Posteado por: Javier | febrero 13, 2013

¿Quién es Liberal? (III)

Tercera parte del serial de Alfredo, “¿Quién es Liberal?”:

——————————————————————

——————————————————————

Bueno, ya casi vamos terminando. ¿Qué papel tiene el gobierno a la hora de “la cosa pública?” Los liberales altos y clásicos permitimos un papel bastante notable para que el gobierno participe en el suministro de bienes públicos (económicos) — por ejemplo, con “bienes públicos” me refiero a defensa nacional, sanidad, policía, protección civil, alumbrado público, alcantarillado, educación, et cétera. Se ha demostrado que “el mercado” no es adecuado, como actor único, a la hora de suministrar estos bienes imprescindibles. TODOS los liberales aceptamos que una de las funciones principales del gobierno es ejercer sus poderes de regulación impositiva para poder suministrar estos bienes (o al menos asegurar que se mantengan estos servicios a través de medios privados). Aún cuando todo el mundo respeta los derechos de los demás y obedece las leyes, persiste una necesidad de tener autoridad política para poder coordinar las actividades de los ciudadanos para que estos bienes públicos existan. Este argumento lo podemos encontrar en David Hume y sí, en el propio Adam Smith: “La riqueza de las naciones”, capítulo IV, y libro V, Capítulo I.

El liberalismo clásico está relacionado con la doctrina conocida como el “laissez-faire”. Pero es necesario comprobar QUÉ significaba ese término para las escuelas escocecas e inglesas que lo defendían. NO SIGNIFICA rechazo contra los poderes del gobierno a la hora de hacer previsiones para los bienes públicos ni es un alegato contra el estado que “vigila”. El papel del gobierno para proveer bienes públicos y también aliviar ciertos casos de crisis económica es algo que Smith defendió y otros economistas CLÁSICOS. Más de un lector debería apagar esa basura que emite LDTV y LEER la obra de Adam Smith — Smith en ningún momento critica las leyes inglesas sobre los pobres (las llamadas “Poor Laws”) y no critica el concepto de caridad pública. Lo que rechazaba Smith era el requisito de residencia — a los pobres que recibían asistencia pública se les pedía ser residentes durante al menos un mínimo de 40 días y eso era un error para Smith porque impedía la libre circulación de capital humano y es contrario a la libertad de asociación y circulación y derecho a elegir dónde fijar un domicilio permamente. En palabras de Smith: “Una evidente violación contra la libertad natural y la justicia.” (Riqueza de las naciones, p.135-141). Por lo contrario, el concepto del “laissez faire” defendía la ausencia absoluta y total de cualquier intervención del gobierno a la hora de tomar en cuenta factores productivos. No obstante, ALGO MUY DISTINTO es lo que se defiende en el “libertarianismo” y lo veremos ahora mismo así que saquen los cuadernos para apuntar.

Los libertarianos dicen que el poder político se caracteriza más bien como un monopolio sobre la fuerza coactiva y que se utiliza por personas que dicen representarnos (de forma injustificada, según estos graciosos rothbardianos). Por ejemplo, incluso para Nozick, que defendía un estado mínimo, el Estado NO tiene derecho a afirmar que tiene autoridad política o monopolio de autoridad. Pero el liberalismo real que aquí defendemos defiende otro concepto sobre la legitimidad del poder político establecido. La “sociedad” es una posibilidad únicamente cuando la ciudadanía tiene que obedecer ciertas normas comunes, y para que esas normas o leyes sean adecuadas y efectivas, tienen que ser generalmente aceptadas por el público. Puede que para aplicar estas leyes, haga falta coacción aunque no siempre. De todas formas, un monopolio sobre el uso de la fuerza no es lo más distintivo de un sistema político. Lo importante es que hacen falta normas públicas que se apliquen de forma uniforme por parte de una autoridad común y respetada por todo el mundo en general. El poder político, para los liberales, es un poder PÚBLICO. Esto significa que (1) El poder político es INSTITUCIONAL, no personal y no hay ningún “individuo” que pueda decir que tenga este monopolio. Se trata de construcciones artificiales: un gobierno — es decir, una institución públicamente reconocida o el famoso “Body Politic” de Locke, Kant y otros liberales. (2) El poder político es permanente: hay elecciones, cierto, pero el Estado es una institución permanente. (3) El poder político se le encarga al Estado/gobierno como poder fiduciario y los políticos elegidos actúan en capacidad representativa, para el “beneficio” de otros. Ya que el poder político es contractual en el liberalismo, se sostiene presumiendo igualdad — un acuerdo entre “iguales”. El objetivo es la formación de una sociedad política, establecer una constitución y de ahí formar un gobierno adecuado que sirva como “agente” de la ciudadanía. (4) Como es fiduciario, el gobierno tiene poderes políticos DELEGADOS por el cuerpo político; si representa a la ciudadanía, el gobierno está obligado a ejercer el poder únicamente para el beneficio de éstos, de los representados. Pero también, recordemos, es un poder PÚBLICO y por lo tanto representa a todo el mundo por igual y de ahí surge la necesidad de tener en teoría una justicia imparcial, y una visión sobre el bien común. (5) Siguiendo el punto 4, los que ejercen el poder político tienen autoridad para gobernar y sus acciones son legítimas o como mínimo, la ciudadanía lo ve así. Esto es lo que permite que el gobierno de turno exija el cumplimiento de sus leyes y lealtad. (Véase Locke y su Segundo tratado sobre el gobierno para una explicación más detallada y filosófica).

La combinación entre liberalismo y gobierno democrático que aquí defendemos es una realización y logro del siglo XIX. No se encuentra en Locke o Kant, o en el liberalismo clásico de Hume, Smith, o Bentham y hasta los utilitaristas clásicos sólo poco a poco llegaron a aceptar el concept de “LIBERALISMO DEMOCRÁTICO.” He presentado aquí cinco características institucionales de un sistema político liberal: el reconocimiento público y el cumplimiento legal de los derechos y libertades fundamentales igual siempre para todos los ciudadanos, y hemos hablado sobre la igualdad de oportunidades con carreras abiertas y oposiciones; un papel central asignado al gobierno a la hora de asignar recursos productivos; el papel del gobierno en la provisión de bienes públicos; el deber del Estado de proporcionar una red de seguridad social mínima, y el carácter público de la autoridad política. Suponiendo que estas instituciones son características de la sociedad liberal, y lo son, el liberalismo tiene que DISTINGUIRSE de una corriente perversa con la que a menudo se confunde. ¿Cual? El libertarianismo.

¿Cuáles son los principios formativos de ese libertarismo tan repugnante? Los “Libertarios” representan a menudo su punto de vista como si fuera una especie de mandato moral divino contra lo que ellos despectivamente llaman “coacción” o “agresión” y dicen combatir cualquier “coacción” que obligue a una persona a hacer lo que no elige hacer (Nozick, por ejemplo, hace hincapié en la restricción “libertaria” que prohíbe la agresión contra otro “, y dice Rothbard que quiso suprimir “la institución regularizada de la coacción agresiva.” sic) Es falso pretender engañarnos con eso: los libertarios saben perfectamente que la coacción es absolutamente necesaria si se quiere ejecutar un contrato, por ejemplo. También es falso pretender que una sociedad “libertaria” sería menos “opresiva” que otros sistemas. Eso dependerá del apoyo popular que tenga y en el grado en el que los principios libertarios sean vistos por la ciudadanía como legítimos para aceptar las numerosas restricciones que implican.

Los libertarios suelen contestar que la ejecución de los derechos de una persona no implica una injerencia coactiva contra la vida de terceros. La “coacción” para ellos es ilegítima cuando afecta los derechos individuales de otros pero no es ilegítima si un propietario le pega un tiro en la nuca a un ladrón que intente robar en su domicilio. Esta definición moralizada de «coacción» podrá ajustarse al uso común en algunos casos, pero ampliar esta forma de hablar a todos los casos supondría unas consecuencias graves. Llevadas a su límite, la definición moralizada de la coacción implica que cualquier uso justificado de la fuerza para hacer valer los derechos de los ciudadanos es legítima: el encarcelamiento sería legítimo por poner un ejemplo.

Cualquier concepción política prohíbe el uso de fuerza injustificado contra otros, y es esto lo que realmente implica el concepto libertario. Se trata de impedir la violación de derechos de los ciudadanos y de los derechos morales. Los argumentos sobre el contenido de estos derechos, entonces, deben ser demostrados por los libertarios: son ellos los que tienen que demostrarlo. El propio Nozick es muy cauteloso y se limita a decir que “la libertad impide la redistribución.” Yo no voy a entrar en las cosas que afirmaba Rothbard porque creo que la mayoría de los lectores ya conocen lo que decía. Hoy concluyo con un resumen y mañana terminamos esta serie.

Si uno lee a Rothbard o incluso al cauteloso Nozick, podrán confirmar la sospecha de que el libertarianismo no tiene mucho que ver con la libertad como con la propiedad. El libertarianismo tiene como principio absolutista e inamovible que los individuos deben tener derechos absolutos sobre lo que acumulan así como el uso, control y transferencia de esos derechos que poseen. Amplían el concepto de la propiedad, a través de una noción de auto-propiedad. La pretensión fundamental del libertario loco es entonces que cada persona es dueña absoluta de sí misma, incluido su cuerpo. Debido a que cada uno tiene esta propiedad absoluta, se supone que debe seguir que cada uno tiene poderes absolutos sobre lo que posee o adquiere. En resumen, para ellos todo se puede resumir a: “libertad es propiedad.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: