Posteado por: Javier | diciembre 6, 2013

El Anteproyecto de Ley de Seguridad Ciudadana, un duro golpe a la libertad, y la muerte de Mandela

Aunque está absolutamente claro que a la mayoría de españoles actuales les da exactamente igual ser permanentemente violados y sodomizados de mala manera (sea por poderes extranjeros, o europeos siendo más precisos, o autóctonos), y seguramente tienen lo que merecen, me parece de interés comentar algo sobre un proyecto de ley que nos pondrá un poco más cerca de Cuba o cualquier otra república bananera caribeña que de otra cosa.

Se trata del Anteproyecto de la nueva Ley de Seguridad Ciudadana, que se aprobó el viernes de la semana pasada por el Consejo de Ministros. Eso sí, hay que decir que es una versión un poco “suavizada” de lo que era la versión inicial, ante el escándalo que produjo su filtración, pero no deja de ser una ley muy peligrosa, que criminaliza prácticamente cualquier forma de ejercicio de la libertad de expresión y que aniquila la presunción de inocencia en muchísimos casos, al convertir numerosos delitos y faltas en infracciones administrativas. Ahora explico por qué.

Una de las “perlas” es considerar “infracción grave”:

“Las manifestaciones públicas, escritas o verbales, efectuadas a través de cualquier medio de difusión, así como el uso de banderas, símbolos o emblemas con la finalidad de incitar a comportamientos de alteración de la seguridad ciudadana, violentos, delictivos o que inciten, promuevan, ensalcen o justifiquen el odio, el terrorismo, la xenofobia, el racismo, la violencia contra la mujer, o cualquier forma de discriminación, siempre que no sean constitutivas de delito”.

La ley deja abierta una horquilla tan amplia que prácticamente lo que debería es enumerar qué formas de expresión concretas son legítimas y decir que todo lo demás es una “infracción”. Encima es muy dudoso que este precepto sea constitucional, cuando el ejercicio de la libertad de expresión, como derecho fundamental que es, debe regularse mediante una ley orgánica.

¿Qué es “odio” o “cualquier forma de discriminación”? ¿Criticar a un colectivo? ¿Criticar a una ideología? ¿Criticar a un grupo religioso?

El nuevo Código Penal gallardonita, que ha salido a la luz hace pocas semanas, suprime las faltas, dejando en el ámbito de la jurisdicción penal solo los delitos. Pues bien, esta nueva ley se ocupa de convertir lo que antes eran faltas tipificadas en el Código Penal en “infracción administrativa”. Con lo que, en consecuencia, si se te considera como presunto autor de una de las conductas que la nueva Ley de Seguridad Ciudadana establece como infracciones, si quieres defenderte ya no vas a contar con la presunción de inocencia de un procedimiento penal, sino que vas a tener que demostrarla en un procedimiento administrativo. En el cual la Administración siempre va a tener la presunción de que el acto administrativo por el cual te ha sancionado es válido. Alguno puede pensar que es menos gravosa una sanción administrativa que ser declarado autor de una falta por un juez de instrucción. NO. En muchos casos, la multa por una falta en el ámbito penal es de una cuantía muy inferior a la de la multa por una infracción administrativa.

Además, no sé si Gallardón estaba pensando en ello cuando se aprobó la Ley de Tasas Judiciales, pero al llevar la sanción de todas estas conductas al ámbito del procedimiento administrativo, a la hora de impugnar las sanciones ante la jurisdicción contencioso-administrativa habría que pagar una alta tasa imposible de asumir para muchos. Al contrario de la jurisdicción penal, que es completamente gratuita. Desde luego, una y otra ley, a cual peor, encajan como un guante.

Esta hedionda ley lo que pretende es que el Gobierno tenga un poder que corresponde a los jueces. Hay veces en que los jueces intentan por la cara arrogarse las funciones que corresponden al Ejecutivo y al Legislativo, y he hablado de ello y denunciado eso muchas veces. Pero es que en este caso la situación es la contraria: el Gobierno se convierte en juez y parte.

Hay montones de ejemplos en la ley que muestran cómo empeora la situación si eres acusado de ciertas conductas. Entre ellos, manifestarse delante de los parlamentos o las instituciones del Estado: multazo de hasta 30.000 euros. Manifestarse delante de sedes de partidos políticos en la jornada de reflexión electoral, hasta 600.000 euros. Aunque creo que, mientras se haga de forma no violencia, manifestarse delante de un sitio u otro es legítimo y entra dentro de la libertad de expresión, curiosamente, para la ley es muchísimo más “grave” hacerlo delante de la sede de un partido que delante del Congreso de los Diputados, lo que muestra que es una norma pensada “ex profeso” para el caso concreto de proteger a un partido concreto, en este caso el PP, posiblemente contra el que hay más gente mosqueada ahora mismo en España. Otra más, grabar a la policía se castiga con un máximo de 1.000 euros. Claro, ¿en qué casos? Que un grupo de criminales o terroristas grabe a un policía para señalarlo y atentar contra él es una amenaza a la seguridad de esa persona y debe castigarse duramente, pero ¿es igual si se graba, por parte de unos periodistas, una actuación desproporcionada de los antidisturbios en una manifestación pacífica?

La ley también castiga, en una de las muestras de las obsesiones de la derecha en España (más bien, una de sus idioteces más liberticidas), los “ultrajes a España” con 30.000 euros. Me recuerda esto a cuando la ex-presidenta de la Comunidad de Madrid, la Aguirre, así como los “Aguirre Boys” (entiéndase, todos los medios en su órbita, o sea, las libertades digitales, es radios, intereconomías, etc…) pidieron que se abrieran “diligencias penales” cuando los aficionados del Barcelona y del Athletic de Bilbao se dedicaron a silbar contra el himno de España en una final de la Copa del Rey. Lógicamente, esos aficionados son unos burros (¿Para qué van a una final de la Copa del Rey a insultar y pitar?), pero ¿a quién o a quiénes de entre tantos miles de aficionados iban a “imputar”? A mí no me gustan esos “ultrajes” a España, pero es ridículo criminalizar esas formas de expresión. En un país mucho más libre que España, como el caso de EEUU, es algo protegido por la Primera Enmienda, según declaró la Corte Suprema de ese país en Texas v. Johnson, 491 U.S. 397, en 1989, cuando invalidó las leyes que prohibían la “Profanación de la bandera” estadounidense, en rigor en 48 de los 50 estados al momento de la sentencia. La Corte Suprema reconoció que la libertad de expresión no se limita a la expresión oral (en base a precedentes como Tinker v. Des Moines Independent Community School District, 393 U.S. 503, en 1969, el uso de un brazalete negro por unos estudiantes en una escuela, en protesta contra la Guerra de Vietnam, como forma de expresión).

Y es que, de hecho, en EEUU, quienes han tenido conocimiento de este proyecto de ley se han quedado perplejos y con la boca abierta, ante lo que tiene toda la pinta de ser un paso más hacia un estado policial.

Que nadie se equivoque. Aquí defendemos el orden y la seguridad pública, por supuesto. Pero también el libre ejercicio de las libertades constitucionales así como la legitimidad democrática. España hoy día no es una democracia, no es más que un país hecho jirones, vapuleado y depauperado, supuestamente “gobernado” por un grupo que no son más que agentes de Bruselas y Berlín, que solo sirven para ejecutar decretos impuestos desde fuera, no aprobados por un gobierno elegido por los españoles, y que las medidas que están destrozando el país y  sus ciudadanos se apliquen de forma “indolora” (o con mucha “anestesia”, por decirlo de otra forma), con lo que esta ley no solo es absolutamente anticonstitucional y antidemocrática, sino totalmente ilegítima.

——————————————————-

——————————————————-

En otras noticias, ha muerto Nelson Mandela en Johannesburgo a los 95 años de edad. Seguramente, como ocurre cada vez que fallece alguien, empezarán enseguida los homenajes y la elevación casi a la categoría de “santo inmaculado” del fallecido. Parece, cuando alguien muere, que por necesidad hay que presentar su vida como si hubiera sido impoluta y sin tacha. Obviamente, sin tacha no somos ninguno, el único hombre sin tacha en toda la historia ha sido el Señor Jesucristo, lo llamativo es esa actitud humanista del blanqueamiento de la imagen de ciertas figuras.

Con Mandela siempre he tenido sentimientos encontrados. Por un lado el régimen racista del apartheid era una injusticia (por buen nivel de vida que hubiese en Sudáfrica, aunque solo para los blancos es la realidad) pero seguramente en algunas acciones armadas y atentados del CNA es muy probable que incluso murieran no solo partidarios de ese sistema, sino también algún blanco que fuera anti-apartheid y que hubiese tenido la mala suerte de estar en el lugar y el momento equivocado, aparte de su apoyo a dictaduras comunistas totalitarias y la selectividad a la hora de condenarlas.

Afortunadamente, a la hora de acabar con el apartheid junto con el presidente sudafricano Frederick De Klerk (a éste siempre lo he visto como una especie de “Gorbachov” sudafricano) ahí sí actuó con moderación e inteligencia y eso es justo reconocerlo. Hay gente que nunca cambia hasta el día de su muerte y otros que han tenido etapas en su vida violentas y antidemocráticas, para luego recapacitar y aceptar los procesos democráticos, y Mandela hay que reconocer que con el tiempo pasó al segundo grupo. Thatcher efectivamente dijo que Mandela había sido un terrorista, aunque lo cierto es que en aquellos momentos aún no había renunciado a la lucha armada y ya a finales de los 80 defendió, junto con Reagan, su liberación para llegar a una salida al problema del apartheid. Además, el gobierno sudafricano perdió la autoridad moral que tuviera para mantenerlo encarcelado (hubiera hecho lo que hubiera hecho) cuando montó en 1967 la operación por la cual intentaron simular un intento de fuga de Robben Island con el fin de matarlo, y luego anunciar que había muerto al intentar escapar de la prisión. El servicio secreto británico descubrió aquello y lo sacó a la luz, con lo que se evitó la muerte de Mandela.

Lo cierto es que es alguien que refleja muy bien las luces y las sombras que hay en el hombre. En cualquier caso, como he dicho antes, el único juicio justo sobre toda su vida ya solo está en manos de Dios.

Este artículo de National Review es muy bueno (está en inglés) y lo recomiendo:

http://www.nationalreview.com/article/365671nelson-mandela-rip-editors/


Responses

  1. Excelente artículo y valiente matización, caballero.

    Es verdad que Sudáfrica hoy es mas violenta, pero tambien hay que recordar lo importante: que hay mas igualdad. Esto también me recuerda a los que dicen eso de “jooo es que al menos los concertados echan a los mediocres”. Puede ser, pero el precio es que solo se educan unos pocos y los demás se quedan sin nada. Eso no es justo para mí. Por lo tanto, es necesario hacer este tipo de sacrificio para tener paises mas justos.

    Con respecto al CP gallardonita, no es más que un mal refrito de la idea franquista — pasar por la vía administrativa las faltas y así no tener que preocuparse de ser escrupuloso o garantista con las libertades.

    A mí los “ultrajes” tampoco me gustan, no solo contra España – no me gusta el ultraje contra ningún país democrático, pero eso no quita que están en su libertad para hacerlo. Si se permite vender pornografía, también muy ofensiva, no veo por qué no se permite quemar banderas o insultar al país.

    El verdadero ultraje contra España es la pila de sinvergüenzas que se encuentran en el Congreso de los Diputados y ponen el culo a Merkel con tal de salvaguardar sus propios intereses a cambio de unas miserables migas de pan que sobren en Berlin. Esos son los enemigos verdaderos y no unos drogados sudados tarados silbando contra la bandera española.

  2. Buenas noches:

    A mí, que no he cometido ningún acto terrorista nunca ni apoyo a regímenes comunistas ni fascistas, me puede parecer moralmente muy dudoso que Mandela los apoyara (a los comunistas) y olvidara a víctimas de esos regímenes que estaban en iguales o peores condiciones de las que él había estado, pero el caso es que el régimen del apartheid no tenía legitimidad moral alguna para tachar a Mandela ni a nadie de “terrorista” o “totalitario”, cuando ellos mismos eran un gobierno terrorista que intentó atentar contra el propio Mandela cuando estaba encerrado en prisión.

    En Sudáfrica actualmente no se niega a la mayoría de su población el derecho más básico, el de expresarse libremente en política, que no es poco, lo que necesita ese país no es volver al apartheid, como dicen algunos extremistas, sino más libertad económica y seguridad jurídica y pública, además de resolver sus problemas de desigualdad social, que es cierto que muchos son herencia de tantas décadas de apartheid. Desmond Tutu decía en aquellos tiempos: “Dejad de tratarnos como alimañas antes de que sea demasiado tarde”. Cuando al 80% de la población los has tratado como animales durante décadas, por mucho que les des comida y medicinas para que puedan subsistir, es complicado pedirle que se civilice de la noche a la mañana.

    Yo creo que es un país con muchas posibilidades, tiene muchos recursos naturales, mucha industria, incluso moralmente: muchos negros sudafricanos son cristianos, los Boers vienen de una tradición calvinista de siglos, etc…, el caso es que no es problema de que no cree riqueza, que la crea (su PIB es el 25% de todo el continente africano) sino de que solo la disfrutan unos pocos (los blancos y la élite negra más cercana al gobierno) y de ahí vienen problemas como la proliferación de la delincuencia y la violencia, así como la corrupción. Deberían abrir la riqueza a más gente y se les podría asesorar en temas de seguridad jurídica y policial. Tengo un conocido que trabaja allí cuyos compañeros de trabajo fueron una noche hace poco a una discoteca que solo la frecuentaban negros (seguramente querían ligar con alguna negra) y les asaltaron (él no fue a ese sitio, es cristiano, sus compañeros se lo contaron luego). Fueron a denunciarlo y la policía les obligó… a darles el dinero que les sobraba, o sea el que los asaltadores no les habían quitado se lo quitó la policía. En fin, también es verdad que si no hubiesen ido corriendo tras el pecado eso no les habría pasado, pero el caso es que la corrupción policial es otro problema que deben resolver.

    Por cierto, “genocidio Boer” o “genocidio afrikáner” en la Sudáfrica actual como “denuncian” algunos extremistas neo-nazis y conspiranoicos en sus webs, humm… como que va a ser que no, que no lo hay, ¿no? Más bien lo que habría es muchos problemas de miseria y delincuencia pero que ahora están afectando a negros y a veces a blancos (así y todos los blancos en Sudáfrica siguen siendo la élite económica aunque gobierne el CNA).

    En realidad, según las estadísticas, los ingresos de las familias blancas son seis veces mayores que los de las negras, el paro apenas roza el 5% en comparación con el 25% de los negros, y sólo el 2% de las víctimas de asesinato en Sudáfrica son blancos. Desde luego que es un “genocidio” muy curioso.

    También es verdad que los afrikáners que dicen eso luego, al salir a la calle, no son más que unos pocos cientos de nostálgicos del apartheid, como los que salen aquí a manifestarse por Franco el 20-N más o menos, la mayoría de blancos sudafricanos están por otras cosas distintas a hacer el ridículo:

    http://www.elconfidencial.com/mundo/2013-10-11/la-minoria-blanca-de-sudafrica-marcha-contra-el-apartheid-negro_39965/

  3. Muy cierto lo de los “ultrajes”. Incluso es un ultraje a la propia decencia verles la cara día a día en las noticias y en los periódicos. Que un grupo de paletos se ponga a pitar el himno de España no daña tanto como ellos, entre los que silban la mayoría no son más que drogatas que se autodestruirán a sí mismo. No importan.

    Hay que recordar, por otra parte, que, tan puntillosos y damiselas ofendidas que se ponen con los ultrajes a España, vaya, sin embargo no se les recuerda que se pongan igual cuando los ultrajes o insultos van dirigidos a algunas regiones de España, y no hablo ya, por ejemplo, de Cataluña, uno de sus blancos favoritos también suele ser Andalucía, como en estos SMS en Inter-lobotomía:

    http://www.elplural.com/2012/07/30/andalucia-planta-cara-a-intereconomia-por-sus-sms-ofensivos/

    http://www.laopiniondealmeria.com/2012/07/contra-los-sms-despectivos-de.html

    ‘Andalucía, una sociedad sin valores’; ‘este es el resultado de treinta años de profunda incultura andaluza apenada’; ‘mientras tantos andaluces reciban dinero sin trabajar, no ganara el PP’; ‘no os enteráis en Andalucía la corrupción es normalidad’; ‘la realidad de Andalucía es que más de la mitad vive del fraude y del subsidio’; ‘a los andaluces les encanta la corrupción’ o ‘en Andalucía una gran mayoría no tiene dignidad le han vuelto a dar un cheque en blanco para que sigan robando’.

    Yo he criticado cosas de Andalucía, pero porque me duele que haya ciertas mentalidades que son muy empobrecedoras para sus habitantes, no como los insultos de estos individuos fascistas. Pero ¡anda!, tan modositos ellos con los ultrajes a España y no les molestan esos mensajes de sus tele-adictos. Obviamente, yo no soy un totalitario y no pediría que multaran a ese canal por ello, pero ahí queda su doble vara de medir y su hipocresía.

  4. Javier:

    Excelentes respuestas.

    “desigualdad social, que es cierto que muchos son herencia de tantas décadas de apartheid. Desmond Tutu decía en aquellos tiempos: “Dejad de tratarnos como alimañas antes de que sea demasiado tarde”. Cuando al 80% de la población los has tratado como animales durante décadas, por mucho que les des comida y medicinas para que puedan subsistir, es complicado pedirle que se civilice de la noche a la mañana.”

    No conocía esa interesante frase de Tutu pero es cierto y por eso hay que recordar estas cosas porque los blancos tenemos una deuda con los negros por tantos años de esclavitud impuesta. Precisamente por eso hay algunos liberales que defienden el concepto de la discriminación positiva en el caso de EEUU, para intentar equilibrar este tipo de herencias de desigualdad provocada por el pasado racista.

    Tampoco ignoremos el hecho fundamental de que fue la voz de Thatcher la que más influencia tuvo a la hora de excarcelar a Mandela. En cuanto a lo de terrorista, pues hubo una época en la que él empleó tácticas violentas que muchos denunciamos como actos terroristas, pero es que esto no es un invento nuestro, porque, EL PROPIO MANDELA LO RECONOCE EN SU BIOGRAFIA.

    La gente puede – y debe – cambiar con el tiempo si surge más información o cambia el contexto histórico. Eso es muy diferente a ser veleta, por cierto.

    ¿Acaso no tenemos otro ejemplo de “terrorista” con Menachem Begin? De terrorista, a Premio Nobel de la Paz y el primer líder democrático de Israel, nuestro amigo y aliado.

    “Fueron a denunciarlo y la policía les obligó… a darles el dinero que les sobraba, o sea el que los asaltadores no les habían quitado se lo quitó la policía. En fin, también es verdad que si no hubiesen ido corriendo tras el pecado eso no les habría pasado, pero el caso es que la corrupción policial es otro problema que deben resolver.”

    Correcto y es un grave error insinuar que esto es porque son “negros” ya que le puedo contar de muchísimos casos en el Nueva York DE LOS 1800S y totalmente “blanco” donde ocurría esto. Claro, cuando no tienes una INFRAESTRUCTURA y no puedes garantizar ni isuqiera la seguridad, por falta de medios, normal que haya corrupción y terribles actos de violencia.

    Tema genocidio: Sí, me parece una gran exageración pero además más nos debería preocupar que les permitan propagar esos puntos de vista en sus webs. No digo que haya que censurarles, pero no darles espacio en una web liberal sí procede.

  5. Tema Andalucía: No conocía nada de eso, Javier pero me ha resultado ofensivo, la verdad.

    En absoluto creo que Andalucía es una sociedad “sin valores” (es que esta escoria fascistoide tiene la mala costumbre de decir que los demás no tienen valores morales si no comparten SUS ideas).

    ¿Qué diferencia hay entre ellos y la ideología de Bin Laden? Pregunto.

    Sépa usted que me considero amigo personal de Andalucía. Me gustaría ver muchas más oportunidades en esa región y jamás se me ocurriirá descalificar a una región entera de esa manera. Hay cosas MUY criticables de Andalucía, pero eso es por el problema económico que tiene y porque nunca ha sabido exigir lo que le corresponde.

    No, no, a los “aguirre boys” NO les interesa que se lancen ultrajes contra las regiones andaluzas o catalanas – ya sabe — lo único que les interesa es “Ajpaña” y aquello del “destino en lo universal” centralista.

    De hecho, si de algo “pecan” los andaluces es de ser demasiado humildes por su región.

  6. Alfredo:

    No conocía esa interesante frase de Tutu pero es cierto y por eso hay que recordar estas cosas porque los blancos tenemos una deuda con los negros por tantos años de esclavitud impuesta. Precisamente por eso hay algunos liberales que defienden el concepto de la discriminación positiva en el caso de EEUU, para intentar equilibrar este tipo de herencias de desigualdad provocada por el pasado racista.”

    Aunque los blancos terminamos con instituciones odiosas como la esclavitud y llevamos la civilización a muchos puntos del globo, también hay que reconocer que muchas veces no nos hemos portado del todo bien con gente de otras razas. Por ejemplo, a mi la historia de los afrikáners me parece interesante, sobre todo cuando empezaron a colonizar esas tierras, pues en cierta forma me recuerda a la de los puritanos en Norteamérica, pero lo cierto es que durante los 40 años de apartheid la mayoría o lo apoyaron o miraron para otro lado por su propia comodidad, aunque el nivel de vida de los negros en Sudáfrica fuera mejor que el de los negros de otras partes de África (eso es cierto, pero es lo que he dicho antes: no está bien tratar a alguien como un animal por mucho que le des comida a diario). Por eso he comentado lo de la tradición calvinista de los Boers, los blancos en Sudáfrica deberían conservar lo positivo de eso pero eliminando los elementos racistas.

    Por otro lado, sobre algunas discriminaciones positivas se podría abrir un debate entre liberales, porque lo cierto es que el liberalismo lo que busca es que cada uno parta en igualdad de condiciones con otros y lo que haga a partir de ahí sea su propia responsabilidad individual, y es verdad que muchas veces no se da esa igualdad de partida por distintas condiciones históricas o socieconómicas. Quizás no habría que estar tan obsesionados con que cualquier medida de ese tipo automáticamente sea “socialismo”.

    Tampoco ignoremos el hecho fundamental de que fue la voz de Thatcher la que más influencia tuvo a la hora de excarcelar a Mandela. En cuanto a lo de terrorista, pues hubo una época en la que él empleó tácticas violentas que muchos denunciamos como actos terroristas, pero es que esto no es un invento nuestro, porque, EL PROPIO MANDELA LO RECONOCE EN SU BIOGRAFIA.

    La gente puede – y debe – cambiar con el tiempo si surge más información o cambia el contexto histórico. Eso es muy diferente a ser veleta, por cierto.

    ¿Acaso no tenemos otro ejemplo de “terrorista” con Menachem Begin? De terrorista, a Premio Nobel de la Paz y el primer líder democrático de Israel, nuestro amigo y aliado.

    De hecho, el CNA utilizaba tácticas muy similares a las del Irgun, y luego estos se incorporaron al ejército de Israel tras la independencia. No soy muy amigo de relativizar el terrorismo, pues se puede llegar a extremos como decir que ETA no era terrorista porque surgió en época de Franco o que Al Qaeda no lo es porque el terrorismo es la única forma de los árabes de luchar contra los “malvados occidentales”, pero sí hay situaciones históricas en las que es más difuso y complejo encontrar las diferencias entre lo que es un terrorista y lo que es alguien que recurre a tácticas de guerrilla al no tener medios militares ni un ejército detrás. Por ejemplo, en los 40 los británicos consideraban como terroristas a todos los miembros de las milicias judías que luchaban por la independencia de Israel y de forma muy similar (no con la palabra “terrorista”, pero sí quizás “salteadores” o “forajidos”) calificaban en el siglo XVIII a los colonos americanos del motín del té en Boston.

    Tema genocidio: Sí, me parece una gran exageración pero además más nos debería preocupar que les permitan propagar esos puntos de vista en sus webs. No digo que haya que censurarles, pero no darles espacio en una web liberal sí procede.”

    Como en el video que he puesto, lo que veo que hacen es coger casos reales de crímenes y asesinatos que han afectado a blancos (que son muy condenables y posiblemente sea verdad que hayan tenido un elemento racista por medio, mientras otros habrán sido para robar) y aprovechar el desconocimiento sobre el país para decir que eso es masivo y que, por tanto, es un “genocidio”. Puestos así, podríamos coger casos similares de ciudades de EEUU de mayoría negra y donde haya pocos blancos y muchos problemas de crimen y delincuencia, tipo Chicago, Detroit o Newark en New Jersey, y decir que allí hay un “genocidio de blancos”

    En absoluto creo que Andalucía es una sociedad “sin valores” (es que esta escoria fascistoide tiene la mala costumbre de decir que los demás no tienen valores morales si no comparten SUS ideas).

    También dicen que la mitad viven “del fraude y del subsidio”. Hombre, mejor que muchos vivieran del empleo que de un subsidio, pero la cuestión es que en la mayoría de casos es gente que está en desempleo (también se les podría dejar tirados muriéndose de hambre como en el “paraíso somalí”) o que complementa lo que gana con su trabajo, si no es mucho, con algún tipo de ayuda que han pedido y se la han concedido LEGALMENTE, NO ROBANDO COMO DICEN ESTOS CAZURROS. Si se pasan de cierto límite de ingresos, no cobran las ayudas, y en cualquier casos son legales. Si la ley da algunas ayudas, ¿Por qué las va a rechazar alguien que reúna las condiciones que marca la ley? ¿Por qué no hablan ellos, ya que esto les escandaliza tanto, de las ayudas públicas que reciben sus medios para poder seguir emitiendo? Porque si llega a ser por índices de audiencia o ingresos por publicidad, habrían cerrado ya hace mucho.

    Sépa usted que me considero amigo personal de Andalucía. Me gustaría ver muchas más oportunidades en esa región y jamás se me ocurriirá descalificar a una región entera de esa manera. Hay cosas MUY criticables de Andalucía, pero eso es por el problema económico que tiene y porque nunca ha sabido exigir lo que le corresponde.”

    En Andalucía hay gente que dice eso también. No que debiera haber nacionalismo o separatismo como en otras regiones, pero sí al menos algo más de regionalismo para defender sus intereses y evitar atropellos como los de esta gente.

    No, no, a los “aguirre boys” NO les interesa que se lancen ultrajes contra las regiones andaluzas o catalanas – ya sabe — lo único que les interesa es “Ajpaña” y aquello del “destino en lo universal” centralista.”

    Bueno, fíjese en esta entrevista de varias personas anónimas en la TV a Carod Rovira, el líder de ERC, hace ya varios años: algunos son losantianos de manual (minutos 19 y 32 del video, fundamentalmente) y se limitan a repetir lo que han escuchado en la COPE u otros medios (luego se quedan con cara de memos con algunas respuestas, claro). Como todos saben, este señor es una de las “bestias negras”, uno de los más demonizados por la derecha en España en la última década, pero, y aunque NO SIMPATIZO PARA NADA NI CON SU IDEOLOGÍA IZQUIERDISTA E INDEPENDENTISTA, viendo a los que le preguntan y las respuestas cabría preguntarse quién es aquí el dictador en potencia y quién el respetuoso con la libertad y la democracia:

    Es algo en que también habría que plantearse, hay gente con la que no coincidas para nada pero, en una situación de tener que defender la libertad, que es lo que interesa al liberalismo, antes pueden ser ellos amigos o aliados que muchos otros.

  7. Pues mire, hace tiempo que no he podido considerar el debate de la discriminación positiva asi que sería interesante si usted pudiése iniciarlo algún dia y así comparar o mejorar posturas, sean cuales sean.

    “pero sí hay situaciones históricas en las que es más difuso y complejo encontrar las diferencias entre lo que es un terrorista y lo que es alguien que recurre a tácticas de guerrilla al no tener medios militares ni un ejército detrás.”

    Claro, es que si somos muy estrictos, entonces también los colonos americanos independentistas, strictu sensu, también eran “terroristas” al usar tácticas de guerrilla y no tener un ejército muy formado.

    “Por ejemplo, en los 40 los británicos consideraban como terroristas a todos los miembros de las milicias judías que luchaban por la independencia de Israel y de forma muy similar (no con la palabra “terrorista”, pero sí quizás “salteadores” o “forajidos”) calificaban en el siglo XVIII a los colonos americanos del motín del té en Boston.”

    Exacto, Javier.

    “Como en el video que he puesto, lo que veo que hacen es coger casos reales de crímenes y asesinatos que han afectado a blancos (que son muy condenables y posiblemente sea verdad que hayan tenido un elemento racista por medio, mientras otros habrán sido para robar) y aprovechar el desconocimiento sobre el país para decir que eso es masivo y que, por tanto, es un “genocidio”. Puestos así, podríamos coger casos similares de ciudades de EEUU de mayoría negra y donde haya pocos blancos y muchos problemas de crimen y delincuencia, tipo Chicago, Detroit o Newark en New Jersey, y decir que allí hay un “genocidio de blancos”

    No faltan voces nostálgicas que dicen “uff, antes Newark era un paraíso blanco sin delincuencia pero desde que se llenó de negros…” (echándole la culpa al color en vez de a la situación social económica).

    “También dicen que la mitad viven “del fraude y del subsidio”. Hombre, mejor que muchos vivieran del empleo que de un subsidio, pero la cuestión es que en la mayoría de casos es gente que está en desempleo (también se les podría dejar tirados muriéndose de hambre como en el “paraíso somalí”) o que complementa lo que gana con su trabajo, si no es mucho, con algún tipo de ayuda que han pedido y se la han concedido LEGALMENTE, NO ROBANDO COMO DICEN ESTOS CAZURROS.”

    Aplaudo este comentario, Javier. No se puede “robar” si no es un delito. ¿De quién están robando, además? ¿La propiedad de quién? Que yo sepa los impuestos NO son nuestra “propiedad” y dudosamente podemos calificar eso como “solo mio”. Un tipo (pongamos un ejemplo) digamos de clase media, que gane unos 2 miil euros mensuales NO se va a morir por tener que pagarle unos 100 euros al joven que está subempleado (y por supuesto la cifra JAMÁS es tan alta como 100 euros pero aun si fueran 100 euros) ese señor no dejaría de comer ni tener casa, o cosas. Es posible que quizá en el caso mas extremo se tenga que cohibir de comprarse unas cosillas de más pero ese pequeñísimo y escasísimo “sacrificio” merece la pena porque es también una cuestión de justicia como siempre hemos dicho. Si usted por ejemplo no tiene vivienda ni comida, ¿cree que es justo que alguien que puede sobrar los 100 euros no le de a usted absolutamente nada? Claro, hay gente que no lo haría pero por eso se tuvo que legislar. No se puede dejar que la gente esté subempleada o cobren tan mal que encima n puedan tener ninguna ayuda. Eso es crueldad.

    Es como otro caso que conozco – compatriotas nuestros que viven en Londres pero como cobran tan mal, han solicitado ayudas sociales como la prestación por vivienda y el subsidio de búsqueda de empleo. He visto en ciertos medios que ya conocemos a gente en España (funcionarios acomodados creyéndose hiper liberales) diciendo que son unos “vagos” y “chupópteros” – eso lo dicen los Ángeles Carromeros de turno, enchufados de toda la vida. Porque méritos, lo que son méritos, no tienen ninguno.

    “¿Por qué no hablan ellos, ya que esto les escandaliza tanto, de las ayudas públicas que reciben sus medios para poder seguir emitiendo? Porque si llega a ser por índices de audiencia o ingresos por publicidad, habrían cerrado ya hace mucho.”

    Eso jamás lo dirían porque son Judas.

    Buen vídeo que sirve como ejemplo. Se parecen a los trolls losantistas que vienen a mi web de vez en cuando. Patéticos.

  8. A ver si entierran ya a Mandela, antes de que sus despojos se los coman sus familiares que parece que tienen hambre atrasada, o simplemente que empiece a oler. Se han pasado glosando y alabando a Mandelo. Es cierto que hoy no hay apartheid en Sudáfrica. Pero es mucho más cierto que la etnia boer es hoy una etnia perseguida y en vías de exterminio. Y que los negros entre sí se matan mucho más y mucho mejor que cuando había blancos para separarlos.

  9. Al que ha soltado el vómito: no se preocupe por la peste del cadáver, con la peste del escupitiajo que ha soltado sí que hay motivos para preocuparse, porque verdaderamente es que apesta.

    Nos dice: “Es cierto que hoy no hay apartheid en Sudáfrica. Pero es mucho más cierto que la etnia boer es hoy una etnia perseguida y en vías de exterminio”. ¿Pero cómo va a ser mucho más cierta una leyenda urbana que un hecho objetivo? De lógica no anda muy sobrado que digamos, ¿no? Si los blancos en Sudáfrica tienen una tasa de crecimiento inferior a la de los negros lo normal es que cada vez sean un porcentaje más pequeño de la población, pero eso no es un “exterminio”, como dice, sino una tendencia demográfica.

    ¿Un exterminio? Sí, por eso pueden fundar libremente pequeñas comunidades solo para afrikáners, sin negros, como el caso de Orania:

  10. La élite económica siempre afianzada en sus feudos, claro… No en vano Sidáfrica es la tierra del diamante. Pero no olvidemos que el grueso de la población blanca que queda allí era de clase media o simplemente pobres: y ser pobre y blanco en Sudáfrica no es ninguna ganga.

    Además, el Apartheid en Sudáfrica llegó a su fin cuando Oppenheimer decidió que le era más rentable la apertura del país que la mano de obra baratísima que le proporcionaba el sistema de segregación.

  11. Ser pobre y blanco, negro, amarillo o marrón, lo que sea, no es un chollo ni en Sudáfrica, ni en España ni en la Indochina. En ninguna parte.

    El apartheid acabó cuando cayó la URSS y el bloque comunista y se acabó la colaboración que hubo que establecer con Sudáfrica a causa de la Guerra Fría (sería muy similar a la colaboración con Arabia Saudí, no siempre te toca tener aliados agradables) y gracias al capitalismo, sí, pero no por ninguna conspiración oscura ni nada por el estilo, sino cuando comenzó a surgir una clase media negra que era una pérdida que estuviera fuera del sistema económico sudafricano. Por eso Thatcher se oponía con buen criterio a las sanciones a Sudáfrica (y el ejemplo vale igual para Cuba), pues el capitalismo y la libertad económica acabaría haciendo antieconómico el apartheid, además de que perjudicaban a la población negra. En su autobiografía sobre su época de primera ministra cita el caso de una empresa sudafricana exportadora de piña envasada que tuvo que despedir a 150 trabajadores negros y 25 blancos a causa del bloqueo económico.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: