Posteado por: Javier | noviembre 4, 2016

¿A quién votarías en Estados Unidos?

Aquí os dejo una encuesta, para distraernos un poco y para ver a quién preferirían mis lectores… si fueran norteamericanos (también he añadido la opción de a ninguno). A mí personalmente, ambos me parecen, por motivos distintos cada uno, los dos peores candidatos que se hayan presentado a competir en unas elecciones en EEUU, desde luego, que yo sepa desde que tengo uso de razón, aunque Clinton me parezca aún peor que Trump. De todas formas, siéntase cada cual libre de votar a uno u otro en la encuesta, si alguno de los dos es de su agrado, o incluso le gusta mucho, a ninguno o a quien le de la real gana.

trump-clinton

El sistema electoral para las presidenciales en EEUU no es demasiado complicado. El Presidente no se elige por el resultado en voto popular. Los candidatos compiten en casi todos los estados (menos en Maine y Nebraska) por quedarse con todos los votos electorales allí (los conocidos como “votos del Colegio Electoral”). Por ejemplo, si Clinton gana en California, pues todos los votos electorales de California directos a su buchaca (que, por otro lado, es lo más probable que ocurra en ese estado). Si Trump hace lo propio en Texas (algo asegurado casi al 100%), se queda con todos los votos electorales de Texas. Cada estado tiene un número de votos electorales equivalente a su representación en el Congreso. Por ejemplo, California tiene 2 Senadores en el Senado, como todos los estados, y 53 Representantes en la Cámara de Representantes. Por tanto, tiene 55 votos electorales para el Presidente dentro del Colegio Electoral. La suma de los votos electorales de todos los estados es 538. Para ganar la elección un candidato tiene que igualar o superar los 270 votos. Puede darse el caso de que un candidato gane en voto popular pero pierda en votos del colegio electoral y no sea elegido presidente. Si hay empate a 270 votos electorales, el presidente será elegido por el Congreso con un voto por cada estado. Con lo que el elegido sería Trump, puesto que los republicanos dominan más estados, aunque sean más pequeños.

Evidentemente, habrá siempre estados claramente azules (demócratas) y rojos (republicanos). Ahí se da el caso de que, recíprocamente, unos y otros no gastan demasiadas fuerzas ni dinero pues casi todo el pescado está vendido. Es decir, por ejemplo, los republicanos en las presidenciales no hacen demasiada campaña ni en Texas ni en California pues en el primero tienen casi asegurados los votos del Colegio Electoral mientras que en el segundo es casi imposible que los consigan (una excepción fue Ronald Reagan en 1984, quien ganó en todos los estados menos en Minnesota, obteniendo 525 votos electorales por los únicamente 13 de Walter Mondale). Todos sus esfuerzos los concentrarán en los estados indecisos y dentro de estos hay dos clave, que son Florida y Ohio. Si Trump no gana estos dos estados, puede despedirse de sus posibilidades. Hasta que llegó el nuevo destape por el FBI del asunto de los correos electrónicos de Hillary Clinton, ella parecía la ganadora segura, pero ahora está todo mucho más en el alero.

Para quien no esté muy enterado del tema, la historia esta de los correos destapados por el FBI consiste en que Hillary Clinton, mientras era secretaria de Estado, utilizó su cuenta personal de correo electrónico y no la oficial, en teoría mejor protegida. Si en ese “descuido”, como ella lo ha calificado, se han enviado secretos de Estado que podrían poner en peligro la seguridad nacional, habría cometido un delito federal que la inhabilitaría para ser presidenta. Y no hay duda de que si los republicanos siguen controlando la Cámara de Representantes después del martes, aunque Clinton sea elegida presidenta lo va a tener muy crudo con este tema, puesto que, dependiendo de la gravedad de lo que salga a la luz, podrían hasta llegar a plantear su destitución. No se sabe si se enviaron documentos secretos por ese canal porque Hillary borró miles de esos correos. Wikileaks los ha estado filtrando durante las últimas semanas de campaña. Los demócratas acusan de estar detrás a hackers rusos al servicio de Putin para tratar de beneficiar a Trump y al director del FBI, James Comey, poco menos que de una manipulación electoral.

Para Trump esto ha sido un balón de oxígeno, después de que la salida a la luz de una grabación del año 2005 en las que se vanagloriaba de sus artes en el acoso sexual le hubiera dejado prácticamente desahuciado (bochornosa la campaña pro-Hillary de la mayoría de medios de comunicación, cuando a la muy hipócrita no le importó que el salido de su marido convirtiera el Despacho Oval en un puticlub, e incluso llegó a amenazar a las mujeres víctimas de los abusos de Bill que sacaran esto a la luz pública). Donald Trump sería algo así como un bufón consumado. No son pocos los que han apuntado que el “imperio Trump” tiene toda la pinta de ser una burbuja sostenida en la deuda (Trump decía tener 3000 millones de dólares en 1990, cuando la realidad es que estaba en números rojos), por eso es tan aficionado al lujo hortera, no hay más que ver su apartamento de tres plantas en la Trump Tower, el tipo necesita mantener como sea la imagen de “triunfador” que ha vendido, cuando lo cierto es que parece que nunca ha sido capaz de aumentar el patrimonio familiar que heredó, sólo llevarlo a la quiebra varias veces o, como mucho, mantenerlo. En eso sí es cierto que tuvo bastante razón Michael Bloomberg en sus críticas a Trump el pasado verano: “A lo largo de su carrera, Trump ha dejado atrás un historial bien documentado de bancarrotas, miles de pleitos, accionistas enfadados, proveedores que se sienten estafados y clientes desilusionados que se sienten robados. Dice que quiere gobernar este país como sus negocios. Dios nos ayude […] La mayoría de quienes tenemos nuestros nombres en la puerta sabemos que solo somos tan buenos como lo es nuestra palabra, pero no Donald Trump […] Soy neoyorquino, y los neoyorquinos reconocen a un timador cuando lo ven”. Es un putero profesional, un charlatán y el payaso más rico del mundo. Trump dice que castigará a los empresarios que se muden a México o a China, pero la ropa que él mismo vende viene de esos mismos países y hasta de algunos como Bangladesh, donde se producen en factorías con trabajadores prácticamente esclavos. Trump dice que quiere generar empleo para los americanos, pero se aprovecha del sistema de visados en EEUU para poder contratar a trabajadores temporales extranjeros a sueldos tercermundistas. La propia Trump Tower se construyó empleando a sin papeles que dormían en las obras y cobraban en negro cinco dólares la hora. Lo siento por quien se crea una sóla palabra de un sujeto que tiene una relación tan conflictiva con la verdad como Trump, pero eres un IMBÉCIL si estás entre esos.

Digamos que no apoyo a ninguno de los dos pero no quiero que gane la corrupta e hipócrita de Hillary. Entiéndalo e interprételo cada cual como quiera.


Responses

  1. Reblogueó esto en Ramrock's Blog.

  2. REMENBER :
    “considerar al trabajo como fuente de la riqueza, el valor basado en la oferta y la demanda; el comercio, libre de toda prohibición; la competencia, elevada a la altura de un principio”. Adam Smith (1723-1790)
    Los demócratas(Obama/Clinton) y sus programas de relajación cuantitativa (QE) o simplemente la economía de la demanda ha fracasado en EE.UU, Europa y América. La emisión inorgánica de toneladas de dólares por los demócratas nos recuerda a los peruanos al gobierno aprista 1985-90. Los únicos que ganan es el mercantilismo empresarial.
    J.E.Ordinola-Sánchez, Adm.

  3. Hola Javier. Ha pasado tiempo.

    Por el momento no quiero filosofar sobre los motivos por los cuales EEUU llego a esta situacion, con una elecciones que mas se parecen a las de cualquier republiqueta bananera (yo vivo en una, y no recuerdo que hayamos tenido candidatos tan pedorros con reales posibilidades de ganar). La unica preocupacion seriaque tengo con el putero de Trump (quien solo dice sus estupideces xenofobas para llamar la atencion) es su politica respecto a la OTAN, y a sus publicas muestras de amor hacia Putin (estoy consciente de que Putin ha sido demasiado demonizado, pero eso no le convierte en un democrata precisamente). No crees que si el putero de Trump (cuyo apoyo por parte de la mas rancia ultraderecha cristiana y de los neonazis es comico y antinatural al mismo tiempo) cumple con lo que dice, el mundo occidental correria serio peligro?

    Saludos.

  4. Hola, Alexander, me alegra verle de nuevo por aquí.

    La verdad es que Trump es como una ruleta, no se sabe por dónde va a salir, aunque creo que lo que haría sería delegar casi todo en asesores, es un personaje al que creo que, en verdad, no le gusta la política, lo que le gusta es el show y para él ser presidente no es más que otro de sus caprichitos de niño malcriado (lo que ha sido siempre, por otra parte, aunque tenga 70 años).

    Yo creo que todas las idioteces que ha dicho no se las cree ni harto de vino pero lo que es muy dudoso es el aislacionismo extremo que predica. No es que Clinton no haya cometido errores que han fortalecido a enemigos de EEUU tan nocivos como los islamistas de ISIS, pero lo contrario, la posición de Trump, tampoco es lo idóneo. Primero, porque EEUU nunca se batió en retirada ni estuvo aislado del mundo cuando era necesario vencer a enemigos totalitarios… menos mal que el putero no era presidente de EEUU en la época de Hitler, Alemania y Japón habrían conquistado casi todo el mundo. Segundo, porque en cuanto al aislacionismo económico y comercial que él defiende, quiere que la gente piense que los problemas se resuelven expulsando a todos los mexicanos del país. Él quiere hacer creer que un proteccionismo in extremis va a generar empleos de calidad, cuando la realidad es que sólo se volverá a generar empleo, tanto en EEUU como en el resto de países occidentales, cuando se invierta en infraestructura, tecnología, y en más y mejor educación, justo lo que Trump no tiene pinta de apoyar. Hay cierto consenso en que las medidas de Trump ocasionarían un deterioro de la economía. No digo que el crecimiento sea todo, de hecho, en estos años EEUU es un país cada vez más desigual, pero para generar más igualdad y oportunidades primero es necesario tener este crecimiento. Clinton me sigue pareciendo una pésima candidata, de hecho, aquí ganará el que más consiga aglutinar a los “suyos” frente al rechazo de “los otros”, pero, en fin, espero que los americanos sopesen bien todos los detalles antes de votar.

    Pase lo que pase, me parece que vamos a echar mucho de menos a Obama.

  5. Veamos el lado amable de esto: aunque la demonia perdedora reciba el apoyo de la prensa mundial, perdedora se queda🙂


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: