Posteado por: Javier | diciembre 17, 2013

Eurovegas no vendrá, y lo celebro

¡Anda! Por fin algo bien hecho por parte del Gobierno español: decir no a las condiciones draconianas que el magnate Sheldon Adelson puso sobre la mesa para la construcción del macrocomplejo de “Eurovegas” en Madrid.

Queda de manifiesto el inmenso ridículo del Gobierno “aguirrista” de la Comunidad de Madrid. Vendieron que un gran inversor extranjero traía un enorme proyecto que iba a crear varias decenas de miles de puestos de trabajo y se dedicaron a hacer leyes adaptadas a él para asegurarle unas ventajas fiscales y un monopolio del sector que no iba a tener ni por asomo ninguna otra empresa. Toda una adaptación del marco legislativo sobre el juego en la Comunidad de Madrid a los intereses de Adelson y su proyecto. Este es el “liberalismo aguirrista”, liberalismo del que cagó el moro.

Pero la puntilla y lo que ha superado todos los límites fue, después de que JP Morgan comenzase a animar a Adelson a desistirse del proyecto allá por el mes de octubre, una nueva exigencia ante los problemas de financiación con los que iba a encontrarse: ser indemnizado en el montante de la inversión realizada más las pérdidas caso de que hubiera un cambio legislativo si algún gobierno cambiase alguna ley en perjuicio de Eurovegas. Es decir, lo que Adelson pretendía es convertir a España en la “entidad aseguradora” particular de su proyecto (aquí se ve la razón que tenía cuando apunté hace algo más de un año y medio que el neo-liberalismo cutre-aguirrista quería convertir a España en un puticlub).

La exigencia de Adelson era un privilegio absolutamente inaceptable a una empresa concreta en base a que iba a crear unos hipotéticos puestos de trabajo (eso sí, puestos de trabajo de una calidad rozando lo asiático o africano, hemos de suponer), que estaría por ver, puesto que España no anda bien, pero hasta el punto de aceptar alegre y masivamente empleos basura en Eurovegas no llega la moral de esclavos de los españoles, más bien los ocupados habrían sido en su mayoría inmigrantes con sueldos de risa. Además, consistía en comprometer al país a indemnizar una inversión cuyo coste aún es incierto, siendo previsible que se disparase mucho más allá de lo proyectado inicialmente. ¿Por qué indemnizar solo a una empresa privilegiada y no a todas las que sufran algún perjuicio por un cambio legislativo?

En los medios “liberaloides” (que no liberales), tipo Libertad Digital y otras webs extremistas, andan de luto (AQUÍ y AQUÍ, por cierto, especialmente sinvergüenza es el segundo artículo, donde compara la situación con Eurovegas con la fantasía orwelliana) porque finalmente Adelson no va a instalar en un rincón de Madrid un emporio con construcciones de ciencia-ficción y condiciones laborales más propias de Bangladesh. ¿Seguridad jurídica en España? No es que haya mucha, pero eso no se resuelve creando una legislación “ad hoc” para una empresa y luego poniendo a esas leyes una cláusula de seguridad por la cual, caso de que sean modificadas en el futuro, se obliga a todo un país a indemnizar al dueño de esa empresa en el monto de todo lo invertido más las pérdidas que alegue haber sufrido.

Este es el “liberalismo” de los liberto-digitalianos y demás hierbas:

“Tú tienes que aceptar condiciones laborales casi de esclavo que yo nunca aceptaría, y si no, es que eres un vago que quiere vivir del subsidio”.

“El Estado es “muy malo”, menos para subvencionarme por escribir artículos que no comprarían ni en un mercadillo de mala muerte”.

“Si me llevas la contraria, es que eres un socialista y estatista liberticida”.

“ Si una gran multinacional viene a España: libertad económica total para ella, pero socialismo para los contribuyentes españoles, que deben pagar con sus impuestos los perjuicios que sufra si se cambian las leyes que se han dictado a medida para beneficiarla. Ah, y si se niegan, es que son unos tiranos casi comunistas”.

Dicen estos pollos que la “inseguridad jurídica” en España ha “espantado a Adelson” y nos ha dejado sin Eurovegas. ¿Pero qué coño de “seguridad jurídica” y de “libertad económica” habría en España si se privilegiase a unas empresas sí y a otras no, dependiendo de sus tratos y relaciones con el poder político, estúpidos? ¿Eso sería “libertad económica”? Vaya, pues a mí me suena más bien a corrupción latinoamericana.

Adiós, Sheldon Adelson. Estarás bien invirtiendo y construyendo casinos en el sudeste asiático, en estados fallidos y bananeros, con leyes que benefician a los negreros como tú. Esperamos no verte nunca más por España. Ah, y si no te importa, llévate contigo a tus adoradores “liberales” españoles. Estarán a gusto poniendo el culo en pompa ante ti día a día.


Responses

  1. Amén


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: