Posteado por: Javier | noviembre 23, 2016

Españoles, Rita Barberá… ha muerto

Sorpresa la que me he llevado esta mañana al enterarme de que Rita Barberá, la ex-alcaldesa pepera de Valencia y actualmente senadora, ha muerto de un infarto. La muerte es algo cotidiano y con lo que tenemos que convivir día a día, pero, como es natural, nos llama más la atención cuando es alguien famoso.

Los hechos en vida de Barberá son tan celebres ya que no me voy a parar a enumerarlos porque sería reiterativo y muy pesado. Son de sobra conocidos. Celebrar o jalear la muerte de esta persona sería algo enfermizo, pero tampoco me afecta (apenados, en todo caso, sus familiares directos y amigos íntimos, eso sí es comprensible), quiero decir, me da igual. Ni la conocía, ni era familiar ni amiga “del alma”. Como dice la Biblia en Santiago 4:14, no sabemos lo que será mañana y nuestra vida no es más que neblina que se aparece por un poco de tiempo, y luego se desvanece. Esta mañana la neblina que era la vida de Barberá, como la de todos los hombres y mujeres, se desvaneció. La vida debe continuar en esta tierra.

No obstante, que haya muerto esta señora no es motivo para que se dejen de recordar sus tropelías, como tanto gusta al santurronerío patrio, puesto que, en efecto, correr un “velo de santidad” sobre quien acaba de fallecer es uno de los deportes nacionales favoritos: aunque un sujeto fuera alguien no precisamente ejemplar, la muerte “límpia” el pecado y ya no se puede hablar mal de él, con la excusa de que ya no puede defenderse, el pobre… Alegrarme por supuesto que no (eso si ejecutan a un asesino o si unos terroristas zoquetes se matan con su propia bomba), pero lo de fingir pena por alguien que no conoces, o dejar de hablar sobre algo malo que haya hecho el susodicho mientras estaba en vida por “respeto”, es verdaderamente hipócrita. En España la superstición llega a tales extremos que hay una ley no-escrita que dice que “hay que respetar a los muertos”. Pero yo, que soy cristiano protestante, paso de esta moralina papal tan arraigada en la psique de la mayoría de los pobladores de la piel de toro (siglos de mamar catolicismo romano tienen lo que tienen, aun cuando actualmente muchísimos de ellos sean ateos), y en cuestiones morales personales me rijo por otra ley moral, la ley de la Biblia, y en la Biblia no hay ningún requisito de respetar a los muertos si estos eran indeseables. Punto pelota.

Lo que no quita que no ha podido ser más rastrera la actitud de sus propios compañeros del Partido Imputado (o “investigado”, desde la última reforma de la letra de la Ley de Enjuiciamiento Criminal) con la Barberá en los últimos meses, haciendo la pantomima de ni saludarla en los pasillos del Congreso, como si no la conocieran, como si la cosa no fuera con ellos y como si ella fuera la única manchada. No es que sea cuestión de defender a Barberá, pero lo cierto es que tiene toda la pinta de haber sido una especie de “cabeza de turco” para el PP. Llevaban meses defenestrándola, aún cuando ni siquiera había aún una sentencia judicial firme, y hasta parece que el abandono y el rechazo de sus propios compañeros pudo influir algo en la profunda depresión y el estado de ansiedad que parece es el que le llevó al fatídico desenlace del infarto. Lo que pretenden ahora en el PP es culpabilizar, aunque sea de forma indirecta, a los medios de comunicación y a la opinión pública de haber creado una situación de estrés, agobio y presión insoportable para Rita, que la habría llevado irremisiblemente a la muerte, pretendiendo, solapadamente, insinuar que en el futuro no se vuelva a hablar contundentemente de sus casos de corrupción aún abiertos. Lo de que la presión mediática y popular ha provocado esto no puede ser más ridículo, como si acaso Rita no hubiera sido una política con décadas ya de ejercicio y no estuviera acostumbrada a esas cosas, como se le supone a cualquier político que no sea precisamente un novato. Lo que sí afecta profundamente y es durísimo para cualquier persona es que tu propia gente, por su propio interés, haga un juicio paralelo, te sentencie y te cuelgue poco menos que el cartel de “apestado”, después, seguramente, incluso de haberse aprovechado más de uno de tus dádivas y favores.

Después de meses haciendo como si esta señora no existiera o no tuviera nada que ver con ellos, antes siquiera de que un tribunal la haya condenado, no les fuera a salpicar, ahora andan culpando a todo el mundo a diestro y siniestro, como si la cosa no fuera con ellos y como si lo “indecente” fuera hablar de la corrupción en que están enfangados. Pero, en fin, es lo que hay con estas élites políticas tan repugnantes que tenemos en España.

PD: acabo de enterarme de que el alcalde de Valencia, Joan Ribó (de Compromís), ha dicho que “Barberá es parte indiscutible de la historia de Valencia” y decreta nada menos que TRES DÍAS DE LUTO por su muerte. Como dijo Unamuno, en España hasta los ateos son más papistas que el Papa. Tan patéticos son unos como otros, sean del partido y de la región que sean.

Los de Podemos se han ausentado del minuto de silencio en el Congreso por la muerte de Barberá y les han formado una buena. Lo curioso es que no han hecho lo mismo en el Senado, ahí sí se han quedado en sus sitios durante el minuto de silencio. Al margen de la conveniencia o no de dedicar un minuto de silencio a Rita Barberá en el Congreso, esto no es incoherencia ninguna. Lo han hecho en el Congreso (lo de retirarse del minuto de silencio por Barberá) pero no en el Senado porque en esta última cámara la cosa no da tanta publicidad, efectismo ni protagonismo como en la primera. Los podemitas siempre tienen que dar la nota, no pueden vivir sin ello, y al final lo que terminan haciendo es el ridículo. Podemos no es más que escenificación, show y postureo cutre para enardecer a la legión de seguidores que tienen en las redes sociales y foros de Internet.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: