Posteado por: Javier | abril 27, 2013

No les queda otra salida: dimisión

Aunque ya viene siendo habitual por desgracia, ayer tuvimos que asistir a otro lamentable y patético espectáculo en España: la rueda de prensa de tres ministros del Gobierno (Soraya, De Guindos y Montoro) anunciando una serie de supuestas “medidas”, tras conocerse esta semana que el desempleo ha llegado al 27% de la población activa, o lo que es lo mismo 6,2 millones de desempleados, de los cuales unos dos millones son parados posiblemente de “eterna duración” (gente que difícilmente volverá a encontrar un empleo en su vida, aun cuando pase la crisis y vuelva a crearse). Otro “éxito” del PP, por cierto, la tasa de desempleo. Ya andan diciendo que el paro se reducirá al 25% en 2016, cuando no hace mucho hablaban del 2014 (en realidad, sus pronósticos sobre la recuperación del empleo van a tener que estar posponiéndolos hasta el infinito, pues con su política esta recuperación no se va a dar nunca).

Este Gobierno cada vez es política y moralmente más ilegítimo. A la cada vez mayor degradación de la democracia, hay que añadir que no ha cumplido ni una sola, NI UNA, de las promesas con que llegó al poder en noviembre de 2011: ni reducir el desempleo, ni reducir gastos absurdos, ni reducir impuestos.

Han subido todos y cada uno de los impuestos en los que han tenido ocasión de poner sus manazas encima. OJO: subir algún impuesto no es que sea malo per se. Se puede utilizar la política fiscal para reducir déficits subiendo algún impuesto, compensándolo con reducciones en otros, etc., es decir, la palabra “impuesto” no debe ser un tabú en sí misma. Pero otra cosa es lo de este Gobierno, que ha impuesto una presión fiscal que sería inaudito que hasta un gobierno socialista la implantara: ¡Para eso nos hubiésemos quedado como estábamos con el PSOE! Al margen de siglas y de supuestas ideologías, ¿ha sido más “socialista” en todos estos años el PSOE, en materia de impuestos, que el PP en 16 meses? Ahora vienen nuevas tasas, alguna medioambiental, más impuesto de sociedades, el incumplimiento de que la promesa de subida del IRPF solo iba a ser temporal y un impuesto a los depósitos bancarios que dice el mendaz de Montoro que quienes lo pagarán serán las entidades bancarias (MENTIRA), afirmando con su voz aflautada que “es un impuesto armonizador de otros impuestos de las CCAA que ya hay en España”, sin atreverse a decir que va a meter mano en los depósitos (otro incentivo para que el dinero siga fluyendo hacia fuera de España). En principio es un impuesto “simbólico”, aunque es obvio que Montoro se guarda el as en la manga de subir los tipos en el futuro, puesto que las previsiones iniciales de recaudación por este nuevo impuesto son mínimas. Pero establecida la nueva figura tributaria, en sus manos estará subir los tipos en el futuro.

Con esta política fiscal gubernamental la clase media cada vez estará más arrasada, ya que actualmente en España el  80% de los ingresos de Hacienda por el impuesto a la renta proviene de la clase media, no de los “ricos”. Solo el 0,8% de los ingresos de Hacienda provienen de personas que tienen rentas superiores a 600.000 euros. Ahora estos torpes prestidigitadores (se puede ser un buen prestidigitador, pero en este caso son sumamente torpes, puesto que no engañan a nadie con un mínimo de inteligencia) buscan un chivo expiatorio, ocupando los bancos el lugar de los “ricos” a los que hay que subir la presión fiscal… cuando quienes van a pagar al final este impuesto son los depositantes, sean de la condición económica que sean.

Encima, tienen el descaro de ufanarse de que “los indicadores adelantados” están mejorando. Pero a ver, ¡caraduras!, si os referís a la prima de riesgo, ello es por los anuncios de Draghi sobre su plan de OMT, el programa de compra de bonos por el BCE en mercados secundarios , ¡no por mérito vuestro! Para eso ha quedado el Gobierno, para rezar porque haya anuncios de Draghi, aunque solo sean eso, anuncios, que animen un poco el cotarro, hagan bajar la prima de riesgo y den un poco de oxígeno. Pues De Guindos (y no se le cae la cara de vergüenza al decirlo, damos fe de ello) va y dice que el que la prima de riesgo haya bajado esta semana de los 300 puntos tras mucho tiempo, eso demuestra la “confianza en España”. No es que esté mal que baje la prima de riesgo pues eso es un notable alivio a la hora de financiarnos y un gran ahorro (cada 100 puntos básicos que baja la prima, el Gobierno se ahorra entre 10.000 y 12.000 millones de euros, más o menos), pero es mentira que eso muestre una confianza en España, y menos todavía que esa “confianza” tenga su origen en el hacer del Gobierno Rajoy. No es solo España, la de todos los países europeos está bajando por el rumor cada vez más fuerte de que el BCE va a hacer en otoño una gran inyección de dinero en el sistema financiero. Otra cosa que demuestra que este Gobierno no tiene plan que valga alguno (como afirmaban al llegar al poder) sino que vive, quizás no al día, pero sí a pocas semanas o meses vista, según lo que vaya sucediendo, según lo que se vaya anunciando, según lo que Draghi, o Bruselas o Merkel decidan. Y cuando eso ocurra, ya es cuando decidirán cómo improvisar o parchear. Menos mal que se suponía que estos tíos del PP eran unos auténticos “ases” de la economía: todo lo tienen fiado a cómo evolucione la prima de riesgo y la rentabilidad de los bonos, siempre ello dependiendo de lo que hagan y decidan terceros, no ellos (qué van a decir, también es verdad, si tenemos la soberanía entregada). Por eso tienen que estar revisando constantemente sus previsiones chapuceras, debido a que no pueden tener una vigencia superior a dos o tres meses como mucho: han bajado la de 2013 a un crecimiento negativo al -1,3% pero ha dejado el +0,5% para 2014. Eso no se lo creen ni fumados, el que la tendencia vaya a dar esa pirueta hacia el crecimiento en 2014.

Pero es que, además de todo ello, no se abochornan en absoluto de decir que el saldo exterior ha mejorado por la caída de las importaciones: “que han caído más que la demanda interna, y eso es muy positivo, porque demuestra la certeza de nuestro ajuste” (ya expliqué AQUÍ la mentira de esto, cómo esta basado en que nuestra economía interna está cada vez peor con lo que, ante la falta de consumo, las empresas intentan colocan sus productos en los mercados internacionales). Lo que ha caído de verdad es la demanda interna, no que las importaciones sean menos necesarias para que nuestras empresas produzcan, y sobre todo la inversión.

Otra de las pamplinas que se cree este Gobierno y con las que pretende engañar como a chinos: que por narices un balance positivo en las exportaciones tiene que ser algo bueno en cualquier caso. Depende, y no hay que ser economista para llegar a esa conclusión, solo hay que tener un poco de sentido común. En realidad, un mayor número de importaciones es signo de prosperidad y abundancia de empleos. Cuando la economía de un país crece, se crean más empleos y la gente tiene más dinero para gastar en bienes, incluidos los importados. Otro error es no tener en cuenta el valor añadido de esas exportaciones. Y en el caso de España es lamentable eso, nuestras exportaciones apenas tienen valor añadido. Se puede exportar muchísimo sin ser capaz de crear apenas nada innovador. Por ejemplo, aunque nos pille un poco lejos, tenemos el caso de China y los teléfonos móviles que se venden en EEUU. Un teléfono móvil ensamblado en China y vendido en EEUU cuenta como exportación de los chinos. Pero, sin embargo, son los norteamericanos los que tienen la propiedad intelectual, las técnicas de diseño de productos y los recursos financieros necesarios para producir las piezas que lo componen. Y ello pese a que se atribuya a China el precio total del teléfono, inflando artificialmente su balanza comercial en un sentido positivo. Lo mismo que allí, esto es aplicable aquí: una balanza comercial positiva no quiere decir absolutamente NADA, sobre todo si, como es el caso de España actualmente, las cosas de verdadero valor añadido y utilidad para producir lo que exportas son las que tú tienes que importar.

Lo de este gobierno, su incompetencia y sus incumplimientos (todo aquello por lo que fueron votados ha sido incumplido, TODO: algo histórico), no tiene parangón, y de haber algo de decencia (en un mundo ideal tendría que ocurrir eso) presentarían su inmediata e irrevocable dimisión.

Anuncios

Responses

  1. Interesante entrada, Javier.

    “En realidad, un mayor número de importaciones es signo de prosperidad y abundancia de empleos. Cuando la economía de un país crece, se crean más empleos y la gente tiene más dinero para gastar en bienes, incluidos los importados.”

    Mire por donde, había yo ignorado esto pero ahora que lo dice, tiene mucha razón.

    ¿Qué sugiere usted para reactivar la demanda interna?

    Saludos

  2. Para reactivar la demanda interna lo primero es que vuelva a haber crédito, y crédito lo habrá cuando nuestras entidades financieras terminen su saneamiento.

    Por eso se las ha obligado a hacerlo en dos años y no en diez.

    Pero, además, antes será necesario reducir nuestro nivel de apalancamiento, y los privados lo estamos haciendo desde el 2010 a un ritmo del dos por ciento anual y acelerando.

    Y, para acelerar aún más el proceso, sería muy bueno el bajar los impuestos, pero antes había que recuperar la solvencia nacional cumpliendo el objetivo de déficit y eso es lo que se está haciendo.

    Y sí, desde fuera, algunos habríamos optado por más recortes y menos impuestos, pero para eso hay que ganar primero unas elecciones y hasta Margaret Thatcher aceptó Sanidad Pública como “animal de compañía” para así poder por primera vez ganarlas y luego repetir.

  3. Moli:

    “Para reactivar la demanda interna lo primero es que vuelva a haber crédito”

    O algo mejor todavía: CANCELACIÓN de las deudas, al menos parcialmente. Eso hubiese sido lo justo y lo democrático.

    “y crédito lo habrá cuando nuestras entidades financieras terminen su saneamiento.”

    No puede haber crédito sin CRECIMIENTO, y justamente la política alemana, impuesta, insisto, impuesta de forma antidemocrática y fascista, solo puede seguir congelando cualquier noción de crecimiento y en consecuencia, crédito. ¿A quién pretenden engañar?

    ¿En dos y no en diez?

    Caramba….y eso que dicen que ni en el 2015 habrá economía reactivada.

    ¿En qué quedamos?

    “Y, para acelerar aún más el proceso, sería muy bueno el bajar los impuestos, pero antes había que recuperar la solvencia nacional cumpliendo el objetivo de déficit y eso es lo que se está haciendo.”

    ¿¿Pero qué dice?? No solo a coste de una gran tragediai humana y social sin precedentes en el país, sino que además NO SE CUMPLE el déficit.

    http://www.elmundo.es/elmundo/2013/04/26/economia/1366979691.html

    “España no cumplirá el objetivo de déficit hasta 2016 y eleva el de este año al 6,3%”

    “Y sí, desde fuera, algunos habríamos optado por más recortes y menos impuestos, pero para eso hay que ganar primero unas elecciones y hasta Margaret Thatcher aceptó Sanidad Pública como “animal de compañía” para así poder por primera vez ganarlas y luego repetir.”

    Bueno, es que Thatcher no veía nada de malo con tener una Sanidad pública. Yo tampoco veo nada de malo en eso.

  4. Ah, Moli, pues ahora que menciona de pasada el ajuste del sector privado, viene al pelo. Otro de los incumplimientos del PP: el déficit público, ni se cumplió el objetivo en 2012, ni se cumplirá este y parece ser que en 2015 la deuda pública va a ser del 99% del PIB. Y eso controlando la Administración central y casi todas las autonómicas.

    ¿Que se está cumpliendo con el déficit? ¿?¿?¿? La propia UE es la que deja por embusteros a Rajoy y sus menestros y menestras. O sea, toda esta política predatoria por parte del gobierno de Alemania y suicida (o caníbal, quizás eso mejor) por nuestra parte es PARA NADA. Lo de que va a volver a haber crédito así, eso se lo creerán Alberto Recarte y sus amiguetes y compañeros de parranda.

    Aquí parece que solo el sector privado, la clase media y las familias son quienes tienen que “apretarse el cinturón” (de las clases más desfavorecidas mejor ni hablar, esas ya han sido arrasadas puede que eternamente).

    Con la Sanidad Pública nadie que se plantee seriamente ganar unas elecciones en España va a defender eliminarla (incluso en EEUU eso es muy matizable, como si allí acaso no hubiera nada público). Esa es la realidad y tampoco es que necesariamente fuera deseable lo contrario, dejar todo en manos de una mafia de compañías aseguradoras y farmacéuticas.

  5. Alfredo:

    Medidas para reactivar el consumo, en realidad no es fácil, pues la tendencia o impulso a consumir es algo bastante subjetivo, de cada individuo y cada uno tiene sus propias motivaciones para comprar o dejar de comprar algún producto o servicio. Lo que sí es verdad y en eso sí hay más certeza es que la demanda se contrae cuando no hay confianza, cuando se teme por el empleo que se tiene o no se tiene confianza en encontrar uno, cuando se está en la incertidumbre de si por gastar ahora vas a echar de menos mañana ese dinero porque de un día para otro te veas en el paro, etc…

    Lo esencial sería crear empleo (seguramente la reactivación de la demanda vendría sola de ese modo) y ahí es donde habría que dar la vuelta a todo lo que se está haciendo. Para empezar una reforma laboral en condiciones y no la mierda que ha hecho el PP, o sea, no solo abaratar el despido sino también incentivar la contratación (la actual lo que abre es la puerta de salida de las empresas, pero cierra la de entrada), reduciendo las cotizaciones, por ejemplo. Muchas veces las empresas son cicateras y reticentes a contratar por los costes que calculan van a suponerle nuevos trabajadores (lamentablemente, en España la empresas ven mucho más al trabajador como una carga que como una inversión y para eso tendría que cambiar la cultura empresarial tan cutre que tenemos).

    Reducir los impuestos al consumo podría ser otra idea. No suelo ser muy amigo de ello (más que nada por el tema del control de la inflación) pero en situaciones excepcionales como esta tampoco soy muy dogmático en ese sentido; total, si ahora de todas formas no tenemos soberanía ni independencia que valga para aplicar una política monetarista.

    Saludos.

  6. […] Hace unas semanas expuse el porqué el Gobierno debía dimitir en bloque e inmediatamente, después de que tras dos años no solo no haya cumplido en absoluto con el programa electoral por el que fue votado, sino que, peor todavía, ¡¡HA HECHO TODO LO CONTRARIO!!, en una situación de cada vez mayor deterioro político, económico y social de España (aunque, a este paso, vamos tener que hablar de “la antiguamente denominada España”). […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: