Posteado por: Javier | mayo 30, 2013

Musulmanes, atentados y tumultos: que se cumpla la ley

Vaya semanas que llevamos.

Primero fue el atentado perpetrado en Boston por los hermanos chechenos y musulmanes Tsarnaev. Después vino, la pasada semana, el asesinato en Londres del soldado Drummer Lee Rigby por un negro nigeriano (aunque con nacionalidad británica) y musulmán. Y en Estocolmo (Suecia) en los últimos siete días han estado produciéndose violentos disturbios en los suburbios (infinidad de coches están ardiendo), que se han extendido a los de otras ciudades en el sur del país, protagonizados sobre todo por musulmanes jóvenes.

Con el atentado de Boston no me voy a detener mucho pues los detalles son de sobra conocidos. Las alimañas terroristas mataron a tres personas (una de ellas un niño) e hirieron a decenas. En 24 horas, tras un impresionante despliegue policial, ya estaban detenidos. En EEUU no se andan con historias en estos casos y esperemos que les impongan la pena capital.

En Londres, como he dicho, la víctima fue un soldado de 25 años, padre de un niño de dos años, y un patriota que sirvió seis meses en Afganistán con el segundo batallón del Regimiento Real de Fusileros. Tristemente, tras luchar en ese lejano país asiático contra el terrorismo islamista ha terminado acuchillado a manos de uno de ellos en su propio país. Descanse en paz. El asesino se llama Michael Adlebolajo, de 28 años, al parecer, según las informaciones, un joven originariamente cristiano y adaptado a la vida británica con una vida normal hasta que, en 2003, se convirtió al Islam y se radicalizó. Entre 2006 y 2011 se habría integrado en el grupo fundado por el islamista Omar Bakri Momamed, los Al Muhajiroun, prohibido tras los atentados de 2005 pero que ha seguido presente en la clandestinidad con distintos nombres.

En cuanto a lo que está ocurriendo en Suecia todo es mucho más confuso (dicho sea de paso, cómo no, en la Europa continental, a diferencia de en EEUU o Inglaterra, la claridad y la transparencia informativa brillan por su ausencia, pues el gobierno sueco casi no ha dado información sobre lo que está ocurriendo). Parece ser que la excusa o la chispa con que se incendió el polvorín fue la muerte de un inmigrante (del que ni siquiera han informado de la nacionalidad, pero se especula con que era un portugués) a manos de la policía en un suburbio de Estocolmo llamado Husby, en el que casi toda la población son inmigrantes de primera, segunda o tercera generación, la mayoría musulmanes y procedentes del Cuerno de África (Somalia, Etiopía), otros de la región subsahariana, pero también del Magreb, del Este de Europa, de Turquía, Irak, Afganistán o Siria. Los protagonistas de los disturbios (muy chocantes con la idílica imagen que se tiene del país nórdico) son gamberros y sediciosos jovenzuelos, por lo general de edades comprendidas entre 12 y 20 años, varones, encapuchados y con el rostro cubierto por encima de la nariz.

Sobre lo de Suecia no voy a hacer análisis sociológico alguno, pese a que haya quienes lo estén achacando a la pobreza y la marginación en los suburbios de este país (no muy distinta a la que se da en otros países). No voy a justificar a esos gamberros, además de que no conozco a fondo la política sueca en ese sentido, pero no sería raro que estuviésemos ante otro ejemplo de “integración” fallida, como la que se dio en Francia durante las revueltas morunas de hace unos años. Qué curioso que en los países “integradores” se produzcan tumultos de este tipo, mientras que en los que apuestan por el multiculturalismo bajo la ley lo que haya habido es la actuación de locos que iban por libre, hechos muy graves, sí, pero protagonizados por perturbados aislados, puesto que matar es muy fácil (aunque tengamos el caso de las revueltas en Londres en el verano de 2011, en las que no obstante había también mucho blanquito por medio, aparte deinmigrantes de distintos orígenes, no solo musulmanes). Insisto en que no voy a justificar a los que están causando los tumultos pero es lo que suele ocurrir cuando se plantea la asimilación forzosa, siempre te arriesgas a enfurecer a más de uno.

Por lo demás, el problema de los disturbios en Suecia es estrictamente de orden público: lo hacen porque saben que pueden. El problema es de la policía sueca, que hasta para sacar la porra antes tiene que pedir permiso al delincuente. En EEUU unos disturbios de ese tipo durarían como mucho un día, antes de que la policía los aplastase a base de porrazos, pelotas de goma y gas lacrimógeno… o hasta disparos si hiciese falta. Lo último similar allí fueron las revueltas de negros en Detroit, Newark, Filadelfia y varias ciudades del sur entre 1967 y 1969. La chusma, sea autóctona o foránea, siempre ha existido, siempre ha sido chusma. Sea chusma blanca, negra o mora musulmana (que hay mucho cutre facha obsesionado con que solo hay problemas con los musulmanes). Lo único que cambia es si se la trata con contundencia o no. En el siglo XIX se les aplicaba la pena capital o el destierro a las colonias de ultramar. Ahora lo que bastaría es que los antidisturbios entrasen a saco, ley marcial y suspensión del habeas corpus para esta escoria. Ellos se han salido completamente de todo orden civilizado y la civilización no puede llegar a ellos. Pues no, lo que nos pasa es que nos asustamos y les compadecemos, y buscamos tres pies al gato con pseudo-análisis sociológicos. La prensa progre, como he comentado en el párrafo anterior, anda diciendo que la motivación es la brecha social que está creando el “neoliberalismo” en Suecia, el paro y la miseria, etc., etc… Más pobreza y miseria hay en muchas partes de América Latina (y encima no tienen allí siquiera el apoyo del “estado del bienestar” sueco) y no estallan sin embargo esas revueltas. Habría que hacer una estadística sobre cuántos de esos “pobres miserables” cobran prestaciones del Estado sueco.

En definitiva, tres hechos, un atentado terrorista, un asesinato a sangre fría y un problema de orden público, en los que no cabe otra cosa más que la aplicación implacable de la ley. A la hora de castigar y aplastar comportamientos deleznables y criminales da igual la etnia o religión de los protagonistas, no son más que terroristas, asesinos o chusma y zurrapa social, y debe caer sobre ellos todo el peso de la ley.

Esperemos que todo esto no suponga un aumento de los ataques hacia la comunidad musulmana en general. Aunque en el caso de los musulmanes que estén participando en los disturbios en Suecia no es el integrismo lo que los motiva (sino el simple gamberrismo y la debilidad del Estado sueco para reprimirlo), hay que dejar muy claro que NO TODOS LOS MUSULMANES SON FUNDAMENTALISTAS. El porcentaje más amplio son musulmanes moderados, quienes querámoslo o no, ya son parte de nuestras sociedades y su presencia aquí va a ser una realidad con la que tengamos que convivir en el futuro. Por mi parte, como preferir, lo que preferiría sería un país mayoritariamente cristiano cómo no, yo no soy de quienes dicen eso tan tonto de que “hombreee, se puede aprender de todas las culturas”, pues sí pienso que hay civilizaciones y culturas superiores unas a otras. De lo que estoy hablando es de respeto a las libertades, lo que ha hecho superior a Occidente y una fuerza que ha expandido la civilización por tantos lugares del mundo con incalculables beneficios para sus habitantes, y de trabajar con realidades, no con deseos o lo que consideremos ideal.

Esto es algo que definió perfectamente Aznar en una declaración en Viena en mayo de 2010. Aznar es alguien bajo cuyo gobierno se adoptó el modelo económico que nos ha llevado a la actual crisis económica, se disparó el nivel de delincuencia y el precio de la vivienda subió a un velocidad vertiginosa, que permitió que España se llenase de inmigrantes ilegales, que entregó las empresas públicas a amiguetes variados, que nos metió en el maldito euro y que sentó las bases del solar en que se ha convertido ahora nuestro país. Un desastre. Sin embargo, tuvo dos cosas extraordinarias, algo que he dicho en alguna ocasión anterior. Curiosamente, son las que no gustan en este país de paletos. Una, la alianza con EEUU y el Reino Unido para luchar contra el terrorismo islamista en Afganistán y derrocar al tirano asesino Sadam Hussein. En eso sí tenía claro que el camino es el atlantismo y estar junto a las potencias anglosajonas y sí, fue todo maravilloso (mientras duró): la bandera española junto a la estadounidense y la británica, la foto de las Azores, etc… Y la otra su opinión sobre la libertad religiosa. Es esta (y la cito porque es exactamente y punto por punto la postura aquí, de un servidor, la liberal y democrática):

“No tenemos un problema con el islam. Tenemos un problema, y un problema grave, con el yihadismo y con los radicales y con quienes desde allí derivan hacia la intolerancia y la violencia. Y ese problema lo compartimos con musulmanes de todo el mundo”, Aznar llamó a Occidente y a los países musulmanes a “utilizar toda nuestra fuerza moral y determinación política para acabar con esta amenaza”, y recordó, además, que “la mayoría de las víctimas del terrorismo yihadista son hoy musulmanes“. “Las democracias europeas deben abrirse a la presencia en su seno del islam”, en un contexto de igualdad esencial en dignidad y derechos de las personas, y ha defendido “mantener los principios de nuestras sociedades abiertas y acoger a personas que profesan unas determinadas creencias y quieren usar el espacio público con respeto a los principios constitutivos de las democracias” frente a “una Europa debilitada y fragmentada en guetos identitarios”. “Es importante apoyar a los musulmanes que son demócratas y han asumido su fe y sus creencias en una sociedad abierta, o que trabajan para que sus países también sean sociedades abiertas”. “Reclamar el derecho a la libertad religiosa en todo el mundo” debe formar parte de la política exterior europea, ya que, según explicó, no debemos “resignarnos a la falta de libertad y de democracia en buena parte de los países musulmanes”.

Por cierto, menuda la que le formaron los casposos grasientos, aficionados al carajillo y el sol y sombra, que leen Libertad Digital, de “pro-islamista” para abajo lo pusieron (AQUÍ vemos un muestrario en los hilos de comentarios a la noticia)… y luego hay sensiblones que se mosquean cuando digo lo que digo del nivel mental de la derecha en España.

¿Tiene esto que ver con “prohibir el Islam” porque es “un homenaje a nuestros ancestros”, como sugirió una de las “joyitas de la corona” de la Red “Liberal”? Desde luego que no. Estos tipos, para más INRI, son los mariposones que luego se rasgan las vestiduras con Guantánamo, el centro de detención de terroristas que tantos atentados ha evitado y tantas vidas inocentes ha salvado. Para nuestras sociedades libres son como la carcoma y el enemigo desde dentro.

¿De verdad alguien no ha pensado en que si todos los musulmanes fueran fundamentalistas y terroristas nos habrían reventado ya a todos? Lo habrían hecho, nos hubieran barrido del mapa si todos fueran unos locos extremistas violentos, no nos debe caber la menor duda, precisamente en una sociedad como la de hoy día compuesta en su mayoría por maricas que se asustarían solo con escuchar el sonido de un tiro de aire (por “maricas” no me refiero a homosexuales, no es nada de eso de lo que hablo, un gay puede perfectamente ser más hombre que alguna de estas señoritas con genitales masculinos entre las piernas que componen la mayoría de la población española actual).

Es verdad que muchos musulmanes hablan de “Yihad” pero (y a ver si nos culturizamos un poquito, catetos) a lo que se refieren la mayoría de ellos es a su “lucha espiritual” contra el mundo y la carne para la gloria de Dios (o “Allah”, como lo llaman) en sus vidas. “Yihad”, para ellos, se trata de la santidad y la pureza, sumisión a la voluntad divina (es una religión que copia cosas del cristianismo bíblico, no olvidemos). Sin embargo, en la concepción occidental y en la de los integristas, la palabra ha llegado a significar atentado suicida, terror y “martirio”. Pero muchos sí repudian la interpretación violenta de esos preceptos, no hay más que ver el caso de los hermanos Tsarnaev en Boston, quienes fueron expulsados de la mezquita a la que acudían cuando empezaron a decir cosas horrendas sobre EEUU y atacar a gente no musulmana. A mí no es que me guste el Islam, eso seguro, pero mi objeción fundamental es que es una religión que niega la obra salvadora de Cristo y no salva el alma de la condenación eterna en el infierno, es una objeción exclusivamente teológica. Luego, a los terroristas, por supuesto, a esos hay que perseguirlos, pero a todos, lo que usen una excusa religiosa, política o la que sea, aplastar el terror, venga de donde venga. Eliminar los regímenes que los financien y apoyen, aplicar con toda su dureza las leyes antiterroristas y continuar viviendo nuestras vidas en libertad.


Responses

  1. Obviamente, comparto todo lo que usted comenta en esta entrada.

    Lo de echarle la culpa al liberalismo cada vez que hay disturbios en barrios marginales y étnicos ya está muy visto, Javier. Ya en 1981, le dijeron exáctamente lo mismo a Thatcher – obviamente, ella no iba a justificar EN ABSOLUTO los espíritus animales de jóvenes que no han sido educados adecuadamente y que tienen mucho tiempo libre.

    Al revés, catetos: la “pobreza” no “causa” el desorden — yo más bien diría que es el desorden moral, la anarquía y las ganas de liarla lo que realmente provoca la pobreza en esos jóvenes étnicos (y hay blancos también participando en ciertas revueltas).

    Mire, esto me recuerda a las pequeñas protestas revoltosas que tuvimos cerca de mi universidad a principios de siglo. Recuerdo como un periodista me dijo “oiga, usted por sus medidas ha provocado disturbios por todos los barrios”.

    Inmediatamente, le corregí — le dije: “vamos a ver si se entera usted de los hechos primero antes de permitirle yo proseguir con su entrevista. NO HAY “disturbios por todos los barrios”. Hay unas zonas, MUY REDUCIDAS además, que han protagonizado ciertas protestas agitadas. Ni siquiera alcanza todo el barrio, sino dos o tres calles. Hable con propiedad. Lo mismo pasa en Suecia, Javier — no hay “revueltas en Suecia” ni “revueltas por todo el país” como dicen los alarmistas batiburros. Hay revueltas en UN DISTRITO, reducido, protagonizado en su mayoría por jóvenes de origen INMIGRANTE Y NO SOLO DE MUSULMANES.

    Los líderes musulmanes en la zona afectada han DENUNCIADO la violencia y han exigido que se calmen todos. El hombre tiroteado en Husby era portugués, no musulmán (aunque físicamente da igual porque se parecen mucho al no ser blancos). Los que están tirando piedras no están apelando al “Islam” – lo que denuncian es la brutalidad policial y la injusticia social que según ellos, sufren.

    ¿Hasta cuando vamos a estar tragando la mentira progresista de que salirse del proceso democrático tiene justificación alguna? No hay NINGÚN PRETEXTO JAMÁS para esas revueltas y disturbios. Ni uno solo. NUNCA.

    Aquí hay una ciudad en Michigan llenísima de musulmanes y NO HAY REVUELTAS. ¿Por qué? Porque esto es un problema de la pobreza que provoca el sistema europeo. Aqui los musulmanes muchas veces ganan el doble que los “blancos” y son más productivos, mientras que a Europa va todo lo que no puede entrar aquí. Es un problema de educación, principalmente pero en todo caso, los suecos tienen lo que han votado as´que ahora, a tragar y a callar.

  2. Totalmente de acuerdo:

    Ya está bien de estar siempre culpando a lo mismo por el comportamiento de quien es un gamberro y un macarra (en este caso, el malvado “liberalismo” o “neoliberalismo”, con el “neo-“ por delante queda más malvado aún). Normal que monten estas algaradas, si luego lo que reciben es una palmadita en la espalda y se les dice: “uyyyy, verdad, qué pobre eres por culpa de otros y qué marginado estás por otros”.

    Muy cierto que hay toda clase de morralla, de todo tipo de orígenes (igual que en los tumultos de Inglaterra había más de un blanco degenerado), hay que evitar lo que hace más de un torpe, cargar las tintas solo sobre los musulmanes (sí, no se sabe nada de que esos niñatos, antes de quemar un coche griten Suras del Corán o “¡¡Allah, es grande!!”; distinto es que muchos de ellos tengan un origen étnico árabe-musulmán). Son los efectos de no tener nada que hacer en la vida mejor que los vídeo-juegos, las peleas callejeras, el consumo y el trapicheo de droga y los pequeños hurtos y robos, y en eso da igual la raza a la que se pertenezca. No deja de tener su gracia que monten el escándalo desde la progresía, cuando precisamente todo el relativismo y el “todo da igual” que ellos promueven es lo que genera no solo la pobreza que “denuncian” hipócritamente como “culpa del liberalismo”, sino también a los que tienen estos comportamientos: una bolsa de gente joven sin educación, sin instrucción, sin valores, sin aspiraciones, sin familias, sin patria, sin Dios, sin moral alguna, sin nada, absolutamente destructivos puesto que no tienen nada en el presente que les valga la pena conservar. Y no hay más. Es lo que han generado los gobiernos hiper-progres de Suecia y lo que algún día sin duda llegará a algunos barrios de España.

  3. TOTALMENTE de acuerdo, caballero.

    “Ya está bien de estar siempre culpando a lo mismo por el comportamiento de quien es un gamberro y un macarra (en este caso, el malvado “liberalismo” o “neoliberalismo”, con el “neo-“ por delante queda más malvado aún).”

    Uy, sí, se creen que por lo de “neo” suenan más matones e interesantes. Eres un “neocon tio”, un “puto neocon”. ¿Y tú qué eres, cateto? ¿Te crees inteligente por poner lo de “neo” y así sonar más como Chomsky? No, yo no soy “neo” nada – soy conservador, de siempre, a la vieja usanza, y chapado a lo antigua — de “NEO” no tengo nada.porque la filosofíia liberal conservadora es tan antigua como la Biblia: NO GASTES MÁS de lo que ingresas, vive dentro de tus medios, respeta la ley, eliige a tus representantes, trabaja duro, no robes, mantén el orden público y cuida tu propiedad privada. De “neo” no hay nada.

    “Normal que monten estas algaradas, si luego lo que reciben es una palmadita en la espalda y se les dice: “uyyyy, verdad, qué pobre eres por culpa de otros y qué marginado estás por otros”.

    Yo siempre digo que el crimen es crimen es crimen, NO ES “político”, es CRIMEN y en consecuencia, ha de ser CASTIGADO. Las leyes son para todos, blancos, marrón, gays, lesbianas, cristianos , ateos, la ley es la ley es la ley es la ley es la ley es la ley. ¿QUÉ PARTE DE ESO NO ENTIENDEN?

    “distinto es que muchos de ellos tengan un origen étnico árabe-musulmán. Son los efectos de no tener nada que hacer en la vida mejor que los vídeo-juegos, las peleas callejeras, el consumo y el trapicheo de droga y los pequeños hurtos y robos, y en eso da igual la raza a la que se pertenezca”.

    Pecaríamos de un racismo tremebundo si insinuáramos que el orígen racial o étnico de un joven es lo que le predispone a delinquir. No, esto tiene que ver con esto mismo que usted dice: ociosidad, permisividad, una cultura de “todos los demás tienen la culpa por tus problemas menos TÚ MISMO” y el famoso “hay que analizar las causas de la revuelta, porque la sociedad tiene culpa”. Pues no mire usted, no hay “sociedad”, hay un grupo de jóvenes, aburridos, con instintos animales y sin nada mejor que hacer, que han decidido hacer gamberradas. Ni esto es nada nuevo, ni es la primera vez que ocurre en Suecia. ¿Cómo es que los jóvenes negros en los años 50 del siglo pasado o en los 40 no salían a quemar coches ? Ah, es que hace 50 años, no se justificaba el delito con eso de “la sociedad tiene la culpa” – se castigaba y punto. Ahora hay mucho chapero que vive de la demagogia racial, y estos chaperos son blancos y negros y marron, como el vicio típico que es, lo encontramos en todos los colores.

    “Que hay una revuelta de negros tio…hay que hacer algo….”

    “Hay que matar a todos esos blanquitos”…

    Ya sabe comoo va el tema, Javier…

    Mientras tanto, no están formándose para buscar empleo y ser empleados dignos.

    “una bolsa de gente joven sin educación, sin instrucción, sin valores, sin aspiraciones, sin familias, sin patria, sin Dios, sin moral alguna, sin nada, absolutamente destructivos puesto que no tienen nada en el presente que les valga la pena conservar. Y no hay más. Es lo que han generado los gobiernos hiper-progres de Suecia y lo que algún día sin duda llegará a algunos barrios de España”

    Desde luego, caballero. Por eso hay que atajar el problema YA…pero no confio en Suecia ni en ningún país europeo – el problema se ataja reafirmando EL ESTADO DE DERECHO y el orden, con una justicia rápida y efectiva, con sentencias de cárcel largas y ejemplares.

    Luego, reforma del sistema de subvenciones — cometes delitos, SE TE QUITAN LAS PRESTACIONES de vivienda y demás.

    Los progres en esto tienen mucha sangre en sus manos. Yo con mi dedo les señalo y les digo: vosotros sois responsables por el comportamiento maligno de estos jóvenes exaltados y macarras.

  4. Habitualmente suelo estar muy de acuerdo con usted, pero en estos comentarios más si cabe.

    “Uy, sí, se creen que por lo de “neo” suenan más matones e interesantes. Eres un “neocon tio”, un “puto neocon”. ¿Y tú qué eres, cateto? ¿Te crees inteligente por poner lo de “neo” y así sonar más como Chomsky?”

    Nada extraño que repitan como papagayos esa terminología tan chusca. Por lo menos en España, uno se va a las librerías y libros decentes de temas políticos se encuentra muy poquitos. Eso sí, de Chomsky y otros terroristas (terroristas intelectuales y morales me refiero, no necesariamente materiales) tienen para aburrir.

    “No, yo no soy “neo” nada – soy conservador, de siempre, a la vieja usanza, y chapado a lo antigua — de “NEO” no tengo nada.porque la filosofíia liberal conservadora es tan antigua como la Biblia: NO GASTES MÁS de lo que ingresas, vive dentro de tus medios, respeta la ley, eliige a tus representantes, trabaja duro, no robes, mantén el orden público y cuida tu propiedad privada. De “neo” no hay nada.”

    Si por lo menos dijeran “retro-cons”, sería también una estupidez pero no harían tanto el ridículo, porque efectivamente son ideas de toda la vida, de tiempos inmemoriales. Más bien, lo “neo” es su idiotez, “neo-idiotas”.

    “Pecaríamos de un racismo tremebundo si insinuáramos que el orígen racial o étnico de un joven es lo que le predispone a delinquir. No, esto tiene que ver con esto mismo que usted dice: ociosidad, permisividad, una cultura de “todos los demás tienen la culpa por tus problemas menos TÚ MISMO” y el famoso “hay que analizar las causas de la revuelta, porque la sociedad tiene culpa”.

    Claro, recordará usted la vergüenza hace dos años de una madre española blanca (aunque solo de piel, más bien “ethnic” en su comportamiento) que se dedicó a justificar el comportamiento de su hijo en los disturbios de Londres: “la sociedá es mu mala, mi hijo es mu bueno pero la soiedá tiene la culpa, han violado los dereshos humanos de mi niño”. En cambio, la madre de la atleta Chelsea Ivers, una señora NEGRA, vio en la televisión a su hija delinquiendo y le faltó tiempo para ir a denunciarla a la policía para que aprendiera y respondiese por sus acciones.

    “Ni esto es nada nuevo, ni es la primera vez que ocurre en Suecia. ¿Cómo es que los jóvenes negros en los años 50 del siglo pasado o en los 40 no salían a quemar coches ?”

    Menos mal que se suponía que el “estado de bienestar” sueco era tan “bueno” e idílico, un remanso de paz, no como las sociedades “capitalistas salvajes” y “neoliberales” como la de EEUU.

    “Ah, es que hace 50 años, no se justificaba el delito con eso de “la sociedad tiene la culpa” – se castigaba y punto. Ahora hay mucho chapero que vive de la demagogia racial, y estos chaperos son blancos y negros y marron, como el vicio típico que es, lo encontramos en todos los colores.”

    Son los efectos de tanto meterse en vena la droga del malvado Rousseau

    “Desde luego, caballero. Por eso hay que atajar el problema YA…pero no confio en Suecia ni en ningún país europeo – el problema se ataja reafirmando EL ESTADO DE DERECHO y el orden, con una justicia rápida y efectiva, con sentencias de cárcel largas y ejemplares.

    Luego, reforma del sistema de subvenciones — cometes delitos, SE TE QUITAN LAS PRESTACIONES de vivienda y demás.

    Los progres en esto tienen mucha sangre en sus manos. Yo con mi dedo les señalo y les digo: vosotros sois responsables por el comportamiento maligno de estos jóvenes exaltados y macarras.”

    El continente euro-bananero está perdido y en proceso de putrefacción. Pero si hubiera un poco de seriedad y sentido común habría que hacer todo eso y declarar la guerra a las bandas, reducir la “burocracia” que ha “sofocado” a la policía durante años, y con el traslado de más agentes en las calles, para que la gente los vea y los criminales los teman, dar a la policía más poderes, entre ellos el de confiscar las propiedades de los delincuentes, etc… y a otra cosa, no hay que “analizar” tanto.

  5. […] Mayo. Atentados y tumultos islámicos: tranquilidad y que se cumpla la ley […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: