Posteado por: Javier | agosto 14, 2011

Las sandalias del pescador (III)

Continuamos, hoy domingo, y concluimos con esta exposición sobre el papado que hemos analizado desde el punto de vista de la Verdad bíblica y cómo es necesario suplir este vacío de apoyo en la Verdad con kilos y kilos de “traditio”. Quedaban pendientes la sucesión apostólica y la leyenda de Pedro como “Obispo de Roma”.

Tema “sucesión apostólica” que alega Roma para alegar el poder papal sobre “toda la cristiandad”, muy brevemente: en ninguna parte del Nuevo Testamento los propios apóstoles mencionan nunca una “sucesión apostólica”, ni siquiera Pedro es presentado como “supremo” sobre los otros apóstoles. Leyendo Gálatas 2:11-14, ya vimos, como Pablo reprendió a Pedro cuando éste estaba enseñando erróneamente a otros. Si Pedro tenía el “primado” sobre el resto de los apóstoles, ¿cómo es que consintió que un “recién llegado” como Pablo le reprendiera? ¿Alguien se imagina a Ratzinger reprendiendo públicamente a Juan Pablo II por una enseñanza errónea cuando éste era todavía el Papa?

Es verdad que hay un ejemplo como el de Matías, quien fue elegido para sustituir al traidor Judas como apóstol número doce, como se cuenta el primer Capítulo del libro de Hechos pero esto no es ningún precedente para continuar la sucesión apostólica, como argumenta la Iglesia Católica, pues en ninguna parte del Nuevo Testamento se dice nada de que los doce apóstoles pasaran su autoridad apostólica a otros doce sucesores.

Lo que sí se dice es que la Biblia debe ser la guía y la regla de fe:

Hechos 20:32: “Y ahora, hermanos, os encomiendo a Dios y a la palabra de su gracia, la cual es poderosa para sobreedificaros, y daros herencia con todos los santificados”.

2 Timoteo 3:16-17: “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redarguir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra”.

Incluso suponiendo que existiera una “sucesión apostólica” la autoridad procede de la Biblia, no de un “Papa”, como dijo el propio Jesús:

“Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí” (Juan 5:39).

Incluso cuando Pablo enseñaba sus discípulos en Berea, éstos después comprobaban todas sus enseñanzas con las Escrituras para ratificar que las doctrinas que Pablo predicaba eran sanas:

“Y éstos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así” (Hechos 17:11).

En relación a la supuesta condición de Pedro como “Obispo de Roma”, aún suponiendo que lo hubiera sido, en ninguna parte de la Biblia se enseña que este obispo, o cualquier otro, debiera tener la primacía dentro de la iglesia. La Biblia ni siquiera dice expresamente que Pedro llegara a estar en Roma. Tan solo existe una referencia en la a Pedro escribiendo desde “Babilonia”, un nombre que algunas veces se ha identificado con “Roma” (1 Pedro 5:13).

No hay más que leer el libro de los Hechos de los Apóstoles y algunas de las cartas apostólicas, sin embargo, para ver que esta estancia de Pedro en Roma como “Obispo” o “Papa” es materialmente imposible en el tiempo. La fecha del martirio de Pedro, siendo Nerón el emperador de Roma debió ser entre el año 64, fecha del incendio de la capital imperial, y el 68, como muy tarde, el año de la muerte del tirano romano. Pablo posiblemente se convirtió al cristianismo entre el 34 y el 37 y, en Gálatas 1:13-18, dice que, tres años después de su conversión estuvo con Pedro en Jerusalén. Por aquellas fechas, Pedro realizó varios viajes de predicación a Lidia, Jope y Cesarea (Hechos 9 a 11), volviendo después a Jerusalen (Hechos 11:2). En Hechos 12:1-3 se cuenta que en esa época Herodes Agripa ordenó ejecutar a Apóstol Jacobo, hermano de Juan, y encarcelar a seguidores de Jesucristo, Pedro uno de ellos. Pedro fue milagrosamente liberado de la cárcel, un hecho que enfureció a Herodes Agripa (Hechos 12:19), quien murió al poco tiempo (Hechos 12:23). Según Flavio Josefo esto ocurrió durante el cuarto año del reinado del emperador Claudio, es decir en 45, y Pedro aún estaba en Jerusalén. Pablo cuenta en Galatas 2:1 como viajó a Jerusalén catorce años después de visitar por primera vez a la iglesia de esa ciudad, estando, entre otros, con Pedro, quien devolvió la visita a Pablo, viajando a Antioquía. También, sobre esas fechas, participó en el Concilio de Jerusalén (Hechos 15). Podríamos estar aproximadamente en el año 49 y, no obstante, Pedro desarrollaba su ministerio bien lejos de Roma. La carta de Pablo a los Romanos puede situarse hacia el año 57, en la que escribe a los fieles de la iglesia de la capital del Imperio Romano para “confirmarlos” y “anunciarles el Evangelio” (Romanos 1:11-15). ¿Cómo es esto si, supuestamente Pedro ya estaba allí como “Obispo de Roma”? ¿Por qué saluda, en el capítulo 16, por sus nombres a veintiséis personas, olvidándose de Pedro, el “Obispo de Roma”? Entre el año 58 y el 62, aproximadamente, Pablo fue hecho preso y encarcelado en Roma, donde escribió Efesios, Colonenses, Filemón y Filipenses. Nunca menciona en estas cartas la presencia de Pedro en Roma. Tras su liberación, fue apresado de nuevo y martirizado hacia el 67. En su última carta, la segunda de Timoteo, dice que “Sólo Lucas está conmigo” y saluda a varios hermanos, sin mencionar a Pedro, nuevamente.

La Biblia no menciona ninguna presencia relevante, a efectos apostólicos, de Pedro en Roma, que es lo que debiera constar expresamente en las Escrituras si es que es cierto que desde allí desempeñó el puesto de “máxima autoridad en la Iglesia”. Históricamente, probablemente sí pasó breves períodos en Roma predicando y puede que fuera martirizado allí durante la cruel persecución a los cristianos por parte de Nerón, pero como ni mucho menos fue máxima autoridad de la Iglesia como “Papa”, en modo alguno fue “Obispo de Roma”, como ha pretendido la Iglesia Católica, a la hora de enmascarar más o menos doctrinal e históricamente, lo que fue una acumulación de poderes del obispado romano a partir del siglo IV, aprovechando el poder imperial, y no una institución de Jesucristo. Pasaron siglos antes de que el obispo de Roma llegara a utilizar los títulos de “Sumo Pontífice” y de “Vicario de Cristo”. El primero en usar el título de “Vicario de Cristo” fue Gelasio I que se hizo llamar como tal en el sínodo romano de 495. Si Pedro fue el “primer Papa” y “obispo de Roma”, ¿cómo es que el obispo de Roma tardó casi 500 años en caer en la cuenta de que era “vicario de Cristo” si esa misión, supuestamente, fue encomendada por el Señor en persona, como, supuestamente, se recoge en el Evangelio de Mateo? Y con todo, el título no tuvo mucho éxito porque tuvo que relanzarlo Inocencio III (1198-1216), al que, ocasionalmente, se menciona como el primer usuario. El Papa Inocencio III, quien se hizo famoso por su afirmación de que “ningún rey puede reinar de manera adecuada a menos que sirva devotamente al vicario de Cristo”. En cuanto al título de “Pontífice Máximo”, poco más hay que comentar, aparte de que fue una herencia de un título (uno de los muchos) de los que ostentaban los emperadores de la Roma pagana.

En realidad, SÍ hay un “Pontífice Máximo”: Jesucristo nuestro Señor, el Rey de reyes y Señor de señores. En Israel existía un “sumo pontífice” o “sumo sacerdote” encargado de los sacrificios de animales que se ofrecían como expiación por los pecados. En la carta a los Hebreos se nos dice que  mientras que el sumo sacerdocio israelita exigía (como el Papa) una sucesión ininterrumpida de sumos pontífices para ocupar el cargo tras su muerte, Cristo es un sumo sacerdote perpetuo sin necesidad de sucesión, que realizó el sacrificio expiatorio que nos salva (Hebreos 3:1).

Muchos católicos se pueden mosquear cuando se diga que su iglesia NO ES CRISTIANA, sino pagana, una serie de ritos y costumbres de la religión romana adaptadas a un poco de “cristianismo” combinadas con parte del ceremonial, derogado por Jesucristo, del Antiguo Testamento, pero no hay más que mirar la propia historia de la Iglesia Católica y defender la Verdad de la Biblia. Desgraciadamente, desde hace algunas décadas no solo tenemos “cristianos” que, en aras del satánico ecumenismo, olvidan siglos de defensa de la fe, sino también la persecución de los cristianos en tiempos del Imperio Romano y el sufrimiento que siempre ha tratado de causar el diablo al pueblo de Dios. La sangre de los mártires regaba la preciosa semilla del Evangelio y como resultado de ello, miles se entregaban a Jesucristo. Esa táctica no estaba dando los resultados que Satanás esperaba sino todo lo contrario: cuanto más asesinaban a los cristianos, más personas se convertían al evangelio.

Algo había que hacer para detener esa ola de conversiones. La persecución y martirio no estaban dando los resultados deseados. Fue en esas circunstancias que Satanás encontró una mejor idea para neutralizar y paralizar a la amenaza más grande que tenía sobre esta tierra. Su idea fue personalizada y llevada a cabo por un hombre llamado Constantino. Ese emperador fue uno de los instrumentos que Satanás utilizó para dar a luz a un sistema político-religioso que dominaría al mundo y que enviaría a millones de personas hacia una eternidad sin Jesucristo. Tal sistema le ha dado más resultados favorables que las encarnizadas persecuciones en contra de los cristianos.

Es un poder humanista y mundano. En algunos medios de comunicación, tipo “Intereconomía” (otros, más bien progres, de cara al público, vocean contra el Papa, excitando a sus borregos seguidores, mientras, entre bastidores, colaboran con Roma), se vanaglorian de las multitudinarias masas que van a recibir al Papa. En cuestiones de fe, si las masas y el mundo te siguen es algo que debe preocuparte. Lo cierto es que una gran mayoría de seguidores en Madrid ni siquiera son españoles, puesto que el Papa viene a la España menos “católica” de las últimas décadas. Del 71,7% de los españoles que se declaran creyentes católicos, el 13% va a misa casi todos los domingos y el 2,7% varias veces por semana. En 2001 eran el 19% y 2,9% respectivamente. Ahora bien, seis de cada 10 españoles que se declaran católicos no pisan “casi nunca” la iglesia, si se descuentan ceremonias que, realmente, son actos sociales, como bodas, bautizos, funerales, comuniones, etc.

Si la Iglesia Católica defendiera la Verdad bíblica y cristiana no se debe dudar que ningún cristiano legítimo la abandonaría. Pero es que con esa idolatría demoníaca y con creencias que niegan la soberanía absoluta de Dios en la salvación de las almas, como el purgatorio, lo único sensato es huir del infierno papal.

No obstante, todavía están a tiempo de abandonar esta herejía y aceptar la salvación por medio de Jesucristo como único Señor de sus vidas.

Anuncios

Responses

  1. Buenas noches Javier.

    La verdad es que no podria estar mas deacuerdo contigo. Hace un tiempo que vengo estudiando al catolicismo a traves de su simbologia y me he dado cuenta de que en realidad es una religion pagana. De hecho, he legado a la conclusion de que es la evolucion natural de la religion romana del Bajo Imperio. El panteon romano no ha desaparecido ni sus dioses ni diosas se han esfumado en la niebla de los tiempos. Ahora estos dioses son santos y virgenes que se refugian bajo una patina de cristianismo.
    La verdad que este es un tema que me interesa mucho.

  2. De hecho, los distintos cristos y vírgenes, cada uno con su iglesia o templo recuerda mucho a los tiempos de Roma, la mitología greco-romana: cada dios su templo, el templo de Júpiter, el templo de Saturno, el templo de Juno, el templo de Venus. Quita al dios romano y pon, por ejemplo, el “Cristo del Gran Poder”, el “Cristo de la Misericordia”, “la Virgen de las Angustias”, la nomenclatura que se te ocurra, y tendrás una religión muy similar, en realidad, igual que la religión romana absorbió sin problemas elementos de otros cultos que existían en el territorio del Imperio, hizo lo mismo con algunos elementos del cristianismo. Por eso, los únicos que tuvieron problemas con el poder imperial, o, al menos, la más perseguida por cuestiones espirituales (si hubo otras persecuciones fueron por motivos políticos) fueron los cristianos, quienes, al someterse solo a Cristo Rey, no podían aceptar de ninguna forma la divinización del emperador, a diferencia de otros cultos que fueron totalmente compatibles con la religión romana.

    De hecho, decir que Constantino I “legalizó” el cristianismo es totalmente inexacto. Lo que ocurrió en realidad fue que los “cristianos” apóstatas empezaron a gozar de los privilegios del Estado y del poder imperial, mientras los verdaderos cristianos quienes rehusaban aceptar la filosofía diabólica ecuménica de Constantino y rechazaban la mezcla de paganismo con cristianismo, eran objeto de persecución y martirio.

    Una evolución del paganismo romano junto con el ritualismo del Antiguo Testamento, para tratar de darle algo de “soporte bíblico”. Como con la eucaristía, un rito que recuerda mucho a los sacrificios de animales de la ley mosaica, pues es ni más ni menos que el “sacrificio de Cristo” repetido una y otra vez, como los machos cabríos sacrificados en el tabernáculo.

  3. Correcto Javier. Seguramente podríamos hallar el correspondiente dios o diosa o mito pagano en cada santo o virgen. De hecho, he realizado la prueba y en casi todos los casos he hallado la correspondencia, en los que así no ha sido es porque sus raíces se hunden tan profundamente en el tiempo que surgen muchas dudas concretas de su procedencia.

    “mientras los verdaderos cristianos quienes rehusaban aceptar la filosofía diabólica ecuménica de Constantino”

    Este tema resulta muy interesante ya que la “confusión” podemos decir que empieza en esos momentos pero hoy en día sigue. La obra de Satanás es inconfundible por su sutileza y pericia al sembrar en la mente del hombre la duda razonable o introduciendo pequeñas desviaciones sin importancia aparentemente que desvirtúan el mensaje verdadero.

    Hoy en día la desviación que ha introducido, ya que el catolicismo ya no es lo que era ni tiene su tirón, está en la nueva filosofía del relativismo moral, verdadera filosofía satánica. He investigado sobre el tema y este es el origen de la Iglesia de Satán y de su fundador el autodenominado “Papa negro” Anton Szandor LaVey y así lo reconoce en su obra “La Biblia Satánica” donde hace un compendio de su filosofía y de como triunfará en el futuro (o sea, hoy día porque la escribió en 1966).

  4. vaya mierda chaval. no te das cuenta que aburres a medio mundo con tu intolerancia y tu odio? quizá deberias aplicarte tu mismo lo que le dices a otro y hacerte unas pajillas, no te vendrian mal.

    Eres muy valiente detrás del teclado pero cuando te vea seguramente no tendrias ni media hostia para decir las barbaridades que dices. De la pateadura que te iba a pegar ibas a quedar plano, reprimido.

  5. Idiota, pues si te aburre ni le leas ni comentes para decir tonterias.

  6. El Greco:

    Lo mismo digo, con ese nick “ethnic” que se ha puesto, payaso, se aburre pero bien que lee todos los días.

    A propósito, muy oportuno que el correo falso que se haya inventado sea tocameloshuevos@msn.com, conociendo las aficiones de algunos de los sacerdotes de su secta, ¿usted también está por lo mismo, pervertido?:

  7. ¿¿ethnic?? ¿Tiene algo de malo ser “ethnic”, so racista de mierda?

    Claro que leo, para descojonarme con tus barbaridades de vez en cuando, ¿por qué no?

    ¡OSTRAS! ¡Me has pillado! Has publicado mi correo y me has destapado!!! QUÉ MIEDO TE TENGO.

    Jejeje, ¿quién te ha dicho a ti que yo soy católico? No sé de qué secta estarás hablando, porque como no sea la tuya de calvinistas culiestrechos, apañaos vamos.

    Ya te gustaria a ti tocarme los huevos, porque quiza es el unico contacto carnal que tendrias pero lamento decirte que no soy gay ni estoy interesado en ti.

    Rubén:

    Sólo comento para dejar en evidencia a este señor aunque he de decir, cómo no, que me cae mejor que Alfredo, es algo más “amable” en los comentarios.

  8. “El Greco”, siga escribiendo, siga, que así vemos la clase de minusválidos cerebrales que se nos oponen.

    “¿¿ethnic?? ¿Tiene algo de malo ser “ethnic”, so racista de mierda?”

    No intente confundir las cosas que no lo va a conseguir. Está totalmente claro que ni soy ni seré nunca racista. Por “ethnic” no me refiero necesariamente al color de la piel. Alguien de piel oscura puede ser más “blanco” que uno rubito y de ojos azules que en su conducta sea todo un “ethnic”, que no sería raro que fuera su caso.

    Si usted se entra aquí comportándose como un “ethnic”, ¿qué quiere que le llame?

    “¡OSTRAS! ¡Me has pillado! Has publicado mi correo y me has destapado!!! QUÉ MIEDO TE TENGO.”

    Usted como que no es muy listo, ¿verdad? Vamos, que en el colegio ya se dieron cuenta de ello. ¿De dónde saca que pretendía “destaparlo” si está claro que su correo es un correo falso?

    Además, aunque quisiera “destaparlo”, wordpress no me da más información sobre usted, aparte de que es madrileño.

    “Jejeje, ¿quién te ha dicho a ti que yo soy católico? No sé de qué secta estarás hablando, porque como no sea la tuya de calvinistas culiestrechos, apañaos vamos.”

    Ah, no, no pensé que fuera católico, pensé que era papista. Ok, no lo es, pero seguimos sin conocer su verdadera ideología. Seguramente, porque si tuviera que debatir y argumentar sobre ella, se derretiría como la mantequilla. Su impotencia se ve claramente en que parece ser que es usted quien ha puntuado negativo la siguiente entrada.

    En todo caso, viendo cuando cómo se pone cuando se critica a Roma, usted en eso sí tiene futuro, en el circo papista de Madrid necesitan payasos.

    “Ya te gustaria a ti tocarme los huevos, porque quiza es el unico contacto carnal que tendrias pero lamento decirte que no soy gay ni estoy interesado en ti.”

    ¿Entonces para que me pide que “le toque los huevos”, mamaculo?

  9. Javier: MÁS INTOLERANCIA PAPAL: ESTO ES EL COLMO.

    http://www.elmundo.es/elmundo/2011/08/16/espana/1313517765.html

    @El “greco”?? NO HOMBRE NO. EL PENDEJO, eso es lo que tú eres.

    Que no te coja yo en mi web porque te voy a arrancar los huevos (si es que algo te queda de huevos, que lo dudo).

    Páseme la IP del sujeto este, Javier, a ver si puedo identificar de QUIÉN SE TRATA.

    Yo no hablaré por Javier, pero si quieres, yo sí doy la cara, bastardo.

  10. Este personaje es el mismo que soltó esta PARRAFADA PUSILÁNIME hace ya un tiempo:

    http://liberalismodemocratico.wordpress.com/2011/03/18/mahoma-era-un-pedofilo-un-apunte-sobre-libia/

    “Por: El Greco el 18/03/2011
    a las 13:46

    No creo que ni Alfredo ni ninguno de sus “aliados” tengan idea del nivel de odio que muchos sentimos hacia ellos. Me hace gracia como aqui siempre se habla de la “decencia y la pureza” cuando no hay nadie que tenga más sed para beber sangre que Alfredo. Siempre tendremos asesinatos o purgas políticas mientras el asociacionismo español esté caracterizado por “caudillos”.

    ¿Sabe qué, señor Coll? Yo hablo con gente que le ha conocido y estoy por conocer a una sola persona que me diga algo bueno de usted, sobre todo después de ciertas “purgas” que usted ha liderado en el liberalismo de redes, difamando y destruyéndole la reputación a muchos afectados. Ojalá la denuncia que presenten cuando sea oportuno haga que se le caiga el pelo. DESGRACIADO MALDITO.

    Alfredo, Javier y otros quieren sangre como cualquier otro, como también gente como el izmierdista Pedro, que incluso usurpó un puesto que le correspondía legítimamente a Sigfrido, en la revista que se avecina. Lo que le hicieron aquí a Sigfrido es condenable y muy indecente. ¿No será Javier el responsable?

    Alfredo, ¿Alfredo quién? Ah, sí, el jovenzuelo que llega a fin de mes siempre y que “no pierde el sueño por el paro ni por los parados en su mayoría”. (mayo, 2008, Casino de Madrid, entrada/puerta, charlando con curiosos). HIJO DE PUTA.

    Tampoco se interesó JAMÁS por los soldados españoles muertos en Irak, ni por Jose Couso, ni por las madres de los muertos. BASTARDO.

    Entre Bush, Thatcher, y Reagan, miles de personas han muertos en guerras porque no respetais la legalidad internacional porque a vosotros siempre os ha interesado más el dinero antes que vidas españolas o de donde sean, mucho menos vidas de gente oscura de piel.

    Y el Javier, un personaje nuevo por aquí al parecer (nunca se le habia visto antes del 2010), piensa que todo esto de Lib.Dem es maravilloso, y luego gente supuestamente de “izquierdas”, como Pedro, poco más y piensan que Alfredo es un gran ejemplo de derechista. Sí, lo es: Es el mejor ejemplar en España y un futuro asesino.

    Si Javier o cualquiera tuviera honor personal, ah no que se mofan del honor, pues ahora entiendo por qué les parece tan genial trabajar con Alfredo. No conocen la empatía humana. ¿Vosotros salvapatrias? Primero deberiais preocuparos por los españoles antes de seguir agitando para que haya más guerra.

    MISERABLES.”
    ——————————————–

    Este tipejo decía que a nosotros nos gustaba “beber sangre”, que usted decía que no perdía el sueño por los parados de España o que yo me había “peleado con” o “boicoteado” a Sigfrido, o algo así, cosas que son más falsas que Judas Iscariote, no hay más que mirar la hemeroteca para ver lo mentiroso que es este sujeto.

  11. Ahá — debe ser el mismo comemierda de ese comentario sí. Este tiparraco lo que necesita es una hostia en toda la boca. Seguro que es más enano que Sarkozy y parecerá un “chicken mcnugget” — siendo tan “greco” jajaja.

  12. Y para finalizar con el troll, que ya suficientes minutos de audiencia ha tenido aquí, este sujeto embustero me acusa de “intolerancia” y de “odio”, cuando, precisamente, si tuviéramos intolerancia u odio, lo que haríamos, en lugar de predicar la verdad, sería coger las armas y empezar a disparar a diestro y siniestro o, más pacíficamente, simplemente callarnos la verdad y mirar complacidos como muchos se precipitan al infierno sumidos en sus doctrinas falsas (“JAJAJA, mira el papista, va a arder en el infierno”).

    AQUÍ NADIE ODIA A LOS CATÓLICOS, EL ODIO ES A LA MENTIRA, si así fuera, no perdería horas de mi tiempo libre montando tres entradas en las que intento desmontar en base a la Biblia la doctrina de que Jesucristo fue el “fundador” del Papado, así como otros dogmas católico romanos.

    No digo que no haya católicos que, en el fondo, tengan un deseo de seguir a Dios y que, siendo personas, desde el punto de vista humano (porque ante Dios no hay nadie “bueno”, ni yo mismo) muy dignas y honestas, por desconocimiento y por la propaganda papal, blanqueando sus doctrinas falsas con la publicidad de sus obras sociales, como si fueran una ONG, no sepan que su iglesia es la más pagana y anticristiana. A mí esa gente si me produce piedad y compasión cristiana. Hay “cristianos” que parecen disfrutar con el hecho de que haya infinidad de pecados e inafamias en el mundo, como señalando que “yo no soy igual” (cuando la realidad es que sin Jesucristo, seríamos igual de impíos ante Dios), cuando a un cristiano no hay cosa que le produzca más dolor que el mero hecho de que haya pecado en el mundo. Igual, algo similar, ocurre con la homosexualidad. Por eso siempre digo que el que alguien sea gay para mí no es digno de insulto, mofa o burla, a mí lo que me inspira es una gran piedad, pero yo no puedo dar el visto bueno a su vicio como no puedo dar mi visto bueno y decir que respeto las doctrinas falsas.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: