Posteado por: Javier | noviembre 8, 2013

Cataluña independiente: ¿aislada y fuera de Europa?

Hace casi un mes publiqué una entrada sobre Cataluña y su relación financiera con el resto de España. Pues bien, ayer recibí un comentario de un lector contrariado, acusándome de “tragarme la propaganda de los separatistas”.

El exabrupto que soltó no lo voy a comentar más, pues no merece mayor atención, pero sí quiero dedicar al menos unas líneas a uno de los enlaces que me puso en el comentario, que en concreto se trata de un artículo de un economista llamado Roberto Centeno. ¿Quién es este tal Centeno? Yo lo recuerdo de hace ya años en las tertulias sobre economía del programa de César Vidal en la COPE, y, actualmente, escribe un blog (no sé si participará en alguna tertulia de radio, desde luego ahora no está con Vidal ni con Losantos, puede que por alguna disputa o enfrentamiento con ellos).

El artículo es este, de septiembre del año pasado:

http://blogs.elconfidencial.com/economia/disparate-economico/2012/09/03/las-inauditas-falsedades-del-profesor-sala-i-martin-7372/

Y la cita en cuestión que quería comentar es:

“¿Y por qué no explican a su gente que en caso de secesión Cataluña no entraría en la UE? La expulsión es automática.“Un territorio que se escinda deja de pertenecer a la UE”, recordaría a los energúmenos de ERC -los que tiraban por las ventanas a los abuelos de los chicos de CiU en el 36- cuando estos analfabetos hicieron una consulta. Y ahora se lo acaban de dejar claro a Artur Mas: “Fuera de España no hay Europa”, le ha explicado Durao Barroso. La UE no les admitiría, pero hay más razones: España lo vetaría, y Francia, Reino Unido e Italia, por razones obvias, ¿Y qué iba a hacer Cataluña sin los dos tercios de su mercado natural y fuera de la UE?”.

Este argumento de la exclusión de Cataluña de la UE, caso de separarse de España, es uno de los más manidos (el otro son los hipotéticos perjuicios económicos) y no pasa de ser más que una bravuconada, al igual que la de Centeno en el artículo. No sé cuánto sabrá de economía, pero, desde luego, de conocimientos sobre política y relaciones internacionales anda más bien cortito.

Como cada vez que toco este tema, tengo que aclarar, pues hay muchos faltos de entendimiento, que sí, que considero que los actuales políticos nacionalistas y separatistas en Cataluña son en su mayoría unos sinvergüenzas y unos corruptos. Son los mismos que dicen que un inmigrante que aprenda catalán, ya solo con eso es un “catalán de origen”. Son los primeros que han destrozado la identidad de los catalanes, pues solo les interesa el beneficio propio y mantenerse en la poltrona. Si yo fuera catalán, desde luego, quemaría la bandera esa estelada que sacan, sí esa con el triángulo y la estrellita en el lado izquierdo, no me representaría para nada pues no tiene nada que ver con la identidad ni la historia de Cataluña.

En realidad, afortunadamente, una ideología afrancesada y ajena a España como es el nacionalismo, en todas sus formas, ya sea el españolista o el periférico en Cataluña (por ejemplo, una de las pruebas del “afrancesamiento” de este nacionalismo es la vinculación legal de los gobiernos autonómicos con las academias de la lengua de las CCAA, que uniformizan el idioma regional correspondiente y anulan las variedades de la lengua que existen en esa región desde hace siglos), poco arraigo puede tener aquí (en Cataluña sacan buenos resultados… pero votando habitualmente el 50% del censo), en un país tan extremadamente individualista y tan poco identitario como España.

Pero caso de que finalmente Cataluña se separase de España (pues aquí respetamos siempre las decisiones democráticas y nunca impondremos a nadie una nacionalidad que no desee), ¿implicaría eso quedarse fuera de la UE definitivamente?

NO.

No es más que un fantasma que agitan algunos en el lado del nacionalismo españolista (curiosamente suelen ser los mismos que piden que la UE sea garante de la “unidad indisoluble de la nación española”… cuando precisamente la UE lo que ha hecho ha sido debilitar a los clásicos Estados-nación y hacerlos más vulnerables a la proliferación de movimientos secesionistas), pero no tiene base ninguna.

Curiosamente, ni siquiera algunos de los gerifaltes de la UE saben bien de qué están hablando. No solo Durao Barroso advirtió de que “fuera de España no se puede estar en la UE”, también Joaquín Almunia, el comisario de competencia y vicepresidente de la Comisión Europea, dijo el 10 de octubre del año pasado que el Tratado de la UE y su interpretación deja claro que en caso de escisión de una parte de un Estado, esa parte segregada tendría que solicitar la admisión formal en la UE. Con lo que España vetaría la entrada de Cataluña en la UE. Desde luego, en ese hipotético supuesto, más incongruente no podría ser que España no vetase la mismísima independencia de Cataluña y ¡luego sí vetase algo de menor calado como la admisión de Cataluña en la UE! Por ahí la base de lo que dice Centeno es nula, desde el propio punto de vista de la lógica.

Pero ni el mismo Almunia, alguien que trabaja en los órganos de gobierno de la UE, parecía tenerlo muy claro, pues, unos días antes, Viviane Reding, la vicepresidenta primera de la Comisión Europea, había declarado lo siguiente en una entrevista en un diario español: “”Ninguna ley dice que Cataluña deba salir de la UE si se independiza. La legislación internacional no dice nada que se parezca a eso. Por favor, resuelvan sus problemas de política interna en España. Yo confío en la mentalidad europea de los catalanes” .

Normal que haya estas divergencias y que ni incluso entre dos cargos sean capaces de ponerse de acuerdo, pues la legislación comunitaria no dice nada, incluso el propio Tratado de la Unión en su artículo 4.2 prohíbe que las leyes comunitarias se pronuncien sobre eso. Tampoco se ha pronunciado sobre el tema el Tribunal de Justicia de la UE.

Eso de pretender que la UE es como un bucle cerrado y que, en consecuencia, quien se separe de uno de sus miembros automáticamente se queda fuera no resiste el más mínimo análisis, como eso de que “España vetaría la entrada de Cataluña” no es más que eso, una bravuconada de machito ibérico intoxicado de carajillos. Tiene pinta de que, llegado el caso de que hubiera que decidir sobre qué hacer con una hipotética Cataluña independiente, todo dependería fundamentalmente de criterios de pragmatismo y oportunidad.

La Convención de Viena de 1978 sobre sucesión de Estado en materia de tratados estableció que un Estado que se separa de otro sigue sujeto a los tratados suscritos por el que pertenecía. España uno de los que ha suscrito es… el de la Unión Europea. Con lo que Cataluña seguiría suscrita al mismo. Y con lo que, dando la vuelta al argumento, igual que algunos “sesudos” analistas pretenden condenar a una Cataluña fuera de España a ser poco más o menos como Marruecos, como el norte de África, caso de que se interpretase que la separación de Cataluña rompe el Tratado de la UE y de que debería solicitar su admisión… España también debería solicitar de nuevo esa admisión, ¡AL HABERSE SEPARADO TAMBIÉN… PERO DE CATALUÑA! ¡A efectos del Derecho Internacional Público, España sería UN NUEVO ESTADO que tendría que solicitar de nuevo su entrada en la UE!

Pero como esto sería un rizado de rizo absurdo y una pérdida de tiempo, lo normal es lo que he comentado: el criterio pragmático ante el vacío legal para esto que he mencionado antes. O sea, que tanto España como Cataluña seguirían siendo miembros de la UE. El nuevo Estado mantendría los tratados internacionales suscritos por España, el de la UE, entre ellos. El precedente más claro no ayudaría precisamente a sostener lo contrario: la reunificación alemana. Eso fue un caso de absorción de un Estado por otro. En realidad no fue “reunificación”, en realidad la Alemania occidental se chupó a la Alemania comunista. Mucho más complejo era integrar la economía de la RDA, recién salida de cuatro décadas de comunismo, en la Alemania occidental y aún así se hizo. ¿Una creación de un nuevo Estado, el alemán reunificado, mediante absorción, sí, pero la de otro mediante separación, no? Menos quebranto sería integrar una economía de libre mercado y con un gran potencial como la de Cataluña dentro de la UE, aparte de que si no se puso ningún problema para integrar al nuevo Estado alemán en 1990, el precedente no permitiría rechazar la integración inmediata de un hipotético nuevo Estado catalán.

Y, digan lo que digan los Centenos y compañía, Cataluña (o Escocia, si se separase del Reino Unido) seguiría comerciando normalmente con el país del que antes formó parte, así como con el resto de la UE. Evidentemente, habría en España un puñado de frikis españoleitors que boicoterían los productos catalanes. Pero, al final, en el capitalismo la utilidad y los resultados pueden más que el sentimentalismo y la visceralidad y, si un producto es mejor en relación calidad/precio, ¿por qué iba a dejar alguien de comprarlo y consumirlo solo porque fuera catalán?

Argumentos tan toscos y tan poco sólidos para oponerse al nacionalismo como ese de que “Cataluña fuera de España, pues, ¡hala! FUERA DE EUROPA”, hacen un flaco favor a quienes defendemos que esta región siga formando parte de España, pues están basados en una total ignorancia y desconocimiento (lo peor es cuando los sueltan supuestos “gurús” de tertulias políticas o económicas).

Efectivamente, concuerdo con Centeno en que cuatro políticos nacionalistas, encima corruptos y sinvergüenzas que utilizan a Cataluña como escudo para tapar sus corruptelas, no pueden destrozar por las buenas una historia común de siglos de esa región junto a otras de España. Hasta ahí de acuerdo. Pero, como vemos, poco argumento tiene el nacionalismo españolista, aparte de lanzar exabruptos más propios de una taberna mugrienta, para oponerse a la independencia de un territorio.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: