Posteado por: Javier | abril 5, 2015

Arnold Schwarzenegger me cae bien

La verdad es que desconocía que Arnold Schwarzenegger, aparte de ser un gran actor, también escribiera buenos artículos como uno recientemente publicado en el Washington Post sobre la controvertida Ley de Restauración de la Libertad Religiosa del estado de Indiana. Un artículo que me ha agradado bastante pues está muy en la línea de los republicanos clásicos (de los Abraham Lincoln, Teddy Roosevelt, Dwight Eisenhower o Ronald Reagan, a los que reivindica en el escrito), mucho más interesados en expandir la libertad y el progreso, que los actuales, obsesionados con crear guerras artificiosas y divisiones por intereses electoralistas sustentados en obsesiones particulares de parte de sus bases.

schwarzenegger

Decir, no obstante, decir que los republicanos de Indiana han “reculado” en parte, añadiendo una enmienda a la ley que especifica que la misma no autoriza a los proveedores a negarse a ofrecer o prestar los servicios, las instalaciones, el uso de los lugares públicos, los bienes, o el empleo a “cualquier miembro o miembros del público en general sobre la base de raza, color, religión, ascendencia, edad, origen nacional, discapacidad, sexo, orientación sexual, identidad de género, o pertenecer al servicio militar de los Estados Unidos”.

En relación con leyes similares, como la de Arizona el año pasado, ya dije cuál era mi criterio: obviamente, no puedes obligar a nadie a que deje entrar en su casa a quien no quiera, pero una cosa son los individuos y otra las empresas. Las empresas son eso, empresas. No individuos. Y las empresas no son titulares del derecho a la libertad religiosa. Cuando tú te dedicas a ofrecer unos servicios al público estás ejerciendo una actividad empresarial. Que tengas una empresa, eso no la transforma en tu coto privado. Para abrir una empresa o un local donde se atiende al público, tienes que obtener una licencia municipal y cumplir con todas las normas y reglamentos, el hecho de abrir un establecimiento es una concesión de la comunidad (una comunidad a la que pertenecen blancos, chinos, negros, heteros, gays, altos, bajitos, guapos o feos, todos) sobre el espacio público, con lo que tampoco puedes alegar que es un espacio que pertenece a tu “privacidad” y en el que también vas a exigir que se te exima de cumplir las normas que afectan a todos.

Schwarzenegger, por supuesto, viene del mundo de Hollywood (que siempre, dentro de lo que es EEUU, es más “progre”) pero, no obstante, su visión es la que históricamente defendieron los republicanos, hasta el alocamiento de las dos últimas décadas, y dice claramente que su partido debe centrarse en resolver los problemas de la gente y no en estas tonterías:

“Me convertí en un republicano orgulloso antes incluso de que pudiera entender el inglés.

Emigré a los Estados Unidos en el calor de la campaña presidencial de 1968, cuando la elección – como yo escuché a través de la traducción de un amigo – era simple. Hubert Humphrey, con su charla de los programas gubernamentales, sonaba demasiado parecido a un político austriaco. Richard Nixon habló de la libertad, de quitarnos el gobierno de nuestras espaldas y de dar a la a la gente la oportunidad de crecer.  Me enganché.

En el momento en que obtuve la ciudadanía en 1983, me registré como republicano, y nunca he pensado en mirar otra lista. Me siento orgulloso de ser un miembro del partido de Abraham Lincoln, Teddy Roosevelt, Dwight Eisenhower y Ronald Reagan. De la Guerra Civil a la Guerra Fría, su visión moral llevó a esta nación a nuestros mayores triunfos.

Como estadounidense, estoy muy preocupado por lo que pasó en Indiana esta semana y la amenaza de leyes similares, como pasa en otros estados. Como republicano, estoy furioso.

Tim Cook, CEO de Apple, habló a todos los estadounidenses, a principios de esta semana, acerca de este problema, y debe ser aplaudido por ello.

Ahora me gustaría hablar con algunos de mis colegas republicanos. Conozco a muchos republicanos que son sensibles y están dedicados a resolver los problemas de América. Ellos creen en la visión de Reagan de una gran carpa donde todos son bienvenidos. Este mensaje no es para ellos.

Es para los republicanos que se deciden por la política de división sobre las políticas que mejoren la vida de todos nosotros. Es para los republicanos que han decidido pasar por alto a la próxima generación de votantes. Es para los republicanos que están luchando por leyes que van en contra de la igualdad y la libertad.

Si queremos que nuestro partido crezca, tenemos que estar centrados en soluciones reales a los problemas que los estadounidenses están enfrentando.

Podríamos comenzar con las infraestructuras. El tráfico cuesta a nuestros conductores más de 100.000 millones de dólares anuales. Los retrasos en los aeropuertos cuestan otros 22.000 millones. O podríamos ponernos a trabajar en la educación. Si las tasas de graduación no aumentan, tendremos un déficit de cinco millones de trabajadores en 2020 – no porque nos falte la mano de obra, sino porque los empleos requerirán educación que nuestros estudiantes no están recibiendo. Podríamos limpiar nuestro aire: investigadores del MIT descubrieron que la contaminación mata a más de 200.000 estadounidenses cada año – más que los accidentes de tráfico, homicidios, suicidios y nuestras guerras en Irak y Afganistán combinadas.  Hay tantos problemas reales que deben resolverse…

Pero leyes divisivas de distracción, como la que Indiana ha aprobado inicialmente, no sólo son malas para el país, también son malas para nuestro partido.

En California, el Partido Republicano ha visto el peligro de centrarse en los temas equivocados. En 2007, los republicanos fueron hasta casi el 35 por ciento de nuestros votantes registrados. Para el año 2009, nuestra participación se redujo al 31 por ciento, y hoy en día, es un miserable 28 por ciento. Esa fuerte caída comenzó justo después de la batalla divisoria sobre la Proposición 8. Tal vez eso es una coincidencia, pero no hay duda de que nuestro partido está perdiendo contacto con nuestros electores, sobre todo con los más jóvenes que están creciendo en las listas de registro.

Sé lo que estás pensando: “Ustedes, los californianos son excéntricos. Mi estado es diferente. Eso no va a suceder aquí “.

Te equivocas.  Todo lo que tienes que hacer es mirar en la respuesta a la ley de Indiana en Twitter, Facebook, Reddit, o más o menos donde los jóvenes se reúnen y discuten lo que es importante para ellos.

Ambos bandos del debate sobre Indiana utilizaron Twitter para expresar su apoyo, y el resultado no pudo ser más claro.  Según Zignal laboratorios, a partir de la noche del miércoles, #StandWithIndiana había twitteado 5.571 veces. Mientras tanto, #BoycottIndiana se tuiteó 430.728 veces.

Echa un vistazo rápido a la Reddit r / noticias principales, noticias de la semana – se han registrado más de 15.000 comentarios sobre esta cuestión, mayoritariamente en contra de la ley de Indiana.

Las encuestas muestran que leyes como esta no son compatibles con los independientes, las mujeres, las minorías o los estadounidenses de entre 18 y 29 años. Tampoco están apoyados por las grandes empresas, como lo demuestra la oposición pública de NASCAR, la NBA y de Wal-Mart.

Esas empresas están haciendo lo correcto, pues también han hecho sus cálculos. Como partido, tenemos que echar un vistazo igualmente realista. Los políticos de Indiana claramente no esperaban la respuesta que la ley recibió, pero es alentador ver que ellos han tomado pasos en la dirección correcta, al igual que es tranquilizador ver que el gobernador republicano de Arkansas, Asa Hutchinson, escuchó la indignación por Indiana y decidió vetar una ley similar. Pero quiero estar absolutamente seguro de que todos mis colegas republicanos consiguieron ver en todas partes el mensaje. Lo que ocurrió en Indiana debe ser una oportunidad de aprendizaje para nosotros.

Si el Partido Republicano quiere que la próxima generación de votantes escuchen nuestras ideas y soluciones a los problemas reales, tenemos que ser un partido abierto e inclusivo, que no es parte de las divisiones. Debemos ser el partido del gobierno limitado, no el partido que legisla amor. Debemos ser el partido que se destaca por la igualdad y contra la discriminación en todas sus formas.

Tenemos que ser el partido que originalmente atrajo a este joven inmigrante austriaco”.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: