Posteado por: Javier | octubre 12, 2013

Los catalanes tienen razón

Un poco al hilo de lo que he comentado en la anterior, viene esta entrada. Es de las que, como dice a veces mi amigo Alfredo, “se perfectamente que no va a gustar”. Desde luego en la derecha española (y parte de la izquierda), no, no que no va a gustar, pero es igual. Yo tampoco escribo para complacer a nadie, sino para intentar decir la verdad.

Hoy vamos a intentar aclarar cuál es la realidad de otro de los mitos y fábulas derechistas en este país (o más bien del nacionalismo españolista, solo que, lamentablemente, ambos suelen casi ser simbióticos en España): “los catalanes se dedican a sangrar al resto de los españoles, pidiendo y pidiendo más dinero a cambio de no declarar la independencia”.

Todo lo contrario: ESTÁN PIDIENDO, NADA MÁS Y NADA MENOS, LO QUE ES SUYO.

Ni soy catalán, ni tengo vinculación alguna familiar, laboral o de negocios con Cataluña, así que creo que tengo unas mínimas garantías de ser imparcial. Lo que me molesta es la mentira y que se creen odios  gratuitos hacia una región española.

No es que esté de acuerdo con el “Madrid nos roba”, que dicen algunos nacionalistas en Cataluña, pues es una afirmación un tanto demagógica y simplona, pero la realidad es que esta región fiscalmente sale bastante perjudicada en su relación con el resto de España. Ni tampoco simpatizo, como he dicho otras veces, con el nacionalismo catalán, una ideología afrancesada, a veces muy irracional (como toda ideología salida del pensamiento del romanticismo del siglo XIX) y que suele mezclar medias verdades con falacias históricas.

Mucha gente dice que Cataluña se niega a contribuir a la “solidaridad común” y que, antes al contrario, lo que hace es pedir cada vez más dinero que sale de los bolsillos de los sufridos habitantes de otras partes de España, siempre bajo un “chantaje” permanente. De eso de la “solidaridad común”, o  la “solidaridad interregional”, algo comentaré al final, pero, bueno, no es raro que lo digan si esa gente suele tener como medios de información a las intereconomías o las libertades digitales de turno, dos panfletos amarillistas sin ninguna credibilidad.

Cataluña en ningún momento se ha negado a ayudar al resto de España (desde luego, salvo a algún miembro de alguno de los grupúsculos independentistas más radicales, no recuerdo haber escuchado eso). Simplemente, lo que se pide es que, del dinero que se recauda de los contribuyentes catalanes por vía de impuestos, una vez se deduzcan los gastos comunes y lo destinado a la solidaridad territorial, se devuelva una mayor parte a Cataluña, al ser de las que más aporta (lógico, al ser la más productiva). Tachar de “insolidarios” a los catalanes suele ser la respuesta centralista cuando alguien cuestiona el monolitismo castellanista sobre toda España. Reino Unido es un país constituido por varias naciones (Inglaterra, Escocia, Gales, etc.) y nadie se corta allí las venas por ello ni ha habido ninguna catástrofe. ¿Alguien imagina eso en España? No, al contrario, y cuando un impresentable como el Ministro Wert habla de castellanizar a los alumnos en Cataluña (dijo “españolizar”, pero, claro, en su forma de entender las cosas eso es sinónimo de castellanizar), a eso, sin embargo, no se denomina “nacionalismo”.

“¡OIGA! ¡Eso son lloriqueos de los nacionalistas, que dicen que les están expoliando!”

Sí. Seguramente en el Wall Street Journal son nacionalistas catalanes nacidos en Sabadell o Santa Coloma de Gramanet, a la vista de artículos como este, del 26 de abril del año pasado:

http://online.wsj.com/article/SB10001424052702304811304577367321691794512.html

En el que leemos lo siguiente:

“Los catalanes tienen motivos para dudar de la capacidad de España para superar la crisis. Rajoy ha estado echando la culpa a los gobiernos autonómicos del exceso de déficit, bajo el argumento de que el gasto de los gobiernos locales había puesto contra las cuerdas la solvencia del Estado. Madrid amenaza con intervenir los gobiernos regionales (sic)”. 

O: “Catalunya es principal motor de la industria española y una de las zonas industriales más importantes de Europa, por detrás en productividad únicamente de Lombardía, en Italia, y la cuenca del Ruhr, en Alemania. Sin embargo, cada año desde 1986, un promedio del 9% del PIB de Catalunya en términos netos, se ha ido de la región para ser redistribuida o pasar a Madrid. En España, sólo las Islas Baleares renuncian a una parte mayor de su producción anual. En ningún otro lugar de Europa o América del Norte hay transferencias intraestatales de tal magnitud”

Por cierto, el artículo también da un buen varapalo al Gobierno de Rajoy por sus intenciones políticas recentralizadoras.

Un ejemplo: ¿debe un catalán o una empresa catalana que sean productivos pagar con su dinero algo situado a cientos de kilómetros, como es el falansterio que tiene montado Sánchez Gordillo en la campiña sevillana (un lugar que se mantiene a golpe de subvenciones, cómo no, y donde pocas cosas útiles se producen, aparte de tomates)? No puede ser más sangrante ni clamar más al cielo. Así podríamos poner montones de ejemplos.

Cierto que el gobierno catalán gasta a veces dinero en cosas absurdas, como embajadas en el extranjero, pero no es precisamente la única autonomía que caiga en algunos despilfarros inútiles, sin que se sepa ni conozca que se monte tanto escándalo como el que se forma con Cataluña.

La reclamación de Cataluña es perfectamente justa: no puede ser la tercera que más aporta al sistema común del Estado y la octava en ingresos. Llámenlo como quieran. Si “expolio” o “robo” les parece muy fuerte, dejémoslo en desajuste intolerable.

Cataluña se rige por el sistema de financiación común, que se fija en la Ley 22/2009 de 18 de diciembre. Básicamente, lo que se está reivindicando desde allí, y que aquí apoyamos, pues sería un paso más en la descentralización del Estado, es un sistema propio mediante el que pueda recaudar y gestionar todos los tributos, algo parecido a lo que sucede con el País Vasco y Navarra, cuya financiación autonómica se rige por el régimen foral.

El concierto económico vasco se regula en la Ley 12/2002, de 23 de mayo, que establece que cada cinco años y previo acuerdo de la Comisión Mixta del Concierto Económico se aprobará una ley de metodología del cupo (la aportación del País Vasco a las arcas del Estado) del quinquenio. El cupo del País Vasco asciende a 920,79 millones de euros, al que hay que sumar compensaciones financieras a favor del Estado por valor de 39,06 millones de euros. El convenio económico de Navarra se regula en la Ley 28/1990, de 26 de diciembre, y la determinación de la aportación navarra es similar a la del cupo vasco: se realiza a través de una Comisión Coordinadora y por quinquenios. En 2013, la aportación de Navarra al Estado es de 551,08 millones de euros. Es el famoso “cupo vasco” (y “cupo navarro”), lo que algunos, como el mencionado en la entrada anterior Don César Vidal, llaman “el pufo vasco”. Nada raro ni que deba extrañar en alguien como Vidal, quien en cierta ocasión comparó la enseñanza del catalán o el euskera en esas comunidades con una situación surrealista en la cual en algún estado de EEUU se enseñase el apache o el comanche. Una soberana estupidez.

De esta forma, aplicando un sistema similar, Cataluña recaudaría casi todos sus impuestos y luego tendría que pagar una parte, el llamado cupo, al Estado. También reclama una reforma del sistema de financiación autonómico basada en el principio de ordinalidad, que se fundamenta en que una autonomía no pueda perder posiciones de riqueza tras su aportación a la caja común. Como he dicho antes, que si Cataluña es la tercera comunidad que más aporta al sistema no puede ser la octava en ingresos.

¿Es más beneficioso un sistema de recaudación propio? En el caso de Cataluña sí lo sería, porque su nivel de renta es superior a la media española. En el caso del País Vasco se calcula que el sistema foral genera entre un 40 y un 60% más de recursos por habitante que el sistema del régimen común.

¿Sería más perjudicial para las de régimen común? Depende. Fundamentalmente depende de si en algunas zonas de España quieren seguir viviendo toda la vida del dinero que generan las más productivas y emprendedoras. ¿Quién sabe? Posiblemente, con un nuevo método de financiación más justo, muchas empresas catalanas, que ya no tendrían que ser fritas a impuestos por el gobierno de la Generalitat para poder financiarse, podrían expandirse más y crear más empleos no solo en Cataluña, sino también en el resto de España.

Y, dicho sea de paso, no sería mal momento para ir pensando la implantación del sistema de recaudación propia y cupos a nivel de toda España, en todas las regiones. Ya sé que solo pensar en esto provoca sudores fríos en algunos y, cada vez que planteo esto, hay quienes dicen que soy un “psicópata” que quiero dejar a la gente de Extremadura, Castilla-La Mancha, Ceuta, Melilla y no pocas partes de Andalucía sin casi nada para comer. Aparte de lo falaz de acusarme de querer dejar a nadie en la inanición, sencillamente lo que planteo es que más de uno tendría que empezar a hacerse responsable, ponerse a pensar en cómo emprender y producir, y dejar de vivir del dinero ajeno. Y, asimismo, tendría también que empezar a exigir también esa responsabilidad en las finanzas y el gasto a sus gobiernos autonómicos e incluso a sus gobiernos locales, por algo también defiendo la “tasa comunal” (o sea, menos subvenciones a Cuba o Venezuela por parte de gobiernos sociatas, y menos subvenciones a la tauromaquia o a procesiones y romerías, por parte de peperos).

Lo que no soportan los nacionalistas españolistas (al que nunca verán que se le ponga la etiqueta de “nacionalismo”), he llegado a esa conclusión, es que las regiones más avanzadas de España (y no necesariamente siempre en términos económicos, también culturalmente) son las que más se salen de lo que es SU patrón de lo que debe ser España (y ahí hay que insistir en que NO ES ESPAÑA, es la visión peculiar y particular de estos señores sobre lo que es, o debe ser, España): Cataluña, País Vasco, Navarra o Galicia.

Una buena parte de España, a diferencia de estas regiones, culturalmente hablando, y a veces étnicamente también pero no siempre una cosa tiene que ver con la otra, no es europea, es árabe-africana u oriental.

A finales del siglo XIX, el gran pensador catalán Pompeu Gener escribió lo siguiente:

“E]l Gobierno de los Superiores, de los Geniales, hete aquí a lo que obedecemos. Somos ‘aristárquicos’. […] Los predilectos de la Naturaleza. Los escogidos de la inteligencia, han de conducir a la masa en pro de ella misma. […] Por esto rechazamos y pedimos que entierren estos restos insepultos de esta España negra, que se formó en pro de un trono opresor extranjero y de una religión de muerte; anhelamos la formación de otra España según las libres y fuertes tradiciones de los diversos pueblos. Que cada nación que en ella coexiste por razas se manifieste y se organice para su superior desenvolvimiento. No somos separatistas. Marchamos mirando hacia adelante, hacia Europa, en todo caso, los separatistas serán los que se queden atrás, mirando hacia África.” Pompeyo Gener, «Los supernacionales de Cataluña», Vida Nueva (1900).

“Vamos dudando hace ya algún tiempo que la mayoría de España sea capaz de progreso à la moderna. Sólo las provincias del Norte y del Nordeste hemos visto verdaderos elementos, en raza, y en la organización del país, que permita esperar el desarrollo de una cultura como la de las naciones indogermánicas de origen. En el centro y en el Sur, exceptuando varias individualidades, hemos notado que, por desgracia, predomina demasiado el elemento semítico, y más aún el presemítico o bereber con todas sus cualidades: la morosidad, la mala administración, el desprecio del tiempo y de la vida, el caciquismo, la hipérbole en todo, la dureza y la falta de medios tonos en la expresión, la adoración del verbo.” Herejías (1887).

Aunque muchas de estas cosas, la realidad de la España mesetaria y sureña, las había venido percibiendo a lo largo de toda mi vida (por cierto, para los posibles “detractores”: Gener en absoluto era un “nazi”, sino un republicano federalista), pero no las había puesto en contexto hasta leer estos textos y confrontarlos con lo que veía a mi alrededor. Cuidado, tampoco es que esté de acuerdo en todo, sino en términos generales. Por ejemplo, no creo que sea una cuestión “étnica” en todos los casos, como decía Gener, pero desde luego sí CULTURAL: ocho siglos de profunda influencia oriental (la de los árabes musulmanes), sumados luego al influjo pernicioso del catolicismo, dan para mucho.

Claro, luego a algunos españoles de la meseta y del sur molesta un montón que no se les considere “occidentales” ni “blancos” en muchas partes de Europa y EEUU. Es una cuestión cultural. Si tan “orgullosos” están de cosas como los toros, su flamenquito o su tapeo, ¿qué más da que no sea “occidental” plenamente ? Lo cierto es que pueden patalear e insultar todo lo que quieran, pero nunca jamás se podrán comparar (por su mentalidad mas que nada) a las sociedades prósperas al norte de los Alpes o del tejido industrial norteño español. Ellos se lo toman como un insulto personal, así que no deben estar en el fondo tan orgullosos de ser unos paletos repugnantes, grasientos y con aliento a ajo. Por suerte no todos los españoles son así, pero en países de cultura “católica”, tipo España, es imposible “debatir” con un poco de seriedad con muchísimas personas. En países anglosajones y nórdicos, por supuesto, hay cazurros tan cerrados de mente como los hay en España (en el sur de EEUU, por ejemplo), pero sí puedes encontrar más gente a la que interese tu opinión aunque no la compartan para nada… en cambio, en España y otros sitios menos desarrollados todavía, como Oriente Medio o el Magreb, es imposible que haya debate. La obsesión que tienen es “convertirte” a sus criterios, no aceptar las diferencias, de hecho, suelen quedarse bastante descuadrados y con las neuronas cortocircuitadas cuando ven o escuchan a alguien que se salga de su patrón mental.

Volviendo al tema principal, es verdaderamente curioso cómo muchos “liberales”, apelando a ese concepto que llaman “solidaridad interterritorial” (se suponía que la solidaridad era individual, no “de los territorios”), no les importe defender una política que fomenta la indolencia, el vivir del dinero ajeno y la dependencia de muchos respecto a sus gobiernos regionales o locales, a costa de perjudicar a quienes sí aportan algo al desarrollo de todos.

Precisamente, lo que demuestra que tengo razón son los resultados económicos en el País Vasco y Navarra (para empezar, las tasas de paro, muy inferiores a la media nacional) y los que habría en Cataluña de aplicarse este sistema, que desmontan totalmente los mitos del nacionalismo españolista más costroso y de la uniformidad que pretenden imponer en todo el territorio de España. Por eso tienen que estar constantemente tachando a los catalanes de “ladrones”, de “chupasangres”, de “chantajistas” o de “insolidarios”, puesto que es algo que desmiente su fábula de que la diversidad entre regiones sea algo malo.

He mezclado muchas cosas, algunas quizás un poco desordenadas, al escribir muy rápido, pero espero que todo haya quedado claro.

Fin de la entrada y que tengan un buen día.


Responses

  1. The Catalans know that the best customers for their products and services have and always will be Spain and the former colonies. This would not be good for business for Catalonia and they know it. Their protests and complaint sessions are by habit and a false sense of pride vs logic. In many areas of southern Europe they love to play the “my village is better than that village over there” or “this region produces the best____________(fill in the blank) in the world” or “there is no better place in the world than here!”…..in many regards it can be true….however, now on a global scale the Catalans look foolish playing this sort of small town game. Granted, it is great to have feelings like this for tourism and identity….but to want to destroy their entire economy they have rightly worked hard for makes no sense to be playing these old country games from the 1600’s to the mid 1930’s with a mix of grey 1970’s socialism. If they became “independent”….they would be the laughing stock on the world stage. Their supporters would be no names in the left leaning academic world, Guardian readers and maybe some former, Soviet, breakaway “stan”….Why didn’t I mention the Catalans themselves?….they will be the first to protest and complain about their new government, it’s rules, regulations and taxes to name a few. Out of habit their complaining will never stop and the next movement after “breaking away’ will be demanding to be part of Spain again. Also, the Spanish central government has invested in infrastructure for commerce to flow freely. They also have the relationship with the former colonies and other countries. I know how special the Catalans feel but who knows about them besides left leaning academics and worthless Guardian readers.

  2. Very well, Michael, but I don´t support the independence of Catalonia in the text. I wish that this region will continue as part of Spain. You´re responding to something I didn´t say at any time in this article.

  3. La independencia de Catalunya es un sueño romántico difuminado. La burguesía catalana está instrumentalizando ese sueño que, por medio de una gran campaña mediática, les sirve para presionar al poder central. El único objetivo es el pacto fiscal: más dinero, más ventajas fiscales y más competencias para Catalunya. Nada más. El proyecto independentista en realidad no le interesa, (están muy cómodos dentro de España) y tampoco no es viable en el marco de la legalidad presente. A lo sumo aspiran a una consulta popular, siempre y cuando se cercioren de que el SÍ tendrá mayoría, pero tan sólo como un instrumento para presionar a Madrid.

  4. Jack:

    El nacionalismo catalán, a mi entender, es un poco distinto al vasco, éste último, el del PNV al menos (los de Bildu son un caso aparte), es más pragmático, mientras el catalán tiene un mensaje más mesiánico, más “romántico” y basado en el voluntarismo. En realidad, al nacionalismo catalán lo veo un poco más “lanzado”, aunque habrá que ver que depara el futuro. Desde luego, si los catalanes se lanzasen de verdad a por la independencia veo complicado al gobierno de Don Mariano oponiéndose.

  5. Sr Javier, parece que usted se traga toda la propaganda de los sinvergüenzas separatistas. Para empezar:

    http://malpharus.blogspot.com.es/2012/08/los-300-de-la-burguesia-catalana.html

    http://malpharus.blogspot.com.es/2012/09/las-inauditas-falsedades-del-profesor.html

    http://malpharus.blogspot.com.es/2012/10/la-mutacion-nacionalista.html

  6. Gracias por el tratamiento respetuoso, pero lo correcto sería “don Javier”, no “señor Javier”.

    ¿Los separatistas? Sí, son unos sinvergüenzas y una ideología tan nociva como el nacionalismo español. Si yo fuera catalán, desde luego, quemaría la bandera esa estelada que sacan, no me representaría pues no tiene nada que ver con la identidad ni la historia de Cataluña.

    En realidad, afortunadamente, una ideología afrancesada y ajena a España como es el nacionalismo, en todas sus formas, ya sea el españolista o el periférico, poco arraigo puede tener en España (en Cataluña sacan buenos resultados… pero votando habitualmente el 50% del censo), un país tan individualista y tan poco identitario.

    ¿Propaganda? NO, balanzas fiscales.

    http://lacartadelabolsa.com/leer/articulo/balanzas_fiscales

    Me pone usted un enlace sobre la corrupción de la clase política nacionalista en Cataluña. Pues vale, si es que no lo niego. Son los mismos que dicen que un inmigrante si aprende a hablar catalán, ya solo con eso es “catalán”.

    Encima, en un blog que tiene pinta de ser más bien conspiranoico, donde publican artículos como este:

    http://malpharus.blogspot.com.es/2013/09/experto-occidente-ha-creado-al-qaeda.html

    http://malpharus.blogspot.com.es/2013/09/siria-los-terroristas-de-obama-ya.html

    O sea, una bitácora de las muchas que hay en la red, de las que el autor parece obsesionado con que le van siguiendo helicópteros u hombres de negro.

    En cuanto al escrito de Centeno, que por cierto lo conocía ya, pues vale también. Es su opinión y ya está, y prácticamente lo que se limita es a decir que la opinión de Sala i Martín es mentira. Cada cual decida su es más fiable un profesor de Columbia o Centeno. Algunas cosas que suelta, como esto “Gas Natural es un monopolio que sería delictivo en el resto del mundo, que obtiene sus ingresos del expolio a los españoles”, ya de por sí, califica el artículo, muy en la línea de los articulistas coperos, intereconómicos o liberto-digitalianos.

    Aparte de insistir en la retahíla de que “los impuestos los pagan las personas, no los territorios” (que sí, pesado, que ya lo sabemos), suelta este exabrupto: “La UE no les admitiría, pero hay más razones: España lo vetaría”. JAJAJAJAJA, yo no estoy a favor de la independencia de Cataluña, pero hombre de Dios, ¿de verdad se cree este Centeno que, tras una secesión pactada bilateralmente, España iba a vetar una entrada de Cataluña en la UE? Y OJO: eso si es que jurídicamente la propia España, ya sin Cataluña, no tendría también que volver a solicitar entrar en la UE.

    Aparte, de todas formas, sería genial para ellos (para los catalanes, entiéndase), pues la pertenencia a la UE no ha podido ser más desastroso para España.

    ¿Fuera del euro? GENIAL PARA LOS CATALANES. ¡¡OJALA ESPAÑA SE SALIESE HOY MISMO EL EURO!!

    Por lo menos, a diferencia de España, serían plenamente soberanos sin la dictadura de Bruselas ni la de Berlín. Así que, MENOS HUMOS, CENTENITO, Y DEJA DE EJERCER DE ASUSTAVIEJAS, PRETENDIENDO ATEMORIZAR A LA GENTE CON LOS DINEROS.

  7. Yo no estoy en absoluto de acuerdo. Subir al tren del euro pudo ser una cagada, cierto, pero tirarse del tren en marcha ahora mismo sería mucho peor. Creo que es algo donde ha habido punto de no retorno. Además, ¿usted se fía más de las decisiones de nuestros gobernantes? Por muy incompetentes que sean los de Bruselas?. Creo que con soberanía monetaria habríamos sufrido una devaluación monetaria de la hostia a estas alturas.

  8. Todos los españoles, repito TODOS LOS ESPAÑOLES, no solo los catalanes, pagamos casi 40 “embajadas” de Cataluña; también pagamos 41 “consells comarcals” en Cataluña, con 41 presidentes de “consell comarcal” a 8000 euros netos al mes cada presidente comarcal, más 41 coches oficiales de presidente, más 41 chóferes de coche presidencial. O podemos hablar de los 100 millones de euros dilapidados en el aeropuerto inútil de Lérida o los 1000 millones de euros dilapidados en el aeropuerto fantasma de Ciudad Real.

    El 70% de los impuestos estatales (IVA, SOCIEDADES, IRPF, IMPUESTOS ESPECIALES) que se ingresan en las Agencias Tributarias del Estado en Cataluña están recaudados o generados en el resto de España. Una prueba para que todos lo veáis claro: cuando un español entra en cualquier Supermercado LIDL, droguería Schlecker, H&M, Electrodomésticos Miró, Pans & Company, Joyerías Tous, etc., etc. de los muchos que hay por toda España, todo el dinero que allí se gasta, todo, sin excepción -impuestos incluídos- se va para Catañuña.

    Tengo la desgracia de vivir en Cataluña y tener la regionalidad civil catalana! Pero es que me duele ver -HOY lo he visto- varias instituciones públicas sin la bandera de España en sus mástiles: hablo de la Diputación Provincial de Lérida y del Consejo Comarcal de Lérida. Y el alcalde del PSOE de Lérida quita la bandera de España del ayuntamiento el día de la Fiesta REGIONAL de Cataluña o Diada, dejando sólo la catalana. Luego los catalanistas se extrañan de que los catalanes caigamos antipáticos en el resto de España y que cada vez más españoles hagan boicot a todo lo proveniente de Cataluña.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: