Posteado por: Javier | agosto 7, 2017

¿No es éste el hijo de José?

Buenos días, me place compartir hoy este discurso-sermón publicado en Liberalismo Democrático, basado en la Biblia, Palabra de Dios y el libro más revolucionario de la historia. Fuego espiritual para estos calores del verano.

—————————————————————————–

——————————————————————————

El pasado domingo, como es de costumbre para mí, estaba leyendo la Biblia y analizando los problemas contemporáneos con el fin de condenarlos, obviamente y luego ofrecer soluciones pero no encontraba palabra adecuada. Empecé a rebuscar en la Biblia y dije “Señor, necesito una palabra para mí, para alimentarme”. Seguí leyendo los textos y un versículo me saltó a la vista –Lucas 4:22: “¿No es éste el hijo dee José”? Dije “ah, me parece bien, OK. ¿Qué importa el texto?” Seguí leyendo. Poned las cosas en contexto, estimados lectores, para ver qué ha pasado aquí. Jesús ha aparecido dentro de la sinagoga a los “religiosos” para retarles: les retó en su ritualismo, les retó en su religionismo, en sus credos, en su fe, sus doctrinas e ideas – ¡DIOS NO ESTABA RETANDO AL MUNDO, SINO A LOS “RELIGIOSOS” en ese contexto y momento. Repito: No está retando al mundo, no a los adúlteros, no a los pecadores, no a los puteros ni a las putas, NO NO NO — ¡Reta a los “religiosos!” Si eres un emancipador y estás preparándote para LIBERAR, tienes que empezar por los que más están oprimidos y empieza con los payasos religiosos, con los mojigatos, los que se creen más santos que nadie, ¡la aristocracia del Reino! Los religiosos se aterran cuando su fe se pone a prueba en un momento inesperado. Nos encanta hablar de la historia, nos encanta hablar del destino, pero odiamos el presente. ¿Quién no ha visto esto entre no pocos católico romanos en España y otros países latinos donde se habla mucho de “respetar al Papa” pero ¡ay! si les dices que son unos sucios pecadores te piden la cabeza! Hablan mucho de lo que fue, o de lo que podría ser y será pero VIVEN EN EL INFIERNO ahora mismo. Por eso se INDIGNARON señores. Los religiosos montaron en cólera. Fijaos lo que dice el texto — Lucas 4:28-29: “Entonces todos en la sinagoga fueron llenos de ira, oyendo estas cosas; Y levantándose, le echaron fuera de la ciudad, y le llevaron hasta la cumbre del monte sobre el cual la ciudad de ellos estaba edificada, para despeñarle.” ¡Le echaron fuera de la ciudad! Así han funcionado siempre los religiosos, los del montón, los borregos. Se indignan, se ofenden, se molestan cuando se les dice verdades como puños.

A los papistas y otros religiosos (externamente) les encanta la historia de la Biblia, pero detestan cualquier aplicación en su vida cotidiana. Ohh sí, como les gusta el morbo de las catedrales romanas, de las pinturas de Miguelangelo, el Mesías de Handel, lo adoran…toda la idolatría papal les pone caliente – el crucifijo, las estatuas, el “sentirse bien” de sí mismos, el incienso en sus misas paganas y ojo que no solo digo de los católicos, que aquí nadie se salva de la quema. No pocos protestantes optan por colaborar en esa infamia y hasta llegan al extremo de decir que la Iglesia Católica es igual de cristiana que cualquier otra. O deciden autónomamente, en su chulería arrogante, que no pasa nada si se emborrachan o si escuchan música no recomendable o si fuman marijuana…y hasta te llegan a decir cosas como “Jesús tenía el pelo largo”. BAZOFIA.

Pero YO necesito un Dios que hable conmigo HOY. Volviendo al tema, no pude seguir leyendo mucho más. ¡Qué barbaridad, no? Dios me dijo “el sermón se ha acabado, cierra ya la Biblia”. “Puede retirarse, la clase ha terminado”. La Biblia dice, en Lucas 4:32 que “se maravillaban de su doctrina”. El poder de su palabra, la profundidad de su palabra, la excelencia de su palabra…estaban en un estado de shock. Cristo había hecho algo excepcional: trajo la Palabra de Dios a una escena CONTEMPORÁNEA en vez de ritualista y religiosa. Pero cuidadito: se maravillaron, pero maravillarse no es creer. Tú puedes estar impresionado y no cambiar como persona. Puedes estar inspirado pero no movido, los pelos se te pueden poner de punta, te puedes emocionar — ¿quién no ha visto a gente llorar en las misas o en pseudoiglesias y luego minutos después salir al parking y pitarte o decir palabrotas como si Dios no existiera para ellos? La razón es porque no hacen como él y dicen, ¿no es éste el hijo de José?

Señores, hay que definitivamente despreciar a las masas que deciden ENCARCELARTE en una caja para que tú seas como ellos quieren que seas o como ellos entienden que tú debes ser. Dios mío hoy sí que voy a predicar, lo siento si no te gusta y si no te gusta, ya sabes…puerta. Estoy sudando ahora mismo, de hecho, el teclado está haciendo un estruendo pero hay cosas que tengo que decir. La gente no para de arrastrarte hacia atrás, arrastrarte dentro de lo que ellos ven en ti.

Cada vez que quieres hacer algo importante o excepcional, siempre tiene que salir un puto perdedor de turno, un odiador, un “hater”, un negativo, un cínico, un enano mental y moral, un rumor, un cotilla, un libegal en España sobre todo, que dice “ayy no le hagas caso, yo le conocí cuando ÉL ERA”…Típico de por ejemplo lo que los libegales en España hacen conmigo con la intención fallida de desacreditarme — “ayy pero yo recuerdo cuando Alfredito escribió un artículo tal o cual”…siempre viviendo en el pasado de una persona y así opera un perdedor.

¿No es éste el hijo de José? Dios mio, apiádate de ellos.

Si no respondemos a esta pregunta, nunca haremos nada excepcional. ¿De quién eres hijo/a tú? Porque tú no tienes por qué ser como tu papi.

¿No es éste el hijo de José? Pues para decir la verdad, NO. ¿Amén? ¿O qué pasa? No era el hijo de José. ¡Resulta que era hijo único de DIOS! Pero José era el padre que veían y lo definieron por lo que vieron preguntándose ¿no es éste el hijo de José? Así lo intentaron encarcelar en sus percepciones retorcidas.

¿Qué están diciendo sobre ti que te está intimidando o frenando? ¿Estarás limitado por cómo otros te definan? ¿Vas a perder años de tu vida para llevar el estílo de vida que ellos exijan de ti? ¿O tienes el coraje para romper el molde? Este sermón hoy no es para el “status quo”. No es para religiosos, ni para conservadores ni ritualistas paganos. Esto es hoy para los que quieren darse a la fuga de la cárcel. Los que no van a esperar a ser liberados, los que van a escaparse de la mazmorra de la mediocridad y meterse en el reino del excepcionalismo. Este es tu momento: ahora o NUNCA porque si no lo haces ya no lo harás nunca. Tú tienes que decidir en este momento si serás el hijo/a de José o si vas a ser otra cosa y la pregunta es ¿quién te crees que soy? ¿Y tu respuesta cual debe ser a esos perdedores? YO NO SOY LO QUE TÚ PIENSAS QUE SOY. ¿Cómo te atreves a definirme por tu entendimiento? YO NO SOY LO QUE TÚ DICES QUE SOY…¿no es éste el hijo de José? José me crió, pero NO ESTOY ATRAPADO en el sitio de dónde vengo. ¿Amén? No estoy atado por quienes me criaron. Estuve en eso, pero no soy de eso.

Siempre hay un conflicto entre lo excepcional y lo mediocre, lo del montón. Cada vez que surge gente excepcional convive en medio de gente ordinaria y del montón, siempre habrá conflicto. NO TE LLEVES BIEN CON PERSONAS ordinarias que piensan normalito cuando tú sabes que Dios te hizo para ser excepcional, para pensar de otra manera. No razones con ellos, no discutas, hablamos dos idiomas distintos: ellos hablan mediocre, nosotros excepcional.

Así se fundó la patria de Estados Unidos: por hombres excepcionales que dijeron NO SOMOS HIJOS DE NUESTRO PASADO. Es más, odiamos la tiranía europea. Detestamos el absolutismo papista y la tiranía de la Iglesia de Inglaterra. No queremos nada con Europa…¿no somos hijos de ingleses? ¡NO! Somos ante todo, AMERICANOS y descendientes de los perseguidos puritanos. Por eso EEUU es un país para gente diferente: aquí no hay patrones, aquí nadie tiene que comer lo que come el vecino, nadie tiene que vestirse “normal” porque no hay patrones culturales ortodoxos como en Europa. Aquí cada hombre tiene su concepto de fe, su trozo de tierra, su casona (hablo de la América profunda) y no hay reyes ni la gente es prisionera de su pasado como sí ocurre en Europa.

¿Cuántos Bill Gates tiene Europa? ¿Cuantos Malcolm X? ¿Cuántos Martin Luther King? ¿Cuantos Presidentes de orígen no blanco o inmigrante?

Continuemos con el tema del excepcionalismo. Existe una doctrina que se llama “American Exceptionalism”. Ojo, es un concepto laico. Un pueblo, o un país, o una raza, etc que haya sido dotada con cierto nivel de creatividad, diferencias o poder a pesar del ámbito desde donde aparecieron…entran en la definición de “excepcional”. OJO – el ser excepcional no significa necesariamente ser superior. No es arrogante, no es “soy mejor que los demás”. Simplemente, NO NOS DEJAMOS SER ENCARCELADOS POR LOS PARÁMETROS DE NUESTROS COMPAÑEROS. No hace falta ser arrogante para ser excepcional. No nos dejamos definir por nuestros orígenes o ámbitos ni sobre cómo tú me conociste ni mi pasado, el excepcionalismo es aquello de “me crié en la casa de José pero no soy su hijo”…en la historia americana es así. El excepcionalismo americano se niega a ser “otro país” del montón. El excepcionalismo es de origen puritano y no tuvo jamás la intención de ser una doctrina de “superioridad” pero más bien en un mundo que se mueve a caballo, nosotros tendremos trenes. Construiremos railes y tecnología excepcional. Por eso durante 300 años América pudo forjarse en lo que es y gran parte de lo que tú llamas normal en realidad fueron cosas excepcionales en su día y producidos en América. Incluso, el ser excepcional puede a veces ser inferior: EEUU es el único país del mundo desarrollado que no tiene sanidad garantizada para todos sus ciudadanos pero este pueblo en MAYORIA de momento lo quiere así.

El excepcionalismo es el engendro de la creatividad, no seré encarcelado por los pensamientos de la mayoría que me rodea. No soy el hijo de José, no voy a vivir con las bajas expectativas que tú tienes sobre mí. Sí haré cosas que JAMÁS se han hecho antes. Saldré de la caja, saldré de la Iglesia Católica Romana y de la Iglesia de Inglaterra, liberaré a los esclavos, mandaremos hombres a la luna, diremos “véte al infierno” a la Unión Europea, diremos SÍ a la soberanía, no viviré mi vida como mi madre, iré más lejos que mis ancestros…porque yo no seré limitado a la casa donde nací.

Oye, Cristo, ¿y cómo tú has hablado así? ¡Tu padre es un carpintero! ¡Quédate en tu sitio! Sé como tus hermanos, como tu familia, ¡como los de tus orígenes! ¡Actúa como tus parientes! ¡Vive como los de tu barrio! ¿Qué haces tú conduciendo ese tipo de coche? ¿Ehh?? ¿Tú vas a estudiar?? ¿No eres el hijo de José? ¿Cómo te atreves a abrir tu propia empresa? Quédate en tu sitio, eres el hijo de José. Tú debes estar martilleando, metiendo clavos…¡quédate en tu sitio! Yo sé de dónde vienes, de dónde saliste, ¿no es éste el hijo de José? Sólo tú puedes contestar eso. ¿Serás normalito? ¿Serás del montón, del grupo? ¿De los que optaron por el sistema métrico y la Unión Europea porque “todo el mundo lo hace”? ¿O serás excepcional? NO SUPERIOR, insisto, solo excepcional.

Pues yo creo que aquí en Liberalismo Democrático hay gente muy excepcional. Estoy contento con la mayoría de los lectores y a pesar de que siempre surgen payasos que solo vienen a intentar insultar o destruir lo que aquí hacemos, yo me río de ellos. Son gente muy solitaria y lejos de ser excepcionales, son más bien malditos. Malditos perdedores, malditos frustrados.

Quiero que seais excepcionales — valientes, tenaces, radicales…en defensa de la libertad, de la democracia y estado social, de los trabajadores, de la SOBERANÍA DE LAS PATRIAS y romper las cadenas, como decía Rousseau.

No me quedaré en mi sitio. No seré carpintero. No seré como mis ancestros muertos para ser como tú quieres que sea. YO SOY EXCEPCIONAL, un INFRACTOR, un PIONERO, un patriota, un terrateniente con sentido de la justicia, la soberanía y la igualdad…yo soy yo, y solo respondo ante Dios y la Historia será, parafraseando a Fidel Castro, la que me ponga en el sitio que me corresponda. Soy excepcionalmente depravado, pero prefiero ser eso antes que un borrego del montón, antes que un europeísta, antes que un libertariano, antes que un libegal, o un religioso ritualista de la masa, en camino al infierno tanto terrenal como espiritual.

Muchas gracias por leer compañeros.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: