Posteado por: Javier | enero 10, 2012

César Vidal: por qué no hay que defenderle

Continúan, y parece que van para largo, pues amenaza con ello, los artículos de César Vidal en “Libertad Puritana” o “Libertad Calvinista”. La llamo así porque, para la nueva tropa de detractores que han empezado a salirle como hongos, a raíz de sus artículos “anti-católicos”, pareciera que ese es el nuevo nombre que va a adoptar Libertad Digital, cuando en realidad, si sus escritos están en primera plana no es por un presunto cambio de orientación de este medio, es simplemente por una cuestión de que es uno de los que mandan ahí, como gran accionista que es, no por su mayor o menor interés o calidad. Y no hay más.

Algo sumamente curioso este enfado que ha suscitado Vidal, sobre todo porque, a fin de cuentas, lo que está haciendo es, ni más ni menos, lo que todos los “españoleitors” de cafetería que antes lo tenían en un pedestal hacen y siguen haciendo: DENIGRAR A ESPAÑA. Vidal, simplemente, ha escogido otro enfoque.

Que si en España no hay separación de poderes, que si en España los jueces están “comprados” por los políticos, que si el sistema electoral español es una mierda, que si en España no hay democracia, que si las nuevas generaciones de españoles son “hijos de la LOGSE”, que si hay españoles que tienen privilegios sobre otros según donde vivan, que si en España hay regiones donde se viola la Constitución, que si en España se viola tan panchamente la ley y no hay consecuencias, que si vivimos en una “partitocracia”, que si los vascos y catalanes son “mu malos”… ¡QUE SI EEUU E INGLATERRA SON LO MEJOR QUE HAY!, “Razones de una diferencia” entre España y otros países, según él, a peor para nosotros, claro. No me voy a extender más en todas las tonterías que ha dicho, pues ya lo hice hace unas semanas, pero Vidal lo que ha hecho es, ni más ni menos, coger ese cóctel y añadirle una serie de tesis sobre catolicismo y protestantismo, sosteniendo que esa “realidad”, que según él es España (y que, hay que insistir, en esencia es lo mismo que sostiene cualquier contertulio tasquero de poca monta), se debe a que en nuestro país no triunfó la Reforma Protestante. Pues sí, lástima que no triunfó, pero, en realidad, todas las diferencias entre lo que piensa Vidal sobre España y lo que piensan las damiselas ofendidas y monaguillos mosqueados que han surgido en los hilos de comentarios de sus artículos se reducen a eso: a la discrepancia sobre las causas que conducen al mismo efecto.

Curioso que no reaccionasen de la misma forma, sino que aplaudiesen con las orejas, cuando Vidal afirmaba ignorantemente, en algunas de sus tertulias, que en lenguas tan “primitivas” como el vascuence no existía la palabra “árbol”, cuando hacía jocosos chistecitos de mal gusto sobre la homosexualidad o cuando defendía tesis pseudo-científicas y antibíblicas acerca de que este modo de vida (perverso, sí, pero una manifestación más, como otras muchas, del pecado que día a día nos mata a todos, algo no precisamente gracioso) calificándolo como una enfermedad.

No sé si Vidal es cristiano. No lo puedo determinar, pues eso es un problema entre Dios y él, pero una cosa es aprobar moralmente la homosexualidad, que nunca lo voy a hacer, y otra a lo que se dedica el gordito, puesto que al tratar a los homosexuales de “enfermos mentales”, evidentemente, no lo hace con intención de transmitirles cuál es el único remedio que existe frente al pecado, Jesucristo nuestro Señor, sino de manifestar el asco que le producen, tratando el pecado como si fuera una anormalidad de la que algunos (él en su púlpito santurrón, por supuesto) estuvieran libres.

Eso no quiere decir que haya que ser tibios con el pecado ni con las ideas o doctrinas que sean falsas, todo lo contrario. Pero la cuestión es para qué: si se busca la gloria de Dios y la salvación del pecador o se busca la vanagloria propia y la autojustificación.

Algo similar ocurre con este último serial vidaliano y tiene toda la pinta, conociendo al personaje, de que se busca más bien lo segundo. Un personaje que cree vivir en una torre de marfil intelectualoide por encima del resto de mortales, hasta el punto de que su cansino programa de radio lo comienza recitando un texto en latín, griego o arameo, pretendiendo dárselas de sabiondo. Seguramente, Vidal es como esos comentaristas de Intereconomía, admiradores del sistema educativo del franquismo, que creen que es devastador que los jóvenes hoy día no se sepan de carrerilla la lista de los reyes godos: ¡¡SEÑORES, CON LO DEMANDADO QUE ESTÁ ESO EN LA ACTUALIDAD POR LAS EMPRESAS!!

Los artículos que está escribiendo son apologética pura y dura. No hay nada malo en sí mismo en la apologética y la defensa de la fe. Pero también hay que tener cuidado con cuál es el fin último que se busca. ¿La autopromoción, el dinero, la fama, que otros se queden embobados con tu “sabiduría”… o el Reino de Dios? Hay quienes tienen como interés principal y primario esto, en lugar de interesarse por una relación genuina con Jesucristo. Éste es un peligro acerca del cual todos debemos estar muy al tanto. Muchos que están convencidos de que son cristianos, en realidad sólo están interesados por la apologética. Dedican todo el tiempo a charlotar y divagar acerca de la fe cristiana, a defenderla, a condenar el evolucionismo, a condenar la psicología y otras cosas que parecen atacar los puntos vitales de la fe. Éste es un peligro muy sutil, por qué estos hombres quizá estén descuidando su propia alma, su propia santidad personal y su relación personal con el Señor. Pero se sienten muy felices porque condenan el evolucionismo y defienden a la fe en contra de este o aquel ataque. Quizá no sólo consideran esto como puntos positivos en su cuenta de justificación, quizá incluso lo utilicen para eludir la tarea del autoexamen. La apologética ocupa un lugar esencial en la vida cristiana y es parte de nuestra tarea al defender la fe, CIERTO, pero si no hacemos otra cosa que esto, estamos en una situación peligrosa. Si no tienes un sentido del equilibrio, puedes acabar dedicándote todo el tiempo a atacar a la Iglesia de Roma, o al modernismo, o al comunismo, etc… y dejar de PREDICAR EL EVANGELIO Y LLAMAR A PECADORES AL ARREPENTIMIENTO. La apologética toma el lugar de la verdad central del Evangelio. Es una tentación muy concreta para aquellos que saben razonar, argüir y discutir, y es uno de los ataques más sutiles a los que puede verse sometida el alma.

Vidal está actuando como un apologeta. Pero sus motivos son totalmente espurios. Ha querido dárselas de intelectualoide y el tiro le ha salido por la culata. Sí, la Iglesia de Roma es muy mala, y tal y cual: bien que ponía el cazo cada fin de mes para recibir puntualmente sus emolumentos cuando era uno de los locutores estrella de la COPE. Pudiera ser que entonces no fuera protestante y después se hubiera arrepentido, pero su caso no es ese. Entonces callaba, cobraba (seguramente, muy bien, pues parece ser que la COPE paga bastante bien a sus locutores estrella) y ahora, sintiéndose el “rey del mambo” en su mundillo libero-digitaliano, como dirían las folklóricas, “soltó tó lo que lleaba entro”. Además, utilizando sus argumentos para atacar “ad hominem” a los españoles, en general, poniéndonos poco menos que de “vagos” y “flojos”, y hasta de “ladrones”.

Lo cierto es que los que comentan en sus hilos criticando sus artículos son también para echarles de comer aparte… pero le está bien empleado. En algo si les doy la razón: ¿por qué no devuelve el dinero que cobró en la COPE?

Con esto el tema vidaliano quedaría más o menos zanjado. Posiblemente publique algo sobre algunas barbaridades que se están diciendo a partir de estos artículos, pero eso ya sería el fin de semana o en la siguiente.

Anuncios

Responses

  1. “Curioso que no reaccionasen de la misma forma, sino que aplaudiesen con las orejas, cuando Vidal afirmaba ignorantemente, en algunas de sus tertulias, que en lenguas tan “primitivas” como el vascuence no existía la palabra “árbol””

    Hombre, realmente como bien sabe usted, eso fue además un insulto a los miles de vascos que usan esa lengua.

    “cuando hacía jocosos chistecitos de mal gusto sobre la homosexualidad”

    Ah, sí que recuerdo esto además y realmente fue dañino, pues se está burlando de algo muy serio.

    “o cuando defendía tesis pseudo-científicas y antibíblicas acerca de que este modo de vida (perverso, sí, pero una manifestación más, como otras muchas, del pecado que día a día nos mata a todos, algo no precisamente gracioso) calificándolo como una enfermedad”.

    En ninguna parte de la Biblia se afirma que eso es una enfermedad – es un pecado, pero como otros que comete el ser humano – realmente las ideas de Vidal rozan los nazi en ese tema.

    “no lo hace con intención de transmitirles cuál es el único remedio que existe frente al pecado, Jesucristo nuestro Señor, sino de manifestar el asco que le producen”

    Parece que no se da cuenta, el gordo cerdo (sin ánimo de ofender a los gordos, pues lo digo para describir a Vidal como lo que es, un cerdo anti-liberal) que todos nosotros, sodomitas o no, somos asquerosos ante el Señor – pues, nuestras obras son como paños sucios ante los ojos de Dios – no sé qué pretende Vidal con sus insultos y “chistecitos” ignorantes pues él no es menos pecador que Zerolo (ni yo, por supuesto) – efectivamente, Vidal busca publicidad, no salvar almas. Al menos, así es como me parece a mí.

    “Eso no quiere decir que haya que ser tibios con el pecado ni con las ideas o doctrinas que sean falsas, todo lo contrario. Pero la cuestión es para qué: si se busca la gloria de Dios y la salvación del pecador o se busca la vanagloria propia y la autojustificación”.

    Absolutamente de acuerdo Javier – gracias por decir esto porque es la verdad. Yo siempre lo pongo de una forma mucho más “dolorosa” y eso hace que mucha gente se piense dos veces el abrir la boca – veamos – ¿condena usted el pecado porque no le gusta o porque le gusta? Si es porque no le gusta, usted, señor, realmente no parece ser salvo. Lo cierto es que ningún hombre “normal” disfruta condenando el pecado, pues eso sería negar nuestra realidad pecadora de forma muy descarada además. Si fuera por nuestra “propia cuenta”, realmente ¿por qué hay que oponerse a la homosexualidad si no hacen daño a nadie? Yo, como pecador, aún no concibo por qué está tipificada como pecado pero efectivamente, como usted dice, lo que se debe buscar es glorificar a Dios (AÚN CUANDO NO ENTENDAMOS POR QUÉ ALGO ESTÁ CONDENADO).

    “hasta el punto de que su cansino programa de radio lo comienza recitando un texto en latín, griego o arameo, pretendiendo dárselas de sabiondo”.

    Vaya, esto no lo sabía caballero pero ahora incluso me choca más – ¿Así que con que se las da de listillo sabiondo por leer un par de frases que cualquiera puede bajarse de internet? Qué poca seguridad tiene en sí mismo.

    “Seguramente, Vidal es como esos comentaristas de Intereconomía, admiradores del sistema educativo del franquismo, que creen que es devastador que los jóvenes hoy día no se sepan de carrerilla la lista de los reyes godos”

    ¡No hombre! ¡NO! NO – es que son ESCORIA pura Javier. ¿No se da cuenta que son unos sucios rojo-progres venenosos? Eso no es lo peor de todo Javier – resulta que con la LOGSE, ahora les ha dado por ser críticos contra el franquismo. ¡Qué morro tienen esas bestias! Desde luego, con Franco esto no pasaba…

    ¿Vagos y flojos dice Vidal? ¿Y él cuántas horas trabaja al día y qué esfuerzos hace? Hombre, yo también puedo ir a una sala de grabación radiofónica y decir tres o cuatro paridas – y oiga si me pagan el sueldazo que gana a él (gracias a gilipollas que escuchan la COPE o Intereconomía), pues mejor que mejor. Ahh no, que en realidad él sí que no es español – debe ser por eso que no trabaja mucho y que no tiene ni idea de lo que habla cuando trata el tema español.

    MY PODEROSO esto, Javier y gracias por decirlo porque me ha venido muy bien como mensaje para hoy – lo voy a subrayar en mis apuntes (citándole a usted, por supuesto):

    “Éste es un peligro muy sutil, por qué estos hombres quizá estén descuidando su propia alma, su propia santidad personal y su relación personal con el Señor. Pero se sienten muy felices porque condenan el evolucionismo y defienden a la fe en contra de este o aquel ataque. Quizá no sólo consideran esto como puntos positivos en su cuenta de justificación, quizá incluso lo utilicen para eludir la tarea del autoexamen”.

    ¡Sí! Esto es algo que llevo notando desde hace un tiempo – politizar la fe – “no al evolucionismo malvado”, “no al gaytrimonio”, al final, consignas. “NO A LA LOGSE!!!” pero sin fundamentos y encima, como vd bien dice, olvidándonos que también tenemos problemas personales con nuestras depravadas almas.

    Y efectivamente, la Iglesia de Roma es muy malvada pero como usted subraya, bien que cobraba de ella (ahh y por supuesto de sus oyentes católicos) – me siento algo aludido aunque de forma accidental – por ejemplo yo presto servicios a una universidad católica pero quiénes me pagan no son las autoridades eclesiásticas papales (de hecho me negaría a trabajar si fuera así – quienes me pagan, y lo digo porque no tengo NADA QUE OCULTAR y soy TRANSPARENTE – toman del presupuesto que tiene la Facultad de Derecho, cuyos ingresos vienen de los alumnos y de la Comunidad de Madrid – en ningún caso de la Iglesia Católica).

    Muy buen artículo Javier – usted merece uno de esos “chapeaus” pero como el francés es un idioma tan feo, siempre queda mejor un “de puta madre” a la española.

  2. Pues después de escribir, me acordé del ICADE y de usted, sobre todo porque podía salir alguno de los trolls listillos echando en cara eso, y está claro que hay diferencias muy sustanciales. Primero de todo, la COPE es una emisora en la que la Conferencia Episcopal es uno de los principales accionista, mientras que ICADE es una universidad privada sin vinculación con la Iglesia Católica, sino de IDEARIO CATÓLICO. Segundo, sus discrepancias doctrinales con el catolicismo, como las de cualquier protestante, son conocidas y en ICADE las deben conocer pues usted mismo no las oculta. Vidal primero cobraba (muy bien), calladito como un puto, y ahora es cuando ha empezado a criticar el catolicismo, seguramente, en su fuero interno sigue siendo ecuménico, lo que pretende ahora es dárselas de “ortodoxo”, cuando nunca lo ha sido puesto que, es más, en estos artículos comete errores como decir que para el calvinismo “el género humano es una especie profundamente afectada moralmente como consecuencia de la caída de Adán. Por supuesto, los seres humanos pueden realizar acciones que muestran que, aunque empañadas, llevan en sí la imagen y semejanza de Dios”… cuando eso que dice NO ES CALVINISMO: es semipelagianismo o hasta podría ser catolicismo romano.

    “Hombre, realmente como bien sabe usted, eso fue además un insulto a los miles de vascos que usan esa lengua.”

    Desde luego, no sé qué tendrá que ver criticar al nacionalismo con menospreciar una lengua regional que también la pueden utilizar vascos que no sean nacionalistas.

    “Parece que no se da cuenta, el gordo cerdo (sin ánimo de ofender a los gordos, pues lo digo para describir a Vidal como lo que es, un cerdo anti-liberal) que todos nosotros, sodomitas o no, somos asquerosos ante el Señor – pues, nuestras obras son como paños sucios ante los ojos de Dios – no sé qué pretende Vidal con sus insultos y “chistecitos” ignorantes pues él no es menos pecador que Zerolo (ni yo, por supuesto) – efectivamente, Vidal busca publicidad, no salvar almas. Al menos, así es como me parece a mí.”

    También creo que lo que busca es publicidad o construirse su castillito de autopompa pseudo-intelectual. Realmente, es que hasta lo mejor y decente que podamos siquiera concebir hacer está tan manchado y enmierdado por nuestro pecado y nuestra carnalidad que para Dios es totalmente inmundo, es como el estiércol. Por algo a veces cuesta tanto orar, no te salen la palabras que puedas dirigir a un Dios Santísimo siendo consciente de que eres tan inmundo.

    “Yo, como pecador, aún no concibo por qué está tipificada como pecado pero efectivamente, como usted dice, lo que se debe buscar es glorificar a Dios (AÚN CUANDO NO ENTENDAMOS POR QUÉ ALGO ESTÁ CONDENADO).”

    Sí, la Biblia simplemente nos dice “es abominación”, abominación por cuanto que va contra el orden de Dios, que para eso es Dios y Él lo instituyó, para las relaciones sexuales del hombre. Por eso es abominable y punto. Pero es que hasta el más “pequeño” pecado, hasta quedarte con cinco céntimos si se equivocan al darte el cambio, es abominable pues es una violación del orden que dispuso Dios para otros ámbitos de la vida. Por eso no tiene ningún sentido cebarse constantemente en un mismo pecado y menos todavía si no es para señalarle la salida, Jesucristo, al pecador.

    “¿Así que con que se las da de listillo sabiondo por leer un par de frases que cualquiera puede bajarse de internet? Qué poca seguridad tiene en sí mismo.”

    Aquí está uno de sus editoriales, en que recita en hebreo (lengua que presume conocer) una cita de Salomón:

    Por lo visto, según él, se le ocurren cinco minutos antes de empezar el programa.

    “¡Sí! Esto es algo que llevo notando desde hace un tiempo – politizar la fe – “no al evolucionismo malvado”, “no al gaytrimonio”, al final, consignas. “NO A LA LOGSE!!!” pero sin fundamentos y encima, como vd bien dice, olvidándonos que también tenemos problemas personales con nuestras depravadas almas.”

    Sí, hay que tener cuidado con eso, pues el cristianismo se puede convertir en una colección de eslóganes políticos, olvidando que sí la influencia cristiana es positiva en una sociedad y la Biblia llama a los cristianos a ser “sal de la tierra”, pero no de cualquier forma, es decir, no desenfocados del Evangelio. Muchas veces se presume que porque se tiene interés en ciertos valores morales, esto hace a alguien automáticamente cristiano. Por ejemplo, algo que ha ocurrido en las primarias de los republicanos con Rick Santorum, en Iowa ha sido apoyado mayoritariamente por los evangélicos e incluso ha habido pastores que han pedido expresamente que los cristianos apoyen a Santorum, católico romano, además, tridentino, por su oposición al aborto, al gaytrimonio, etc…, es decir, por defender eso ya se da por hecho que lo hace desde una perspectiva cristiana. Ojo que Santorum me cae bien y creo que es un candidato serio, sí, pero es que eso es una cosa y otra defender desde un púlpito que hay que apoyar a Santorum porque sus valores “son cristianos”.

    Muchas gracias y, en fin, algo bueno ha salido de sus artículos. Como he dicho, los que le están criticando son también de echarles de comer aparte, pero andan tan mosqueados que parece que Vidal se va a quedar con cuatro gatos como oyentes. O no, porque leyendo los comentarios, la mayoría son más bien zotes y hasta seguro que van a seguir enchufados, aunque sea solo por escucharle por puro morbo.

    • César Vidal, no me gusta su estilo. Es evangelista cristiano, está en su derecho a profesar las creencias sobre la Biblia que le apetezca.
      Pero, es puro veneno lo que suelta en sus escritos, y en el micrófono de una radio. Da lo mismo que esté en España, o en Miami, Estados Unidos.
      Ha llegado a afirmar atrocidades; como que Carolina Punset, de ciudadanos, a la Generalitat Valenciana, es una firme defensora de los países catalanes. Es una estupidez, una mentira, una calumnia. De ciudadanos, que son un grupo de catalanes, con ambiciones políticas de controlar España. A los de podemos, no los traga. Es algo muy desagradable.
      Tiene la extraña capacidad, de ser desagradable; suelta veneno por los micrófonos.
      A todo esto, siempre afirma que no piensa volver a España.
      Paso de ese tipo. Prefiero escuchar música clásica, es mucho mas interesante.

      • Por cierto, me acuerdo de algo que afirmó ese tipo César Vidal. Que los valencianos que opinan que el valenciano y el catalán son lenguas parecidas, son como los judíos de Alemania defensores o admiradores de Adolf Hitler.
        Lo dicho, ese tipo suelta veneno por la boca.
        Es muy fuerte, muy ácido, lo dice ese tío en los micrófonos, desde Miami.
        Ahora, carga contra podemos, y contra ciudadanos de manera feroz.
        Lo dicho, mejor escuchar música clásica.

  3. Muy de acuerdo, es preferible escuchar música clásica (o el tipo de música que te guste y te apetezca) que tantas tonterías, encima con esos aires petulantes y de supuesta superioridad intelectual. Por mi se puede quedar en Miami toda su vida (si fuera un “patriota” se quedaría en España para intentar mejorar las cosas): estará muy a gusto con la ultra cubano-americana (por la “ultra”, entiéndase la ultraderecha miamense).


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: