Posteado por: Javier | julio 28, 2011

¿Y el antisemitismo, estúpidos?

Andamos metidos en días estivales y, a falta de otras noticias interesantes, estamos todavía con los ecos de la masacre cometida en Noruega por el ultraderechista Anders Breivik.

Como comenté en la entrada anterior, esperemos que con la excusa de “que viene la ultraderecha” esto no derive en una nueva ofensiva liberticida. Pero parece que ganas hay, puesto que este suceso, al menos en España, ha levantado un verdadero éxtasis ultraizquierdista. Parece que alrededor de 90 muertos es un plato muy apetitoso para dejarlo escapar y que ahora existe la excusa perfecta para pedir desde la censura hasta la persecución del disidente con tal de prevenir una supuesta “amenaza ultraderechista” en toda Europa, en base a que ciertos mensajes “crean odio y fanatismo”. Aquí estamos viendo hasta el intento de llevar estos hechos al debate del día a día de la política española. Existe mucho extremismo, sí, cierto, y extrema derecha y extrema izquierda, aunque algo bueno que tiene el bipartidismo “de facto” en España es que ambas más o menos están algo diluidas en el PP-SOE.

Parece ser que crímenes como los asesinatos de Pim Fortuyn o Theo Van Gogh, en Holanda, en su momento, no tenían detrás una motivación de “creación de odio y fanatismo” o que la extrema izquierda no era “una amenaza”, pero, fundamentalmente, toda esta marabunta formada por la legión de plañideras mediáticas que tenemos en España me ha recordado bastante cómo contrasta con el silencio ante el apoyo de la extrema izquierda al terrorismo islamopalestino y sus manifestaciones de antisemitismo extremista. Un antisemitismo extremista que, en muchísimas ocasiones, no se diferencia en nada o en casi nada del protagonizado por los grupos neo-nazis (en realidad, para el caso, una de estas bandas criminales es lo mismo que un puñado de porreros ultraizquierdistas con kefiya al cuello, poca diferencia hay). En estos casos, tampoco hay una “amenaza ultraizquierdista”.

A propósito, hay que estar con el gobierno de Noruega, pero no hay que olvidar que los gobernantes del país nórdico llevan años adoctrinando a su juventud con  ideas radicales izquierdistas impregnadas de connotaciones antisemitas, hasta el punto de que dejan a ZP, a su lado, casi como un “sionista”. Hay preocupación por el aumento de la extrema derecha racista en los países escandinavos, lo cual es razonable, pero no vemos la misma preocupación por esto, algo que se fomenta desde el considerado como “moderado” gobierno socialdemócrata noruego.

Las universidades noruegas están ansiosas por dar la bienvenida a los críticos de Israel, a los apologistas del terrorismo, a los islamistas de línea dura y a los relativistas del Holocausto, pero no a los defensores de Israel. No se puede negar su libertad de expresión a los primeros, pero está claro que es un síntoma.

Académicos, intelectuales, escritores, periodistas, políticos, etc… todos ellos son izquierdistas, e intensamente hostiles a Occidente, al capitalismo, a los EEUU y a Israel. Antes de la caída de la URSS, un porcentaje extraordinario de ellos eran comunistas. Ahora han sustituido su afinidad por la Unión Soviética por su simpatía por la mayor ideología totalitaria de nuestro tiempo: el islamismo radical. Así que idealizan a los palestinos y desprecian a Israel. Los académicos noruegos han tratado de prohibir los contactos con las universidades israelíes. Activistas noruegos han alentado el boicot de los productos israelíes.

Parte de la motivación de este antisemitismo proviene de la entrada en Noruega durante las últimas décadas de miles de musulmanes de Pakistán, Irak, Somalia y otros lugares. El multiculturalismo ha enseñado a la élite cultural noruega a casi no ejercer la crítica, siendo incluso serviles ante los aspectos más controvertidos de la cultura y la creencia musulmana. Cuando los líderes musulmanes lanzan sus diatribas contra Israel y los judíos, la respuesta de esta élite multiculturalista es unirse a ellos en sus desvaríos. Eso lo denominan “solidaridad”. Una errónea idea de “solidaridad” socialista que enseña que hay que estar del lado de los que son “menos afortunados” o del que “parece más débil”, sin preguntarse por qué son menos afortunados o si el débil tiene razón o no. Israel es un país que en 60 años destaca en muchos campos (campo económico, científico, médico, tecnológico, militar, empresarial,etc…) mientras que sus vecinos árabes apenas han avanzado nada en un milenio y medio. Según la progresía, y no solo la escandinava, eso es “injusto”.

Ahora los noruegos, quienes llevan años mirando con gélida indiferencia los ataques de Hamas, Hizbolá y otros grupos terroristas islámicos,se encuentran cara a cara con la cruda realidad del terrorismo que los israelíes llevan sufriendo durante décadas. No ha sido un islamikaze palestino pero sí un individuo convertido en un vaso rebosante de veneno y maldad. Y es que ese es el origen del crimen cometido en Noruega: la maldad implícita en este sujeto. Nada de influencias externas o “inoculación de odio”. La realidad es que esta opinión está muy influenciada por las teorías criminológicas progres: el hombre es bueno por naturaleza, se convierte en malo porque otros lo hacen malo.

¿Y en España? ¡Bueno! ¿Qué vamos a contar?

Vámonos al diario “El País” (“El Pis”, para los amigos). No hace falta un repaso exhaustivo a su hemeroteca para encontrarse con infinidad de ejemplos del antisemitismo más burdo en forma de grotescas viñetas (muy parecidas a las de un periódico del III Reich o a las de uno de cualquier dictadura árabe) y de trazo grueso que caracteriza al periódico mascarón de proa del Grupo Prisa. Tanto es así, que, hace un par de años, 14 miembros del Congreso de EEUU (10 demócratas y 4 republicanos) enviaron una carta a Zapatero, asustados por que en un medio de tanta difusión como “El País” se incitase de esa forma al odio a los judíos. La bazofia de “El País” seguía cuatro pautas fundamentales: banalización de la Shoá, presentar a los judíos como seres sin conciencia, negar el derecho de Israel a existir y equiparación de las víctimas (judíos) y los verdugos (nazis).

Durante la intervención militar israelí en Gaza contra los terroristas de Hamas, en enero de 2009, la mayoría de los medios de comunicación español dieron rienda suelta a su odio a Israel y, en muchos casos, no dudaron en respaldar a los terroristas islamistas. No sólo fue “El País”, pero este periódico se sitúo en la vanguardia de esa ola de antisemitismo. En el plano político el PSOE, apoyado por el lobby del cine, organizó una manifestación contra la democracia israelí que terminó con el lanzamiento de piedras contra la Embajada de Israel en Madrid.

Otra muestra. Esto en agosto de 2009. Algo que ya no sé si calificarlo de progrerío o de pura y simple estupidez. Según informaba por aquellas fechas el diario ABC, en la página web del Instituto de la Juventud (INJUVE), dependiente del por aquel entonces existente Ministerio de Igualdá de la inefable Aído se publicitaban unas jornadas ofrecidas por una organización pro-árabe extremista, de corte antisemita y cercana a tesis de grupos terroristas como Hamas, llamada “Mundo Árabe”. ¿Qué demonios es esto del INJUVE? Sí, están en lo cierto: otro bodrio que nos cuesta el dinero a todos.

En su web, Mundo Árabe, organizadora del curso sobre Palestina que oferta el Instituto, acusa a España de rendirse continuamente ante Israel e incluso defiende las actuaciones de los piratas somalíes asegurando que los verdaderos corsarios serían los países que maltratan a estas naciones.

Sin embargo, su antisemitismo y sus posturas cercanas a Hamas y al entorno de otros grupos terroristas aparecen continuamente en los textos que ofrece. De hecho, Mundo Árabe niega la existencia del Estado de Israel tachándolo de “criminal” y de “ente sionista, criminal, racista, enemigo mortal de toda la Humanidad”. “No se puede llamar Estado a un Ejército dedicado al genocidio desde su formación”, dice una de las muchas perlas del escrito. “La población israelí es la única en el mundo que vive sin dignidad, sumida en la vergüenza, dado que todas y cada una de sus propiedades han sido robadas a sus auténticos propietarios”; “Por lo tanto, no sólo el estado de Israel es criminal, no sólo son criminales las potencias occidentales que participaron muy activamente en la tragedia palestina, sino que la propia población israelí es criminal y sus miembros no pasan de ser invasores extranjeros instalados a sangre y fuego en tierras y viviendas que no les pertenecen” son otras.

Va más allá la cosa, pues, en otro artículo ensalza al grupo islamoterrorista palestino de obediencia iraní Hamas, banda que no ha dudado en utilizar a niños como escudos humanos y que tampoco ha tenido problemas en matar indiscriminadamente a mujeres o niños: “Hamas ha ido creciendo año a tras año desde su fundación en 1988 hasta que en enero de 2006 ganó ampliamente las elecciones habidas en los Territorios Ocupados. Se puede decir que este reconocimiento popular es sobre todo la confirmación de que el programa político de Hamas es el que los palestinos quieren para acabar con la ocupación de su tierra por parte de Israel. También es un reconocimiento de su impresionante hoja de servicios: resistencia frente a las agresiones del ocupante, honradez en la gestión pública, opción por los sectores sociales más necesitados y voluntad de unidad nacional y política”.

No solo eso, “Mundo Árabe” también publica columnas del diario proetarra Gara que sigue la línea política de los radicales islámicos. En este artículo comparan Gaza con el horrible campo de exterminio nazi de Auschwitz: “Palestina es un campo de concentración. Las vidas de los palestinos pertenecen al Ejército israelí como antes pertenecieron las de los judíos a las SS. Con el francotirador sionista que desde un tejado dispara a la cabeza de una niña de 12 años, con los tanques entrando en Beit Hanun, con el goteo de muertos o con las grandes operaciones militares; con el cierre total de Gaza y Cisjordania, con los asentamientos judíos; con Avigdor Lieberman como ministro de Asuntos Estratégicos, que sostiene el mismo ideario de limpieza étnica que alimentaba Heinrich Himmler; con el bloqueo; con el pueblo palestino confinado y diezmado, sometido a años de masacres, razzias, hostigamientos y represalias, Israel recrea en Palestina Auschwitz, Treblinka o Dachau”.

El Injuve publicó en febrero de 2009 un estudio que alertaba del auge del racismo entre los jóvenes. Eso está muy bien, pues el racismo hay que despreciarlo y rechazarlo socialmente… pero ¿se combate el racismo colaborando con espacios judeófobos? ¿O el antisemitismo sí es aceptable? ¿Son conscientes estos progres-chic”de quiénes son aquellos con los que se relacionan?

¿Quieren más? Allá por abril del año pasado, la Embajada de Israel en España puso de manifiesto una serie de cartas de escolares que habían recibido en las que se les instaba a “irse de Palestina” porque “ese lugar no es vuestro”, a marcharse a algún lugar donde se les acepte o en las que se les acusaba de matar niños o matar por dinero. Esto después de conocer informes como el de la Anti Defamation League (ADL), salido a la luz pública en septiembre del 2009, el cual señala que el antisemitismo es una tendencia cada vez más fuertemente arraigada en España.

Esta creación de odio, ¿sí es “aceptable”? ¿No molesta a nuestras plañideras profesionales? ¿No ven en todo esto, como en el caso de Noruega un “peligroso aumento del extremismo”?

Para todas estas cosas nunca pediré censura, por supuesto que no, siempre que no salten la barrera y pasen directamente al terrorismo (desde luego, los que asaltaron las embajadas israelíes en enero de 2009 hubieran necesitado una buena carga de los antidisturbios, con lluvia de pelotas de goma y gases lacrimógenos, incluida). Solo merecen el mayor de los repudios. No voy a decir que los que se rasgan ahora las vestiduras se hubieran alegrado si las víctimas del atentado hubieran sido israelíes y el autor un “pobrecillo” kamikaze palestino, pero seguro que no los veríamos formando este escándalo. Si yo apostara (que nunca lo hago), apostaría muy fuerte por ello.

Anuncios

Responses

  1. Perdón porque no tiene nada que ver pero:

    ¡¡El 9 de julio nació Sudán del Sur!!

    Un nuevo estado de mayoría cristiana protestante además que pone fin a 56 años de TIRANÍA ISLÁMICA DIABÓLICA contra los cristianos de la raza negra.

    ¡¡2 millones de mártires ha costado!! GLORIA SEA A DIOS, JAVIER. GLORIA.

    Quizá mi idea sobre la “commonwealth” cristiana no es tan descabellada como parece. ¿Sudán del Sur? ¿Francia? ¡A mí dáme SUDÁN DEL SUR para ser aliados!

    He leído la Const. transicional que tienen y está bastante bastante buena: derecho a la PROPIEDAD PRIVADA, se restringe la pena capital (es decir, no se EJECUTA POR CAPRICHO como existe en países donde el dios falso Alá reina), y se establecen derechos para el establecimiento de FAMILIAS y su protección (por supuesto nada de sodomía ni nada de esas cosas “blanquitas” eso sí).

    Un saludo

  2. Bueno, cierta relación sí tiene, pues los sudaneses del sur han sido los mejores amigos de Israel en ese mar de totalitarismo islamista (los israelíes, de hecho, han sido de los primeros en reconocer al nuevo país). Según leí no hace mucho, tras su victoria en la Guerra de los Seis Días, los israelíes enviaron a los sudaneses del sur parte del arsenal capturado a los árabes:

    http://www.jpost.com/International/Article.aspx?id=207432

    Yo creo que también pueden ser buenos amigos de Occidente, salvo que nos dejemos acojonar por las presiones totalitarias e islamistas, puesto que en Juba, su capital, los sudaneses celebraban la independencia, aparte de con banderas de su país, con la israelí y con la de EEUU.

    Ya, por la Gracia de DIOS TODOPODEROSO, han dejado atrás la miseria y el oscurantismo de la tiranía islámica. De momento son un país muy pobre por todos estos años de guerra y represión del Norte pero, ya en paz, y con todos sus recursos minerales, especialmente el petróleo (ellos producían la mayor parte del petróleo de Sudán, así que a la dictadura islámica, de paso, la dejan “a dos velas”), pueden empezar a reducir la pobreza y mejorar las condiciones de vida de su población.

    Aparte de todo eso y de que es un país de mayoría protestante, tengo entendido que la Constitución Transitoria también garantiza la separación entre la iglesia y el Estado y la libertad religiosa. No está mal.

    Por supuesto que mucho mejor varios millones de negros cristianos (y, además, unos auténticos guerreros) que de blanquitos totalmente degenerados (los franchutes son unos traidores a Occidente pero sí uyyyyy, sí, sí, que son muy blanquitos, que eso es lo fundamental). Estos últimos el problema no es que no nos sirvan, es que NO SIRVEN A DIOS. Con los primeros podemos contar si algún día hay que defender la libertad cristiana contra tiranos y totalitarios pero con los segundos ¿para qué? ¿para botellones?

  3. Javier.

    Yo creo, y es mi opinion personal, que en España no existe antisemitismo sino antijudaismo que no es lo mismo.
    El racismo, o sea antisemitismo en este caso, es algo muy nuevo, desde el s.XIX y llego a su maxima expresion en la Alemania nazi. En España, el antijudaismo (contra la religion judia) es muy antiguo, desde la edad media, expulsion de judios, estatutos de limpieza de sangre, etc. Pero es algo que NADA tiene que ver con la raza sino mas bien con el intento (existoso, por cierto) de la monarquia hispanica de unificar la peninsula y homogeneizar su poblacion bajo el catolicismo (no olvidemos la alta cantidad de judios en España desde la antigüedad).

  4. Sobre lo que has comentado, Ruben, algo que puntualizar sobre el texto de la entrada. En España históricamente ha habido mucho antijudaismo; aunque actualmente se mezcla, y a veces es difícil distinguir entre ambos, con antiisraelismo, mucho antiamericanismo (normalmente, el odio a Israel es un anexo del odio a EEUU), la falta de referentes izquierdistas que hace que se busquen, entre otras cosas, en la “causa árabe” o “palestina” (como parte de la de los “oprimidos de la tierra”) y, por supuesto, con muchísimas dosis de ignorancia añadidas tanto sobre el origen como sobre la historia de Israel.

  5. Nice post. I understand something far more challenging on various blogs each day. It will often be stimulating to examine content material from other writers and apply a tiny a thing from their retailer. I’d choose to use some with the subject material on my blog site no matter whether you don’t head. Natually I’ll give you a hyperlink on your internet blog site. Thanks for sharing.

  6. […] terroristas palestinos. ¿Tienen acaso ahora la “culpa” los que vomitan continuamente tendenciosas y manipuladas opiniones e informaciones sobre Israel o los judíos, de “incitar a la violencia” a fulanos como este Mohamed? ¿Ahora “no hay que […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: