Posteado por: Javier | noviembre 25, 2014

El reconocimiento de Palestina

Este es un tema en el que no me voy a extender demasiado, voy a intentar ser todo lo sintético posible pues, como todos sabéis, del interminable conflicto del Medio Oriente podrían escribirse tomos y tomos y no acabaríamos nunca de ver todos sus matices.

La semana pasada, el Congreso de mi país, España, instó al Gobierno a reconocer el Estado Palestino. Y hay que leer bien: INSTÓ, no “reconoció”, como se lee y escucha por ahí. Diferencia importante y sustancial. No es competencia de los parlamentos ni de ninguna otra institución interna el ir reconociendo estados soberanos. El reconocimiento de un estado lo hacen los gobiernos, aunque nada obsta a que lo hagan a petición de un parlamento, aunque ésta no sea vinculante.

El acto jurídico de un gobierno al reconocer a un Estado es un acto discrecional o político. Evidentemente, la toma de posición de un parlamento nacional debe influir sobre el gobierno, pues forma parte de la democracia ser sensible a las posiciones casi unánimes de un parlamento pero aún así es un acto voluntario. Es normal que el gobierno siga una opinión que, al fin y al cabo, han manifestado mayoritariamente diputados del partido que sustenta ese gobierno. Pero, en la práctica, nada obliga a reconocer y es una decisión que administra siempre todo ejecutivo. Y por definición es unilateral.

Desde ese punto de vista, la decisión que días atrás habían tomado Suecia y el Reino Unido jurídicamente es correcta a la luz del Derecho internacional y del Derecho de la Unión Europea. Es un error pensar que un reconocimiento a Palestina o a cualquier otro estado debe ser realizado por la UE en bloque, puesto que la propia UE carece de esa competencia, el reconocimiento de estados. De hecho, en 2008, en relación con el reconocimiento o no de Kosovo se acordó en el Consejo que cada estado decidiera de acuerdo con sus propias prácticas y el Derecho Internacional. En 1991, Alemania decidió por su cuenta reconocer a Eslovenia y Croacia, cuando estaba comenzando la guerra que dinamitó la antigua Yugoslavia.

El reconocimiento, además, simplemente se limita a declarar una realidad preexistente. Es decir, que Palestina exista no depende de que Suecia, Reino Unido, España o quien sea la “reconozcan”. El reconocimiento únicamente consiste en constatar que una entidad tiene población, territorio y gobierno. Palestina tiene estos tres elementos, es evidente, aunque sea en precario. No es algo que dependa del “reconocimiento” de terceros.

Haciendo, un símil, Israel EXISTE, aunque ningún país árabe, salvo Egipto y Jordania, lo reconozca. No depende de eso, pues Israel reúne los tres requisitos de un estado.

Cuestión distinta será que Palestina sea un estado fallido y precario. En ese sentido, mientras Israel mantenga la ocupación y el control militar de esos territorios, sin ninguna posibilidad de que los pobladores palestinos puedan moverse y desarrollar actividades económicas libremente, lo va a ser. Y mientras organizaciones terroristas como Hamás y los países árabes no cambién de actitud y sigan dedicándose a radicalizar a los palestinos con un odio casi irracional hacia su gran enemigo, el estado judío, también lo va a ser. Cuestión difícil, puesto que, para las dictaduras y teocracias islámicas, Israel es una buena excusa para tener un enemigo exterior hacia el que canalizar odio y con el que distraer la atención de sus miserables poblaciones del fracaso en darles un nivel más o menos digno de vida.

En este sentido, no puede ser más estúpido un artículo que acabo de leer de doña Esperanza Aguirre en el diario ABC. Obviamente, Aguirre a lo que se dedica es a pretender convencer al lector de la perogrullada de que Israel es un país democrático, de que Hamas son terroristas y de que el Estado democrático israelí es un aliado occidental en la región. Menudo “descubrimiento” el que ha hecho esta señora. A mi no hay que convencerme de ninguna de las tres cosas y yo normalmente apoyo a Israel pues para mi las democracias son moralmente superiores a las dictaduras y teocracias. Pero en nada perjudica a eso el reconocimiento de Palestina. Si el reconocimiento de Palestina fuera un impedimento para la paz… entonces no debería ser reconocido ningún estado, sería una paradoja.

Dice, entre otras tonterías, doña Esperanza que: “El Estado Palestino solo podrá ser reconocido cuando los palestinos reconozcan el Estado de Israel, renuncien a su propósito de eliminarlo y acepten sus fronteras”. Singular descubrimiento jurídico el que ha hecho esta señora, desde luego, decir que un estado solo puede ser reconocido si, a su vez, reconoce a otro estado concreto. Es como decir que Marruecos solo puede ser reconocido por España si Marruecos reconoce al Sahara Occidental. En cuanto al propósito de destruir a Israel, es evidente que Aguirre hace una identificación de todos los palestinos con Hamás, pero, independientemente de ello, en un supuesto de que un gobierno de Hamás tomara el control de Palestina, nada cambiaría. Es público y notorio que la carta fundacional de Hamás (genocida y judeófoba a más no poder) contiene como uno de sus objetivos eliminar a Israel. Si los terrorístas no lo hacen es porque no pueden, son un enano militar al lado de Israel. Pero es absurdo decir que por eso un estado no puede ser reconocido, cuando hay un estado como Irán, cuyo régimen proclama abiertamente que uno de sus objetivos es aniquilar Israel, ¡sin que eso impida que sea reconocido como estado! Sería absurdo negar la existencia de Irán por el hecho de que quieran destruir a Israel. El estado iraní es una realidad, más allá de que tenga un gobierno fundamentalista y criminal.

Los Estados en el actual Derecho Internacional Público, son sujetos de Derecho y, por ende, tienen derechos, obligaciones y garantías. Un sujeto de Derecho Internacional Público como el Estado, tiene que tener tres elementos fundacionales, Población, Territorio y Gobierno. Ahora bien, hay estados en el panorama actual que son catalogados como Estados Terroristas, por ejemplo, Corea del Norte o Irán, sin embargo, esto no les quita su estatus como tales, lo que se condena es a uno de sus elementos, el Gobierno.

En 1947 la ONU, votó la Resolución 181 que creaba un Estado Judío y un Estado Árabe en el territorio del Mandato Británico de Palestina, pero este último no se logró constituir cuando los países árabes atacaron a Israel en mayo de 1948. Luego, poco les preocupó un nuevo estado árabe, es más, Egipto y Jordania ocuparon territorio que correspondía a ese no concretado Estado Árabe. El propio Israel, a partir de los Acuerdos de Oslo de 1993, reconoce el derecho de existencia de un estado árabe palestino, y, a cambio, se cambió la parte del texto de la Constitución de la OLP que declaraba la destrucción de Israel. A partir de entonces, todos los caminos hacia la paz y concretar dos Estados para dos Pueblos, no tuvieron éxito.

La ANP es el gobierno de los árabes palestinos, dividida, con doble discurso, sí, pero gobierno al fin, por lo tanto, están los tres elementos fundacionales de un estado. Distinto será que ese estado llegara a tener un gobierno terrorista del Hamás o de quien sea. En ese caso, ya se actuaría en consecuencia, rompiendo relaciones diplomáticas o incluso declarando la guerra si llegara a convertirse en un grave peligro.

Pero en las relaciones internacionales no funcionan las cosas como dicen quienes exigen el reconocimiento previo de Israel para que Palestina sea reconocida por terceros países. 

——————————————-

——————————————-

Y aquí van también las actualizaciones semanales de los blogs amigos de esta bitácora:

EL LIBERALISMO DEMOCRÁTICO Y CLÁSICO (Alfredo)

DEMOCRACIA Y LIBERALISMO PARA NUESTROS TIEMPOS

Para aquellos liberales que aún esperaban un giro positivo durante el segundo mandato presidencial de Obama en EEUU (pobrecitos), la entrevista de Obama con el New York Times la semana pasada les habrá parecido de lo más positivo.[…]

¿SABES QUÉ? TÚ NO COMES, ¡HIJO DE DEUDORES!

Un niño de origen latinoamericano en EEUU, Xavier, amante de las matemáticas y de las frutas y verduras fue víctima el pasado 20 de octubre. La encargada de repartir comidas y otros alimentos en el comedor de su colegio fue tajante, algunos dirían hasta cruel con el menor: ¿Sabes qué? ¡Tú no puedes comer!, le advirtió, delante de todos sus compañeros de clase.[…]

.

EL TONEL DEL CÍNICO (Sergio)

UN FUERTE INDEFENSO Cuando en 1968 George H. W. Bush votó, en su calidad de congresista, a favor de la Civil Rights Act, comenzó a recibir amargas quejas e incluso amenazas por parte de los votantes de su distrito electoral (el séptimo de Houston, Texas), pues muchos republicanos rechazaban los aspectos más intervencionistas de esa legislación. ¿Qué hizo entonces Bush? ¿Se escondió? ¿Dejó pasar el tiempo? ¿Pidió perdón y alegó que no podía votar otra cosa, habida cuenta de las circunstancias? No. Lo que hizo fue explicar cara a cara a sus votantes –con un sólido discurso– el porqué de su voto. Se enfrentó a la opinión pública, en principio en su contra, y fue capaz de convencerla gracias a sus argumentos. Al principio le abuchearon; después le aplaudieron.[…]

.

LA REPÚBLICA HETERODOXA (Pedro)

CIUDADANOS: ACTO EN PATERNA Y RUPTURA CON UpyD

Tal y como se han desarrollado los acontecimientos voy a tener que juntar un texto que tenía previsto hacer, que trataba sobre el acto que hizo el partido Ciudadanos en Paterna hace un par de semanas y al que asistí, con el análisis de la reciente ruptura de las negociaciones entre Ciudadanos y UpyD, que ha sido violenta y muy fea como luego comentaré.[…]


Responses

  1. Confunde usted, pues de lo que se discute es de la idoneidad y la conveniencia de este reconocimiento.

    Por poner también un ejemplo histórico, el reconocimiento de Israel por España fue en su momento discutido de igual modo.

    Hay una postura, que yo llamo “neocon”, que se resume en que hay que dar un apoyo absoluto y completo a Israel para así llevar definitivamente al desánimo a la OLP y alcanzar la paz por su total claudicación y entrega.

    Del mismo modo, según esta postura, en Cuba se debe apoyar en todo y sin dudar a la oposición y no dar ninguna esperanza al gobierno.

    Es una postura poco diplomática, en el sentido de no ser la que se estudia en la carrera y está claro que no gusta a García Margallo ( o anteriormente a Moratinos, o al Gustavo de Aristegui de después de casarse con Nadia y descubrir repentinamente que lo de la “Alianza de Civilizaciones” no era algo tan malo ).

    Pero en el PP de José María Aznar se impuso la postura poco diplomática y el PP madrileño de Doña Espe la heredó y la cobijó tras quedarse huérfana hace tiempo : recuerden a Moragas, a Bardaji, a Luis Herrero y a Carromero.

    Y así, no hay “pepero” madrileño que se precie que no presuma de ser “Amigo de Israel”, y hasta de ser judío y masónico ( los tiempos que cambian una barbaridad ).

  2. Hola, Moli.

    “Neocon”, no sé si llamarla exactamente así, desde luego realista y liberal no es, ni siquiera tradicionalmente derechista o conservadora, ni “thatcherista”, tanto que Espe dice (o piensa) que se ve reflejada en Thatcher. Margaret Thatcher era muchísimo más moderada que Aguirre en esta cuestión… bueno, a Thatcher, al lado suya, la deja practicamente como a una “rojilla” en esta cuestión.

    La estrategia la conozco, evidentemente, puesto que igual que la de Cuba es calcada a la de la ultra-derecha de Miami, y al final en lo que se resume es, efectivamente, en la claudicación total y absoluta de la ANP de forma que, por supuesto, no se llegue a una solución pacífica y de dos estados (eso es lo de menos) sino a la aceptación de que, “de facto”, la Cisjordania sea territorio israelí a través de la red de colonias y asentamientos. Que, a fin de cuentas, es lo que se logra cuando tienes ya montado un enjambre de asentamientos con los que la otra parte ya habrá transigido, con lo que se harán ya permanentes, cuando unes esos asentamientos con una red carreteras por las que los palestinos no pueden cruzar ni utilizar puesto que son “territorio israelí”, o cuando expropias parte de los recursos hídricos para abastecer a esos asentamientos y sus cultivos.

    Como es lógico, nada pacífico saldrá de ahí, pero, por supuesto, eso es lo de menos para la derecha religiosa israelí, de la que depende (y mucho) el gobierno de Netanyahu, como es lo de menos para el “lobby pro-sionista” estadounidense (no necesariamente judío, también están ahí otros, como los baptistas sureños que creen que antes de que venga el Reino de Cristo debe restaurarse el Reino de Israel en la tierra) que pretende fusionar la política de la derecha israelí con la exterior de EEUU, una corriente que cruza el Atlántico para terminar en Espe y compañía. No digo que Aguirre o Aznar eso sea lo que están defendiendo concretamente, más bien serían calificables de tontos útiles, cuando a lo que se dedican es a terminar defendiendo intereses religiosos de una minoría de un país extranjero. Que lo que dicen es claramente el discurso de la derecha “pro-sionista” norteamericana se ve en cosas como que Aguirre en su artículo veladamente tache de “antisemitismo” cualquier cuestionamiento que se haga a la política de Israel; es el mismo discurso del “acojone” que funciona en EEUU: “si criticas al gobierno israelí, es que eres un antisemita o un judeófobo”. La diferencia es que aquí, como es lógico, eso no cala como al otro lado del Atlántico.

    Conveniencia no sé. Otra cosa es que vaya a tener efectos prácticos. Pero no sé qué espanta tanto. Israel, con Estado Palestino reconocido o no reconocido, sigue siendo una gran potencia militar, sigue siendo un país necesario para frenar el terrorismo islamista y, afortunadamente, sigue teniendo armas nucleares con las que evitar que Irán se ponga demasiado gallito en la zona (no digo usarlas, hablo de disuasión). No creo que reconocer a Palestina “deslegitime” a Israel como Estado, como dice Esperrancia. En todo caso, más deslegitimador es ocupar militar e ilegalmente tierras ajenas.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: