Posteado por: Javier | septiembre 8, 2013

Olímpico ridículo y me alegro

Ayer, ¡por fin!, se acabó todo este circo olímpico con “Madrid 2020” y me alegro. Y más que me alegro de que al final sea otra la ciudad que albergará las olimpiadas.

Por supuesto, no es por ningún tipo de animadversión a Madrid ni nada por el estilo, faltaría más. Lo que cansa ya un poco es este festival circense, que empezó como un empecinamiento megalómano del infausto Gallardón, continuado por la alcaldesa no electa Ana Botella, cada cuatro años (a saber cuánto dinero habrán despilfarrado en estos tres intentos solo para ser candidatos). Ambos han endeudado aún más a los ciudadanos de Madrid, añadiendo aún más carga, si cabe, a la bochornosa deuda en la que el actual menestro de Justicia sumió al ayuntamiento de la capital de España (el más endeudado de todo el país con muchísima diferencia), todo por el caprichito olímpico de este caballero.

Para circos, ya tenemos con lo que hay en España actualmente y encima sale gratis (bueno, hay una excepción, que es el circo del Congreso de los Diputados, ese sí, ese sí es muy caro, como las olimpiadas).

Después de los fracasos de Singapur en 2005 y Copenhague en 2009, cuando el COI decidió que los Juegos Olímpicos fueran a Londres (en 2012) y Río de Janeiro (en 2016) respectivamente, solo faltaría, si hubiera una cuarta ocasión, que digan a Madrid: “que no, que no, pesados, que no insistáis y que os larguéis ya y no volváis, que no os vamos a elegir”.

La hipotética y casi imposible elección de Madrid solo hubiera servido para poner un poco de maquillaje y levantar una cortina de humo sobre la decadencia a la que han llevado a España sus lamentables politicastros. Más de uno se habrá llevado una gran desilusión viéndose ya llevándoselo crudo con todo este tinglado, nada extraño visto el pantano de corrupción, incompetencia y despilfarro que hay en este país. La elección habría salvado la cara a la patética alcaldesa de Madrid (famosa por sus clases de “spanglish”) y al impresentable de Gallardón.

Que sí, que sí, que en el COI son unos corruptos. Vale, hasta ahí de acuerdo. No se puede esperar menos de una organización internacionalista (esta es una más). Pero Gallardón aceptó plenamente y desde el principio las reglas y los métodos de estos corruptos sin rechistar, y sin importarle sumir a los madrileños en una nueva orgia de gasto y despilfarro. Como Gallardón no iba a pagarlo de su bolsillo, total, ¿qué más daba? Aparte, los vividores del COI suelen votar según instrucciones de sus gobiernos, lo cual pone muy de relieve la actual irrelevancia internacional de España.

Las olimpiadas anteriores han sido deficitarias y Madrid no hay que dudar que lo sería también. Como lo fueron las de Barcelona en 1992. Mejor que no vengan. Con una deuda pública y privada equivalente al valor de todo lo que España puede producir durante cinco años consecutivos y sin casi nada que lo garantice, esto es lo que hacía falta. Si tan rentables se supone que son las olimpiadas, ¿por qué el Gobierno italiano obligó al Ayuntamiento de Roma a retirar la candidatura para el 2020?

Por cierto, Ruiz Gallardón, DIMITE. Dimite ya. Estás tardando. Después del estropicio que has montado en Justicia nadie te aguanta y ahora llega esto por tercera vez consecutiva. Porque esto es un fracaso TUYO.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: