Posteado por: Javier | junio 25, 2015

¡Socorro! ¡Nos quieren expropiar!

A pesar de lo generalmente mala que es casi toda la prensa en España, desde luego, la palma se la lleva la prensa ultraderechista, la cual cada vez se supera más en cuanto a los niveles de comedia manipuladora y de amarillismo a la hora de dar noticias. Esta, en concreto, es de hace unos meses pero ha vuelto a circular en los últimos días por Internet y se publicó en el suplemento “Libre Mercado” de Libertad Digital.

La noticia (falsa) es: “Podemos propone expropiar las viviendas vacías de particulares” (por cierto, la firma, no podía ser de otra forma… Manuel Llamas).

De verdad, como he dicho más de una vez, ni simpatizo ni soy miembro de Podemos. Pero es que uno no puede quedarse callado cuando lee estas majaderías. Se podrían criticar muchas cosas de este partido, pero el problema es infiltrar mentiras. Sobre todo cuando esas mentiras van destinadas a favorecer unos intereses muy concretos. Estos de “Libre Mercado” (libre para ellos, claro) obviamente defienden intereses que no son los de la gente de la calle. Pero, sin embargo, para mantenerlos precisamente necesitan los votos de la gente de la calle, por ejemplo, el de alguien de clase media que tiene un pisito en el que vive y otro que haya heredado de su abuela o de alguna tía-abuela: hay que aterrar a esa gente lanzando titulares caricaturescos, amarillos y sensacionalistas en los que se insinúe que una banda de “malvados bolivarianos” va a ir piso a piso señalando con el dedazo y exclamando “¡expropiese!”.

La medida propuesta real (no la que dice Libertad Digital) es casi papel mojado para la casi la inmensa mayoría de los propietarios de inmuebles, pues consiste en que quien posea nada menos que diez viviendas vacías tenga que alquilarlas para fines sociales o pagar una tasa, caso de no hacerlo (por supuesto, los principales afectados serían los bancos con sus parques de viviendas vacías retenidas para la especulación: que es lo que preocupa, en definitiva, a estos señores de “Libre Mercado”). Si eso es “chavista”, entonces países como Alemania, Francia, Dinamarca o el Reino Unido, en comparación, deben ser como Corea del Norte o la Kampuchea de Pol Pot. Aquí está explicada en el portal inmobiliario idealista.com, donde podemos ver que la diferencia con la “información” que da el panfleto Libertad Digital es casi como la que existe entre la noche y el día.

La realidad es que, incluso en comparación con otros países europeos, la propuesta de los de Iglesias se puede considerar hasta tibia. Vamos a ver algunos ejemplos:

– En Holanda: es legal incluso la ocupación de viviendas que hayan estado vacías más de un año. La vivienda sólo se le devuelve al propietario si demuestra que no volverá a estar vacía (puede ponerla en venta o alquiler). Las ayudas para que las familias puedan hacer frente al pago de los alquileres, se acompañan de otras para que los propietarios puedan rehabilitarlas.

– En Alemania: los propietarios pueden ser obligados a la rehabilitación y, frente al incumplimiento, se contemplan multas, expropiación temporal y alquiler forzoso. Incluso expropiación definitiva. En municipios con más del 10% de viviendas vacías, la Administración procede a demoliciones.

– En Suecia: la existencia de viviendas vacías en su término municipal implica un aumento de gasto para los ayuntamientos, dado que cada vivienda privada vacía incrementa el precio oficial de los alquileres de vivienda protegida. Como estos alquileres están garantizados por las autoridades locales (los ayuntamientos pagan la diferencia entre el precio oficial y el social abonado por el inquilino), el aumento de viviendas privadas vacías implica un mayor gasto en alquiler público para los ayuntamientos. Por este motivo, los ayuntamientos ofertan viviendas en alquiler más baratas para combatir las desocupadas. En casos extremos, se pueden demoler edificios enteros de viviendas vacías.

– En Dinamarca: los daneses se centran en las sanciones pero, eso sí, con un margen de tiempo mínimo. Basta con que los propietarios de viviendas las mantengan desocupadas seis semanas. Esto está en vigor en Dinamarca desde hace más de 50 años. La multa se puede imponer simplemente por no informar al Consistorio de que la vivienda lleva más de seis semanas vacía.

– En Francia: la Ley de Solidaridad y Renovación Urbana (SRU) impone, desde hace cinco años, tasas a los propietarios de viviendas -sólo personas jurídicas- que se encuentren desocupadas durante más de dos meses en aglomeraciones con unas ciertas características. Las tasas son progresivas según el periodo de desocupación. También está previsto que las viviendas vacías durante más de 18 meses puedan ser requisadas durante un periodo máximo de seis años, extensible a 12 si es necesario realizar obras de rehabilitación.

– En Reino Unido: se contempla la incautación, tanto para personas jurídicas como físicas, si han estado vacías al menos seis meses, salvo que sea una segunda residencia, su propietario esté enfermo o recién fallecido y se esté tramitando la herencia, esté trabajando en otra ciudad o la utilice de forma esporádica. Igualmente, los Gobiernos locales están obligados a publicar anualmente un informe sobre su parque de viviendas vacías y medidas para contrarrestarlo (en lo que se conoce como Best Value Perfomance Indicator). Desde 2007, además, hay medidas fiscales contra el fenómeno. Existe incluso una Empty Homes Agency (agencia estatal de la vivienda vacía) que lucha contra esta situación. Se contemplan subvenciones para la rehabilitación de viviendas vacías y su salida al mercado o adquisición pública para alquileres sociales.

– En Italia: se prevé la penalización fiscal que imponen los ayuntamientos a las viviendas vacías y por un importe del 9 por mil del valor catastral.

Es perfectamente legítimo expropiar una vivienda vacía cuando la situación lo hace necesario. En España tenemos un parque de miles de viviendas vacías construidas en los tiempos de la burbuja inmobiliaria que todavía hoy se venden o alquilan a precios desorbitados. Por más que sea privada, la vivienda es un bien social y no debe ser objeto de especulación, pudiendo ser incluso expropiada en casos extremadamente justificados, como sería el nuestro, con miles de viviendas vacías a las que muchos no pueden acceder. La propia Constitución Española establece, además, que toda propiedad está orientada a su función social; toda la riqueza nacional, con independencia de su clase, debe mirar hacia el interés general y el sector público está habilitado para intervenir en la economía. Desde hace décadas, los países más desarrollados de Europa aplican esas medidas cuando se producen situaciones de escasez de vivienda para la población.

Bueno… sí que es verdad que en el mundo liberto-digitaliano (y en el bucle mental en que están encerrados sus seguidores más acérrimos), en realidad, esos países no son capitalistas. Son “socialistas”, puesto que todo el planeta Tierra (menos ellos mismos y honrosas excepciones como la dictadura singapureña) está infectado hasta las trancas por el “virus” del socialismo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: