Posteado por: Javier | octubre 27, 2012

Contra la “Ley Cosidó”

Bueno, después del relato de mi última experiencia, una reflexión rápida sobre un tema que me tiene preocupado y mosqueado: 

La “Ley Cosidó”, es decir, la propuesta que ha lanzado el Director General de la Policía para reformar la Ley de Seguridad Ciudadana para prohibir “la captación, reproducción o tratamiento de imágenes, sonidos o datos de miembros de las Fuerzas de Seguridad en el ejercicio de sus funciones, cuando se pueda poner en peligro su vida o en riesgo la operación que están desarrollando”. Cosidó ha añadido que también se trata de proteger su “derecho al honor”. 

Primero, respeto mucho el trabajo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y sé que en su mayoría son gente de bien y muy profesional (lo digo por experiencia propia con ellos). Seguramente algunos de ellos también se están viendo arrastrados por la locura en la que cada vez más está entrando este país, totalmente intervenido, casi sin esperanza y con un Gobierno que ha incumplido todas sus promesas electorales. Pero eso no quita que haya que ser rigurosos con el trabajo que hacen y que la ciudadanía tenga la posibilidad de fiscalizarla. Sobre todo, porque es una garantía para la propia Policía, de que su trabajo no sea continuamente puesto en entredicho. 

Soy el primero que pide contundencia cuando se causen desordenes públicos y se agreda y destroce la propiedad pública o privada. Pero es que muchas situaciones que se están dando no son esas, sino de manifestantes pacíficos. No tengo porqué coincidir necesariamente con ellos. Probablemente la mayoría de sus ideas me darían hasta miedo. Pero una cosa es eso y otra pegarles un palo en la cabeza por las buenas si las están manifestando pacíficamente. Una cosa es que yo repudie a un pelangano con una camiseta del Che y evite asociarme con él, y otra que, sin haber hecho nada, se le pegue una somanta de palos y hostias por las buenas. 

A estas alturas es muy claro lo que está ocurriendo: el Gobierno Rajoy es un FRAUDE total y cuando mucha gente harta de promesas incumplidas, engaños, estafas y entrega de la soberanía a la Merkel, salen a la calle a protestar (la mayoría de las veces pacíficamente), estos incompetentes que no saben qué hacer (salvo encomendarse a la “Virgen del Rocío”, como la ministra Bañez) utilizan el estado policial sin ningún respeto a la libertad de expresión (y lo digo siendo ésta una expresión de ideas que pueden estar en las antípodas de las mías). 

De esto a duras penas nos vamos enterando. De los poquitos medios que lo sacan, posiblemente, “El Plural” de mi “amigo” el Sopena, a quienes hay que agradecer, desde la diferencia ideológica, que estén informando sobre este tema.

Más o menos, la nueva Ley de “Seguridad Ciudadana” lo que pretendería es dar soporte legal a esto que ya ocurre “de facto” (y que vemos en estos videos; AQUÍ, AQUÍAQUÍ): romper las cámaras a los periodistas, obligarte a identificarte sin informarte de qué infracción o delito se te imputa y agentes que se niegan a dar su número de placa por las buenas. Luego los habrá que digan “ej ke en ejtaoj unioj hay maj mano dura, tronko, allí no je andan con chiquitas”. Pues en Estados Unidos, amiguitos, no pueden obligarte a identificarte si no se te imputa un delito o infracción y es algo complicadísimo que la policía pueda obligar a ello a un ciudadano. Aquí sí. Incluso alegremente se niegan a dar su número de placa y, no solo eso, chulescamente dice uno al periodista del video “te voy a dar otra cosa”.

Cabe señalar que parece carecer de importancia que esta impunidad policial quede cimentada sobre una flagrante violación de la Constitución Española, que en su artículo 20.1.d reconoce el derecho “a comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión”.

Difícil es imaginar un supuesto práctico en el que la grabación de actuaciones policiales ponga en peligro la vida de los agentes, o incluso, supongan un riesgo para la operación que desarrollan. Por ello, cabe pensar que la idea de esta inconstitucional reforma de la ley que propone Cosidó es fomentar la impunidad policial en los operativos antidisturbios. Como si no fuera bastante que los agentes incumplan la legislación al no llevar visibles sus números de identificación, sino que además se pretende que nadie (salvo los apaleados) conozca lo que hacen estos funcionarios públicos cuando se encuentran ejerciendo el trabajo para el que la ciudadanía española les abona mensualmente sus salarios.

Anuncios

Responses

  1. […] normal mantenimiento del orden público. En esta entrada de octubre traté sobre el globo sonda de la antidemocrática “Ley Cosidó”. Yo soy el primero que defiende mantener el orden público y actuar con contundencia contra […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: