Posteado por: Javier | diciembre 23, 2011

Pío Moa, despedido por torpe

El miércoles saltó la noticia: Libertad Digital había prescindido de Pío Moa y había dado de baja su blog alojado en la web de este diario, algo que llevaba barruntándose desde hace meses, cuando empezó su enfrentamiento con Losantos y Vidal, los dos mandamases del tinglado. El caso es que es difícil determinar qué ha sido exactamente Pío Moa, si muy valiente o muy estúpido, o sencillamente muy ingenuo, enzarzándose, sobre todo, con Vidal, uno de los dos “pesos pesados”. 

En todo caso, Libertad Digital sale muy tocada de este asunto, pues es indudable que pierde un buen nicho de lectores con la precipitada salida de Moa (quien, por cierto, ya ha encontrado donde alojar su blog: Intereconomía).

No es que se pierda gran cosa, la verdad sea dicha. Porque es indudable que, precisamente, la responsabilidad fundamental del progresivo embrutecimiento, tasquerización, barriobajerización e indigencia argumental e intelectual de parte de la derecha en España, en buena medida, es imputable a los propios medios de comunicación derechistas. La mayoría son VENDIDOS Y ENEMIGOS DEL LIBERALISMO, por más que lo “defiendan” supuestamente. Los medios progres y de izquierda también son pura basura, hasta ahí de acuerdo, pero yo SOY DE DERECHAS y a mí lo que me preocupa, por tanto, es el panorama intelectual de la derecha.

No me voy a extender más con Moa y el franquismo, más allá de todo lo que haya dicho antes, porque sería ya reiterativo, y éste es buena parte del panorama del mundillo “liberaloide” en España. Seguramente, no es más que un personaje envuelto en una espiral, en la que su vida es una continua búsqueda por enterrar “fantasmas del pasado”. Hay que recordar que Pío Moa perteneció al grupo radical marxista de los GRAPO, llegando incluso a participar en el asesinato de un policía en 1975 (su compañero de fechoría le disparó y, según testigos, él le remató en el suelo, acusación que siempre ha negado), y, posteriormente, se acogió en 1983 a las medidas de reinserción de terroristas. Desde entonces, publica libretos que sus fans compran complacidos a 20 o 30 €, en los que justifica el alzamiento y la dictadura franquista. Como también he dicho en alguna ocasión, tiene plena libertad de expresión para defender lo que quiera, así como para que quien quiera compre lo suyo. Pero su complejo perfil psicológico no debe obviarse.

Su “antológica” despedida de Libertad Digital ha sido un artículo sobre los hugonotes franceses, en el que compara a los calvinistas de este país en el siglo XVI con la “Internacional Comunista” o “Comintern” en el siglo XX. Como ha dicho el pastor Jorge Ruiz, en un artículo en el que desmonta las falsedades históricas que suelta Moa, normal. Si trata de justificar el alzamiento nacional y la dictadura de Franco en base a la “amenaza comunista”, es normal que, identificando la Reforma con la “Internacional Comunista”, busque legitimar y justificar la actuación de la Inquisición para cortarla de raíz en España. El “método histórico” no puede ser más torticero, pero es el “método Moa”, que tantos admiradores paletos tiene en España.

Lo que hace Moa, en un tema controvertido como son las “Guerras de Religión” en la Francia del siglo XVI es dar por válidas las fuentes que a él le parecen bien, las más radicalmente católicas, por supuesto, cuando no hay ninguna sobre esa época y esos hechos que sea plenamente “neutra”: todas son o católicas o protestantes. Un historiador más o menos académico lo que hará será buscar una cierta equidistancia y cotejar los datos que den una u otra fuente. Pero Moa, como hace con la historia de España, lo que da por válidas son las fuentes que validan todos los clichés papistas más extendidos en nuestro país sobre esa época en Francia (él no ha descubierto nada, aunque haya ingenuos que crean que es un “historiador revolucionario”).

A propósito, no estaría mal qué dijera qué historiador serio, aparte de un pseudo-historiador como él, ha comparado la Reforma Protestante con la Internacional Comunista. A lo mejor, para Moa, tan aficionado a deslegitimar la democracia actual, como haría cualquier vulgar batasuno, no lo han hecho porque son “historiadores del sistema”.

Moa sostiene que el triunfo del calvinismo en Francia hubiera sido nefasto para España. En realidad, la persecución a los hugonotes fue la ocasión perdida de que Francia no se convirtiera en la irradiadora de ideologías humanistas y totalitarias en que se convirtió en el siglo XVIII, como la Ilustración y la Revolución Francesa, madre intelectual del fascismo y el comunismo. El camino a la Revolución fue la cada vez mayor incredulidad y el nihilismo reinante en Francia, tras el libertinaje de los reyes franceses, infiltrado de la aristocracia al pueblo común, la religión convertida en una llaga corrupta, consistente sólo con su crueldad, los monasterios convertidos en antros de iniquidad, el celibato forzoso, venido a ser fuente pestilente de incontinencia e impureza, la inmoralidad, el desenfreno, y el desmoronamiento general de la sociedad bajo el despotismo y la extorsión en el Estado y en la Iglesia.

La Enciclopedia Británica dice acerca de los hugonotes que: “Su historia es una maravilla permanente que demuestra el poder continuo de convicciones religiosas bien arraigadas. El relato de los sufrimientos de los hugonotes es uno de los más extraordinarios y heroicos episodios en la historia religiosa”. Estos componían la industriosa clase artesana de Francia y ser “honesto como un hugonote” se convirtió en proverbio que mostraba el más alto grado de integridad. Hacia 1561, se cree que los calvinistas componían una cuarta parte de la población. En menos de medio siglo, el calificado como “sistema inflexible de fe”, basado en la predestinación, había penetrado todas las regiones del país y había atraído a sus filas a casi toda persona ilustrada. Tan numerosos y poderosos se habían hecho sus adherentes que pareció por un tiempo como si toda la nación gala hubiera de ser cautivada por sus doctrinas.

Hay otros hechos como la masacre de Vassy, el 1 de marzo de 1562, de la cual el pastor Jorge Ruiz se ocupa en estos artículos (AQUÍ y AQUÍ) a los que hice referencia ayer, pero, sin duda, el hecho clave para que la Reforma no triunfase en Francia fue la “matanza de San Bartolomé”. El domingo 24 de agosto de 1572, en el día de San Bartolomé, un gran número de hugonotes fueron asesinados traicioneramente en París, y por muchos días después se siguieron repitiendo las espantosas escenas en distintas partes de Francia. El número total de los que perdieron la vida en la masacre del día de San Bartolomé ha sido estimado en unos 30.000. Hay fuentes protestantes, como he dicho antes, todas pertenecen a un bando u otro, que estiman que el número de muertes pudo llegar a 50.000. Pero posiblemente la de 30.000 es más ajustada a la realidad. A lo largo de esa noche, miles fueron muertos, y los asesinatos siguieron por muchos meses. La masacre comenzó en París. Los homicidios tomaron el aire de una cruzada, una guerra santa contra los infieles. Las riberas del Sena se convirtieron en un matadero. Hombres, mujeres, niños y recién nacidos  eran apuñalados o llevados a rastras con una soga alrededor del cuello para ser lanzados al río. El homicidio, el saqueo y las violaciones continuaron por días en París. El Papa Gregorio XIII colmó de elogios al Rey Carlos IX por estos hechos. Éste recibió el justo castigo y juicio de Dios, al morir, dos años después, a la edad de 24, con extremo dolor y con la sangre brotándole de los poros, suplicando perdón por los asesinatos. Estas violentas persecuciones indujeron a cientos de miles de calvinistas franceses a huir a Holanda, Alemania, Inglaterra y a América del Norte. La pérdida para Francia fue irreparable, puesto que desapareció la estricta sobriedad de su vida, la pureza de sus actos, sus hábitos diligentes, y su completa separación de la grosera sensualidad que corrompía toda la vida nacional de Francia. El castigo divino fue el sangriento derrocamiento de la monarquía y el poder del clero, dos siglos después. Desde entonces, el ateísmo y el humanismo secular son las religiones de Estado en Francia.

Seguramente, para Moa, esta fue la tan “magnífica” y “beneficiosa” erradicación del calvinismo en Francia. Dice este sujeto: En agosto de 1572 se celebró en la muy católica París la boda de Enrique y Margarita. Coligny introdujo tropas adictas en la ciudad y creyó que esta “pronto” sería suya, como proclamó con arrogancia. Pero el 22 de agosto sufrió un atentado que le hirió de poca gravedad. La acción procedió de la acosada Catalina de Médicis y del duque de Anjou, futuro rey Enrique III, y remitía a una situación en que volvía a ser inminente una “conjura de Amboise” o una “sorpresa de Meaux”. Catalina convenció al rey para prevenir el golpe protestante mediante una represión general contra los hugonotes, y de ahí,  el 24 de agosto, la Noche de San Bartolomé en París, seguida en otras ciudades, con muerte de, quizá, hasta diez mil protestantes. Coligny fue asesinado en venganza por el anterior asesinato de Francisco de Guisa. Con todo, bastantes jefes hugonotes fueron perdonados, y el clero evitó brutalidades aún mayores”. Al parecer, para Moa, la masacre de San Bartolomé estaba justificada por un presunto “golpe protestante” que iba a tener lugar en Francia. Como no la puede negar directamente, la tiene que justificar de alguna forma. Suena esto mucho a otras justificaciones históricas de Moa.

El gran historiador británico y liberal del siglo XIX Lord Acton, CATÓLICO, repetimos CATÓLICO, escribió en un ensayo en 1868: “La historia es mucho más abominable de lo que todos creíamos… El crimen de San Bartolomé es el más grande de los tiempos modernos. Fue cometido con base en principios profesados por Roma. Fue aprobado, sancionado y alabado por el papado. La Santa Sede se salió del camino para expresarle al mundo, por medio de actos solemnes y permanentes, cuán completamente admiraba a un rey que mataba a sus súbditos de manera tan traicionera, porque eran protestantes. Por proclamar por siempre que, debido a que un hombre es protestante, es una acción piadosa cortarle la garganta en la noche…”. Las críticas al papado y a la Iglesia de Roma por parte de alguien CATÓLICO ROMANO como Acton son unas de las más condenatorias dirigidas en contra de esas instituciones, y hoy son prácticamente desconocidas. Sin embargo, para cualquiera que esté interesado en la libertad religiosa y política, las perspectivas de Acton acerca de su propia iglesia, en particular su condena del papado, debiesen ser de gran interés.

Aunque no llegara al mismo nivel, es evidente que tampoco es que hubiera mucha libertad para los católicos en sitios donde el poder político controlaba a las distintas iglesias protestantes. Yo no niego estas cosas y, si traigo esto a colación, NO es por “ANTICATOLICISMO”, pues NO SOY “ANTI-CATÓLICO”. Simplemente, se trata de tener una perspectiva porque lo que Moa hace aquí es falsear directamente la historia, insinuando que los hechos de la noche de San Bartolomé evitaron unos terribles males mayores. 

En una de sus “obras”, Moa dijo que “Franco no aniquiló a los rojos, sino que los escarmentó”. Aquí pensará lo mismo, por lo que parece, ya que tanto le gusta hacer tantos paralelismos entre épocas, siglos y situaciones, entre las cuales cualquier parecido que pueda haber es pura coincidencia. No es que en la Guerra Civil Española, en el bando republicano, no hubiera chequistas que merecieran la pena de muerte por numerosos crímenes y asesinatos cometidos. Lo inquietante es que parece dar a entender que había quienes “merecían” un castigo por su ideología política.


Responses

  1. Hola Javier, le comento unas cosillas:

    “es difícil determinar qué ha sido exactamente Pío Moa, si muy valiente o muy estúpido, o sencillamente muy ingenuo, enzarzándose, sobre todo, con Vidal, uno de los dos “pesos pesados”.

    Yo creo que le gusta llamar la atención, sin más. Tendrá uno de esos problemas “mentales” que hablábamos en mi web.

    “En todo caso, Libertad Digital sale muy tocada de este asunto, pues es indudable que pierde un buen nicho de lectores con la precipitada salida de Moa (quien, por cierto, ya ha encontrado donde alojar su blog: Intereconomía)”.

    Estará como en casa en un medio ultracatólico como es Intereconomía.

    “No es que se pierda gran cosa, la verdad sea dicha. Porque es indudable que, precisamente, la responsabilidad fundamental del progresivo embrutecimiento, tasquerización, barriobajerización e indigencia argumental e intelectual de parte de la derecha en España, en buena medida, es imputable a los propios medios de comunicación derechistas”.

    TOTALMENTE DE ACUERDO compañero.

    A mí también me preocupa el panorama en la “derecha” de nuestro país.

    “Pero su complejo perfil psicológico no debe obviarse”.

    Debemos insistir – y mucho – en este aspecto compañero. No podemos ignorar eso ni por supuesto su odio a la Biblia – Pio Moa detesta, al igual que Franco, la Biblia y la libertad – no es nada nuevo – el Diablo lleva siglos y siglos usando a gente fascista o totalitaria para aplastar la libertad que Dios nos da.

    “Como ha dicho el pastor Jorge Ruiz, en un artículo en el que desmonta las falsedades históricas que suelta Moa, normal. Si trata de justificar el alzamiento nacional y la dictadura de Franco en base a la “amenaza comunista”, es normal que, identificando la Reforma con la “Internacional Comunista”, busque legitimar y justificar la actuación de la Inquisición para cortarla de raíz en España”.

    ¡Pero bueno! Vamos a ver: NINGUNA PERSONA PUEDE JAMÁS JUSTIFICAR la Inquisición TAN SANGUINARIA EN ESPAÑA! El que justifique la Inquisición — ya considerada BRUTAL para la época, no es más que un nazi.

    “A propósito, no estaría mal qué dijera qué historiador serio, aparte de un pseudo-historiador como él, ha comparado la Reforma Protestante con la Internacional Comunista. A lo mejor, para Moa, tan aficionado a deslegitimar la democracia actual, como haría cualquier vulgar batasuno, no lo han hecho porque son “historiadores del sistema””.

    Lo ha aniquilado jeje – sí señor.

    “La Enciclopedia Británica dice acerca de los hugonotes que: “Su historia es una maravilla permanente que demuestra el poder continuo de convicciones religiosas bien arraigadas. El relato de los sufrimientos de los hugonotes es uno de los más extraordinarios y heroicos episodios en la historia religiosa”.

    SÍ SEÑOR.

    “Sin embargo, para cualquiera que esté interesado en la libertad religiosa y política, las perspectivas de Acton acerca de su propia iglesia, en particular su condena del papado, debiesen ser de gran interés”

    Más info aquí:

    http://liberalismodemocratico.wordpress.com/2011/08/17/maldita-sea-la-visita-del-papa-a-madrid-espana/.

    “En una de sus “obras”, Moa dijo que “Franco no aniquiló a los rojos, sino que los escarmentó”.

    Me parece fatal que se diga eso así tan a la ligera. No sabía que Moa decía algo tan “estúpido” como eso.

    “Lo inquietante es que parece dar a entender que había quienes “merecían” un castigo por su ideología política.”

    Sí – muchos fascistas piensan así.

    Creo que ahora más de uno va a entender el “por qué” los liberales de la estirpe de Churchill o Thatcher tuvieron que “preferir” una URSS antes que una Europa fascista – fue el precio trágico que los amantes de la libertad tuvimos que pagar – porque se mire como se mire, los comunistas siempre supieron “convivir” con los liberales desde la perspectiva militar, ojo. La URSS era un estado policial absoluto pero peor hubiese sido una Alemania nazi en pleno corazón de Europa.

    Un saludo

  2. Buenas noches,

    La URSS, ahora que mañana hará dos décadas de cuando Gorbachov certificó su fin definitivo, y la tiranía comunista en el Este de Europa, en efecto fue la consecuencia que lamentablemente hubo que soportar para acabar con el nazismo. Pues sí hubiera sido mucho peor, al menos, a la URSS era posible contenerla. Gracias a Dios, a ese sistema también diabólico le llegó su hora a finales de los 80.

    “Yo creo que le gusta llamar la atención, sin más. Tendrá uno de esos problemas “mentales” que hablábamos en mi web.”

    Pues sí, ese hombre no anda muy bien de la cabeza y parece que pretende convertir el campo del estudio de la Historia en una forma de exorcizar los fantasmas de su pasado.

    Lo único, más o menos bueno que tiene es que le gustan, parece ser, Cánovas y la Restauración.

    “Estará como en casa en un medio ultracatólico como es Intereconomía.”

    Desde luego, mira que LD al paso que va podría llamarse “Libertad Episcopal”, pero, en el fondo, ha tenido que ser un desahogo y un alivio que por fin lo hayan echado y hayan puesto fin a la agonía. En Intereconomía va a estar en su salsa.

    “Debemos insistir – y mucho – en este aspecto compañero. No podemos ignorar eso ni por supuesto su odio a la Biblia – Pio Moa detesta, al igual que Franco, la Biblia y la libertad – no es nada nuevo – el Diablo lleva siglos y siglos usando a gente fascista o totalitaria para aplastar la libertad que Dios nos da.”

    Pío Moa de hecho dice ser ateo y en alguno de sus artículos se ha mofado de la ley bíblica diciendo que cualquiera interpreta eso.

    “¡Pero bueno! Vamos a ver: NINGUNA PERSONA PUEDE JAMÁS JUSTIFICAR la Inquisición TAN SANGUINARIA EN ESPAÑA! El que justifique la Inquisición — ya considerada BRUTAL para la época, no es más que un nazi.”

    Bueno, los hay hasta que dicen que con la Inquisición se instauró “la figura procesal del abogado defensor”. O sea, que fue todo un avance jurídico.

  3. “Su “antológica” despedida de Libertad Digital ha sido un artículo sobre los hugonotes franceses, en el que compara a los calvinistas de este país en el siglo XVI con la “Internacional Comunista” o “Comintern” en el siglo XX”.

    Quizá es que sea muy torpe o me esté haciendo mayor, pero he leído el artículo y no sé… ¿Dónde dice eso Pío Moa?

    Saludos

  4. Lorenzo:

    Léase tranquilamente el artículo:

    http://blogs.libertaddigital.com/presente-y-pasado/salud-social-la-prostitucion-cesar-vidal-y-el-xix-espanol-los-hugonotes-10810/

    Esta en la tercera parte o subdivisión del artículo:

    “Durante la década de los sesenta la expansión protestante se hizo más agresiva a través del calvinismo, que se convirtió en una potencia dentro de Francia, Escocia y Flandes. Se trataba de un movimiento internacional muy eficiente, con miles de personas fanatizadas entregadas al proselitismo y una destreza agitativa extraordinaria (se lo compararía en el siglo XX con la Internacional Comunista o Comintern). Los calvinistas emplearon la imprenta como nadie, y puede decirse que la propaganda política moderna nació entonces, y en alta medida como propaganda antiespañola”.

    Es un fragmento de uno de sus tochos infumables, “Nueva Historia de España”, que ha insertado en el artículo. En ese mismo libro, en otra parte que no ha reproducido en este artículo, habla de la Reforma Protestante como de la “Internacional Protestante”.

    Evidentemente, el “camisita a cuadros” habla así porque sabe que su “mercado” de lectores suele ser gente de escaso bagaje cultural y muy prejuiciosa. Gente que desconoce totalmente el protestantismo y la Biblia y que, “a priori”, la concepción que va a tener del protestantismo, aún sin conocerlo, va a ser totalmente negativa porque lo asocia con la “Leyenda Negra” de los anglosajones, como algo “anti-español” en definitiva. Y es también gente que su único razonamiento “derechista” es el anti-izquierdismo. Si hace un paralelismo entre protestantismo y comunismo, evidentemente, en mentes tan primarias que reciban esos mensajes, la reacción va a ser la que va a ser.

  5. ¡Hola! No sé si te acurdas de mí pero hablamos hace tiempo. Te escribí un correo debido a este artículo. ¿Te llegó?

    Releyendo el artículo, hay una pequeña cosa que no comparto del todo.

    Hablas de los chequistas que “merecian la pena de muerte”. ¿En manos de quién merecían la pena de muerte? ¿En manos de Franco? No considero legítimo nada que tenga que ver con el gobierno de Franco, un fascista que se hizo con el poder.

    Es verdad que en el bando republicano se hacían cosas feas también pero no me parece acertado siempre establecer esos paralelismos y explicaciones casi como para justificar al bando “nazi” onal.

    Por otra parte, yo no leo mucho lo de Libertad Digital porque no me parece un medio justo.

    Un saludo

  6. Hola, Alberto:

    No te preocupes, me ha llegado el correo, lo que ocurre es que he andado liado con esta entrada, con un escrito para mañana y otras cosas.

    Sobre los miembros del bando republicano que hubieran cometido crímenes de sangre y merecieran la pena de muerte, el caso es que lo miro desde un punto de vista bíblico, aplico Romanos 13, como criminales que habían cometido asesinatos la merecían, la aplicase el gobierno que la aplicase, y dio la circunstancia que fue el de Franco. El pasaje de Romanos 13 no distingue si el gobierno es democrático y respeta la libertad o si es una tiranía, los dos están colocados por Dios, para bien o para mal. Eso no quita que en el bando nacional también hubo muchos que, igualmente, hubieran merecido la pena de muerte.

    Sobre la legitimidad de Franco, pues no estoy en desacuerdo contigo en que no era tal, pues se levantó contra un gobierno legalmente constituido (que fuera desastroso, como lo era el de la II República es otra historia), aunque la propia Biblia enseña que un mal gobernante o un tirano o dictador es un castigo de Dios a una nación (Job 34:30, Oseas 13:11, Isaías 3:4 y 10:5) y en este caso casi no me cabe duda de que el franquismo fue un castigo de Dios a España.

    Saludos.

  7. Javier: uno de los bloggeros que, aparentemente, más ha leído sobre lo ocurrido en La Guerra civil del 36 es Pedro y este dice que el tal Pío Moa no sabe ni “pío”.

  8. Sociata latinoamericano: Pues Moa no sé si sabrá mucho o poco de la Guerra Civil, el caso es que hará lo mismo que en el tema de los protestantes, o sea, sacar primero las conclusiones que van a gustar a la audiencia que le sigue, y después coger los datos y las fuentes que le interesen para llegar a ellas.

  9. Por cierto, como mañana toca un tema cristiano, dejo aquí este video donde se resume en imagenes la victoria de la libertad sobre el comunismo a finales de los 80.

    Hoy hace 20 años, ¡cómo pasa el tiempo!, del día en que se certificó definitivamente el fin de la URSS y los 70 años de una de las dictaduras más totalitarias, genocidas y terribles de la historia.

    Era una agonía que duraba desde agosto de 1991, cuando fracasó el golpe de Estado ultra-comunista de finales de ese mes, en diciembre la URSS ya era una pura ficción, pero Gorbachov lo certificó con su firma un 25 de diciembre, día de Navidad, de hace dos décadas.

    El video, pues no está mal, salen imágenes muy nostálgicas, la caída del Muro de Berlín, Reagan, Thatcher, Gorbachov, Walesa, el tristemente fallecido recientemente Vaclav Havel, etc…

  10. El tal Pío Moa debería estar al lado de los celacantos, ya que es una reliquia bastante repulsiva de un mundo infernal ya superado (aunque las regresiones son posibles). Entiendo que los comemierdas se sientan incómodos cuando tienen al lado seres infinitamente más evolucionados que prefieren producir y cocinar los alimentos (hugonotes). Lo bueno de esta historia es que la estirpe del hijo de satán Pío Moa hace tiempo recibieron su merecido.

    Muchos creen que la decadencia de Francia comenzó poco antes de la revolución francesa, pero de hecho la herida de muerte fue realizada con la expulsión de los hugonotes. La revolución es simplemente el término de una tragedia. No se puede ser “francés” y protestante al mismo tiempo. Los hugonotes fueron unos “tontos” al intentarlo. Su patria natal los expulsó para que ellos engrandezcan a los holandeses, anglosajones y alemanes, mientras ella se hundía en la degeneración y en el ateísmo. Una forma de suicidio bastante extravagante y digna de recordar por los siglos de los siglos.

  11. […] y Pasado. Blog de Pío Moa en Intereconomía. Pío Moa despedido por torpe. del blog ‘La Voz Liberal’. A Pío Moa y demás compañeros de viaje. Generalísimo Francisco […]

  12. Me parece usted un sectario. Liberal pero sectario. Dejar de reconocer la labor ingente de Pío Moa en dar a conocer los crímenes de la España llamada roja (el único que lo ha hecho junto a Ricardo de la Cierva) es puro sectarismo si no ignorancia.
    Usted habla de “clichés”: si algo ha hecho Moa es combatir el “cliché” de la historia escrita por la izquierda. “Cliché” que, a pesar de todo, persiste en muchas mentes.
    Cuando usted dice “Lo inquietante es que parece dar a entender que había quienes “merecían” un castigo por su ideología política.” sencillamente miente de manera maliciosa y de manera maliciosa pone en boca de Pío Moa lo que ni dice ni piensa.
    Respecto al debate que ha mantenido con César Vidal sobre el protestantismo, es de gran interés y raya a gran altura por ambas partes. Le recomiendo su lectura cuidadosa y le recuerdo que no es un partido de fútbol: no es menester tomar partido por ninguno de los dos pensadores. Ambos tienen sus razones y las presentan con una catarata abrumadora de datos. A este debate se ha sumado multitud de comentaristas, muchos de ellos verdaderamente eruditos (no me contradiga ud, por favor, citándome a los simples) que lo han enriqueciod en gran medida.
    Para acabar: Pío Moa tendrá toda las faltas que usted quiera y se habrá equivocado todo lo que usted quiera. Es, además y seguramente, indudable que su pasado inspira su labor actual, lo cual no es para escandalizarse. Pero negarle honestidad y altura intelectuales me parece sencillamente mezquino.
    Reciba ud un saludo.

  13. Sr. Muñoz-Caravaca:

    “Me parece usted un sectario. Liberal pero sectario.”

    No, para sectas ya están Libertad Digital e Intereconomía.

    “Dejar de reconocer la labor ingente de Pío Moa en dar a conocer los crímenes de la España llamada roja (el único que lo ha hecho junto a Ricardo de la Cierva) es puro sectarismo si no ignorancia.”

    Que yo sepa, en eso lleva la historiografía pro-franquista décadas y décadas. No voy a defender al gobierno republicano, que en mi opinión era un desastre, además de que soy monárquico, pero a otro perro con ese hueso de la “España roja”. Otro, seguramente, con la historia-ficción de que España iba camino de convertirse en un satélite de la URSS.

    ¿Que en la zona republicana durante la guerra se cometieron muchos crímenes? Sí, más o menos como en la zona nacional. Pero, en cuanto a la “España roja”, para Franco, todo el resto de España era “roja”. Los “rojos” eran los marxistas y revolucionarios del bando republicano, pero también eran aquellos que defendían la aconfesionalidad del Estado, el sufragio universal, la autonomía regional, y, en resumen, todos aquellos que habían adquirido la herencia de los movimientos políticos y sociales de los siglos XVIII, XIX y XX. Para los nacionales, esos modelos extranjeros habían “contaminado” España y la habían llevado a la decadencia y al borde de la extinción. Su pretensión era volver al feudalismo (alguien como Orwell lo dijo: “Franco pretende implantar el feudalismo, no un fascismo moderno, por eso la burguesía que apoya al fascismo cuando aparece de una forma más moderna aquí no lo apoya”) y organizar la sociedad en base a los conceptos que ellos consideraban que eran inherentes a España: el catolicismo, el militarismo, el totalitarismo, el orden tradicional, etc. Más o menos, lo que defienden hoy día los fans de Pío Moa.

    “Usted habla de “clichés”: si algo ha hecho Moa es combatir el “cliché” de la historia escrita por la izquierda. “Cliché” que, a pesar de todo, persiste en muchas mentes.”

    Bueno pero yo he hablado de clichés de la historia oficial católica sobre Francia, no expresamente de la historia de España o la Guerra Civil.

    ¿Clichés? Bueno sí, que el Rey estos años ha sido como Hindenburg legitimando el régimen nazi, como ha dicho Losantos, o que el 11-M fue un golpe de Estado PSOE + ETA, cosas más o menos típicas que suelen creer los espectadores habituales de Mierdatad Digital o Intereconocaca.

    Pero es que a mí los clichés que se quiera creer la izquierda me importan un pimiento, yo soy de derechas y a mí, como he escrito en la entrada, lo que me preocupan son las cabezas parlantes que sueltan como papagayos todo lo que escuchen a Losantos o en el “Gato al agua” ese… ¿de verdad usted se cree que el españolito medio tiene en su mente todas las “leyendas izquierdistas”?

    “Cuando usted dice “Lo inquietante es que parece dar a entender que había quienes “merecían” un castigo por su ideología política.” sencillamente miente de manera maliciosa y de manera maliciosa pone en boca de Pío Moa lo que ni dice ni piensa.”

    Yo solo digo lo que parece dar a entender según sus propias palabras.

    “Respecto al debate que ha mantenido con César Vidal sobre el protestantismo, es de gran interés y raya a gran altura por ambas partes. Le recomiendo su lectura cuidadosa y le recuerdo que no es un partido de fútbol: no es menester tomar partido por ninguno de los dos pensadores.”

    No, si yo no tomo partido por ninguno de los dos, entre otras cosas, porque esta historia de Moa y su despido de LD tiene un tufo impresionante a ganas de quitárselo de encima con cualquier excusa. Ya lo intentaron antes del verano con la comedia que montaron con las “acotaciones” de Vidal a Moa.

    Eso sí, por lo menos reconozco que Pío Moa es honesto con lo que defiende. Y hasta un poco cándido. Seguramente, creyó que hay “libertad” en Libertad Digital.

    “Debate”, dice usted…

    “Ambos tienen sus razones y las presentan con una catarata abrumadora de datos. A este debate se ha sumado multitud de comentaristas, muchos de ellos verdaderamente eruditos (no me contradiga ud, por favor, citándome a los simples) que lo han enriqueciod en gran medida.”

    Lo mismo digo. ¿Debate? ¿Qué debate?

    “Para acabar: Pío Moa tendrá toda las faltas que usted quiera y se habrá equivocado todo lo que usted quiera. Es, además y seguramente, indudable que su pasado inspira su labor actual, lo cual no es para escandalizarse. Pero negarle honestidad y altura intelectuales me parece sencillamente mezquino.”

    No, mire: cualquiera puede arrepentirse de su pasado (que no lo sé en el caso de Pío Moa, aunque el caso es que si cometió el crimen y no se ha arrepentido ante Dios, ante Él seguiría siendo un homicida a la espera de entrar en el infierno tras su muerte), no es eso lo que critico. Ah, y es evidente que su pasado sí ilustra lo que hace, es tan radical, solo que en la ideología contraria a la que defendía en su juventud.

  14. Aquí cualquiera crea un blog y empieza a decir chorradas…
    No hay más que descalificaciones gratuítas sin ningún argumento que las apoye.
    ¡Hala, hala! sigan con lo suyo que dentro de poco les darán el Nobel de la Paz (que ya se lo dieron a Obama sin hacer nada).

    Saludos.

  15. “Aquí cualquiera crea un blog y empieza a decir chorradas…”

    ¿Qué chorradas, Anselmo? Para chorrada, el final de su intervención.

    “No hay más que descalificaciones gratuítas sin ningún argumento que las apoye”.

    No son descalificaciones, es descriptivo y ¿qué más argumentos quiere?

    “¡Hala, hala! sigan con lo suyo que dentro de poco les darán el Nobel de la Paz (que ya se lo dieron a Obama sin hacer nada).”

    No, yo no tengo interés ninguno en ese tipo de premios tercermundistas y pro-bananeros. Tan mal gusto no tengo ni el estómago tan resistente a cosas tan vomitivas como eso.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: