Posteado por: Javier | noviembre 4, 2011

Los EEUU: cada vez más progres, cada vez más intervencionistas

Uno de los mitos más extendidos a este lado del Atlántico, para bien o para mal, es que EEUU es una especie de “Meca Liberal”. Para bien o para mal, digo puesto que, evidentemente, para los socialistas europeos es muy para mal, eso sería, según su visión, prácticamente como una jungla salvaje e infernal, el infierno en la tierra. Pero también, igual que la izquierda es muy paleta con casi todo lo relacionado con Europa, o, más bien, con Francia fundamentalmente, la derecha española lo es, en muchas ocasiones, con EEUU, y eso es una realidad. Todavía se sigue identificando a EEUU como un “país liberal”, cuando esto, ni mucho menos, es así en la actualidad. Los norteamericanos, en sus orígenes, a lo largo de buena parte del siglo XIX y en los años 80 del siglo XX, sí fueron un país bastante liberal. Aunque desde que acabaron “los 80 de Reagan” (que se puede decir que finalizaron con la derrota de Bush I ante Clinton en 1992), salvo excepciones como Florida, Texas, Arizona, o algunos políticos dentro del Partido Republicano, etc., cada vez es un país más progre y europeizado, cada vez todo más controlado por el Gobierno, cada vez más gente viviendo y aspirando a vivir del dinero público y cada vez más prohibicionismo agobiante y socialista.

Gran parte del socialismo, el buenismo y la corrección política que, poco a poco, se están imponiendo en España, todavía un país socialmente relativamente libre, son importaciones directas de EEUU y del Reino Unido. Hace unos diez años eran totalmente impensables en España las obsesiones anglosajonas con el tabaquismo y la “comida sana” a golpe de prohibición al canto, por ejemplo. Tampoco es que fumar o comer hasta ponerse como un cerdo sean cosas muy recomendables, pero la obsesión con esto raya ya lo absolutamente ridículo.

Más ejemplos: una obsesión extrema por tenernos controlados. En España tenemos el DNI como documento físico que recoge todos nuestros datos y muchos lo vemos como algo nada liberal. De hecho, es algo que nació durante el franquismo, concretamente por Decreto de Presidencia del 2 de marzo de 1944, como una forma, muy propia de una dictadura, de controlar a la población, para que fuera el único método válido de identificación de los ciudadanos ante la autoridad. Curiosamente, Franco poseía el DNI número 1. Pues en EEUU cumple las funciones del DNI  el permiso de conducir, que registra incluso las huellas del titular. Incluso se emiten “permisos de conducir” que no permiten conducir, simplemente como forma de identificación.

Al solicitar un pasaporte en EEUU, ello es comunicado a la Seguridad Social y a Hacienda. Si tienes alguna deuda con estas entidades (no hace falta que seas un delincuente fiscal), no sales del país.

Desde hace años, desde 2006, en EEUU se emiten también pasaportes biométricos, así como exige este requisito para los viajeros que vienen del exterior. El pasaporte biométrico incorpora un chip electrónico con datos personales, imágenes faciales y huellas digitales y, teóricamente, su fin es combatir la inmigración ilegal, el terrorismo y el crimen organizado. Pero la excusa de que los nuevos pasaportes ayudarán a impedir el terrorismo internacional es cuestionable ya que ante todo los agentes de seguridad tendrán que saber qué cara o huellas digitales buscan.

En España, muchos liberales ponen la sanidad norteamericana y el supuesto “poco peso del Estado” de allí como ejemplo (los antiliberales, normalmente, todo lo contrario, como ejemplo de “capitalismo salvaje” y “ley de la jungla”). Sin embargo, aparte de que no es exacto que, en EEUU, la sanidad en concreto, sea algo totalmente privatizado, en España habría que ser un poco más racional, pues esto no son las Américas. Aquí, más o menos bien, la sanidad pública ha ido funcionando, lo único chirriante es que algunas CCAA se cubran cosas como las operaciones de cambio de sexo o, como pretende la ley actual, los abortos (¡¡”derechos, derechos”!) y no algo como el dentista, que es una necesidad que surge casi por obligación y por decreto en algún momento de nuestras vidas.

Pero, independientemente de eso, en EEUU, en todo caso lo que existe es un marco regulatorio y laboral más libre, así como una mayor movilidad, es una país algo más liberal, sí, pero el tamaño del Estado y la tajada que se come de la economía es prácticamente el mismo. Y no ha dejado de crecer en los últimos años. Es decir, la diferencia no es de “socialdemocracia intervencionista” a “paraíso del liberalismo”, no es una diferencia radical, sino de matices:

– En EEUU, el sistema de Seguridad Social se lleva más del 20% del presupuesto federal.

– La mayoría de niños asisten a colegios públicos (y la educación pública primaria y secundaria allí es peor aún que en España: aquí se estudia poco… pero allí menos todavía, la diferencia está en la universitaria), la universidad recibe subsidios en muchas ocasiones.

– La sanidad privada está mucho más extendida pero muy gravada fiscalmente y sujeta a todo tipo de regulaciones, y, de los famosos 40 millones de americanos sin seguro médico, quienes, según la progresía española y europea, “se mueren tirados en la calle por no tener asistencia sanitaria”, la mayoría están cubiertos por los programas públicos para los pobres (Medicaid) y mayores de 65 años (Medicare), instaurados ambos por la Ley de Seguridad Social de 1965, aprobada por el presidente Lyndon B. Johnson.

– También tienen allí lobbies bien subsidiados (igualito que aquí), aparte de las subvenciones a minorías sexuales, étnicas e inmigrantes.

– Como remate, en Europa tenemos la PAC… pues allí existen también programas gubernamentales por los que se subvenciona la agricultura, de hecho, la misma competencia desleal hacen a los productos agrícolas de otros países por medio de estos subsidios.

Así y todo, y pese a la crisis económica y el obamismo, seguirán siendo, menos libres, eso sí, pero los líderes, por lo menos durante unas décadas más. Tanto en el aspecto económico como cultural o militar.

Ahora mismo, ni siquiera China se otea en el horizonte como alternativa a ser la próxima superpotencia mundial, en “sustitución de EEUU” (y es lo preferible, pues las alternativas no son muy halagüeñas). De la UE ni hablo. No es una unidad de intereses, ni de coña y, posiblemente, si llegara a hundirse EEUU algún día, en ese hipotético caso, años hará que la UE habrá saltado por los aires, para disgusto de los euro-pedos. Ni Brasil, Rusia, India o China, llegarán a ensombrecer el poderío económico o la influencia cultural actual de EEUU. A lo más que pueden aspirar es a aumentar su PIB, mejorar el nivel de vida de su población y modernizarse, en un proceso muy largo y trabajoso, sacando a su gente del atraso, la incultura y la pobreza extrema, antes de palabras mayores, como alcanzar el rango de superpotencias. En todo caso, pueden llegar a convertirse en potencias regionales o continentales, nunca en superpotencias globales, como es el sueño libidinoso de más de un antiamericano. Lo que está enriqueciendo a estos países son sus materias primas y mano de obra baratas, no su creatividad o su inventiva. Contrariamente a lo que se cree, EEUU no se convirtió en una superpotencia por sus recursos naturales, sino por el ingenio de su gente, junto con sus principios liberales y valores morales, su abierta estructura social fundada en la tolerancia y su patriotismo. Durante los dos últimos siglos, nunca existió una sociedad tan innovadora y libre. Estos países, en cambio, a lo que tienden es al “capitalismo de Estado”, que no es más que otra forma de socialismo con cierta permisividad de la empresa privada, una vez comprobado, en sus propias carnes, el desastre empobrecedor del comunismo. Rusia sigue regida por ex gerifaltes del PCUS o de la KGB reconvertidos a la mafia, China es una dictadura comunista en lo político y fascista en lo económico y Brasil una sima de pobreza, progrerío, filochavismo, corrupción y crimen. Solo se salva, más o menos, la India, una democracia, en cierto modo, consolidada. Crecen mucho pues se están iniciando en esto del capitalismo (habrá que ver cuándo a sus gobiernos les entre ganas de sacar tajada del sector privado y lo aplasten con impuestos salvajes, hiperregulaciones y nacionalizaciones), además de partir desde situaciones económicas muy depauperadas, pero, sin crear ni innovar nada, copiándolo todo, mientras EEUU aún sigue creciendo y creando cosas nuevas. Culturalmente” (entre comillas, pues no me gusta mucho, es más, dudo que lo de los yanquis se pueda considerar estrictamente “cultura”) tampoco superarán a EEUU en cuanto a gustos, ni en el cine ni en la música ni en ningún ámbito. Ni la samba brasileira, ni las canciones rusas (a pesar de que es una pena, pues la música clásica rusa, así como sus coros, me gustan) o chinas, ni el cine, triunfan ni triunfarán más en el mundo que los americanos.

Dicho esto, y aparte, bueno es desterrar algunos mitos sobre la libertad en EEUU, aunque aún conserven algo más que Europa.

Anuncios

Responses

  1. Muy cierto Javier:

    “la derecha española lo es, en muchas ocasiones, con EEUU, y eso es una realidad. Todavía se sigue identificando a EEUU como un “país liberal”, cuando esto, ni mucho menos, es así en la actualidad. Los norteamericanos, en sus orígenes, a lo largo de buena parte del siglo XIX y en los años 80 del siglo XX, sí fueron un país bastante liberal. Aunque desde que acabaron “los 80 de Reagan” (que se puede decir que finalizaron con la derrota de Bush I ante Clinton en 1992), salvo excepciones como Florida, Texas, Arizona, o algunos políticos dentro del Partido Republicano, etc., cada vez es un país más progre y europeizado”

    Yo lo noto fundamentalmente en los comentarios de la juventud de allí – más ateos están y más depravados en sus vicios.

    “cada vez todo más controlado por el Gobierno, cada vez más gente viviendo y aspirando a vivir del dinero público y cada vez más prohibicionismo agobiante y socialista”.

    De forma que aumenta la inmoralidad en un pueblo, también aumenta la tiranía humanista.

    “Gran parte del socialismo, el buenismo y la corrección política que, poco a poco, se están imponiendo en España, todavía un país socialmente relativamente libre, son importaciones directas de EEUU y del Reino Unido. Hace unos diez años eran totalmente impensables en España las obsesiones anglosajonas con el tabaquismo y la “comida sana” a golpe de prohibición al canto, por ejemplo”.

    Así es — antes éramos un país MUCHO MÁS libre que USA o UK — incluso, ELLOS MISMOS lo decían cuando venían aquí – se asombraban con lo fácil que se fumaba sin problemas o se abría un local (se tardaba el tema de las licencias pero era bastante LIBERAL).

    “ya que ante todo los agentes de seguridad tendrán que saber qué cara o huellas digitales buscan”.

    Y desde luego, por la corrección política estúpida, no buscarán caras oscuras…

    “La mayoría de niños asisten a colegios públicos (y la educación pública primaria y secundaria allí es peor aún que en España: aquí se estudia poco… pero allí menos todavía, la diferencia está en la universitaria), la universidad recibe subsidios en muchas ocasiones”.

    Correcto – por desgracia, la mayoría asiste a colegios públicos en EEUU como pasa ya en Europa.

    “se mueren tirados en la calle por no tener asistencia sanitaria”, la mayoría están cubiertos por los programas públicos para los pobres (Medicaid) y mayores de 65 años (Medicare), instaurados ambos por la Ley de Seguridad Social de 1965, aprobada por el presidente Lyndon B. Johnson”.

    JAJAJA me entra la risa ver cómo la gente de verdad cree que la gente “muere en las calles” de USA por ser pobres.

    “También tienen allí lobbies bien subsidiados (igualito que aquí), aparte de las subvenciones a minorías sexuales, étnicas e inmigrantes”.

    Ahá así es.

    Sobre la Unión Europea, personalmente me gustaría matizar algo con usted, Javier.

    ¿Está usted en contra de la Unión Europea por “lo que es ahora” que en realidad no es una unión en absoluto o está usted en contra de la UE porque no es “nacional”?

    Lo digo porque he estado mirando el tema de la “City” de Londres y ¡no sabia que apenas hay regulación de Europa para con la city! No me parece eso “justo” del todo.

  2. Lo del tema educativo es muy cierto y no está mal preocuparse por ello, pero siempre, no solo cuando gobierne el PSOE, diciendo que estamos “como Kazajstán o Uzbekistán”, pues con el PP los resultados de la educación pública han sido igual de malos.

    También, si no me equivoco, entre los estados, Florida es de las pocas excepciones donde hay facilidades para abrir un negocio, sin tantos trámites burocráticos ni tasas, en sitios como Massachussets o New Jersey, eso es prácticamente “Europa”.

    En cuanto a la UE, en el escrito en concreto me refería a que, al tener cada uno sus propios intereses y ser miembros tan distintos (o, más bien, Francia y Alemania por un lado, el resto por otro, y, bueno, RU con el eterno “que si estoy dentro pero en parte estoy fuera”) ni siquiera conjuntamente pueden superar a EEUU. En general lo que pienso es que cierto que sería mejor sin UE, lo que no me gusta es la entrega de soberanía de los parlamentos a uno supranacional como el de Bruselas, pero lo que he estado pensando es que, siendo ahora mismo una realidad que por lo menos durará unos años más, sí que hay que cumplir las normas y ser lo mismo para todos (por ejemplo, lo que comenta de la City o el ejemplo que puso en su bitácora del “Cheque británico”). Lo del cheque, en concreto, es verdaderamente injusto y clama al cielo: ¡nos está costando el dinero!

    No me gusta la UE, en absoluto, pero tampoco el cachondeo y el “yo no cumplo las normas porque no me gustan”, como han amenazado los finlandeses, hay que ser un poco realista y tampoco se puede ir de “confederado europeo”, la verdad es que tengo que matizar lo que comenté de Finlandia y su negativa a participar en el rescate de Grecia o Portugal allá por abril: los finlandeses son unos recién llegados a la UE y se unieron voluntariamente, entonces sí eran muy “uropeistas” ( es curioso el paralelismo con EEUU y la Confederación, unos estados muchos de ellos recién incorporados decidían porque sí que la Unión se iba a la mierda).

    A mí me parece muy bien que cada país defienda su soberanía y ojala aquí tuviéramos más conciencia de que en los 80 y 90, antes de la UE éramos un país más libre, pero hay que ser un poco consecuente, no solo cuando te convenga.

  3. […] Noviembre. Los EEUU: cada vez más progres, cada vez más intervencionistas […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: