Posteado por: Javier | diciembre 20, 2014

Fin a medio siglo de absurdo

Sin ninguna duda, la noticia de la semana ha sido la del fin de los cincuenta años de enfrentamiento entre Cuba y EEUU: el pasado miércoles tanto Barack Obama como Raúl Castro anunciaron que sus países retomarán relaciones diplomáticas normales. En la tarde del martes se hacía pública la liberación del ciudadano estadounidense Alan Gross, que llevaba 5 años preso en una cárcel cubana, y que ha sido intercambiado por tres cubanos detenidos en Estados Unidos por espionaje, y al día siguiente se anunciaron otras medidas como volver a intercambiar embajadores, ampliar el número de categorías de viajeros que pueden viajar a La Habana, cuadruplicar la cantidad de dinero que puede enviar la comunidad exiliada cubana en EEUU, el que los bancos cubanos puedan abrir cuentas en el país norteamericano, desbloquear las cuentas bancarias en EEUU de ciudadanos cubanos que vivan en la isla o revisar la inclusión de Cuba en la lista de países considerados “patrocinadores del terrorismo”.

Ya era hora y una buena noticia, puesto que esto sí, y no el embargo, puede ser un primer paso para que el régimen cubano, cada vez con más dificultades para sostenerse, termine evolucionando pacíficamente (como en los casos de Polonia, Checoslovaquia o Hungría en los 80) hacia uno democrático. En cualquier caso, Obama lo que debería es exigir e insistir en que, como contrapartida, debe haber un respeto por parte del gobierno de Castro a las libertades individuales y la liberación de los presos políticos, pero dejando a los cubanos que decidan ellos mismos cuál quieren que sea su futuro y el sistema político que quieran tener.

El embargo norteamericano a Cuba es una cuestión en la que siempre he pensado que los liberales europeos (y más concretamente los españoles) deberían desarrollar una postura independiente de la derecha estadounidense, y particularmente de la de Miami.

En mi opinión, era totalmente contraproducente mantener el embargo comercial de EEUU contra el régimen comunista cubano, entre otras cosas, por su inutilidad. El primer “embargo” de EEUU sobre Cuba fue el de armas al régimen batistiano en 1958. Aunque en un principio Fulgencio Batista era un títere colocado por EEUU con el que poder chupar todos los recursos de Cuba, la corrupción y represión de su régimen había llegado a tales niveles que los estadounidenses no tuvieron más remedio que retirarle el apoyo. En aquellos tiempos Fidel Castro oficialmente “no era comunista” (se rumorea que incluso tuvo apoyo de la CIA para derrocar al régimen prostibulario de Batista), cosa que incluso siguió negando en sus primeros años de gobierno. Castro se puede decir que más bien era un nacionalista cubano. Es cuando el gobierno de Castro empieza a expropiar propiedades de empresas y ciudadanos estadounidenses que habían sido practicamente regaladas a éstos por Batista a base de sobornos, el momento en que EEUU impone las primeras medidas de embargo y en el que la URSS le hace una oferta irrechazable: un subsidio perpetuo (entre otros, suministro de petróleo ruso a precio de saldo y compra garantizada por parte de Rusia de grandes cantidades de azúcar cubano a precio de oro) a cambio de convertirse en una base soviética en las mismísimas narices de los estadounidenses, de desarrollar una revolución socialista y de convertirse en un foco para la exportación del comunismo a otros países de América Latina.

Desde 1996 estaba vigente la Ley Helms-Burton, aprobada por el Congreso norteamericano bajo la presidencia de Bill Clinton, que eliminaba la posibilidad de hacer negocios dentro de la isla o con el gobierno de Cuba por parte de los ciudadanos estadounidenses. También quedaron impuestas restricciones sobre el otorgamiento de ayudas públicas o privadas a cualquier sucesor del Gobierno de La Habana hasta que, por lo menos, ciertos reclamos contra el gobierno de Cuba por estas propiedades que he dicho antes quedaran aclarados.

En 1999, Bill Clinton amplió el embargo comercial prohibiendo a las filiales extranjeras de compañías estadounidenses comerciar con Cuba por valores superiores 700 millones de dólares, salvo ciertos productos humanitarios. No obstante en el 2000 el mismo Clinton autorizó la venta de ciertos productos humanitarios a Cuba.

Durante décadas la política de embargo económico ha sido defendida por sectores del exilio cubano, cuyos votos han sido cruciales en el estado de la Florida. Estos sectores del exilio han creado un lobby de extrema derecha (se podría decir que muy cercana al “libegalismo”, tan es así que suelen tener la simpatía de no pocos libegales españoles) que ha influido en muchos políticos que han terminado adoptando puntos de vista similares, de forma que, hasta hace pocos días Obama, ningún presidente americano se ha atrevido a enfrentarse a ellos. No hay más que echar un vistazo a la furia de esta gente en comentarios como a los de la noticia en el Diario las Américas, algunos parecen sacados de Libertad Digital (dicen que EEUU “está controlado por la dictadura cubana” por culpa “del negro”), lo que no es raro pues mentalmente están en el mismo plano que los seguidores “libegales” de Aguirre (la que defiende el embargo a Cuba pero, oh sorpresa, no tiene problemas en comerciar y defender negocios con otras dictaduras aún peores… o a quien no escandaliza que terroristas como Luis Posada Carriles vivan tranquilamente en Miami solo porque son “anti-castristas”): hay que derribar el gobierno cubano por acoso y derribo aunque ello suponga dejar la isla como un solar.

La cuestión es ¿y qué ocurre con China o Vietnam? ¿Esas no son dictaduras comunistas? ¿Con esas no está mal comerciar? ¿O con Arabia Saudí y otras teocracias islámicas porque tienen petróleo? Junto con esto, el embargo da una excusa perfecta a la dictadura castrista: la pobreza de la isla no se debe a la incompetencia comunista, sino “al embargo”. Lo cierto es que es una medida que a lo que ha llevado a la dictadura es a enquistarse cada vez más en sí misma, a ser cada vez más represiva y también ha afectado a muchos cubanos que nada tienen que ver con el castrismo (igual que no sirvió absolutamente para nada el aislamiento a España en las dos primeras décadas del franquismo). No se puede estar pidiendo a los cubanos que luchen por su libertad mientras desde fuera se les impide que, por lo menos, saboreen un poco de esa libertad.

Puesto que, seamos un poquito francos y sinceros, el embargo no ha llevado al debilitamiento y caída del régimen castrista, para empezar porque ese nunca fue el objetivo final y real del mismo, sino la defensa de intereses económicos peculiares de algunos norteamericanos en la isla. Igual que el régimen de Batista no fue un problema “democrático”, si Fidel Castro hubiera respetado esos intereses al llegar al poder, muy seguramente no hubiese habido ningún problema y se hubiera convertido en el “hijo de puta” de EEUU en el Caribe. Pero no fue así, puesto que, como he dicho antes, a Castro se le podrán criticar muchísimas cosas sobre el régimen represivo que ha impuesto durante todas estas décadas en la isla, pero no se puede negar que era un nacionalista y un patriota cubano que siempre tuvo en mente liberar su país de aquellos a quienes había sido entregado a precio de saldo por un dictadorzuelo títere.

Ahora el acuerdo se produce en el marco de una situación muy difícil para los Castro, al haber perdido el subsidio venezolano tras la muerte de Chavez (algo similar a lo que les pasó cuando cayó la URSS) y en el que, ante la aparición de los BRICS (el eje Brasil-Rusia-India-China-Sudáfrica) como grandes competidores que buscan acaparar inversiones por todo el mundo, EEUU ha perdido parte de la hegemonía económica que ha tenido desde hace décadas y necesita abrir nuevos mercados. China, el gran competidor de los americanos, se ha convertido en uno de los grandes inversores en Cuba, lo que puede abrirle otras puertas en América Latina. Eso es lo que EEUU necesita contrarrestar, llevando también sus inversiones a la isla. Y el embargo era un obstáculo esencial para ello.

Y, de paso, Obama consigue que, uniendo a esto la caza de Bin laden en 2011, su presidencia se convierta en algo más o menos destacable, aumentando mucho las posibilidades de su partido en las presidenciales de 2016. Pese a la reciente victoria en las legislativas, muy complicado lo van a tener los republicanos cuando la imagen que van a dar en este tema es el de un grupo protestón y radical, atado de pies y manos a lo que diga una minoría chillona e histérica como es el de la ultra-derecha cubano-americana de Miami, frente a la mayoría del pueblo americano, que consideraba ya a estas alturas como algo absurdo el mantenimiento del embargo.

Para finalizar, la enésima vergüenza del gobierno español. Los mediadores de este acuerdo han sido el gobierno de Canadá y el papa Bergoglio. Pero es que ¡ESPAÑA ES QUIEN TUVO QUE HABER SIDO ESE MEDIADOR! Era lo más normal y natural, siendo Cuba la última posesión de España que se perdió en las Américas, y algo que podría haber sido bastante beneficioso. Pues no, para cualquier cosa que pueda beneficiar los intereses de España, esperen sentados a que este nefasto gobierno sea capaz de mover un solo dedo.


Responses

  1. Pues China y Vietnam se abrieron al comercio internacional y eso no ha significado un cambio político para esos países,con Cuba va a suceder lo mismo que con esos países asiáticos o quizás como Rusia,Cuba se convertirá en un país donde las empresas invertirán buscando mano de obra barata tal cual como los países anteriormente mencionados y al final el régimen cubano sera el único beneficiado. Y ese tipo de modelo económico que se sustenta en la utilización de mano de obra pagadoles una miseria de salario a largo Plazo perjudica a los países occidentales ya que las empresas se mueven a esos países destruyendo las industrias y empleos de los países occidentales
    Así que no seria nada extraño que en los próximos años aparezcan en muchos productos con etiquetas diciendo “Made in Cuba” asi como ahora con el “Made in China”.
    Estos regímenes dictatoriales utilizan el dinero y la dependencia energética del mundo libre para sostenerse en el poder,hacer lo que se les de la gana,violar los derechos humanos y amedrentar a los países vecinos sin que Occidente pueda hacer algo al respecto
    Probablemente USA levanto el embargo a Cuba sin siquiera haber exigido aunque sea algunas reformas democráticas

    La razón por la que se comercia con Arabia Saudita, Qatar y Emiratos Árabes Unidos es porque el petroleo es un recurso muy valioso,tan valioso que es como la sangre de la civilización y curiosamente la mayor parte de las reservas de petroleo se encuentran en países enemigos de USA como Venezuela,Irán , Rusia etc.. y simplemente a los paises desarrollados no le queda otra alternativa que comerciar con las monarquías del medio oriente.

    Ademas aunque los países occidentales son el pináculo en derechos humanos,libertad ,democracia y las intervenciones que hagan en países extranjeros puedan tener efectos positivos generalmente ,generalmente la política internacional de USA y U.E se basan en proteger sus propios intereses.

  2. Helpizo:

    Pues mire, por esta vez sí estoy más o menos de acuerdo con vd.

    Lo que buscan muchos de los que hipocritamente dicen defender la libertad en Cuba realmente es convertir la isla en otro antro de su modelo neoliberal, donde deslocalizar sus empresas y tener un yacimiento abundantísimo de trabajadores en condiciones de semiesclavitud, produciendo a coste casi irrisorio y revendiendo mucho más caro en los países del Primer Mundo. NO NOS ENGAÑAN. También de acuerdo en que eso es lo que está empobreciendo a los trabajadores en Europa y Norteamérica.

    Pero, bueno, tampoco se preocupe puesto que posiblemente no quede tanto para que en Europa y EEUU caiga este sistema neoliberal que incluso muertes está provocando en algunas partes del mundo, del Tercer Mundo mayormente. Con un poco de suerte, igual vemos hasta un macrojuicio contra los gestores y beneficiarios de esta crisis. El banquillo se iba a quedar pequeño para sentar a tanto traidor.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: