Posteado por: Javier | junio 16, 2017

Y con el DUP llegó el escándalo

Aquellos que sigan un poco la prensa británica habrán visto, en relación a las últimas elecciones, aparte del intento de crear la impresión de que cada voto que no ha recibido la primera ministra Theresa May era un voto “anti-Brexit” (eso a pesar de que los únicos partidos con una posición claramente contraria al Brexit y pro-europeísta eran los liberal-demócratas y los verdes, los cuales no pasaron entre los dos del 12% en porcentaje de voto), el escándalo que están formando algunos medios pro-globalistas, como la BBC o la versión inglesa del Huffington Post, con la posibilidad de que los conservadores se apoyen en los protestantes norirlandeses del Partido Unionista Democrático (Democratic Unionist Party, DUP). La BBC ha llegado al delirio de afirmar que el DUP es “una amenaza” para las libertades civiles en el Reino Unido. Algunos parece que se imaginan a la Orange Order desfilando por Downing Street o la derogación inmediata de todos los acuerdos de paz en el Ulster. O que sería muy irónico que, después de haber atacado al laborista Jeremy Corbyn por sus vínculos en el pasado con miembros de partidos como el Sinn Féin, los Tories deberían ahora forjar ellos mismos unos vínculos similares.

Esta equivalencia entre el DUP (un partido democrático) y la IRA (una milicia terrorista) se ha propagado estupidamente. Quizás, simplemente muchos a los que hasta el viernes de la semana pasada no les interesaba absolutamente nada la política del Ulster, lo que están es en una ignorancia de lo más inocente. Es evidente que, aunque fuera a menor escala que el de la IRA (fuertemente católica), también ha habido grupos paramilitares lealistas y protestantes que han empleado el terrorismo. Y, al igual que la IRA, tenían partidos políticos vinculados a ellos. La UVF y el Red Hand Commando fueron representados por el abominable Partido Progresista Unionista. La UDA por el ya desaparecido Partido Democrático del Ulster. Estos partidos jugaron el mismo juego repulsivo que sus opuestos en el Sinn Féin, utilizando sus vínculos con bandas armadas para ganar la influencia que las urnas les negaba.

En cambio, el DUP se opuso sistemáticamente a la violencia. Es cierto que algunos ex paramilitares se unieron al partido después de renunciar a la lucha armada, pero el DUP nunca defendió que las bombas y las balas tuvieran un lugar legítimo en la política. Demasiados de sus jefes sabían de primera mano lo que significaba el terrorismo. Arlene Foster, la líder del partido, vio a su padre casi muerto en un tiroteo y fue ella misma víctima de un ataque con bomba en su autobús escolar cuando era una niña. Nigel Dodds, líder parlamentario del DUP, fue atacado por la IRA mientras visitaba a su hijo discapacitado en el hospital. Jeffrey Donaldson sufrió el asesinato de dos de sus primos. Estos no son políticos que necesiten que se les diga que hay que ser duros con el terrorismo.

Es verdad que, en sus primeros años, el DUP empleó un oportunismo muy feo. Si bien es verdad que nunca adoptó el paramilitarismo, ciertamente toleró un sectarismo desagradable. Pero eso NO ES LO MISMO que plantar bombas.

En cualquier caso, el partido de hoy es muy diferente al DUP belicoso de los años 70 y 80, en gran parte porque, cuando el Partido Unionista del Ulster se derrumbó tras el Acuerdo de Belfast en 1998, muchas de sus figuras destacadas, entre ellas Jeffrey Donaldson y Arlene Foster, se pasaron a este partido más joven. El DUP es ahora la voz principal del unionismo en Irlanda del Norte, donde es abrumadoramente el partido más grande.

Sin embargo, lo realmente inquietante, lo vergonzoso y repugnante, es que sus críticos no se contentan con esa falsa equivalencia. Ellos realmente consideran que el DUP es peor que el IRA. A los ojos de los corbynistas, el apoyo activo al IRA en los años 80 estaba bien, pero recibir el apoyo del DUP hoy no lo es. Una singular comparación. En otras palabras, colaborar con los terroristas está bien siempre y cuando sean suficientemente anti-británicos, pero trabajar con un partido parlamentario, cuando es euroescéptico, unionista y protestante, es inaceptable.

¿Por qué inaceptable? Aquí llegamos a la letanía habitual de quejas, repetidas al estilo de un papagayo. “Son anti-gay, no creen en el calentamiento global, odian a las mujeres, bla, bla, bla”… o, lo que es lo mismo, traducido: no apoyan a ninguno de los grupos de presión e intereses de la agenda globalista.

“El DUP tiene una visión política propia del siglo XVIII, es un grupo de fanáticos homofóbicos, y ahora tienen a los conservadores en sus manos”, dice Owen Jones (también conocido como trotsk-Owen Jones), “Un gobierno DUP-Tory es una amenaza para los derechos LGBT y los derechos de las mujeres”.

Veamos:

Consideremos estas acusaciones. El DUP no ha rechazado, en ninguna declaración oficial o documento de política, la idea de que la actividad humana pueda estar desempeñando un papel en el cambio climático. Claro, algunos de sus diputados no están de acuerdo, pero eso es cierto en otros partidos, no es exclusivo del DUP.

Y, visto lo visto, estar en contra de todos estos tratados contra el “cambio climático” debiera ser la postura de cualquier persona medianamente sensata. Evidentemente, estar en contra de los mismos (que nada tiene que ver con negar que es preciso un cuidado de la naturaleza) es ponerte en el punto de mira de la demonización de los grandes medios corporativos. Todas estas pseudoideologías posmodernistas, sea la del género, el neoecologismo, el animalismo, etc…, se basan en postureos y en un lenguaje buenista para que suenen bien a mucha gente, pero en modo alguno tienen como fin la justicia social, o más igualdad, o cuidar de la naturaleza y el medio ambiente, solo son una máscara para grandes entramados económicos, además de hacer una función de disidencia controlada, y no solo eso, probablemente también crear una sensación de autoculpabilización en la gente de los países occidentales para tapar los abusos de las grandes corporaciones en los del tercer mundo (en el caso del ecologismo es muy claro, ahí tenemos a una empresa con un historial tan repugnante en África como la petrolera holandesa Shell, presentándose como adalid de “lo verde”, apoyando los acuerdos contra el cambio climático). Teóricamente, sus activistas hacen una labor de “denuncia”, pero que termina resultando totalmente inocua, inofensiva para los grandes poderes financieros y transnacionales.

En cuanto a las posiciones del DUP sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo y el aborto son en realidad más conservadoras que las del Partido Conservador, pero son predominantes en Irlanda del Norte. El DUP respaldó el equivalente local de la ley de Turing, indultando retrospectivamente a los homosexuales a quienes se hubiera sentenciado por ello a penas de prisión en el pasado, cuando la homosexualidad aún estaba tipificada penalmente en el Reino Unido. Su posición sobre el aborto es en realidad más suave que la del partido hermano local del Partido Laborista, el SDLP. Ninguno de los principales partidos irlandeses del Norte quiere extender la legislación sobre el aborto de 1967 a la Provincia del Ulster.

En cuanto a la supuesta “misoginia” o “machismo” (o “micromachismo”, siguiendo la jerga posmodernista), el DUP es el único partido del Ulster con mujeres elegidas en todas las ramas del gobierno, a su vez, dirigidas por una mujer (una mujer que naturalmente ha sufrido el machismo que algunos neoprogres y neofeministas, o hembristas, parecen pensar que está “bien” cuando el blanco es una mujer que no es neoprogre, neofeminista o hembrista).

Y, en cualquier caso, no parece que nada de esto vayan a ser los temas esenciales de las negociaciones con el DUP, quienes se van a centrar en conseguir un Brexit con unas condiciones favorables para Irlanda del Norte.

Si a esto unimos que ya en 2010, cuando David Cameron tampoco tenía una mayoría suficiente, los laboristas intentaron llegar a un acuerdo con el DUP para un gobierno minoritario, veremos que el escándalo con este partido viene ahora exclusivamente por determinados intereses. Nunca se le ocurrió a los comentaristas pro-globalistas, en aquel entonces, llamar al DUP “racista” o “misógino”, y menos aún cuestionar su compromiso con el estado de derecho. ¿Qué ha cambiado? Sólo la aritmética parlamentaria. Los críticos no están interesados ​​en una evaluación imparcial de las políticas del DUP, sino en evitar que May forme gobierno.

Como no soy británico, no soy nadie para decirles a quién debieran o a quién no debieran haber votado, pero mi humilde opinión es que es una buena noticia que Theresa May pueda formar gobierno con el DUP, teniendo en cuenta que actualmente los Tories han abrazado LA CAUSA MÁS PROGRESISTA ACTUALMENTE EN EUROPA: EL BREXIT (y no hay que confundir progresista con progre, que es otra cosa muy distinta), que es realmente lo único que me gusta e interesa de los conservadores, su postura a favor de un Brexit “duro”. Eso sí, vista la pérdida de votos que ha sufrido, May debiera dimitir una vez el Brexit esté encarrilado. Pero Corbyn hubiera sido (y es) un enemigo del Brexit, ha expresado en numerosas ocasiones sus simpatías con los islamistas… y para colmo, estaba postulando para ministra de Interior a nada mas y nada menos que a Diane Abott, una racista negra completamente incompetente. Pero, al menos, los buenos resultados y el ascenso de Jeremy Corbyn sí es cierto que corroboran dos cosas buenas: (1) Es la derrota del neoliberalismo progre que encarnaron Tony Blair y su sucesor Gordon Brown, la llamada “Tercera Vía”; y (2) Como, gracias al Brexit, ya no existe compromiso alguno de futuro con la UE, Corbyn y a su Partido Laborista han podido elaborar un programa electoral y, en particular, unas propuestas económicas marcadamente nacionalistas, que el mismo partido no podría haber planteado en caso de que el Reino Unido hubiera elegido seguir perteneciendo a la UE. En definitiva, han tenido una soberanía total para hacer su programa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: