Posteado por: Javier | enero 11, 2014

Nace RED LIBERTAD

Buenas tardes a todos:

Por fin, después de años de lucha y trabajo a destajo en Internet, y de superar muchos problemas logísticos sin ningún apoyo externo… ha nacido RED LIBERTAD, un nuevo agregador de bitácoras destinado a ser un lugar de encuentro y debate de todos aquellos preocupados por la libertad y la mejora de la calidad democrática en España y el mundo.

No obstante, quedan por ultimar algunos detalles de la web, así que, por favor, un poco de paciencia.

De momento, a la espera de otros compañeros de viaje que quieran sumarse, las cuatro bitácoras que van a iniciar esta andadura son “El liberalismo democrático y clásico”, “El tonel del cínico”, “La república heterodoxa” y ésta misma.

La primera no necesita demasiada presentación, pues don Alfredo, su autor, es, aparte, ideólogo y “alma mater” de este proyecto. Sin su empuje y su fuerza inquebrantable frente a todas las adversidades, así como ataques ideológicos, e incluso personales, hoy día no estaríamos hablando de la inauguración de esta página web. Podemos agradecer enormemente que siempre haya sido tenaz y valiente en la defensa de sus ideas de volver a introducir en la arena de los debates políticos un liberalismo clásico y moderado, alejado del extremismo y la locura anarco-capitalista y fascista a los que, en EEUU y, por importación y copia de todo lo malo de más allá del Atlántico, en España, se ha puesto la etiqueta de “liberalismo”, causando múltiples confusiones en mucha gente sobre qué es el liberalismo. Madrileño de nacimiento, con orígenes valencianos y gallegos, tras estudiar en Columbia la carrera de Relaciones Internacionales y Matemáticas como formación previa a un diploma en Common Law/Juris Doctor, en la Universidad de Harvard, y una década de regreso en España, actualmente reside otra vez en EEUU, donde tiene su propia empresa dedicada a temas fiscales y a la enseñanza de las matemáticas avanzadas en Nueva York.

“El tonel del cínico”, cuyo autor es Sergio (El Espantapájaros) es una bitácora que sigo desde hace unos cuatro años, dado su indudable interés, aun cuando no siempre esté de acuerdo plenamente con todas las opiniones, puesto que no es normal encontrar blogs que partan desde un punto de vista de conservadurismo canovista ilustrado y moderado. Natural de Madrid, su autor se define como: “Adscrito al pensamiento liberal y a la tradición conservadora española. Su gusto por la escritura le ha metido en varios líos. Desde otoño de 2006 hasta 2008 colaboró con los diarios digitales “Navarra Liberal” y “Aragón Liberal”, y llevó una sección en “MAZP MAX” (2007-2008). Ha participado en el libro colectivo “Nacionalistas y otros fantasmas” (El Satiricón, 2008) y colaborado con “El liberalismo democrático y clásico”. Licenciado en Derecho. Máster en Derecho público. Esgrimista. Actualmente estudiando en el CEF. Socio de Nintendo. Y a mucha honra”. También hay que estarle agradecido por su apoyo a Alfredo en momentos complicados, así que también tiene su parte de “culpa” en la inauguración del nuevo agregador.

Y llegamos al “ala izquierda” del agregador: “La república heterodoxa”, escrita por Pedro, autor valenciano que se define como de izquierdas, un poco ecologista, radical-demócrata, admirador de muchas de las formas de gobierno del liberalismo anglosajón, laico y algo afrancesado, un poco “idealista pragmático”. También es un blog que sigo desde hace años  puesto que siempre es una sorpresa, puesto que igual que no es normal encontrar blogs derechistas que rechacen el extremismo y el hooliganismo carajillero y tabernario, tampoco lo es encontrarlos de izquierdas que no sean “progres de manual” o hasta defensores del totalitarismo comunista. En esta bitácora se explora lo que podría llamarse “vía izquierda al liberalismo” y la idea de que la aparición del socialismo en el siglo XIX fue una evolución del liberalismo originario del siglo anterior: “Liberalismo no es dejar que quien tiene el poder económico haga lo que le dé la gana, anular al estado en todas sus funciones y aceptar la desigualdad como algo inevitable o deseable; como suelen pensar los socialistas. Los primeros ideólogos liberales, los de los siglos XVIII y XIX, eran personas esencialmente justas que querían liberar a la humanidad de aquellos servilismos que les oprimían. Lucharon por la igualdad de todos los seres humanos contra las teorías prevalecientes en el antiguo régimen, y creían que esa igualdad llevaría a un mundo libre con seres humanos viviendo en igualdad. El socialismo aparece en el siglo XIX básicamente porque las sociedades capitalistas existentes entonces habían generado una importante contradicción: Los seres humanos eran en principio iguales sobre el papel, se estaba comenzando a extender el sufragio universal por el que todos los hombres decidían igual los asuntos públicos, pero…resultaba que cada vez había más desigualdad, que los hombres libres al final se veían esclavizados igualmente por la dependencia económica y que los objetivos del liberalismo teórico no se estaban cumpliendo”.

En resumen, es todo un honor tener a tres compañeros de viaje que son tres ilustres blogueros, cada uno con sus principios, pero con un fin común de luchar por la libertad.

En cuanto a esta bitácora, voy a tomar prestada la siguiente declaración de JR del Saliente en el grupo de FB de P-LIB Liberalismo Clásico y Democrático, pues, si fuera un discurso, me levantaría enérgicamente a aplaudir nada más terminar:  

“Bueno hoy vamos a hablar un poco acerca del liberalismo que a unos cuantos nos gustaría tener. Considero necesario apartarse cuanto antes de tendencias libertarias y “ronpauleras”, anarquismos dogmáticos, ridículos, y que normalmente incluyen una gama oculta de intereses por parte de quien los financia, tema este interesante ya que quienes lo apoyan con voz y voto únicamente no tienen fuerza ya que son 4 gatos.

Hablamos de un liberalismo clásico, moderado, que reconozca por supuestísimo la existencia de un Estado, de Derecho, que garantice servicios para las clases menos pudientes, de calidad, y que den oportunidad de progresar y generar posibilidades de desarrollo (aquí sobre todo me refiero a la educación).

Un liberalismo en el que quienes los defienden no se sientan acomplejados por decir alto y claro que un estado tiene que tener como una de sus mayores obligaciones la seguridad y la defensa de su sociedad, pues sin seguridad no hay libertad, lo mismo que habiendo hambre, o miseria, tampoco tiene mucho sentido esta. Por favor los libertarian que se ahorren esa frasecita de Benjamin Franklin sobre la seguridad y la libertad, tengan más originalidad en sus argumentos y no repitan como loros consignas que ni han meditado ni entienden en la mayoría de los casos. Así por tanto, a veces esa seguridad debe de estar por encima de supuestos derechos, que muchos repiten que nunca se deben de tocar, aunque muchos de esos luego se escandalizan cuando ven casos de criminalidad y terrorismo por doquier.

Un liberalismo que comprenda que debe de haber un mercado libre, y en competencia, en todos aquellos ámbitos en los que no se hace necesaria la intervención del Estado. Y que cuando esta se haga necesaria no se deben entrar en dogmatismos locos, propios de integrantes del IJM, pero cuya asunción haría un daño aun mayor.

Un liberalismo que sea internacionalista (que no se confunda con el globalismo y el multiculturalismo radicales) y que defienda a capa y espada la expansión de la democracia y el Estado de Derecho en todo el mundo, la defensa a ultranza de los derechos y las libertades.

En este liberalismo no creo que quieran integrarse personas de izquierda, aunque si algunos progresistas (no olvidemos que eso es ante todo lo que defiende el liberalismo, el progreso social, humano, y económico, de los individuos y las sociedades) pero ante todo y por supuesto los liberales de verdad reniegan de mezclarse con tradicionalistas, ultra conservadores o paleoconservadores, libertarians y anarcocapitalistas. Nada tienen que ver los valores del liberalismo clásico, democrático y moderado, que defiende la libertad del individuo al servicio del progreso de la sociedad, con esa defensa irracional y a ultranza de los derechos privados, el antiestatismo, y la anarquía. Cuidado con estos grupos pues no es precisamente libertad lo que preconizan y reclaman, sino carta blanca para hacer lo que les de la real gana”.

Un aplauso para este gran, joven y prometedor liberal, quien espero se anime a participar escribiendo un blog o mediante algún artículo de opinión. Igualmente, cualquier interesado puede hacerme llegar alguno de sus artículos que sea relevante para que aparezca publicado aquí como una entrada y, así, en el agregador.

Esto es todo por el momento. Que lo disfrutéis.


Responses

  1. Don Javier,

    Agradeciendo sus palabras sobre mí, la verdad es que poco mérito me merezco sin también el gran esfuerzo de los lectores y fuerzas antifascistas, anti-totalitarias que me han ayudado a seguir en lucha durante todos estos años de guerra imparable. Mii reconocimiento va para gente como usted, los trabajadores, los estudiantes y todo hispano (y no hispano) , sea de donde sea, que añore otro liberalismo. Porque sí podemos decir con mucha confianza que OTRO LIBERALISMO ES POSIBLE.

    Hemos sido testigos de intensas luchas. Desde el 2008, no me ha quedado más remedio que batallar sin tregua. Muchos de vosotros habéis participado positivamente en estas batallas. Nosotros no contamos con las armas del dinero y el “prestigio” que tendrá el Instituto Juan de Mariana en Madrid, pero sí tenemos unas ideas que hemos sembrado ya desde hace tiempo y que ahora comienza a dar sus frutos.

    Liberalismo, ¿qué es nuestro liberalismo? Es sentido de los tiempos en los que vivimos, sentido histórico; es el querer cambiar todo lo que puede y debe ser objeto de cambios; es igualdad y libertad plena; es la emancipación individual a través de nuestros propios esfuerzos; es desafiar y ofender si hace falta a los poderosos elementos dominantes dentro y fuera de las instituciones que protegen a ciertos personajes; es luchar con atrevimiento y realismo, con la convicción serena y perpetua de que contra la verdad nadie podrá hacer nada. Este liberalismo es unitario, es independiente, es crítico, es moderado a la vez, es luchador y justiciero.

    En términos reales y concretos, nos queda mucha guerra aún, pues delante tenemos a elementos poderosos, financiados por manos ocultas que nadie conce y que en la actualidad asume la hegemonía del liberalismo que se da en España – todo pasa por ese filtro perverso.

    Ellos, a lo largo de los años, se han dedicado a la vileza contra Liberalismo democrático, ultrajando mi persona durante meses. Todo esto, viniendo de personas en el fondo centralistas, con tintes muy fascistoides y nada liberales. A mí me enorgullece todo lo que hemos podido conseguir – hasta tal punto, que ya la página sirve como un buen punto de referencia para liberales latinoamericanos que buscan algo alejado del racismo institucional que vemos en Libertad Digital o el Instituto Juan de Mariana. ¿Qué otro proyecto “liberal” en España tiene a participantes mexicanos, peruanos, dominicanos, cubanos, o argentinos, Javier? Obviamente, dos o tres de cada uno no son suficientes y debemos hacer más para “internacionalizar” el liberalismo español. No puede ser que, como ocurre actualmente en España, se vaya a una reunión ”libegal” y solo se vea una marea de caras europeas y varones. Si pretendemos defender las ideas, no podemos simplemente seguir siendo un movimiento de niños de papá blancos de clase media-alta. Asi no es como se ganan elecciones ni se defiende un proyecto de vida en un mundo cada vez menos “blanco”.

    Luego hubo otros comentarios cobardes y maliciosos. Por ejemplo, decían que los lectores no se iban a quedar en mi página web, que yo tenía los días contados y que mi blog era fruto del “rencor”. Más de media década ha pasado ya y mientras gente como Albert Esplugas tiró la toalla (vaya liberalismo de convicciones) yo aquí sigo porque no me puedo quedar quieto ante las injusticias que sufre el pueblo español. Afirmaron toda esa basura sobre mi web y los lectores, pero ahora seguramente no saldrán de su asombro ante la dignidad y valentía que han demostrado los lectores de mi web. Ni un solo “amigo” que lo haya sido desde el principio ha abandonado el proyecto. ¡Ni uno solo! ¿Podemos decir lo mismo por ellos? NO. Tuvieron la esperanza de seducir a mis lectores pero éstos acabaron asqueados con lo que vieron en Red Liberal. Jóvenes, como JR, por ejemplo, son un ejemplo de ese cada vez más creciente número de jóvenes asqueados con los ultras “antiestatistas”.

    Digo yo, para alguien tan insignificante como yo (palabras de Juan Ramón Rallo), mucho esfuerzo han dedicado para silenciarme. Si yo, siendo un don nadie como dicen en el IJM, soy tan “poderoso” para ellos, no quiero ni pensar en lo que pensarían ellos si yo de verdad tuviera poderes. Y es que, soy “peligroso”: “Del mismo modo que para EEUU no tiene sentido admitir a un general del Ejército Rojo en el Pentágono, tampoco lo tiene mantener dentro de RL a sujetos que quieren destruir RL o rediseñarla a su antojo, generando un estado de malestar permanente entre sus miembros.”

    ¡¡ADELANTE POR LA LIBERTAD!! ¡¡ADELANTE!!

  2. Plas PLas plas, aplaudo hasta quedarme en muñones.

    Escucho, leo , capto..y en total sintonía.
    Quizás algún día me dedique a escribir algo y mandártelo Javier, a ver si consigo pasar el filtro. Buena prueba sería esa.
    Quizás el paralelismo entre intentar explicar en España que eres protestante, con explicar que eres liberal. Toda una lucha contra el analfabetismo conceptual y el prejuicio heredado.

    Por cierto, y gracias a tí descubri a Alfredo al que me encanta leer. Ahora todos reunidos en un proyecto común.

    Plas plas plas, aplaudo hasta quedarme en muñones.

  3. Hola Javier,

    Me ha gustado mucho el escrito.Yo también tengo uno preparado que probablemente colgaré mañana. He dedicado menos tiempo a vuestra presentación y más a cierta “justificación” a mi inclusión en un agregador liberal, que supongo desatará polémica. Espero que se entienda que es normal.

    Vamos a ver cómo evoluciona esto. Es difícil tener presencia en la blogsfera española con tantos agregadores pero poco a poco iremos cogiendo espacio. Si el agregador lleva foro será posiblemente muy atractivo, pero necesitaremos paciencia y trabajo para posicionarnos.

    Como he comentado alguna vez creo que estamos en un momento de replanteamiento de todo.Ojo, no de valores, pero sí se cómo transmitir éstos a la política. Creo que todos hemos encontrado extrañas coincidencias entre grupos que antaño se llevaban a matar y luchas fratricidas entre aquellos que decían ser iguales. Y esto está pasando tanto en la derecha como en la izquierda.
    Nuestro país está en una época compleja donde se van a generar espacios nuevos de síntesis de gentes hasta entonces separadas. Los dos bloques monolíticos PP y PSOE van a desaparecer mediante dos vías: La aparición de partidos nuevos y la generación de mayores sensibilidades y discrepancias internas. Vamos a un escenario más complejo pero más bonito y creo que los que aún somos jóvenes tenemos mucho que decir.

    Me ha encantado, por cierto, cómo me ha definido😉

    Saludos,

  4. Señores, gracias por vuestros comentarios y disculpas por la tardanza en contestar, llevo una semana de aupa.

    Alfredo:

    Qué le voy a contar que no sepa, y ya ha visto que siguen con la cantinela de hace seis años, con el mismo descaro y sin ningún pudor, así que poco que añadir a su comentario.

    Es que claro, ¡por Dios bendito!, pero… ¿cómo iban a “contaminarse” teniendo contacto con usted esos ilustres e insignes “liberales”?

    “Liberales” que defienden el apuntalamiento del poder de la Iglesia Católica en España y que a esta se le permita hacer prácticamente lo que quiera con la excusa de la “libertad religiosa”, que defienden regalar dinero público a esa iglesia, que defienden criminalizar las “ofensas a los sentimientos”, que defienden prohibir el Islam, como el Batiburrillo, o privar de la nacionalidad española a quien profese esa religión, como dijo el del “Archipielago Duda”. O Rallo, profesor de la Universidad Pública que quiere abolir el Estado. O Huerta de Soto, don “yo defiendo el euro porque le viene bien a mi bolsillo, los demás que se jodan”, etc…., qué “mancha”, madre mía, en el expediente de esos grandes “liberales” estar con vd.

    Luego ya se sabe, algunos (como el caso de Esplugas) han empezado de repente a estar “muy ocupados”… sí, “muy ocupados”. Muchos en la blogosfera “liberaloide” española de golpe y porrazo se han encontrado con una pila de trabajo que no les permite escribir.

    Juanra:

    Por supuesto, puedes mandarme algún texto que escribas y te agradezco la fidelidad. En España, sí, es muy complicado, sobre todo porque a la ignorancia y los prejuicios que comentas se ha unido la “tierra quemada” que han dejado muchos que más que “liberales” parecen herederos del nacional-catolicismo, no hay más que ver el cobijo que dieron a Moa, un individuo que sin problemas se suma a actos pro-franquistas.

    Pedro:

    Ah, bueno, pues le he definido como usted mismo ha comentado a veces, jejeje.

    Yo creo que puede ser una buena forma de ganar visitas para cada uno de los blogs, a mí ya me han llegado algunas desde el agregador. Puede ser interesante y una alternativa para gente que quiera que ver ideas constructivas para España y que ya esté cansada del frentismo y el fusionismo, que es lo que ha pasado durante estos años en el movimiento “liberal” español: no era “liberal”, sino “anti-izquierdista” (de ahí la referencia que hice a que era muy significativo que en su día acogieran como “aliado” a Pío Moa), era lo único que importaba. Cualquiera, simplemente con ser anti-izquierdista, casi automáticamente era incluido como “liberal”.

    Esta época es muy especial en España y hay muchas amenazas tanto a la libertad como la democracia, por eso entiendo que las únicas uniones o fusiones que, en todo caso, puede haber son las que sean en defensa de ambas.

    En la derecha al menos, la demagogia, el berreo y los síndromes de manía persecutoria hay que dejarlos a fenómenos populistas cada vez más marginales tipo “Tea Party”, en EEUU, o, en España, a este nuevo partido que ha salido (el del nombre de diccionario), que sería más bien la materialización del programa del “Carajillo Party”, quienes hasta ahora no tenían “Vox”.

    Un saludo a todos.

  5. A Javier:

    Javier, me siento muy honrado por haber puesto aquello que escribí en mi grupo de FB como referencia en esta carta de presentacion de Red Libertad. La verdad es que de esto hace ya cerca de un mes y hasta hoy jamás había reparado en esto. Y si, ciertamente por aquí, con las obvias y necesarias diferencias propias de cada uno por los estilos particulares, si hay una idea general, unitaria, y precisa, del liberalismo que queremos. Un liberalismo que se oponga tanto a poderes monopolísticos privados acicateados por el antiestatismo feroz, como el socialismo.

    Ante todo creo que el liberalismo debe servir a destruir el monopolio de las ideas, de ciertos prejuicios preconcebidos, de ciertas ignorancias. No puede ser que debido al conglomerado de medios de comunicacion y de diversos think tank que hay en este momento en España todo el mundo identifique la palabra “liberal” con el ala mas retrogada de la derecha española, esa que procede del PP y el nuevo partido de Ortega Lara y Santiago Abascal, VOX.

    Debemos romper con ello y explicar que cuando defendemos la libertad, lo hacemos en todos los ordenes posibles, y que libertad no significa unicamente oponerse a un superestado gigantesco, sino utilizar este para funciones que extienden la libertad positiva a aquellos que no pueden disfrutarla por carecer de las condiciones necesarias para ello. Y debemos destapar el velo de eufemismos en el que se desenvuelve el lenguaje de medios de comunicacion varios y algunos supuestos “intelectuales”, un ejemplo de ello es defender por ejemplo el aislacionismo y el pacifismo, otro ejemplo de cinismo y doble moral.

    Y sobre todo, y como muchos por aqui sabeis, reclamar nuestro propio espacio politico, aquel que pertenece a la derecha, pero sin olvidar cuestiones que la izquierda se ha apropiado para si, y que sin embargo los liberales sabriamos tratar mucho meor desde nuestra optica, con el consiguiente beneficio para la igualdad, la libertad, y sobre todo, el progreso de todos. Para ello no incurrir en un frentismo derechista es fundamental, tenemos lo mejor de la derecha, y tambien buenos aportes muy necesarios de la izquierda, y todo explicado coherentemente en una teoria politica, y economica, de mas de 200 años de historia, al servicio del individuo, de su progreso y su libertad, asi que no desperdiciemos este legado.

    Un gran saludo a todos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: