Posteado por: Javier | enero 31, 2017

Sobre la orden ejecutiva de Trump y los refugiados

Con el nuevo presidente de EEUU, Donald Trump, parece que estamos destinados a tener día sí y día también un escándalo mediático-histérico nuevo de parte de los medios de comunicación y de los políticos que (des)gobiernan Europa, como ha ocurrido con la orden ejecutiva del viernes que prohíbe durante 90 días la entrada al país de ciudadanos de Irán, Irak, Siria, Sudán, Somalia, Libia y Yemen, así como la suspensión por 120 días del Programa de Admisión de Refugiados. Una ira desatada bastante llamativa, teniendo en cuenta que lo que la orden hace es dar cumplimiento a medidas que esencialmente ya se venían implementando en años anteriores y que obedece, sobre todo, al hecho de que EEUU (a diferencia de los países de la escandalizada e “hipermoral” Unión Europea) es una nación plenamente soberana y con control de sus  fronteras.

Ya antes de los atentados del 11-S había medidas de seguridad para entrar en EEUU, pero estas se incrementaron muchísimo tras ese suceso, sobre todo en los procedimientos para otorgar visas. El Departamento de Estado, encargado de atender en las embajadas a los que piden visas, incorporaron muchos más pasos para asegurarse que los que querían ir a EEUU no fueran un riesgo, tanto criminal como terrorista. Estas medidas se incrementaron aún más tras el fallido atentado de Umar Farouk Abdulmutallab en las fechas previas a las navidades del año 2009. Este tipo es un nigeriano que intentó hacer estallar el avión en el que volaba de Amsterdam a Detroit mediante unos explosivos escondidos en sus calzoncillos, pero resultó que la bomba falló y lo que hizo fue quemarle, dejándole castrado pero salvando infinidad de vidas. A partir de ahí, los procesos de inteligencia preventiva para no dar visas a extranjeros potencialmente peligrosos se incrementaron muchísimo. La participación de la comunidad de inteligencia (DHS, FBI, CIA) se incrementó mucho y se hicieron más estrictos los procesos, con el resultado de que, a la mínima sospecha, en EEUU no se entra.

En virtud de esto, en el año 2011 Barack Obama (con razón) emitió una orden similar con respecto a Irak, con el fin de permitir que los servicios de inteligencia tuvieran tiempo suficiente de descubrir posibles riesgos de quienes vinieran de este país. No sólo eso, en 2015, después de los ataques terroristas de San Bernardino, Obama (con razón) firmó la “Terrorist Prevention Act of 2015″, donde concretamente se seleccionan los países que están incluidos en la orden ejecutiva dictada por Trump el viernes pasado. ¿Por qué estos países concretos y no otros como Arabia Saudí, Qatar o Bahrein? Hay algunos listos que dicen que la orden del viernes no incluye esos países porque allí tiene Trump intereses económicos (en sitios como Dubai Trump fue promotor de hoteles y campos de golf). El problema es que… los países concretos no fueron elegidos por Trump, sino por Obama, con lo que habría que suponer en ese caso que es Obama quien estaría “protegiendo” intereses suyos en esos lugares. El motivo por el cual Obama seleccionó esos países como de “altísimo riesgo” está relacionado con el hecho de que, o no hay embajada americana presente allí para coordinar con las fuerzas de seguridad locales los antecedentes de los migrantes (Siria, Irán), o son países que se encuentra en una situación prácticamente de anarquía, pudiendo calificarse prácticamente como Estados fallidos, sin gobierno estable y divididos en múltiples facciones que combaten entre ellas (Somalia, Libia), o que están en guerra civil y llenos de terroristas (Siria, Irak, Yemen), o son al mismo tiempo países de alto riesgo de infiltración de agentes extranjeros de inteligencia (Irán). Esto no ocurre en el caso de Arabia Saudí o Qatar. No seré quien defienda a la asquerosa petro-monarquía teocrática saudita, pero es cierto y un hecho objetivo que Arabia Saudí no es un Estado fallido, tiene un gobierno estable con el que se pueden establecer relaciones, allí hay embajada estadounidense y se puede verificar con las fuerzas de seguridad locales si los emigrantes que vengan de allí son un riesgo o no. Lo cual no ocurre en el caso de países como Siria o Libia, en los cuales filtrar e investigar los antecedentes de riesgo es mucho más difícil y requiere mucho más tiempo.

Aún así, la orden ejecutiva tiene un efecto solamente temporal, mientras se ponen a funcionar mecanismos de inteligencia e investigación preventiva para investigar mejor a quienes quieran una visa y vengan de estos países en situación de riesgo. Por otra parte, hay quienes han caricaturizado la orden calificándola de “prohibición de entrada de musulmanes”. Lo cierto es que, al margen de lo dicho antes, la orden se aplica a todos los ciudadanos de esos países, sin distinguir si son musulmanes No obstante, incluso suponiendo que así fuera, no sería una discriminación contraria a la Primera Enmienda de la Constitución de EEUU puesto que el Presidente claramente tiene discreción para decidir a quién admitir en el país y quién no cuando se trata de personas que no son ciudadanos estadounidenses. En todo caso, el derecho que tiene un extranjero que quiera entrar en EEUU es el de no sufrir maltrato físico a manos de los inspectores de Aduanas y Protección Fronteriza, como han determinado los tribunales norteamericanos, pero eso no quiere decir que exista un derecho ilimitado a entrar en el país. Y, desde luego, las críticas que vengan de Europa no pueden ser más risibles, y más aún su estás vienen de un país como España, que históricamente no se ha caracterizado, a diferencia de EEUU, por su respeto a las diferencias y las minorías religiosas. El propio Trump lo ha explicado en su página de Facebook: “América es una nación orgullosa de inmigrantes y seguiremos demostrando compasión por los que huyen de la opresión, pero lo haremos mientras protegemos nuestros propios ciudadanos y fronteras. América siempre ha sido el país de hombres libres y valientes. Esto no es sobre religión, es sobre el terrorismo y mantener a nuestra gente a salvo. Hay más de 40 países de mayoría musulmana en el mundo que no están afectados por esta orden. Volveremos a darles visas a todos los países una vez que hayamos revisado e implementado políticas más seguras en los próximos 90 días”.

Cuando termine la prohibición de los 120 días está previsto que empiece la acogida de unos 50.000 refugiados, un número más o menos similar a los de Obama. Bienvenidos sean aquellos que sean verdaderos refugiados que huyen de la persecución en sus países de origen, puesto que EEUU siempre ha sido una tierra de refugio para ellos, pero eso debe hacerse dentro de un orden absolutamente estricto y respetando la soberanía como país a la hora de implementar ese orden.

Angela Merkel es una de los dirigentes que más se ha llevado las manos a la cabeza, horrorizada ante esta demostración de soberanía de los EEUU y de ejercicio de los poderes presidenciales previstos en la propia Constitución useña. Que se las lleve todo lo que quiera, gracias a Dios, Merkel no tiene ningún poder sobre los norteamericanos. Al igual que Francia y Bélgica, Alemania ha sido golpeada salvajemente por el terrorismo islamista. Muchos alemanes piensan (pero no lo dicen por la historia negra de su país durante el siglo XX) que han perdido control de sus fronteras y país. Yo diré que Merkel tiene las manos manchadas de sangre y ha sido ella la que ha abierto la puerta al terrorismo en su país al aceptar refugiados (a los que es cierto que no hay que criminalizar como colectivo) sin absolutamente ningún control. No me sorprende nada, pues ella es una de las personas más europeístas del planeta y no hay nada más indeseable políticamente que un europeísta convencido que encima pretende imponerlo a los demás. Esperemos que reaccionen positivamente en Alemania y otros países de Europa y que todo esto sirva como un clavo más en el ataúd de la Unión Europea y también, esperemos, de Angela Merkel.

Anuncios

Responses

  1. Hay paises como Iran que no permiten la entrada de personas con pasaporte israeli. Y al mismo tiempo prohiben a sus nacionales visitar Israel.

    Hay mas de una docena de paises con mayoria musulmana con leyes de este tipo contra Israel, pero la izquierda y la prensa nunca lo mencionan.

    Gracias por el trabajo que haces en tu blog.

  2. Incluso, aparte de esto y de lo de Obama, tras la Revolución Islámica, Jimmy Carter suspendió temporalmente la entrada de ciudadanos iranies, existen precedentes en la historia de EEUU. Se han dado casos en que parece que la aplicación de la orden está siendo un poco caótica, pero habrá que valorarla mejor una vez que se compruebe si ha sido eficaz o no, no con una histeria a priori.

    Gracias y un saludo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: