El Nuevo Liberalismo

El “new liberalism” o Nuevo Liberalismo (no confundir con neoliberalismo o con el ultraconservadurismo rancio que ahora mismo recibe la etiqueta de “liberalismo” en España) es una corriente del liberalismo social surgido en Europa a finales del siglo XIX. Surge en Inglaterra impulsado principalmente por el político y sociólogo Leonard Trelawny Hobhouse y teorizado en su libro Liberalism (1911). Se desarrolló dentro del Partido Liberal del Reino Unido, dándose un acercamiento entre éste y el Partido Laborista en los temas sociales.

El Nuevo Liberalismo ve la libertad del individuo como lo que el individuo debe a la sociedad. Es decir, lo que haga el individuo moralmente importa a la sociedad, lo que conlleva a que sea difícil establecer una separación entre lo que conviene propiamente al individuo y lo que conviene a toda la sociedad, aunque sí se establece cuál es la deuda del individuo con la sociedad.

Si para el individualismo la sociedad es una interrelación de los individuos y para el organicismo la sociedad es un organismo con vida propia por encima de los individuos que la componen primando así la importancia de la sociedad por encima del individuo, para el new liberalism la sociedad es un órgano que se mueve gracias a los individuos y estos gracias a la sociedad, surgiendo así una interrelación entre sociedad e individuo. Se posiciona así entre el individualismo y el organicismo.

Se promueve hablar del bien común y no sólo del bien individual. La armonía no se consigue por el libre juego de los individuos.

La libertad es la falta de coerción y de restricción donde el Estado sólo interviene ante las violaciones del orden natural de competencia entre individuos. Para el new liberalism la libertad no existe si no la garantiza el Estado, expresión de la sociedad que tiene un papel que cumplir en la expansión de la personalidad del individuo.

Hobhouse distingue entre el poder que respeta las libertades individual y espiritual y el poder que las coacciona. En un contrato de trabajo el empresario y el trabajador no están en igualdad, por lo que el empresario coacciona al trabajador.

También se establece lo que el Estado puede hacer en relación con su poder coercitivo. La pobreza y el paro masivo, en contraposición al liberalismo clásico, son cuestiones sociales. El Estado ha de intervenir para que los trabajadores tengan un nivel de vida digno. En este sentido Hobhouse, incluye los Derechos sociales, tales como la educación, la sanidad o el pago por desempleo, entre los Derechos fundamentales. Se apunta a políticas redistributivas vía impositiva con cargo a la plusvalía social.

La amenaza viene sobre todo del conservadurismo, más que del socialismo.

La democracia, como forma integral del liberalismo, es parte del fondo de este. Ese fondo es la participación de los ciudadanos en la política para que se comprometan en ella. Hay una posición, por tanto, en favor del sufragio universal.

El Liberalismo Moderno americano

El liberalismo moderno estadounidense es una forma de social liberalismo desarrollado a partir de ideas progresistas tales como el Nuevo Nacionalismo de Theodore Roosevelt, la Nueva Libertad de Woodrow Wilson, el New Deal de Franklin D. Roosevelt, la Nueva Frontera de John F. Kennedy y la Gran Sociedad de Lyndon Johnson. Combina el social liberalismo y el social progresismo, apoyando el Estado social y la Economía mixta. Entre sus reivindicaciones destacan: el sufragio de los afroamericanos y los derechos, garantizados por el gobierno, a la educación y a la asistencia sanitaria.

A comienzos del siglo XIX la población de los Estados Unidos era fundamentalmente ignorante de las condiciones (laborales, sanitarias…) en las que se desarrollaba la actividad industrial en las fábricas. Es en esta situación cuando se desarrolla el movimiento progresista que encontró en el republicano Theodore Roosevelt a un lí­der que pensaba que un presidente debí­a usar el poder federal para mejorar las condiciones de vida de su pueblo, para darle al hombre ordinario lo que él llamó «un trato justo» («square deal»).

Para los liberales estadounidenses la prosperidad nacional requiere una intervención gubernamental de la macroeconomía, para mantener bajas las tasas de paro, la inflación bajo control y el alto crecimiento.

John F. Kennedy definió al liberal de esta manera:

“…alguien que mira hacia el futuro y no hacia el pasado, alguien que da la bienvenida a nuevas ideas sin reacciones rígidas, alguien preocupado por el bienestar de la gente -su salud, su alojamiento, sus escuelas, sus trabajos, sus derechos civiles y sus libertades- alguien que cree que podemos romper el estancamiento y las sospechas que nos constriñen en nuestras políticas hacia el extranjero. Si esto es lo que quieren decir con un “liberal”, entonces estoy orgulloso de proclamar que soy un “liberal”.”

La mayoría de liberales estadounidenses apoyan una Economía mixta porque temen los extremos de riqueza y de pobreza bajo un capitalismo desenfrenado; apuntan a la prosperidad generalizada disfrutada en virtud de la Economía mixta en los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial. Creen que todos los ciudadanos tienen derecho a ver cubiertas sus necesidades básicas y defienden la protección del medio ambiente.

En el discurso político norteamericano de principios del siglo XXI, el liberalismo ha aportado su apoyo a causas como los derechos reproductivos de la mujer, afirmación de grupos minoritarios históricamente discriminados, multilateralismo y apoyo a las instituciones internacionales, apoyo a los derechos individuales sobre los derechos de las grandes corporaciones, apoyo a las asistencia sanitaria universal para los norteamericanos y oposición a los recortes de impuestos a los más pudientes.

Liberalismo progresista en España

Los primeros partidos políticos progresistas en España surgen en el seno del liberalismo del siglo XIX. El Partido Progresista gobernó dos años (el Bienio Progresista, 1854-1856), bajo la jefatura del general Espartero, al que le sucedió el general Prim que lo convirtió en el principal protagonista de la Revolución de 1868, que puso fin a la Monarquía de Isabel II. Posteriormente, este partido quedaría dividido en dos: el ala moderada, dirigida por Práxedes Mateo Sagasta, formó el Partido Constitucional y otra más «radical», encabezado por Manuel Ruiz Zorrilla, que formó el Partido Demócrata-Radical.

También tenemos como ejemplo al presidente y uno de los impulsores de la proclamación de la I República Francesc Pi i Margall. Siendo alguien federalista y republicano, ideó el “federalismo desde abajo”, en el cual los estados debían crearse por la libre asociación de sus ciudadanos. Cuando llegó a la presidencia de la república eliminó la esclavitud, implantó la enseñanza gratuita y obligatoria, limitó el trabajo infantil, redujo la jornada de trabajo y favoreció las asociaciones obreras. Pi i Margall representaba el anhelo por las mejores esencias de la idea de una sociedad liberal.

En el siglo XX el liberalismo español empezó a competir con los incipientes partidos socialistas además de frente a los tradicionales conservadores. Tuvieron relevancia durante la Segunda República Española, por ejemplo, el Partido Republicano Radical, fundado por Alejandro Lerroux, tuvo ideas progresistas en sus inicios aunque luego moderó su posición. También destacó Acción Republicana, fundada por Manuel Azaña, que se implicó en la construcción y consolidación de la república, llegando a formar parte del Gobierno Provisional que se hizo cargo del país tras la salida de España del Rey. Estos partidos fueron ilegalizados tras la victoria del bando franquista en la Guerra Civil, cayendo el liberalismo español en desgracia durante cuarenta años de dictadura.

Actualmente, seguimos luchando porque el Liberalismo vuelva a España.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: