Posteado por: Javier | septiembre 22, 2011

El esperpento palestino en la ONU

Esta información me ha sido remitida por un lector israelí preocupado con este asunto de la votación, este viernes, sobre la declaración unilateral de independencia forzada por Abu Mazen, el líder de la Atoridad Nacional Palestina, en la ONU. Uno más, y van no sé cuántos, de los esperpentos de la ONU.

Algo especialmente grave. Empezando por qué legitimidad tiene para esto alguien como Mazen, quien lleva sin convocar elecciones desde 2005 porque teme perder su puesto o que su partido no gane, que vive enfangado en la corrupción y el nepotismo en torno a los millones en ayuda que envía EEUU y Europa a ese agujero negro que es Palestina, y dirigiendo un “gobierno” cuya única preocupación es inculcar a su población el odio a Israel desde niños. Un “Estado Palestino”, con las condiciones que existen hoy por hoy, no sería más que una ficción fantasmagórica incapaz de sostenerse económicamente sin las subvenciones europeas, incapaz de defenderse sin la ayuda israelí e incapaz de dar satisfacción a sus ciudadanos.

Israel se encarga de recolectar los impuestos de los palestinos en sus puertos de entrada y suministra buena parte de la energía que los palestinos consumen. Igual hace con los alimentos y otros suministros (como vimos aquí: https://lavozliberal.wordpress.com/2011/05/12/%C2%BFhasta-cuando-debe-israel-seguir-manteniendo-a-esta-gentuza/). ¿Puede encargarse de esto la Autoridad Palestina por sí misma si no es a base de que le demos más y más dinero? ¿Sigue teniendo Israel “obligación” de hacerlo si se convierte en un Estado independiente?

El principal peligro, no obstante, es la aceptación del terrorismo como medio político legítimo: el frente común con Al Fatah contra Israel es, en los términos dictados por Hamás, garante último de la iniciativa. Aceptarla es aceptar su terrorismo como instrumento político legítimo. Sobre todo, si, al final, la cosa queda en agua de borrajas y no hay reconocimiento de la declaración unilateral, como en 1988, uno de los detonantes de la primera intifada.

En segundo lugar, el reconocimiento no traerá la paz. Hamás ni ha renunciado a la destrucción de Israel ni tiene intención de hacerlo. Esa broma de “país” no sería un Estado. Sería una base terrorista iraní. Incluso dentro de la “moderada” Al Fatah, el propio Abbas afirma desde hace años que se reservan el poder usar el terrorismo (él lo llama “resistencia”, en realidad).

Es, a fin de cuentas, el gran negocio de los líderes palestinos, a quienes conviene mantener el conflicto ardiendo, para seguir mendigando dinero y extorsionando al mundo pro-palestino, es la guerra, motivo por el cual, tras las negociaciones de paz de los años 90, comenzaron de nuevo con el terrorismo y a matar civiles israelíes a diario en el año 2000 (el “moderado” Yasser Arafat, por ejemplo, murió con una fortuna personal de más de 6.000 millones de dólares, que podía haber servido para la construcción de miles de escuelas, hospitales, caminos, viviendas y muchas otras cosas que habrían beneficiado enormemente a su pueblo). Por supuesto, el gobierno de Israel, como lo haría cualquier otro, defiende a su población de estos ataques. Aparte de lucrarse y darse a la “dolce vita”, ese es el destino que los líderes palestinos llevan dando a ese dinero durante décadas, pero no en comida ni edificación ni educación ni en nada que pueda ayudar a la población a mejorar las condiciones de vida. Ya hambrientos por culpa de sus líderes, están listos para ser adoctrinados con lavados de cerebro al estilo nazi y llenarse de odio contra gente que lo único que quiere es vivir en paz y está dispuesta a hacer difíciles y dolorosas concesiones para lograr el cese de la violencia.

—————————

—————————

Este viernes 23 se realizará un voto unilateral en la Asamblea General de la ONU con motivo del posible reconocimiento unilateral de un Estado palestino. Sin embargo, este aparente motivo no es el único, y la situación no es tan sencilla como lo pintan los medios.

Les ofrecemos 4 ejemplos:

En realidad, el voto a favor del reconocimiento unilateral de un Estado palestino sentaría antecedentes peligrosos para el occidente y para el mundo entero, algunos de estos antecedentes peligrosos incluyen:

1. Reconocimiento de un Estado cuyo parlamento (Hamas) persigue explícita y abiertamente la destrucción de un estado vecino (en este caso, Israel).

El Hamas (representante del parlamento palestino) ha reiterado su postura y el NO ante el posible reconocimiento de Israel como respuesta a la iniciativa de Abbas. Fuente: El Comercio Ecuador

2. Legitimación de un método basado en imposición unilateral de condiciones, en detrimento de la negociación, el diálogo y la construcción de consenso.

Abbas persigue un estado palestino “libre de judíos”. Ejemplo que ilustra cómo el discurso del liderazgo palestino es uno de odio y antisemitismo. Fuente: YNetNews

3. Desmerecimiento de los intereses de un país vecino, particularmente la necesidad y el derecho de garantizar la seguridad de sus ciudadanos (en este caso, Israel).

Como ya lo hemos analizado, la declaración unilateral es una amenaza concreta a las fronteras de Israel, reconocidas por organismos internacionales.

4. Incentivo a los regímenes de la región a obtener logros políticos mediante actos provocativos en contra de Israel (por ejemplo, amenazas de Turquía) y en contra de la paz, en este caso con Israel (por ejemplo, reclamos de Irán, disturbios en la Embajada de Israel en Egipto).

Días antes de la votación, Turquía ha amenazado con romper el bloqueo naval que ha impuesto Israel y que ha sido reconocido como legal y necesario por la ONU (Informe Palmer). Una turba de ciudadanos egipcios atacó la embajada de Israel en el mismo país, poniendo en peligro la vida de los guardias y causando la retirada del embajador. Fuentes: ABC de España y BBC Mundo

Las implicaciones de dichos antecedentes son profundas y trascienden la situación en el medio oriente. Lo que está en juego es más que el reconocimiento de un Estado. Lo que está en juego es el proceso mediante el cuál se deben obtener logros políticos: ¿mediante el diálogo o mediante la imposición? Lo que está en juego son las condiciones que se le exigen a un potencial miembro de la ONU: ¿se permite la inclusión de países que persiguen en forma explícita la destrucción de sus vecinos?

Actúe para asegurar que el público comprenda la complejidad del voto y se forme una opinión informada y responsable. Reenvíe este informe, comparta en sus redes sociales. Difunda el mensaje.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: