Posteado por: Javier | diciembre 14, 2011

César Vidal, ¿eres español?

Voy a traer una pequeña anécdota antes de remangarme, ponerme manos a la obra y empezar a dar caña.

Hace poco más de dos años, a finales del mes de agosto de 2009, estaba justo en la puerta de la estación de tren de Málaga esperando a la hora de la salida de mi tren. Por desgracia, estaba fumándome un cigarrillo y, de paso, matando un poco el tiempo. Casualmente, escuché la conversación de un grupito que estaba al lado mía. Eran dos guiris, dos ingleses jóvenes, con bastante cara de pardillos, dicho sea de paso, hablando con un tipo de mediana edad que decía ser de Valencia. Según contaban, el día anterior, los muchachos habían ido a la playa, se habían metido para remojarse en el agua y cuando volvieron los habían desplumado: un ratero se había llevado casi todas sus cosas, no les había dejado casi nada. Una mochila con varias camisetas y las chanclas (esas chanclas con las que pisotean nuestras calles, sí). Y, gracias a Dios, un amigo de Málaga les había acogido y les había prestado algún dinero pues, si no, su perspectiva era haber pasado la noche bajo un puente. Querían saber dónde podían denunciar el robo, que tenía pinta de ser verdad, pues los dos fulanos iban con lo puesto: camiseta, un bañador y unas chanclas. NO ME REÍ pero pensé “¡HAY QUE SER MERLUZOS!”.

Viene a cuento esto por una serie de artículos de César “gordito” Vidal, publicados en Libertad Digital, que están levantando una gran polvareda e incendiando la red, sobre todo uno, publicado el pasado día 4 de diciembre, en el que sostiene la tesis de que los españoles somos unos pillos y ladronzuelos porque somos más papistas que el Papa.

Curioso: para todo el “carajillo party” patrio y el “españoleitorismo” de cafetería, Vidal, cuando daba caña a ZP, hasta no hace mucho, era un crack. Hasta recibía el respetuoso tratamiento de “Don César”, “¡Cuánto sabe este hombre, qué cultura, mira, mira cómo habla, no como los progres analfabetos!”.

Ahora escribe una serie de artículos sobre protestantismo, catolicismo y su relación con la historia de España y otros países, y automáticamente se convierte en un apestado: que si es un majadero protestante, un “prepotente”, un “petulante”, un “plomazo”, etc.

“Magnífico” el espectáculo que están dando en Libertad Digital, sea dicho, por otra parte. NO ES UNA PUBLICACIÓN LIBERAL. Antes del verano trataron de zafarse de “camisita a cuadros” Pío Moa y no les salió bien la jugada. Parece que estaban buscando alguna excusa para botarlo tras sus artículos elogiando el franquismo y relacionándolo con el liberalismo y lanzaron una consigna: palos a Moa. En ello se incluían una serie de “acotaciones” de Vidal a Moa, la última plagada de victimismo, como si estuviera sorprendido acaso por el extremismo de algunos lectores de LD. Yo no coincido en nada con los planteamientos pro-franquistas de Moa pero, al menos, es alguien honesto que no esconde lo que es ideológicamente. Pues bien, ahora está respondiendo en su blog alojado en LD a los artículos de Vidal. Y, sin embargo, estos artículos de Moa permanecen escondidos, hurtándose todo debate. No defiendo para nada las opiniones de Moa, y, de hecho, coincidiría más con algunas de las de Vidal, pero es una vergüenza cómo una publicación supuestamente “liberal” corta todo debate.

Bien, pero ya refiriéndonos a los artículos de Vidal, en estos intenta explicar porque “Spain is different” o, porqué, a su entender nos quedamos atrás con respecto a otros países de Europa y los EEUU. Para Vidal, la clave está en el protestantismo.

Vamos a ver, yo espiritualmente soy protestante y he defendido en otras entradas los efectos positivos de la Reforma como ruptura con la religiosidad medieval y como un intento de volver al primer cristianismo. La libertad afloró con mayor facilidad en las tierras donde se asentó la Reforma Protestante, no siempre de forma automática y no siempre en la misma medida, eso sí es cierto. Pero, en todo caso, ni comparemos con la Europa católica. Y tengamos en cuenta las circunstancias históricas.

No fue lo mismo el proceso en Alemania que en Suiza, que en Holanda, que en Inglaterra o que en Escocia. Aunque Lutero fue el iniciador, sin embargo, la comprensión de Calvino de los principios básicos de la Reforma fue mucho más clara, lo que le permitió desarrollarlos de manera más cabal y aplicarlos más ampliamente. Pudiéramos decir que Lutero enfatizó la salvación por la fe y su principio fundamental fue más o menos subjetivo y antropológico, mientras que Calvino enfatizó el principio de la soberanía de Dios y desarrolló un principio más bien objetivo y teológico. El luteranismo era más bien la religión de un hombre que después de una larga y dolorosa búsqueda había encontrado la salvación y quedó satisfecho de gozar a la luz de la presencia de Dios, mientras que el calvinismo, no satisfecho con esto, prosiguió a preguntar cómo y por qué había salvado Dios al hombre.

Durante la Reforma, la Iglesia Luterana no se separó tan completamente de la Iglesia Católica como lo hicieron las iglesias reformadas. De hecho, algunos luteranos señalan con orgullo que el luteranismo fue una “Reforma moderada”. A pesar de que todos los protestantes apelaron a la Biblia como la autoridad final, la tendencia en el luteranismo fue la de preservar todo lo del antiguo sistema que entendían que no tenía necesariamente que ser descartado, mientras que la tendencia en la iglesia reformada fue la de descartar todo aquello que no se necesitaba preservar. De igual manera, en cuanto a la relación entre la Iglesia y el Estado, los luteranos permitieron a los príncipes no sólo ejercer gran influencia en la iglesia, sino también determinar la religión en sus dominios (una tendencia que conduce al establecimiento de una Iglesia del Estado, como ocurre en los países de Escandinavia) mientras que los reformados pronto exigieron la separación total de la Iglesia y el Estado.

El luteranismo pervivió como un “catolicismo maquillado”. Algo muy similar ocurrió en Inglaterra con la Reforma “a medio camino” anglicana. Al final, en aquella época resultaron ser iglesias casi tan tiránicas como la propia Iglesia de Roma, y, en la actualidad, se encuentran en un estado de corrupción e inmoralidad no muy diferente. Han corrido una suerte muy similar a la Iglesia de Roma: ya no tienen poder real ni efectivo para liquidar a sus adversarios religiosos y, al ser su teología doctrinas de hombres, han tenido que convertirse en una suerte de iglesias basadas en el sentimentalismo y en el despertar simpatías en la envilecida sociedad actual. Hoy, para la la Iglesia de Roma hasta un chamán africano con un “tam-tam” es alguien que practica “sinceramente” su religión y que puede ser salvado, mientras que la Iglesia Anglicana y la Luterana consienten el obispado y el pastorado de mujeres o sodomitas.

Los “malvados y retrógrados calvinistas” siguen siendo, ayer y hoy, sin embargo los “intolerantes”. Calvino fue “muy malo” en Ginebra. Lástima que siempre se omita el asedio a que esta ciudad era sometida por el poder papal y adláteres, uno de ellos, el famoso cardenal Sadoleto. Pero “intolerancia” para con un enemigo que busca matarte pasándote por una barbacoa bien puede ser una actitud excusable: en aquellos tiempos Roma se arrogaba el derecho de ahorcar y quemar a todos los que no estuvieran de acuerdo con ellos. NO existía el mismo peligro para las naciones en las que había triunfado la Reforma que para las naciones católicas, pues las primeras partían desde una clara desventaja en todo. Y en esta lucha los calvinistas, con la Biblia en mano, apelaron a Dios, se hicieron cada vez más severos, fieros, o, quizá pudiera decirse, más fanáticos. Y era muy natural que así fuese. Ellos meditaban mucho, como hombres piadosos por lo general están inclinados a hacer en tiempo de sufrimiento y dolor, en el poder providencial del que todo lo dispone.

Hubo excesos, pero los cuales en modo alguno llegaron nunca a los de la Inquisición y hay que comprender el contexto. La persecución de alguien por motivos religiosos es algo que me desagrada profundamente, aunque hay que comprender que, en un lado u otro, un hereje podía suponer un peligro para el país, pero ¿era comparable la pequeña ciudad de Ginebra al todopoderoso Imperio Español del siglo XVI? Ni siquiera era comparable Inglaterra, una isla pobre y aislada, expuesta siempre a una invasión marítima por parte de los poderosos aliados de la Santa Sede, como de hecho intentó Felipe II mediante la Armada Invencible.

Pero no es el objetivo de esta entrada recordar guerras religiosas ni rencillas históricas católico-protestantes, pues hoy, más o menos, tenemos una cierta libertad religiosa (y, si tuviera que defender la de alguien católico para practicar su religión, en determinados casos hasta la vida estaría dispuesto a dar) y, centrándonos en los artículos de Vidal, cita una serie de hechos históricos pero no todas sus conclusiones son válidas en el día de hoy.

En resumen, la Reforma no resultó en un camino fácil hacia la libertad, ni sin altibajos, ni sin momentos oscuros ni errores, pero, al destruirse la autoridad monolítica e implacable de la Iglesia medieval, se allanó, ese fue el gran y primer paso, aunque no se alcanzase plenamente ni de forma satisfactoria en un principio. Igual que la libertad económica y el capitalismo, los cuales no surgieron a partir de la Reforma, sino en las católicas ciudades comerciales de Italia en el período bajomedieval, pero ésta fue un gran canalizador de los mismos. El pensamiento reformado dio una dimensión moral al capitalismo que no había tenido hasta entonces. Pero también es verdad que ha habido excepciones y zonas católicas como la Italia meridional borbónica previa a la unificación piamontesa, que era uno de los países más ricos de Europa, mientras Nápoles era la tercera ciudad más importante de Europa, después de Londres y París. Otras zonas, como Flandes, Valonia, Lombardía, Austria o Baviera, han sido católicas y ricas.

También, entre otras cosas, se olvida de que en Alemania hay zonas luteranas, pero también zonas muy católicas, como la citada Baviera, que la propia iglesia luterana es muy “católica” o, no digamos ya, que la iglesia anglicana es todavía más “católica” que la anterior… los anglicanos hasta podrían considerarse casi como “católicos sin Papa”. O que en Escandinavia la iglesia luterana tiene el carácter de estatal y su historia como iglesia no difiere mucho del catolicismo. O que en Escocia la iglesia presbiteriana es la estatal y está exactamente igual que las anteriores. No hace mucho, a través de un amigo, conocí el caso de un pastor presbiteriano escocés, de las islas Hébridas, quien, con más de 50 años y cinco hijos, se ha visto forzado a abandonar el pastorado, al estar intentando imponérsele desde la iglesia estatal el casar a maricas. Ya vemos la “libertad” que defienden determinadas iglesias “protestantes”, ya absolutamente paganas y corrompidas.

Y, HOMBRE, TAMPOCO ERA NECESARIO DEJAR A ESPAÑA POR LOS SUELOS, y hablar de la historia de NUESTRA PATRIA como si hubiera sido una puñetera mierda pinchada en un palo. O decir que es casi como si llevásemos en el ADN el ser unos pícaros, unos pillines y unos ladronzuelos, como hace en el artículo del 4 de diciembre.

A ver si nos vamos a olvidar de unos tales Francis Drake y John Hopkins, nombrados caballeros por la Reina de Inglaterra, y que gozaban del privilegio de “patente de corso” por su labor asaltando y rapiñando nuestros barcos que regresaban cargados de oro de nuestro Imperio en las Américas, a fines del siglo XVI. Por ejemplo.

Pero, si somos algo más “picaros”, es sencillamente porque somos latinos. Los anglosajones siempre han sido mucho más cándidos y un poco bobalicones. Y mucho más políticamente correctos que nosotros o mucho más aficionados a la sonrisita tonta. Y no lo veo mal que no seamos así: no aguantaría vivir en una ciudad como Nueva York en la que cualquier fulano, sin conocerlo de nada, se pusiera a preguntarme por mi vida mientras me mira con una sonrisa plástica. Y, ¿qué quieren que les diga? Ni loco dejaría España para irme a vivir a las “luteranas” Suecia o Noruega. Abandonar un país muchísimo más libre para irme a un sitio en el que voy a estar asfixiado de socialismo. ¡Ni loco de atar! Además, ¿qué cristianismo protestante hay allí ahora?… si son los países más inmorales de Europa. Y, hablando de inmoralidad, en el Reino Unido tienen una ley del aborto aún más expansiva que la nuestra. Aparte de, junto con EEUU, más divorcios, más crisis matrimoniales, etc.

¿Cómo puede compararnos, como hace en el primer artículo, con países como Italia, Grecia o Irlanda y ponernos al mismo nivel? JEJE, sí, igualita España a la Italia del fascista y putero Berlusconi… o a Grecia e Irlanda, sí, sí. ¿Se había fumado algo antes de escribir eso?

¿Mayor respeto a la ley? Humm… no sé yo. ¿Acaso no es España un país mucho más seguro que Inglaterra? Los “indignados” anglos de agosto mostraron en Londres una “gran respeto a la ley y el orden”. Seguramente, Vidal no habrá estado en Nueva York cuando era “la ciudad sin ley”. Y, hombre, poner como ejemplo que en la “Sala de fiestas Cleofás” de Madrid, adonde él iría en sus años mozos, tuvieron que clavar los ceniceros a la mesa porque era la única manera de evitar que la gente se los llevara, pues, qué quieren que les diga… la “seriedad” al poder.

Habla de “falta de respeto español” a la propiedad privada. En fin, por lo menos, en ese tema, el poco liberalismo que tenemos en España es serio. Nada de anarcocapitalistas o libertarianos alocados, como tanto abundan en EEUU.

¿Mayor afición a leer? JAJAJAJA, sí, que se lo pregunten a los anglosajones de ahora. La mayoría de periódicos que se publican en la Gran Bretaña no son más que panfletos amarillos y sensacionalistas. Lamentablemente, como aquí parece que hay que imitar por cojones todo lo de fuera, nuestros medios de comunicación también son cada vez menos serios y más amarillistas. De EEUU, tres cuartos de lo mismo, hay más paletos aún que aquí. Conservan las mejores universidades del mundo, eso sí, herencia de la época puritana, pero ya está.

De cultura no hablemos. Ha habido grandes nombres en el mundo anglosajón y germánico. ¿Pero al nivel de Cervantes, Quevedo, El Greco, Murillo, Velázquez, etc….? Por citar solo algunos y dejando fuera los dos últimos siglos. Nuestra “cultura” hoy es basura. Como la de ellos, así por el estilo.

Vidal es otro que tendría que pedir un folleto para solicitar la nacionalidad británica o estadounidense, más bien la última. O puede que hasta alemán, ¿en serio que preferiría ser alemán? Un paisillo de poco más de un siglo de historia, frente a nuestra historia milenaria.

Algo que ha endosado gustosamente es la leyenda romanista de la “España católica y siempre católica”, algo que intentó desmontar Rubén en un reciente artículo. En todo caso, la España de hoy sí sería muy papista y santurrona, hasta muchísimos ateos serían romanistas de corazón, pero difícilmente se puede ver ese rasgo en la España de siglos pasados. Podemos tener un justificado orgullo y podemos presentarnos ante el resto de las naciones del mundo como una de las más viejas, como una de las más ricas en cultura y en historia, y como una de las que más ha aportado y puede seguir aportando al mundo. Es cierto que nuestros logros sobre todo fueron conquistas y la construcción de un imperio, pero ¿los habríamos hecho de ser tan insignificantes como Vidal parece dar a entender? No solo eso: forjamos toda una cultura en las Américas que aún perdura hoy. En cambio, la cultura anglosajona cada vez está más diluida tanto en EEUU como en las ex-colonias de la “Commonwealth”. Vale que buena parte de ellos fueron defendiendo intereses de la Santa Sede y el papado, y que nos dejamos una pasta en el empeño, pero la historia, historia es ya, no la vamos a cambiar, y lo que me interesa de ese período es que fueran gestas hechas en nombre de España.

La Reforma fue el gran renacer espiritual de Europa y el principio del fin de la cautividad del pueblo de Dios bajo el poder absolutista del romanismo. Pero Vidal lo que hace, para pretender “defenderla”, es irse por los Cerros de Úbeda. Muchas de las cosas que dice son ciertas, pero otras no se corresponden con lo que pasa en esos países, sencillamente porque ya no son cristiano protestantes, sino caos multiculturales como EEUU o Reino Unido, o han estado influidos por iglesias casi “católicas”, como Alemania o Escandinavia. Todas pertenecen al pasado cristiano y puritano de esas naciones, pero un pasado que no se corresponde con su presente. Además, cae en el error eterno de relacionar constantemente protestantismo con mundo anglosajón, cuando protestante y anglosajón no son sinónimos. Es lo que he mencionado en el hilo anterior de idolatrar lo anglosajón porque sí. Y es muy triste y negativo porque algunas de las ideas que expone sobre España no son más que topicazos que parecen más bien sacados de la “Leyenda negra” anglosajona, con la que la gente relaciona inmediatamente el protestantismo cuando lee estas cosas, considerándolo como algo “anti-español”.

Y, por supuesto, lo escandaloso es que insinúe que España ha sido peor históricamente a esos países, por mucho que, por diversos factores, se quedara atrasada en el siglo XIX. Por ejemplo, por la pérdida de su imperio en América, concluída con la derrota en la guerra frente a EEUU y la pérdida de Cuba en 1898.

Pero, ¡JA!, ¿acaso ha vuelto Inglaterra a ser lo que fue, desde que perdió su imperio colonial tras el fin de la II Guerra Mundial?


Responses

  1. ¿Cesar Vidal, eres maricón?

  2. Preguntaselo a él, si eso te tiene tan preocupado, escoria. ¿A mí qué me cuentas, retrasado mental?

  3. “Ni loco dejaría España para irme a vivir a las “luteranas” Suecia o Noruega. Abandonar un país muchísimo más libre para irme a un sitio en el que voy a estar asfixiado de socialismo. ¡Ni loco de atar! Además, ¿qué cristianismo protestante hay allí ahora?… si son los países más inmorales de Europa. ”

    A pesar de que hay cosas de los nórdicos que me gustan, como el no desperdiciar energías hablando cosas innecesarias (a veces me siento incómodo estar callado tanto tiempo en un país que tiene la costumbre de “fraternizar”), no cambiaría mi país por un paraíso social-demócrata, donde la hipocresía es la ley y la inmoralidad es su dios. Lo que me gusta del mundo hispano es, que a pesar de las típicas peleas estúpidas, uno es libre de creer lo que quiera, instalarse donde quiera y progresar según lo que uno quiera. Tal vez sea porque la extensión territorial es inmensa, y porque al margen de lo que uno crea y profese, la cultura hispana es muchísimo más flexible que otras culturas. Las demás culturas son herméticas, no tienen ese margen de maniobra.

  4. En eso le pasa como a mí, Alexander, no soy mucho de eso de “fraternizar” con gente que acabo de conocer y eso que vivo en una zona más bien parecida en ese sentido a Hispanoamérica, no es tan “seca” como Castilla, eso y las mujeres de allí (aunque haya mucha inmoralidad y feminismo, pero en fin, lo de las españolas es que ya es insoportable…), posiblemente sería lo mejor de esa zona de Europa, pero por lo demás…

    Muy de acuerdo con lo que comenta y por ello es por lo que siempre me he considerado muchísimo más hispánico que europeo.

  5. Llego tarde, pero me gustó muchísimo esta entrada cuando la leí el otro día.

    Sí, Vidal dice todas esas gilipolleces repugnantes – quizá a él le parezca bien pegarle un tiro a un chaval que se lleve un cenicero del local – ya sabe que “al menoj en ejtao uníoj” se puede.

    En fin, una pena de que tengamos que tener tanta gente así en este país.

    Por cierto, gordito Vidal – lea esto de mi parte, hijoputa falso:

    Dice usted que los españoles somos “muy vagos”. Pues mire, yo no conozco a UN SÓLO ESPAÑOL QUE NO TRABAJE SEIS días a la semana, MENTIROSO.

    Ayer mismo, estuve trabajando TODA LA MAÑANA – apenas tengo tiempo ahora “para mí” y menos para mis pobres lectores a los que debo muchas cosas en estos días. Todo el mundo en mi familia, que yo sepa, trabaja o trabajaba los sábados y a veces MÁS.

    La práctica totalidad de mis amigos — sábados trabajan.

    ¿Cómo se atreve usted a calumniar así a mi país, idiota?

    ¿Que hay vagos en España? ¡Claro que sí! Empezando por usted – que cobra un sueldazo diciendo estupideces en la radio, con su amigo el fascista Losantos.

    Sin embargo, la mayoría de los españoles no somos como usted, César Vidal: tenemos una vida, tenemos que trabajar y más que eso, tenemos cosas importantes que decir.

  6. Muchas gracias.

    El gordito yo es que, realmente, no sé dónde quiere llegar con esos disparatados artículos, en los que mezcla, sí, cosas que son ciertas sobre la Reforma y la Contrarreforma, con valoraciones muy personales suyas, totalmente peyorativas para España y los españoles.

    ¿Defender la Biblia? Dios es el aval de la Santa Biblia, no necesita a Vidal. ¿Defender la Reforma? Con “defensores” haciendo “defensas” como la de Vidal (en las que cita a gente como Juan Ramón Rallo o el prepotente y sobrado argentino Rodríguez Braun, dos que son “cristianísimos”, sí señor), metiendo medias verdades y prejuicios antiespañoles por un tubo, no necesita enemigos.

    La Reforma pues tuvo aciertos y errores, como toda obra humana, pero lo importante era volver a la Biblia y romper el dominio absolutista de Roma, luego algunos gobernantes tiránicos, como los príncipes alemanes, tomaron bajo su poder a algunas de las iglesias que salieron de la Reforma, pero el paso ya estaba dado. Que esa es la clave del progreso de muchas naciones. O de la construcción de algunas desde la nada, como los EEUU. Pero de muchas naciones que no eran nada, cuando España ya era el país más importante del mundo, o sea, habla como si fuéramos una caca. Y, ahora, pues sí estamos en crisis, pero hasta no hace mucho teníamos las cuentas mucho más en orden que algunos de los países a los que tanto admira, en los que el cristianismo está, puede que no tanto, pero casi tan en precario como lo pueda estar aquí.

    “De bancos y banqueros”, dice en su segundo artículo. Hombre, mejor casi ni haber tenido a algunos de los banqueros que han inflado la burbuja crediticia concediendo préstamos a diestro y siniestro a quienes no iban a ser capaces de devolver el dinero. Y que ahora se niegan a dar un poco de crédito y oxígeno a pequeños profesionales y empresas que creen empleo.

    Hay cosas que son alucinantes:

    “La última vez que vi esta obra iba acompañado de la economista María Blanco que, por un lado, como yo, apreció la calidad literaria del drama y, por otro, se horrorizó de ver cuánto decía de los españoles. Recuerdo que señaló que la obra demostraba cómo el gran aporte jurídico de los españoles era “el apaño”.”

    ¡CLARO! Las Partidas de Alfonso X el Sabio, el Fuero Juzgo o el Ordenamiento de Alcalá, ejemplos de que la tradición jurídica de España es “el apaño”.

    O esa Ley de Enjuiciamiento Criminal del siglo XIX, promulgada en tiempos del ilustre Cánovas del Castillo, TODAVÍA VIGENTE, redactada en un refinadísimo castellano jurídico.

    Además, cita como “experta jurídica” a doña María Blanco, a la que no tengo el gusto de conocer, pero, en fin, sabrá de lo suyo, algo quizás, pero de Derecho…

    Pero, de verdad, ¿ESTE TÍO ES ESPAÑOL?

    Y ESTO, SI NO FUERA TAN SERIO, YA SERÍA EL DESPIPORRE:

    “Tenía, por desgracia, razón. Por cierto, a los que se atrevan a decir que el sentido del honor calderoniano no era muestra de la cultura española hay que recordarles que todavía bajo el régimen de Franco estuvieron exentos de castigo el dar muerte a la esposa adúltera o a la hija fornicaria A LA VEZ QUE LA VIOLADA PODÍA LOGRAR QUE EL VIOLADOR NO FUERA A PRISIÓN SI SE CASABA CON ÉL.”

    Aparte de que es FALSO que en aquella época en España impunemente se pudiera dar muerte a la esposa adúltera o a la hija fornicaria, lo que sí existía era un atenuante pasional, pero NO que legalmente, como parece dar a entender el gordito que se pudiera matarlas, tomando uno la justicia por su mano (un atenuante que existía en el Código Penal de 1870, anterior al de 1973), pues mire, Vidal, ya que se las da de tan “sabiondo”, léase un poquito la Biblia, pues esa es la Ley Bíblica, la Ley de Dios, justamente.

    Éxodo 22:16-17: “Si alguno engañare a una doncella que no fuere desposada, y durmiere con ella, deberá dotarla y tomarla por mujer. Si su padre no quisiere dársela, él le pesará plata conforme a la dote de las vírgenes”.

    Deuteronomio 22:25-30: “Mas si el hombre halló la joven desposada en la campo, y él la tomare, y se echare con ella, morirá sólo el hombre que con ella se habrá echado; y a la joven no harás nada; no tiene la joven culpa de muerte; porque como cuando alguno se levanta contra su prójimo, y le quita la vida, así es esto. Porque él la halló en el campo; dio voces la moza desposada, y no hubo quien la valiese. Cuando alguno hallare una joven virgen, que no fuere desposada, y la tomare, y se echare con ella, y fueren hallados; entonces el hombre que se echó con ella dará al padre de la joven cincuenta siclos de plata, y ella será su mujer, por cuanto la afligió; no la podrá despedir en todos sus días. No tomará alguno la mujer de su padre, ni descubrirá el regazo de su padre”.

    No voy a defender al régimen de Franco, pero, vaya, curiosamente, en eso aplicábamos la Ley Bíblica. Lo cual no estará mal hoy en día:

    https://lavozliberal.wordpress.com/2011/06/28/como-podria-estar-mas-protegida-la-mujer/

    Lo primero, vale, Vidal se las da de muy “erudito”, cuando en realidad no tiene ni idea.

    Pero, ¿lo segundo?

    ¿Qué tendría de malo? Pues, en otro artículo de la serie, el propio Vidal dice que la Biblia es la fuente de ley por encima de los hombres y ahora se contradice a sí mismo y se “escandaliza” de esto.

  7. Mucho mas hispanoco que gay.Javier me das asco.maroconazo.

    Modera pedaazo de retrasada y tarada come pollas…sodomiza y reza maricon
    Ooo

    Soy tia femonista y me puedes encular sobre la biblia.

  8. En el fondo, qué penita me da este escupitiajo. El pobrecillo, madre mía, si muriera ahora y tuviera que comparecer ante Dios, madre mía…

    Sus gritos de espanto se iban a escuchar por todo el infierno y por toda la eternidad.

  9. ¡Ay qué cansino es este mamarracho coño!

    Muy de acuerdo, Javier, con su párrafo último aquí en el hilo donde diagnostica a Vidal. No tiene NI IDEA, ciertamente o bien, cuando la tiene, lo explica mal. Mire, yo sé que esto suena “liberticida” pero realmente no lo es – si fuera POR MI, se le cerraria su blog.

    Atención, libe-gales – no NO ABOGO por cerrarle su blog. He dicho “si FUERA POR MI” es decir, en ausencia de toda norma ética o moral. Esto lo aclaro porque hay mucho gilipollas suelto que luego va diciendo que soy un “tirano” y demás lindezas.

    Saludos

  10. Jeje, pues esos, que son fans de Vidal y otros, son los que le acusan de “no conocer la realidad diaria de los españoles”… pues anda que su ídolo.

    Bueno, no exactamente, ex-ídolo más bien, ahora es un “malvado protestante”, “mu malo”. Ya no es “Don César”.

  11. […] a peor para nosotros, claro. No me voy a extender más en todas las tonterías que ha dicho, pues ya lo hice hace unas semanas, pero Vidal lo que ha hecho es, ni más ni menos, coger ese cóctel y añadirle una serie de tesis […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: