Posteado por: Javier | diciembre 31, 2011

El año 2011 en doce entradas

Buenas tardes.

Siendo hoy el último día del año 2011, he querido hacer un repaso de cada uno de sus meses, de enero a diciembre, a través de la entrada que, a mi entender, ha quedado mejor, o ha sido la más trabajada o la más completa de ese mes concreto, no necesariamente la que objetivamente sea mejor:

Enero. La agenda de la democracia

Febrero. Hamilton en el siglo XXI (IV)

Marzo. La “función social” de la propiedad (I)

Abril. Casi un año de Cameron: mejor olvidar

Mayo. ¿Realmente es tan “izquierdista” España?

Junio. Una de las “genialidades” de los indignados: el Impuesto sobre el Patrimonio

Julio. ¿Qué significa ser conservador?

Agosto. La sociedad y la libertad bajo el Decálogo (IV)

Septiembre. Golpe al sueño keynesiano

Octubre. El origen del gobierno representativo: un respeto al calvinismo, por favor

Noviembre. Los EEUU: cada vez más progres, cada vez más intervencionistas

Diciembre. Cameron no es un héroe

Desde aquí, igualmente, me gustaría desear un FELIZ AÑO NUEVO a todos los lectores, especialmente a los propietarios de las bitácoras amigas, Alfredo, Pedro, Sergio, Andrés, Mike… también a quienes han aportado artículos, Rubén y Alexander, y, en general, a todos los comentaristas que hayan enriquecido los hilos con sus aportaciones, aunque no coincida necesariamente con ellos. 

Si Dios quiere seguiré igual en 2012. Aunque vienen tiempos muy duros, el 2011 puede que sea una broma al lado del 2012, y soy un año más viejo que cuando empezó este trayecto de doce meses (hace pocos días cumplí 34 años en este mundo), me veo con las mismas fuerzas. 

Sobre todo después de que, ayer, caminando por el centro de Sevilla dio la casualidad que pasé por la Plaza de la Gavidia junto a la estatua de bronce del gran patriota español y sevillano Luis Daoíz, uno de los héroes del Dos de Mayo de 1808, el levantamiento del pueblo de Madrid contra el invasor francés.

Daoíz nació a pocos metros del lugar donde está ubicada la estatua, el 10 de febrero de 1767. Murió ese mismo dos de mayo de 1808. El monumento es de 1889, obra de los arquitectos Francisco Aurelio Álvarez y José Solares García. La figura que lo corona es de Antonio Susillo, al igual que los relieves en el basamento, en los que se muestra la gesta del Dos de Mayo y la muerte de Daoíz. Lo rodea una verja formada por elementos de artillería: cañones, atacadores, cepillos y sogas, todo de bronce fundido en la antigua Fábrica de Artillería de Sevilla. Una preciosidad de monumento.

Dios quiera que surjan más Daoíz en nuestro país, que falta hacen en los tiempos que se avecinan.

No sé si tendría algo que ver, quizás sí, pero, más o menos una hora después, mientras almorzaba con unos compañeros de profesión (en “La Azotea”, un sitio fantástico que recomiendo a quien pase por Sevilla, espero que agradezcan la publicidad :)), celebrando el final de año, puede que también animado por una copa de vino, por supuesto de nuestro país, cuando salió en la charla el tema de las medidas que va tomar el Gobierno, no me pude resistir a dar un manotazo en la mesa y decir: “Pues mi primera medida sería ¡NO PAGAR LA DEUDA! NO PAGARLA. Lo siento, NO TENEMOS, NO PODEMOS. Cuando los jubilados de la Merkel estuvieran a dos velas, ya veríamos si esa tipa nos da un poco de aire o no”. En fin, quería decir que la deuda no es nuestro principal problema no es en sí la deuda, todo lo contrario, puede ser nuestra arma frente a los bancos alemanes, lo peor de verdad es el desempleo. Al final, no creo que Rajoy me haga caso, sino que, más bien, Uropa nos seguirá apretando las clavijas por “locos despilfarradores”, no como ellos (faltaría más).

La verdad es que hay gente ya acostumbrada a ese tipo de “salidas de tono” mías, pero, aún así, algunos de mis compañeros de mesa se quedaron más bien perplejos. Más que cuando pedí un brindis por la muerte de Bin Laden y la de Kim Yom Il (qué alegría el fin de la vida de esos dos malnacidos). O cuando pasamos al lado de una tienda de semillas de cannabis que está al lado del restaurante y dije: “Mira, una tienda para militantes de IU”.

Pero, bueno, hay que intentar estar un poco animados, ante las duras tareas que vienen para defender nuestro país y la libertad.

Anuncios

Responses

  1. El año que viene vamos a estar más ocupados que nunca, Javier (al menos eso parece con el panorama presente). A veinte minutos del año nuevo por estos lares, te deseo con tardanza un feliz año nuevo.

    Saludos.

  2. […] y tuviera algo entre las piernas llamado cojones, de lo que parece carecer, haría caso a lo que dije el último día del año pasado: “Pues mi primera medida sería ¡NO PAGAR LA DEUDA! NO PAGARLA. Lo siento, NO TENEMOS, NO […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: