que alcanzando muchos bienes podemos ser felicez,la unica felicidad,la verdadera paz y la seguridad vienen atravez de el ESPIRITU SANTO, en ningun momento estoy juzgando en la carne si no atravez de las escrituras y el mensaje de la prosperidad no viene de Dios eso si es muy imprtante enternderlo.porque en aquel dia nos podemos llevar una gran sorpresa,que Dios los bendiga en todas las area de su vida,si me quieres enviar un comentario me puedes vivitar en facebook o en www,rolandoelcristianoblogspot.com

  5. Muchas gracias por su comentario, Rolando, por supuesto, lo suscribo de principio a fin. Lo de estos predicadores y las multitudes que los siguen alimentando su codicia es muy triste, aunque sean la confirmación de lo que dijo Jesús sobre los falsos maestros que se alzarían, en Mateo 24:11: “Y muchos falsos profetas se levantarán y engañarán a muchos”.

    He estado mirando su bitácora y parece muy interesante, que Dios le de todas las bendiciones que crea oportunas por su trabajo.

    Saludos.

    En Cristo Rey.

  6. […] El propio catolicismo romano surgió como una adaptación de numerosas creencias y costumbres paganas romanas al cristianismo. Y, una acotación, muchas iglesias protestantes, tristemente, llevan décadas romanizándose, cada vez se parecen más a la Iglesia Católica Romana. El proceso es el mismo: adaptan el paganismo del mundo actual, que no es menor que el del tiempo de los romanos, al cristianismo. El fin es crear un “cristianismo” aceptable a los ojos de los paganos de hoy día (unido a la codicia o, simplemente, la cobardía y el afán por protegerse de muchos pastores), al igual que en tiempos del Imperio Romano se buscó que los paganos aceptasen un sucedáneo de “cristianismo”. Ya hablé de esto en una entrada anterior. […]

  7. Ahora que somos hijos de Dios, de nuestras palabras no deberían salir maldición. De los que estamos hablando son nuestros hermanos, si están cometiendo pecado, Dios nos dice que oremos fervorosamente para que Dios los perdone, para que puedan ver. No seamos causa de tropiezo, hay personas que cuando ven que de nuestra boca sale criticas, se aleja de Dios. Recordemos que somos la luz.

  8. No es verdad falso

    • La biblia dice en Mateo 24 versículo 24 y habla de mucho falso maestro que dan señales y prodigios son solamente psicología humana es lo que hace Joel Osteen no habla nada bíblicamente habla solamente triunfalismo y está entorpeciendo el mensaje de arrepentimiento lo que está siendo es ni siquiera el mismo Jesucristo lo puedo hacer ya que Jesucristo hacia que la persona se molesten con él me hace que la palabra pero él al contrario así que les guste y no están juzgando por qué juzgar es una cosa y solamente se puede hacer la Biblia dice Judas 4 exhortando los ardientemente por la fe exhortar significa corregir no juzgar if finalmente en Filipenses 1 17 dice claramente sabiendo que ha sido puesto por amor sabiendo que sido puesto para la defensa del Evangelio Jane Mateo dice no todo el que me dice señor señor entrará al reino de los cielos sino el que hace la voluntad de mi Padre que significa hace la voluntad de mi Padre e y conforme la palabra y se llena y hacerla cómo es la palabra también ser oído eres y hacedores de ella la Biblia también dice que al hijo que le ama la gloria sólo sea Dios de los cielos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: